Seguinos en nuestras redes

Salud

Los alimentos que más rechazan bebés y niños y qué hacer para que coman de todo

Cómo generar un hábito de alimentación saludable

Aunque a la hora de introducir la alimentación complementaria hay bebés que aceptan cualquier comida, por lo general suele ser más habitual que muestren una resistencia a frutas y verduras, e incluso se sumen otros alimentos conforme crece.

Los tres alimentos que más rechazo provocan en bebés y niños, según su edad:

De seis a 12 meses

Tanto las frutas como las verduras son alimentos bajos en calorías, lo que puede identificarse en el paladar del bebé como un alimento que no les va a aportar energía. Esto hace que inconscientemente lo rechacen para poder favorecer el consumo de otros más calóricos, como pan, pasta o arroz.

Sin embargo, como padres debemos entender que las frutas y las verduras son alimentos que deben estar diariamente porque les aportan fibra, vitaminas y minerales esenciales para su desarrollo.

Entre dos y tres años

Pasado el periodo de la alimentación complementaria, aparece otro momento crítico en la alimentación. Es la etapa de neofobia, donde rechaza probar nuevos alimentos e incluso deja de comer otros que ya tenía perfectamente introducidos en la dieta.

Es un comportamiento habitual, totalmente normal e innato. Aunque prácticamente cualquier alimento puede ser rechazado sin razón alguna, los más habituales vuelven a ser de nuevo las frutas y las verduras de color verde, indica el portal Bebés y más.

De pequeños evitamos inconscientemente comer alimentos nuevos que pudieran suponer un riesgo para nosotros por ser venenosos, lo cual es frecuente entre los de origen vegetal por ser ciertamente amargos. Este amargor, típico de venenos y tóxicos, nos hace rechazarlos sin razón. Pero además de este rechazo innato a ciertos alimentos, estas son otras dos posibles causas detrás de la neofobia:

Los propios gustos del niño: durante los primeros están constantemente expuestos a nuevos sabores de alimentos, olores, texturas… Ante toda esta oferta, es normal que muchos les resulten extraños o poco apetecibles.

Haber experimentado sensaciones negativas con un alimento: como haber sufrido un atragantamiento, tener intolerancia o alergia no diagnosticada o haberse encontrado mal tras la ingesta.

A partir de tres años

Es más frecuente que salga de su núcleo familiar y comience a comer fuera de casa (comedor escolar, casas de familiares, eventos sociales…). Esto contribuye a que su paladar se vaya estimulando y empiecen a notar las diferencias entre las recetas y técnicas de cocina habituales en su casa, y lo que hay fuera. De ahí que haya quienes parezcan comer mejor en casa de la abuela o en el colegio, que en su propia casa o viceversa.

Los alimentos más rechazados en esta etapa siguen siendo las frutas y las verduras, a las que también se empieza a sumar el pescado. Igualmente, hay que recordar que se encuentra en una fase de descubrimiento absoluto de nuevos sabores, lo que hace que puedan rechazar sin razón los que devoraban siendo bebés, o bien comenzar a aceptar de pronto otros alimentos que antes odiaban.

En el extremo opuesto de los alimentos más rechazados se encontrarían aquellos que más aceptación tienen en prácticamente todas las etapas de la alimentación. Estos combinan su sabor dulce con un aporte de calorías medio-alto, como por ejemplo el arroz, la pasta, el huevo, las papas y las grasas saludables. Son muy agradables al paladar y les aportan mucha energía. Esto hace que los elija de forma innata, pues sabe que le aportarán nutrientes y energía suficiente para seguir creciendo.

Ante el rechazo a ciertos alimentos y predilección por otros, los padres podemos caer en el error de dejar de ofrecerle aquellos  que le cuesta más trabajo comer y decantarnos por los que prefiere. Pero es fundamental que su dieta sea completa, variada y equilibrada desde que son bebés, pues cada grupo de alimentos tiene unas propiedades determinadas y beneficios.

¿Qué podemos hacer para conseguir que coman de todo sin presiones?

En los bebés de seis a 12 meses, esta etapa de introducción a la alimentación complementaria, lo importante es que los alimentos actúen como estímulo o experiencia más que como fuente principal de nutrientes, porque la leche materna sigue siendo su principal fuente de energía.

Igualmente, hay una serie de pautas que podemos llevar a cabo para favorecer el momento de la comida:

– Hacer que la hora de comer y el ambiente sean agradables.

– Dejar que sea el bebé quien decida cuánto quiere comer.

– Exponerlo a los alimentos en su formato entero para que se familiarice con ellos. Si nunca le hemos presentado un brócoli, es menos probable que se lo coma años después, porque le generará rechazo.

– Entender que pueden llegar a necesitar una exposición de hasta 15 veces un mismo alimento hasta que lo aceptan.

– No forzarle a comer nada: es una etapa de descubrimiento y el objetivo no es que se coman todo, sino que lo prueben, jueguen, se relacionen de forma segura y se diviertan comiendo.

En los bebés de entre dos y tres años, las mismas pautas anteriormente mencionadas servirían también para este grupo. Debemos hacer de la comida un momento placentero, positivo y agradable, y ofrecerle todos los alimentos de forma natural y respetuosa para que de a poco  los vaya incorporando a su dieta.

Por otro lado (y aunque puede resultar un tanto frustrante) no debemos enfadarnos ni irritarnos si no come y entender que la neofobia muchas veces no atiende a razones específicas, siendo una etapa que irá pasando.

A partir de tres años, ya en la primera infancia, son muchos los hábitos que podemos adoptar para que acaben comiendo de todo a lo largo de su vida y teniendo una relación sana y positiva con la comida.

Así, a todos los consejos anteriormente mencionados, se suman también:

– Predicar con el ejemplo: con que nos vean comiendo alimentos saludables es más que suficiente para generar un efecto positivo en su ingesta.

– No restringir el acceso a determinados alimentos: prohibir uno solo generará más ganas de comerlo.

– Involucrarles en los menús preguntando lo que quieren comer y dejando que cocinen o formen parte de la preparación de los mismos.

– No usar sus alimentos favoritos como recompensa, ni otros como castigo.

– No forzarlo a comer ningún alimento. A veces, basta con esperar un tiempo y volvérselo a ofrecer para que lo acepte, pero otras veces será cuestión de ingenio y creatividad en la cocina. Así, por ejemplo, en lugar de ofrecerles una ensalada y un pollo a la plancha, probemos a hacerles un wok de espaguetis integrales con verduras, una pizza casera con verduras y pollo… Tenemos que encontrar el equilibrio entre lo rico, lo saludable y lo divertido.

Fuente: Bebés y más

Salud

Viruela del mono: las tres recomendaciones ante el primer caso sospechoso

El hombre que presentó síntomas es residente de la provincia de Buenos Aires. Permanece aislado y en buen estado clínico general.

El ministerio de Salud de la Nación enlistó una serie de recomendaciones a tener en cuenta tras confirmarse el primer caso sospechoso en la Argentina de viruela de mono, una enfermedad endémica que se ha registrado en varios países alrededor del globo.

“En estos casos aún no se ha confirmado antecedente o nexo con áreas endémicas. El alcance de la transmisión comunitaria no está claro aún en esta etapa y, por tanto, existe la posibilidad de identificar más casos. Sin embargo cabe mencionar que se considera que el virus de la viruela símica tiene una transmisibilidad moderada entre humanos”, informó la cartera que conduce Carla Vizzoti en un comunicado de prensa difundido ayer.

No obstante, en torno a las principales dudas que surgieron al respecto, se plantearon diversos pasos a seguir en caso de presentar síntomas o mantener contacto con algún caso confirmado positivo.

1. ¿Quiénes deben aislarse?

Aquellos individuos que presenten síntomas compatibles (en especial erupciones) y antecedentes de viaje a zonas donde está habiendo casos y/o supone alguna exposición de riesgo con casos sospechosos, probables o confirmados, deberá tomar medidas de aislamiento social (no concurrir a escuela, trabajo, eventos sociales, etc.).

Al mismo tiempo, se tendrán que implementar medidas de protección respiratoria (uso adecuado de barbijo, ambientes ventilados y distancia de las otras personas) y realizar la consulta con el sistema de salud de forma inmediata. El contacto cercano con personas infectadas es el factor de riesgo más importante para la infección por el virus”, indicaron en el documento emitido por el Ministerio de Salud.

2. ¿Cuándo se considera que hay exposición a un caso?

  • Si ha presentado exposición sin protección respiratoria (particularmente relevante para los trabajadores de la salud)
  • Si hay contacto físico directo, incluido el contacto sexual
  • Si hay contacto con materiales contaminados como ropa o ropa de cama

3. ¿Qué cuidados se deben guardar si hubo exposición?

Si una persona ha tenido contacto de riesgo con un caso sospechoso o confirmado de viruela símica en el período infeccioso —comprendido entre el inicio de síntomas del caso hasta que hayan caído todas las costras de las lesiones cutáneas— deberá guardar los siguientes cuidados:

  • Control de su temperatura dos veces al día
  • Mientras permanezca asintomática, puede continuar con las actividades diarias de rutina, pero debe permanecer cerca de su casa mientras dure la vigilancia
  • Se realizará seguimiento clínico-sanitario estricto durante 21 días desde el último contacto con el caso
  • Si la persona desarrolla erupción, deberá ser aislada y evaluarse como caso sospechoso, además se debe recolectar una muestra para análisis de laboratorio para detectar viruela símica
  • No debe donar sangre, células, tejidos, órganos, leche materna o semen mientras estén bajo vigilancia de síntomas
  • En caso de niños en edad preescolar, se recomienda evitar que acudan a guarderías u otros entornos grupales
Continuar leyendo

Salud

¿Te pasaste de sal? Tips para arreglar tus platos

Cómo solucionar el problema si te excediste con este ingrediente

Uno de los errores más comunes a los que podés enfrentarte en la cocina es la sal, ya que, cuando se comienza a cocinar, es común excedernos en la cantidad de este ingrediente. Pero podés evitar el desperdicio de alimentos con estos tips:

– Si tenés una sopa o guiso salado, la solución es agregar un trozo grande de papa cruda a la sopa, salsa o guiso y esperá a que esta se haya cocido antes de retirarla, ya que esta verdura absorberá el exceso de sal.

– También podés hacerlo con frijoles, lentejas o leguminosas, solo colocá una papa medio cocida en el centro de la cacerola por 15 minutos.

– Si tu guiso es cremoso, agregá una cucharada más de leche.

– El pan también contrarresta lo salado, pero el defecto de éste es que al disolverse un poco, retirarlo del guiso en el que lo coloques será algo complicado.

– En caso de obtener una pasta salada, colocala directo en agua helada.

– Para remediar una vinagreta o aderezos extremadamente salados, tu mejor aliado será el orégano.

– Para las verduras, no hay mejor remedio que enjuagarlas, así les quitarás el exceso de sal. Esta técnica también puede ser usada en el jamón o chorizo.

– Una buena opción para disminuir el sabor salado es agregar un ingrediente ácido que no modifique el sabor del plato original, como puede ser jugo de limón, jugo de jitomate, vinagre o vino.

– En el caso de los guisos o carne salada, agregá una pizca de azúcar.

– Si por alguna extraña razón como que fue mucha cantidad de sal no se logra quitar el exceso, lo mejor que podrás hacer es servir el plato muy caliente, ya que la temperatura aminorará el sabor.

Fuente: Cocina fácil

Continuar leyendo

Salud

Alerta: detectaron el primer caso sospechoso de viruela del mono en la Argentina

Lo confirmó el Ministerio de Salud nacional. Se trata de un hombre residente de la provincia de Buenos Aires, que se encuentra aislado y en buen estado clínico general

Preocupación: el Ministerio de Salud nacional informó que se detectó el primer caso sospechoso de viruela del mono en la Argentina. Se trata de un hombre residente de la provincia de Buenos Aires, que se encuentra aislado.

Además, señalaron que presenta “buen estado general” y está “recibiendo tratamiento sintomático”. Por otra parte, detallaron que cuenta con un antecedente de viaje a España, donde estuvo del 28 abril al 16 de mayo 2022.

Mediante un comunicado, la cartera que lidera Carla Vizzotti señaló que “en la ciudad de Buenos Aires se ha reportado hoy el caso de un paciente que estaría cursando esta enfermedad sin haber sido aún confirmada por cuanto se encuentra bajo investigación”.

Para confirmar el diagnóstico, la cartera sanitaria informó que se realizó una toma de muestra que fue enviada al Laboratorio Nacional de Referencia INEI- ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán con el objetivo de realizar un análisis etiológico.

“Déjense de gansadas”: Novaresio cruzó al Ministerio de Salud por el lenguaje inclusivo

“Mientras se aguardan los resultados se conformó una mesa de trabajo con la provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para coordinar las acciones clínicas, diagnósticas y epidemiológicas con el fin de confirmar o descartar el caso, dar adecuada atención clínica e implementar todas las medidas de control de foco para evitar una posible transmisión”, advirtieron.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR