Mientras las tropas rusas asedian Kiev, el presidente ucraniano alertó: “Esto es una declaración de guerra a toda Europa”

El Kremlin asegura que destruyó 74 instalaciones militares ucranianas y buscan controlar la planta nuclear de Chernobyl