Inflación

Por el recorte en los subsidios, economistas prevén más inflación para abril

La quita de los subsidios en los servicios de gas y de agua anunciadas por el Gobierno, incrementará medio punto la inflación de abril

domingo 30 de marzo de 2014 - 8:37 am

Según los cálculos de los economistas, si la quita de los subsidios se hiciera de una sola vez, y no en tres etapas (como se anunció), el impacto sería de 1,3 a 1,5 puntos porcentuales tomando como base la nueva estructura del Indice de Precios al Consumidor (IPCNu) sólo para el área metropolitana.

Según la economista de abeceb.com, Soledad Pérez Duhalde, el impacto de la medida, aportará 1,4 p.p. más a la inflación hasta agosto, de los cuales, en abril, el impacto será 0,56 p.p.. Una cifra que se explica por el 0,23 p.p. del impacto del agua y 0,33 p.p. en gas.[pullquote position=”right”]Por el recorte en los subsidios, prevén más inflación para abril[/pullquote]

Desde la consultora Economía & Regiones, explican que: “el impacto de esta quita de subsidios afrontada por los privados es bajo, porque el peso relativo del gas y del agua dentro de la estructura de ponderaciones del índice de precios al consumidor también lo es”. De acuerdo con sus estimaciones el impacto inflacionario directo ascendería a 1,5 puntos en el IPCNu del INDEC y a 3,1 si se lo calcula según el IPC del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

“Es muy complejo el cálculo”, explica el economista Mario Sotuyo de E&R, “en primer lugar, porque la quita va a ser escalonada. Además, hay que considerar el consumo de estos servicios en las distintas regiones, cuyo peso varia en el índice y finalmente, porque además habría que contemplar el impacto “indirecto” sobre el resto de los bienes”, explicó. “De todas maneras, en la inflación de abril, el aumento será de 0,5 y 1 p.p.” respectivamente según el indicador que se tome.

Ramiro Castineira, de la consultora Econométrica, agrega que “si bien los aumentos a esperar son importantes en términos porcentuales, también es cierto que parten de valores casi irrisorios tras 10 años de no aumentar las tarifas”. Esta situación se reflejó en la pérdida de peso relativo del gasto de un consumidor en gas y electricidad que -entre 1998 y 2013- pasó de 3,6% a 1,3% en las distintas canastas del IPC. En este sentido, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, advirtió esta semana que “la reducción de los subsidios tendrá un impacto insignificante en el índice de precios al consumidor” y que no influirá en las paritarias.

COMENTARIOS