Seguinos en nuestras redes

Educación

La UBA confirmó la vuelta total de las clases presenciales tras dos años de virtualidad

La Universidad de Buenos Aires difundió un comunicado en el que aseguró que el primer cuatrimestre de 2022 se desarrollará con normalidad en cada facultad, algo que no ocurre desde la segunda mitad de 2019

La Universidad de Buenos Aires confirmó que volverá a la presencialidad plena de las clases por primera vez en dos años, debido a la interrupción por la pandemia.

El último cuatrimestre que se cursó con normalidad fue el de la segunda mitad de 2019. Justo antes de comenzar el 2020, se anunció la interrupción de las clases presenciales por el inicio de la pandemia y, desde entonces, no se volvieron a dictar en cada facultad. Los últimos dos años estuvieron marcados por la virtualidad absoluta, hecho sin precedentes hasta el momento en la UBA.

En los inicios de este año, algunas materias de verano y exámenes finales se desarrollaron de manera presencial, pero con un número de gente menor al que recorre las aulas cotidianamente en el ciclo lectivo de marzo a diciembre. Si bien se confirmó que habrá algunas materias secundarias que se cursarán de manera híbrida o virtual, las clases volverán a ser presenciales en su amplia mayoría.

A 200 años de su fundación, la UBA sigue en el ranking de las mejores universidades del mundo | Perfil

Por ende, todos los estudiantes volverán a las aulas tras dos años de cursar en sus hogares y habrá muchas personas que se contactarán por primera vez con la facultad, por haber arrancado en la era de la virtualidad.

Publicidad

“A partir de lo dispuesto por el Rectorado de la Universidad de Buenos Aires para el conjunto de sus Facultades, la modalidad de cursada durante 2022 será presencial (Res. CS N° 1453/2021). Nos alegra la posibilidad de volver a habitar las sedes y de encontrarnos cara a cara en la construcción colectiva de los conocimientos, en el debate y en la generación de lazos afectivos“, se comunicó desde la UBA.

Los equipos de cátedra que así lo consideren pertinente en términos pedagógicos, podrán enriquecer las cursadas presenciales con actividades virtuales a través del campus o de otras plataformas. De este modo, alentamos a que se recupere todo lo aprendido en los dos años de virtualización por la pandemia”, se expresó desde la Facultad de Ciencias Sociales.

Por último, se informó acerca de los protocolos a tener en cuenta para la cursada de 2022: “Según lo dispuesto por el Rector de la Universidad de Buenos Aires, han sido derogados  los protocolos vigentes hasta el momento. En su lugar, rigen para nuestra Facultad las disposiciones de salud pública dispuestas por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Publicidad

Educación

Denuncian aprietes contra alumnos que no apoyan las tomas de escuelas porteñas

Estudiantes que votaron en contra de la medida reciben inultos y amenazas por pensar distinto.

En medio del conflicto por las tomas de los colegios porteños, por distintas razones, que más que nada tienen un componente político, alumnos denuncian que son amenazados e insultados por oponerse a las medidas de fuerza. Ese es el caso de Constanza, una alumna del Colegio Lengüitas, que junto a su madre Paola Galgani, relatan lo que viven por estar en contra de la toma.

Mi hija me contó que sus compañeros politizados la maltrataron, la apretaron e insultaron por pensar distinto, por no adherir a la toma de la escuela, y lo que es más triste y llamativo es la bajada de línea de varios docentes quienes no sólo alientan a la toma sino que permiten volver loco al que no esté de acuerdo”, comenta la mujer.

El Lengüitas, que cuenta con unos dos mil alumnos, repartidos en sus tres niveles: inicial, primario, secundario y terciario, es una de las 12 instituciones educativas de la Ciudad de Buenos Aires que se sumaron a la ola de protestas, que comenzó en el Colegio Mariano Acosta, hace unos días.

“El viernes pasado se votó por los pasos a seguir y el resultado fue 302 a favor de la toma, 195 en contra y 80 y algo votaron en blanco o se abstuvieron. Yo voté que por el no, pero soy una minoría en mi curso, donde el 80 por ciento de los alumnos es kirchnerista. Yo no me siento escuchada, ni representada. Algo parecido sucede con un compañero, Franco, que es anti-K, que no se calla nada, pero lo estigmatizan”, explica Constanza.

Publicidad

El escenario que dejar ver la estudiante, es el que se viene revelando en los últimos días con las conexiones entre las medidas de fuerza y la agrupación política La Cámpora Secundarios, una ramificación de la organización que conduce Máximo Kirchner a nivel nacional.

Yo rechacé la toma porque la verdad es que no advierto los problemas graves que dicen que hay. Esto de las viandas o las pasantías, no lo veo como motivos para tomar semejante decisión. Tenés canastos con barras de cereal y galletitas a disposición, que no son comida, pero en mi colegio no hay hambre”, manifiesta la alumna de bachiller que expone la movida política detrás de las protestas.

Por su parte, Paola que como madre conoce la situación de  la escuela a la que concurre su hija, explica que, “en el Lengüitas nadie tiene hambre. Nadie. Por un lado, el 95 por ciento de las familias tienen un poder adquisitivo de medio para arriba. Por otro, entrar a este colegio no es nada sencillo, al contrario”.

“Mi hija se tuvo que preparar en inglés durante un año. Lo mismo que los demás. Está más que claro que esto es ciento por ciento político, ¿o me vas a decir que en el Gran Buenos Aires las escuelas están mejor?”, deduce la mujer muy preocupada por como seguirá la educación de su hija.

Publicidad

Mientras el conflicto siga en pie, Constanza reflexiona: “No sé cómo va a seguir esto, me inquieta, sólo espero que se pueda volver la semana que viene. Yo quiero seguir estudiando, recuperar lo que se perdió en la pandemia y pese a la politización del colegio yo elijo seguir yendo al Lengüitas, no quiero cambiarme”.

En tanto, su madre relata que los ataques son continuos, insultos, agresiones, desunión, entre padres, docentes y alumnos, por pensar distinto, por estar en contra de una medida extrema que perjudica a chicos y adultos.

“Se ha perdido todo el respeto hacia la autoridad. El viernes pasado vino la rectora del Lengüitas a hablarnos sobre la decisión que implicaba la toma del colegio y cuando notificó que iban a pasarnos las faltas, la interrumpieron, no la dejaron hablar, la insultaron, le gritaron y se tuvo que retirar entre lágrimas. Cómo han cambiado los valores, ¡adónde hemos llegado!”, resalta la adolecente mostrando el nivel de violencia que se genera.

Además, destaca que “se apropian del colegio para ver el partido de la selección, para hacer un asado, tomar clases de yoga. Hay más clima de joda, que otra cosa. Y, oh casualidad, justo esta semana en mi curso teníamos tres pruebas de matemática, química y geografía”.

Publicidad

 

 

Continuar leyendo

Educación

Toma del colegio Carlos Pellegrini: alumnos pusieron un candado al portón de ingreso

La presidenta del centro de estudiantes del emblemático establecimiento sostuvo que las autoridades deben retirarse del lugar cada vez que ellos adoptan una protesta de ese tipo

El centro de estudiantes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini (CECaP), decidieron tomar el colegio y pasar la noche dentro del establecimiento sin dejar que entre ni salga nadie. Con ese objetivo, los jóvenes pusieron un candado al portón de ingreso.

Micaela Gûera de Souza, titular CECaP y estudiante de 5to año de la institución, explicó que cuando los alumnos deciden tomar el edificio, “todas las autoridades deben retirarse”.

“En el Pelle (SIC) tenemos un portón que se cierra con un candado y lo suelen tener los trabajadores no docentes. Al no contar con eso y por una cuestión de seguridad, nosotros compramos y tenemos uno propio, porque de noche no se puede salir del colegio”, expresó.

Micaela Güera de Souza, presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini

“No puede entrar ninguna autoridad y ningún adulto sin previo aviso. Es una decisión nuestra, nosotros los invitamos a entrar. Si no, nadie puede. La medida de fuerza es sin autoridades, tomada por y para les estudiantes”, reiteró de Souza, consigna Noticias Argentinas.

El vínculo entre La Cámpora y el Centro de Estudiantes que tomó el Mariano Acosta

Publicidad

El motivo de la toma, según indicaron los estudiantes, fue para “solidarizarse” con las protestas que llevan adelante los otros colegios contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Continuar leyendo

Educación

Levantaron la toma en el colegio Mariano Acosta, pero aseguran que seguirá la protesta

La medida de fuerza llevada adelante por los alumnos había comenzado el viernes. La Ciudad había advertido que denunciará penalmente a los padres de los chicos

Después de cuatro días, se levantó la toma del colegio Mariano Acosta, pero aseguran que seguirá la protesta. Así lo confirmaron desde la asamblea, formada por los alumnos que este martes ingresaron a clases.

“Seguimos en asamblea permanente. Estamos levantando porque justamente queremos priorizar las clases. La idea de la toma no es sacar las clases del colegio sino poder visibilizar y seguir discutiendo cuál es el modelo de educación que queremos para en un futuro poder cerrar en algo funcional para todos los sectores”, comentó Carla, representante de los estudiantes.

Además, la joven sostuvo que seguirán “levantando la bandera de la lucha porque los sueños de los pibes no se van a negociar”.

También afirmó que seguirán con las protestas para las mejoras en las viandas “que son todos los días sanguchitos de jamón y queso, o solo queso, y no cumplen con el valor nutricional como nosotros esperamos”, explicó.

Publicidad

“Hay veces que los pibes tienen la única comida en el colegio y no está bueno que todos los días sea la misma y que no llene. Que muchas veces vengan en condiciones nefastas, vencidas o putrefactas y pedimos por favor que aumenten la cantidad porque no llegan ni siquiera para la mitad del estudiantado”, señaló.

El Gobierno de la Ciudad apuntó contra el kirchnerismo por la toma de colegios porteños

Además, comentó que se mantienen en contacto con el resto de las instituciones que mantienen la toma, aunque se espera que en las próximas horas también tomen las mismas medidas.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR