Seguinos en nuestras redes

Economía

FMI: el Gobierno no confirmó que abonará el vencimiento de enero y aumenta la incertidumbre

El viernes vence una cuota de US$1.100 millones; en el Gobierno la incluyen dentro del virtual un nuevo plan de pagos que discuten con el board en Washington

Cuando el Gobierno y el FMI se acercan a un eventual acuerdo para el pago de la deuda de 44 mil millones de dólares, el viernes vence una de las cuotas que el país debería abonar por US$ 1.100 millones y pese a la proximidad de la fecha, en el Gobierno no confirmaron el pago y agrega más incertidumbre a la crisis económica que vive el país.

Un eventual incumplimiento con el organismo de crédito, aunque no implique un default inmediato y sea solo transitorio, generaría más incertidumbre un mercado que ya cuenta con fuertes presiones cambiarias y financieras en medio del escepticismo.

En el Gobierno no ven con preocupación este escenario ya que consideran que la cancelación de esta cuota forma parte también de toda la renegociación que se esta llevando adelante con el board en Washington.

En la misma linea, los sectores más duros del Frente de Todos no ven como algo negativo entrar en default. Uno de ellos es la mano derecha de Cristina Kirchner en la Cámara de Diputados, Leopoldo Moreau quien le restó importancia a la cesación de pagos: “Default es una palabra que aterroriza, pero tampoco tiene que aterrorizar tanto como para creer que es el peor de los remedios”.

En este sentido, en diálogo con Radio Con Vos, responsabilizó a los acreedores como quienes dejan en default al país: Nos empujan al default, no somos el partido del default, pero tampoco somos un sector político que va a entregar de pies y manos a la sociedad al peor de los ajustes, a más miseria a la que estamos atravesando, de la que recién ahora estamos saliendo, no nos vamos a jugar en una timba la democracia”.

“¿Es peor el default? Néstor Kirchner gobernó la Argentina prácticamente dos o tres años en default, hasta que logró los acuerdos, con los bonistas y el FMI, y mal no le fue, esas divisas que no utilizó en pagar la deuda la usó para reactivar la economía”, afirmó.

En la misa linea de Moreau, se expresó también el presidente del Banco Nación, Claudio Lozano: “Argentina tiene la experiencia del default en el 2002 y demostró que puede resolver su situación. Argentina despegó, con autonomía y tasas de crecimiento importantes. Yo creo que lo que no sirve es hacer un planteo estúpido, no se puede alcanzar un acuerdo con efectos negativos”, sostuvo.

“Hay que suspender el pago, seguir conversando y ponerlo en el lugar que corresponde: es de contenido político. Argentina podría haber llevado la discusión a la ONU, hay que hacer política con esto, esto no es un crédito stand by”, agregó el economista.

Lo cierto es que un virtual acuerdo entre las partes estaría cerca, aunque todavía restan diferencias sobre la velocidad del ajuste fiscal que debería aplicar el país: el Ejecutivo quiere converger hacia el equilibrio fiscal en 2027 mientras que el FMI lo requiere para 2025.

En concreto, la intención del Gobierno es que este año el recorte del rojo fiscal sea moderado, hasta un 2,9% del PIB, desde cerca del 3% que informó la cartera de Economía la semana pasada. Mientras tanto, los técnicos del FMI aspiran a un ajuste del gasto más concreto y que lleve el déficit de las cuentas públicas a un nivel del 1,9 por ciento.

“Tenemos que mejorar los desequilibrios para que podamos ayudar a que los argentinos se recuperen y puedan salir de las dificultades que están enfrentando”, aseguró Gita Gopinath, economista y máxima autoridad del Fondo después de Kristalina Georgieva. Además, reiteró que el país necesita un plan económico “sólido y creíble”.

Economía

El Banco Central aplicará más trabas al dólar por el aumento de las importaciones

El ministerio de Desarrollo Productivo de Daniel Scioli lo secundará en el intento de moderar el ritmo mensual de compras al exterior. Inquieta la sangría de reservas

Se viene un anuncio importante en materia económica. El Gobierno relanzará su esquema para administrar el comercio exterior. El BCRA se alista para iniciar una serie de pasos que obturen la salida de dólares, básicamente exigiendo a las empresas que financien sus importaciones con crédito comercial externo o de sus matrices, en caso que se trate de multinacionales.

De acuerdo al sitio Infobae, el estrechamiento del cepo podría prolongarse mientras se prolongue el frío y las importaciones de energía (en particular, de cargas de Gas Natural Licuado) sigan presionando las escasas reservas de la autoridad monetaria.

El Ministerio de Desarrollo Productivo, en el que todavía no se terminó de acomodar Daniel Scioli, podría aliviar la tarea del Central a través del Sistema de Monitoreo de Importaciones, todo para reducir al mínimo posible lo que en el gobierno definen como “importaciones especulativas”.

Daniel Scioli, Miguel Pesce y Martín Guzmán, los tres principales encargados de administrar la escasez de dólares

Especulación en todo caso alentada por una brecha que la política económica y la política a secas no logran reducir de modo convincente y que hace apetecible stockearse antes que la mercadería importada -piezas y repuestos en particular- se vuelva más cara, escasa y de difícil acceso.

Melconian, luego de su encuentro con CFK: “La Argentina hace 12 años que está en el mismo lugar”

Hay una cifra que circula entre algunos funcionarios de la Casa Rosada y que les genera preocupación: junio termina con estimaciones del orden de USD 9.000 millones, lo que implicaría una fuerte suba respecto a los USD 7.800 millones de mayo y que mostraría así incremento de 56% respecto de un año antes.

Continuar leyendo

Economía

Guzmán afronta la difícil tarea de obtener fondos y recuperar la confianza en el mercado argentino

El ministro de Economía enfrenta este martes una de las operaciones mas exigentes e importantes desde el inicio de su gestión. Deberá obtener fondos para pagar vencimientos por $243.000 millones de pesos, para financiar el déficit fiscal.

El pasado viernes, el  Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó las metas comprometidas por el país para el período enero-marzo, algo que desde el Gobierno esperaban con optimismo.

Esta acción, permitirá el giro en las próximas semanas, de unos 4.100 millones de dólares, que serán destinados a cubrir el pago de nuevos vencimientos de deuda, según señalaron fuentes de la propia entidad financiera internacional a la agencia Reuters.

Las condiciones en las que Guzmán tiene que renovar vencimientos y a su vez conseguir algunos fondos más para financiar el déficit fiscal son complicadas. Según indica un informe de la consultora GMA Capital “tras algunos días tranquilos, los rescates en los Fondos Comunes de Inversión CER (FCI-CER) y los denominados T+1 volvieron a crecer”.
“Solo en junio, un monto de $270.000 millones salió de estas categorías para migrar, en buena medida, hacia posiciones de riesgo bancario (FCI Money Market y plazos fijos)”, señala GMA Capital a la web de Ámbito.

“En rigor, la autoridad monetaria habría intervenido con una emisión de $420.000 millones en lo que va de junio, una cifra que no es no trivial porque equivale casi al 11% de la base monetaria”, señala la firma consultora.

La clave estará puesta en ver si se cumplirán las metas del segundo trimestre, que finaliza el próximo jueves 30 de junio, y que tiene a la reducción de subsidios a las tarifas de servicios públicos y, en especial, a la acumulación de reservas en el Banco Central en el centro de la escena.

El FMI anunció el pasado 8 de junio, que había llegado a un acuerdo sobre el marco macroeconómico con las autoridades de Argentina, el mayor deudor del Fondo, según se destacó. En ese momento, el organismo financiero internacional informó que se habían cumplido “todos los objetivos cuantitativos del programa” para el primer trimestre del año.

Continuar leyendo

Economía General

Las razones por las que están bajando los precios de los departamentos en CABA

Según un informe de una reconocida firma de bienes raíces, el valor de los apartamentos en la ciudad bajó a 1.751 USD por metro cuadrado, debido a la disminución de las cotizaciones inmobiliarias que se deprecian al 30%, desde fines de 2019.

La compra-venta de inmuebles registró el quinto mes consecutivo de suba, según los datos del Colegio de Escribanos porteño. Sin embargo, hay  160.000 apartamentos a la venta actualmente en Buenos Aires, lo que representa un gran sobrestock en el mercado inmobiliario.

Se trata de un dato alentador para el sector que, lentamente, empieza a evidenciar una leve recuperación como consecuencia de la baja de precios. Los inmuebles de uno y dos dormitorios, cotizan a 1.846 y 1.835 USD por metro cuadrado, respectivamente. En contraste, los apartamentos de tres ambientes tienen un coste promedio de 1.663 USD. Esto equivale a una depreciación de 22% con respecto a enero de 2020.

También en abril del presente año, los precios de los inmuebles en Villa Crespo y Caballito cayeron más que en el resto de Buenos Aires, ya que la demanda en esas zonas no es tan alta como en Palermo o Recoleta. Además, a medida que comienzan a salir a la venta las propiedades recién construidas en los muchos emprendimientos del barrio Caballito, los dueños de los apartamentos más antiguos se ven obligados a bajar sus precios.

La baja de precios no solo se da en el caso de los valores de publicación, sino a la hora de concretar una venta, es decir los precios reales. Los inmobiliarios aseguran que las propiedades, en pandemia, sinceraron sus valores hasta un 30%, como consecuencia de un mayor stock disponible y una demanda muy contenida.

Según los datos del Registro de Operaciones Inmobiliarias (ROI), en el primer trimestre de 2022, se evidenció una caída del 6,4% en los precios de cierre respecto al promedio de todo 2021.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR