Seguinos en nuestras redes

Política

La Plata: auditaron la planta de empleados municipales y denunciaron un 56% de ausencia

El intendente Julio Alak reveló que su antecesor tenía fallecidos, barras y detenidos dentro de la plantilla municipal. Desde Juntos por el Cambio sostienen que sólo busca justificar el ajuste.  

Se desató una guerra política en la ciudad de La Plata con el desembarco del nuevo gobierno municipal de la mano del ultra kirchnerista, Julio Alak, quien denunció que el 56% de la plata de empleados no se presenta a trabajar pero percibe un sueldo estatal.

Así se desprendió de un relevamiento que llevó a cabo el nuevo jefe comunal en los primeros días de su cuestionada gestión, en donde con la incorporación del control biométrico en todas las dependencias municipales obtuvo la confirmación que más de la mitad de los trabajadores no concurrían a sus puestos.

“De acuerdo a la auditoría interna impulsada por el intendente Julio Alak, la actual gestión constató que el 36% del total de los agentes no registra actividad. En este proceso, notaron además que hay un 20% de la planta con carpeta médica, por lo que determinaron que se va a realizar una nueva auditoría en profundidad con la intervención de una empresa tercerizada”, explicaron desde la intendencia a través de un comunicado.

Asimismo, señalaron que “la cifra abarca un 56% del total de la planta de agentes. Es decir que una de cada dos personas que cobran de la municipalidad no asiste a trabajar”. Con estos datos la Municipalidad de La Plata pretende exponer el “desmanejo” que según señalan, dejó el intendente de Juntos por el Cambio, Julio Garro, quien estuvo al frente del ejecutivo platense durante dos periodos, 2015-2019 y 2019-2023.

De hecho, Alak quien fuera el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, de la mano de Axel Kicillof, indicó que existen 12.573 agentes municipales lo que consideró como “un crecimiento desmedido”, teniendo en cuenta que durante su anterior gestión al frente del gobierno platense en la década de los 90s, fue quien privatizó, tercerizó y redujo la plantilla de empleados en más de un 300%.

Por su experiencia en recortes de personal, Alak sostiene que es necesario depurar el municipio. Además explicó su gestión hará una denuncia judicial por encontrar el caso de un “empleado fallecido” que seguía cobrando su sueldo, “un centenar de agentes municipales con condenas penales” y la “existencia de 240 personas domiciliadas en otras ciudades, tales como Bahía Blanca, Rawson o Bariloche”.

Por su parte, el ex intendente Garro señaló que los dichos del referente de La Cámpora, son sólo una excusa para su ajuste, “Se busca generar un plafón, porque Alak tiene metida en la cabeza la idea de echar a 4.000 empleados y poner gente de él para pagarles la campaña”, señaló el dirigente del PRO platense.

El curioso caso de la delegación de Los Hornos

En medio de la polémica por la auditoria de empleados que solicitó el intendente Alak en su nueva gestión al frente del municipio platense, vale recordar que ocupó ese cargo desde 1991 hasta 2007, cuando fue elegido por Cristina Kirchner como titular de Aerolíneas Argentinas, una insólita situación se dio en las oficinas de la delegación del barrio de Los Hornos, uno de los más populosos de la región capital.

Uno de los empleados municipales ingresó con un martillo y destruyó a golpes el aparato biométrico, en donde los trabajadores debían acreditar su ingreso y egreso de las oficinas, para corroborar su asistencia laboral. Tras el hecho, el gobierno platense indicó que la justicia ya trabaja en el hecho, que quedó registrado por las cámaras de seguridad ubicada dentro de la dependencia  municipal del barrio de Los Hornos.

TE PUEDE INTERESAR