Seguinos en nuestras redes

Mundo

SpaceX: parte de un cohete de Elon Musk, a punto de estrellarse contra la Luna

El propulsor de un Falcon 9 quedó orbitando sin control desde el año 2015. Cuándo caería y qué posibilidades hay de que sufra un desvío previo

La nave espacial Falcon 9 de SpaceX, empresa de Elon Musk despegó en el 2015 en la misión Dscovr. Siete años después, sus restos se dirigen a estrellarse contra la Luna, según advirtieron astrónomos que han seguido su trayectoria.

Falcon 9 fue la primera en abandonar la órbita terrestre, lo que significó que luego no podría volver a la atmósfera por falta de combustible.

El propulsor, que está fuera de control, se lanzó desde Florida, Estados Unidos, en febrero de ese año y fue parte de la primera misión interplanetaria de la empresa de cohetes.

Publicidad

Durante este tiempo, el cohete estuvo orbitando sin control, ya que no podía volver a la atmósfera terrestre ni salir del sistema de gravedad entre la Tierra y su satélite natural.

Las proyecciones hechas por Bill Gray, desarrollador del software de Project Pluto (utilizado para rastrear objetos cercanos al planeta), apuntan a que los restos, de unas cuatro toneladas en una forma cilíndrica de 16 metros de largo, se estrellarían en la cara oculta el 4 de marzo, cerca del ecuador del satélite, a una velocidad de 2,58 kilómetros por segundo (9.200 kilómetros por hora).

No satisfecho con su cálculo, Gray ha pedido a sus colegas a que realicen observaciones adicionales del escenario, ya que todavía quedan algunas incertidumbres. La órbita de este objeto es ligeramente afectada por la luz solar, lo que la hace algo impredecible.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR