Quita de subsidios

El aumento del gas será de hasta 650% y no reducirá los subsidios del Estado

El informe de un economista revela que la medida del Gobierno Nacional no permitirá un gran nivel de ahorro en los fondos públicos aportados y que las subas serán mayores a lo informado

martes 22 de abril de 2014 - 6:44 am

Según un exhaustivo análisis realizado por el economista Cristian Folgar, ex subsecretario de Combustibles del gobierno de Néstor Kirchner, acerca de la suba en las tarifas de gas anunciada por el Gobierno Nacional; el impacto en los usuarios será mucho mayor al anunciado por los funcionarios y, además, no significará un recorte importante en los subsidios que paga el Estado.
[pullquote position=”right”]El aumento del gas será de hasta 650% y no reducirá los subsidios del Estado[/pullquote]

Al parecer la letra chica de las resoluciones va en contra de los anunciado por Axel Kicillof y Julio de Vido cuando informaron de la quita de los subsidios en los servicios de gas y agua, cuyo objetivo dijeron era redireccionar los fondos públicos.

Folgar se centra en el impacto que tendrán los incrementos en las facturas que pagan los usuarios, los cuales serán mucho mayores a los anunciados por el Gobierno, tras un detallado análisis de los incrementos del precio del gas y de las tarifas de transporte.

El economista explica que los números que publicó el Gobierno en su informe no contienen los impuestos, ni los cargos conocidos como decreto 2067 (usados para pagar la importación de gas), y los destinados al FOCEGAS (fondo para obras), ya que el Enargas no determinó si cambiarán sus valores.

De esta manera, para quienes no cumplan las metas de ahorro, el impacto será de entre 100 y 650 por ciento en agosto, cuando se aplique la tercera etapa del recorte.

El experto además aseguró: “Se trata más de un incremento de tarifas que va a incrementar el flujo de caja de productores, transportistas y distribuidores de gas natural que una eventual reducción de aportes del Tesoro Nacional al sector”.

Los aumentos irán, de acuerdo a lo detallado por el economista, a las empresas transportistas, distribuidoras y productores. Y explica: “Los dos primeros verán incrementados sus flujos de fondos, pero como el Estado Nacional hoy no los está subsidiando de manera directa, todo el incremento de tarifas finales no repercute en menores subsidios del Estado Nacional”.

 

COMENTARIOS