Seguinos en nuestras redes

Economía General

Kicillof ejecutó sólo el 4% del presupuesto para cloacas en los primeros nueve meses del 2021

Los números surgen de la propia cartera de Infraestructura, que hasta septiembre estuvo a manos del ahora ex ministro Agustín Simone; en total, el presupuetso asignado a obras públicas cerrará 2021 con menos del 50% ejecutado

El gobierno bonaerense comandado por Axel Kicillof subejecutó en más de un 50% el presupuesto asignado a la realización de obras públicas en municipios de la Provincia de Buenos Aires durante el 2021.

La subejecución presupuestaria se desprende de estimaciones oficiales surgidas del propio Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerenses filtrados en las últimas horas al periodista José Maldonado en Letra P.

Puntualmente, de los 174 mil millones de pesos pautados en el presupuesto para el 2021, apenas se llegaron gastar unos $ 85 mil millones, aunque el número preciso no se dio a conocer y se maneja con fuerte hermetismo.

Durante el debate por el Presupuesto 2022, la oposición bonaerense apuntó contra la subejecución presupuestaria que se dio en esta y otras áreas del gobierno de Kicillof.

No fue casual que, tras la derrota electoral en las primarias pasadas, se diera la salida del titular del área de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, y el posterior ingreso del intendente Leonardo Nardini. Según fuentes del sector citadas por Letra P la salida de Simone se dio empujada por la falta de celeridad en las obras públicas a lo largo y ancho de la Provincia.

En términos concretos, durante los primeros nueve meses del año, lo que abarca la gestión de Simone al frente de Infraestructura, solo se ejecutaron dos de cada diez pesos del presupuesto de obras. Fuentes gubernamentales dieron números alarmantes al mencionado medio: “El presupuesto para obras de energía estaba al menos del 2 por ciento. Y en agua y cloacas se había ejecutado a septiembre el 4 por ciento. Hidráulica, un poco más… en total, el promedio de ejecución llegaba al 21 por ciento”.

Desde el entorno de Nardini aseguran que este ritmo lentísimo de ejecución se aceleró tras su llegada al Ministerio, duplicando entre septiembre y diciembre lo ejecutado durante nueve meses por Simone.

Al explicar las razones de esta subejecución alarmante, desde el Ministerio de Infraestructura apuntan contra las trabas burocráticas que incluyen la realización de obras. De hecho, la ley de obra pública bonaerense es de finales de la década del ‘50 y nunca se pudo modificar.

TE PUEDE INTERESAR