Seguinos en nuestras redes

Salud

Alcohol y embarazo: cinco recomendaciones a tener en cuenta

Las dudas más frecuentes respecto a su consumo

Si estás embarazada y te preguntás si podés tomar una copa de vino o alguna bebida alcohólica sin afectar la salud del bebé y la tuya, puede que recibas muchas opiniones al respecto y te podrías confundir.

Algunos doctores recomiendan que lo evites completamente durante el embarazo. Otros sugieren que tomar, ocasionalmente, una bebida alcohólica ligera, no necesariamente afecta la salud del bebé. A continuación, algunas de las dudas más frecuentes.

¿Cuánta cantidad de alcohol puedo tomar estando embarazada?

No hay forma de saber cuánto alcohol es “seguro” para tu salud y la de tu hijo durante el embarazo. Algunos expertos indican que podría tener riesgos a largo plazo en el desarrollo del bebé. Lo que sí es seguro es que mientras más tomes, los riesgos aumentan.

Muchos profesionales de la salud recomiendan evitar totalmente el consumo durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, pues se incrementan los riesgos de sufrir una pérdida. En algunos casos, se le ha relacionado también al nacimiento prematuro. Si decidís tomar, es importante que el límite máximo sea de dos unidades, no más de una vez a la semana y nunca tanto como para sentir los efectos de la ebriedad.

¿Cuáles son los riesgos más severos?

Estar en un estado de ebriedad o beber alcohol con regularidad estando embarazada puede causar serios daños en el bebé. Cuando hablamos de beber con regularidad nos referimos a más de seis vasos de alcohol en una sola sesión.

Cada vez que tomás una bebida alcohólica, el alcohol va directo a tu sangre. Una vez que está en tu sistema sanguíneo, puede alcanzar a tu bebé a través de la placenta. A medida que incrementes la cantidad de bebidas alcohólicas, el riesgo aumenta para tu bebé de sufrir problemas en su desarrollo y en toda su vida. Estos problemas van desde el trastorno del espectro alcohólico fetal (TEAF), síndrome de alcoholismo fetal, problemas del sistema nervioso, entre otros.

¿Qué es el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF)?

Se caracteriza por problemas cognitivos y de comportamiento, lo que son causados por anormalidades en la estructura del cerebro. El desarrollo de este órgano no ha sido completado como debería, lo que hace que se muestren problemas físicos y de comportamiento, como:

– Dificultad de aprendizaje y memoria

– Dificultad en el control de las emociones

– Dificultad para seguir instrucciones

– Dificultad para la socialización y comunicación plena

– Dificultad para realizar actividades diarias como vestirse o comer.

Si bebí alcohol en mi anterior embarazo y no pasó nada, ¿puedo hacerlo nuevamente?

Cada embarazo es diferente. Tomar bebidas alcohólicas puede afectar el desarrollo de uno más que otro. La edad de la madre, el ambiente, la alimentación y el contexto emocional también juegan un rol importante para llevar un embarazo tranquilo y sin problemas.

¿Qué hago si he tomado alcohol sin saber que estaba embarazada?

Lo más importante es parar su ingesta inmediatamente. Te sentirás mejor y tu bebé tendrá grandes oportunidades de nacer sin ninguna complicación. Si estás buscando quedar embarazada, no tomes alcohol. Puede que no sepas que estás gestando rápidamente y este puede dañar la salud del bebé incluso si tiene menos de 2 meses de formación.

Cada caso es diferente, si estás pensando en la posibilidad de tomar una bebida alcohólica ligera estando embarazada, lo mejor es consultar con tu médico obstetra para que te recomiende qué es mejor para la salud ambos y para que tengas un embarazo sin complicaciones.

Fuente: Auna

Salud

Seis beneficios de las cáscaras de mandarina

Motivos para incluir esta parte de la fruta

Cuando una fruta tiene grandes beneficios, probablemente sea buena idea consumirla en su integridad, porque está impregnada de muchos nutrientes por dentro y por fuera. En el caso de la mandarina, por ejemplo, consumir la cáscara aporta muchas propiedades.

1. Reduce las calorías de otros alimentos

De acuerdo con los expertos, la cáscara podría eliminar algunas calorías que están escondidas en algunos alimentos, sobre todo cuando se usa como especia para algunos platos. Además puede sustituir algunos aderezos que podrían no ser tan saludables. Cuando esto pasa, podría bajar la ingesta de calorías que normalmente te llevarías en una comida y de esta manera, alimentarte más saludablemente.

2. Previene algunos tipos de cáncer

Según un estudio inglés publicado en el sitio Cookist, la cáscara contiene la suficiente cantidad de antioxidantes, como para evitar la aparición de tumores cancerígenos, lo que podría deberse a que contiene 20 veces más antioxidantes que la pulpa de este cítrico.

3. Puede regular el colesterol

De acuerdo con un artículo publicado por la American Chemical Society, podrían tener igual o mejores resultados en comparación con algunos medicamentos con la función de regular el colesterol de la sangre.

4. Beneficia tu salud gastrointestinal

De acuerdo con investigadores del Instituto de Química Orgánica en Bulgaria, las cáscaras son capaces de regular los problemas relacionados con el sistema digestivo y gastrointestinales, puesto que aumenta la sensación de saciedad y mejora el sistema inmunológico. Todo esto gracias a que contienen pectina de excelente calidad, lo cual es una fibra soluble con grandes propiedades para la salud.

5. Desintoxica tu cuerpo

Los cítricos son frutos altamente alcalinos que pueden ayudar a depurar el organismo, por lo que la infusión de cáscara de mandarina puede realizar su función depurativa, de acuerdo con un sitio especializado en el estudio de cítricos.

6. Es diurética

Es un fruto que aumenta la absorción de nutrientes y contribuye a la descomposición de alimentos, por lo que contribuye óptimamente a la digestión.

Fuente: Gastrolab

Continuar leyendo

Salud

El tip para delinearte los ojos si tenés los párpados caídos

Si no sos una experta en make up, este truco puede servirte

Levantar los párpados caídos no es una tarea sencilla, pero hay varios trucos que pueden servirte, como usar una cuchara, así que tomá nota del paso a paso.

Materiales:

– 1 cuchara

– Delineador líquido o lápiz

Pasos a seguir:

– Tomá el mango de la cuchara y colocalo en el extremo del ojo, además de la ceja.

– Con la tinta trazá una línea en dirección ascendente.

– Definí toda la línea superior de las pestañas, repetí en el otro ojo y listo

La cuchara también puede ayudarte a hacer un eyeliner que sume volumen a tus ojos, el secreto consiste en resaltar la línea para enmarcar tu mirada, además de aplicar iluminador en el lagrimal para que aporte luz. Usá abundante máscara de pestañas.

Fuente: Panorama web

Continuar leyendo

Salud

El paso a paso para hacer tu propia salsa césar

Dos opciones para elaborarla vos mismo

Si querés hacer tu propia salsa césar y que sea una versión saludable, probá esta opción con yogur griego desnatado, pero si te gusta la original, al final de la receta vas a encontrar las indicaciones para hacerla con base de mayonesa.

Ingredientes

– 1 anchoa

– 75 gramos de yogur griego desnatado

– 1/2 cucharadita de salsa worcestershire

– 1 limón en jugo

– 1 cucharadita de mostaza Dijon

– 2 dientes de ajo

– 30 gramos de queso parmesano rallado

– 1/2 cucharadita de pimienta

– ralladura de limón (al gusto)

Elaboración

1- Comenzá por preparar el ajo y las anchoas. Pica las anchoas finamente y prensá el ajo (también podés rallarlo). Lo mejor es que en la salsa no se note la textura ni de las anchoas ni el ajo, por lo que se recmienda picar muy bien la anchoa y mezclarla de tal manera con el ajo prensado o rallado que consigas una pasta.

2- En un bowl añadí el ajo rallado, la anchoa picada, la mostaza Dijon, la ralladura de limón, el yogur griego, el jugo de limón, la salsa Perrins o worcestershire y el queso parmesano. Mezclá muy bien con ayuda de unas varillas y listo.

Lo ideal es preparar la salsa con algo de antelación a la ensalada o plato que vaya a acompañar para dejarlo reposar y potenciar así su sabor. Rectificá el punto de sal si lo ves conveniente, aunque la anchoa y las dos salsas que incluimos entre los ingredientes aportarán este sabor salado sin necesidad de añadir más.

La salsa césar con yogur puede conservarse hasta cuatro días en buen estado guardándola en el frigorífico en un tarro de cristal hermético. La salsa césar con mayonesa aguanta un poco menos, siendo recomendable comerla como máximo en los próximos dos días desde su elaboración. Al igual que en la anterior, lo mejor es guardarla en un tarro hermético de cristal dentro del frigorífico.

Para hacer la versión con mayonesa, solo tendrás que eliminar el yogur griego de la receta y sustituirlo por un huevo y 50 ml de aceite (aceite de girasol para un sabor más suave y aceite oliva para conseguir un sabor más intenso).

En esta ocasión, la salsa césar se haría en un vaso de batidora para montar la mayonesa. Tan sencillo como agregar todos los ingredientes y batir todo muy bien. Para evitar el huevo crudo en verano, lo mejor es sustituir el aceite y el huevo por mayonesa de base, con unos 100 gramos sería suficiente.

Puede que la textura de la salsa césar con mayonesa resulte algo más espesa, así que si querés aligerarla añadí una cucharadita de agua hasta obtener la textura deseada y listo.

Fuente: Cocinatis

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR