Seguinos en nuestras redes

Mundo

Cómo está Afganistán a cuatro meses de la vuelta al poder del régimen talibán

El rol de las mujeres en la sociedad comienza a ser marginado y otras prohibiciones restringen aún más la vida de los afganos

Tras 20 años de guerra en Afganistán, el régimen talibán recuperó el Gobierno con el abandono de las tropas estadounidenses de Kabul, capital afgana. La vuelta al poder del grupo islamista quedó envuelto en un sinfín de temores de que se repita el régimen que gobernó el país entre 1996 y 2001, en el que una interpretación estricta de la Sharia fue el marco legal por el que se rigió el “cementerio de los imperios”.

En un intento de ganarse la confianza de la Comunidad Internacional, el nuevo Gobierno aseguró en reiteradas ocasiones que no sería lo mismo ya que habían aprendido de sus errores, a la par de una sociedad más desarrollada que sería más reacia a vivir bajo una interpretación estricta de la ley islámica. Ahora, a tan solo cuatro meses del nuevo Gobierno y con la situación de Afganistán corrida de la agenda internacional, el régimen talibán muestra sus verdaderas cartas y demuestra que poco ha cambiado.

Una de las principales criticas giraba entorno a la prohibición de las mujeres de asistir a la escuela ya que debían quedarse recluidas en sus domicilios. Con la caída del régimen en 2001, miles de niñas pudieron asistir a los colegios logrando así, en estos últimos años, las primeras camadas de mujeres completamente escolarizadas que incluso asistían a la universidad y se temía que esto se frenara con la salida caída del Gobierno patrocinado por Estados Unidos.

Desde que los talibanes irrumpieron en Kabul, a pesar de que anunciaron que permitirían a todos estudiar, muchas niñas no pudieron regresar a la escuela – solo tienen acceso a la escuela secundaria en 7 de 34 provincias según un relevamiento de la ONU-.Para peor, entre los profesores que no abandonaron el país, muchos siguen trabajando sin percibir un salario.

“Lo importante es que a los educadores se les pague, de alguna forma u otra, porque si no se les paga, no son solo las niñas quienes no irán a la escuela, sino que el sistema entero va a colapsar y nadie podrá ir. Este es el asunto principal”, reflexionó a La Nación Marixie Mercado, jefa de comunicaciones de UNICEF en el país.

El rol de las mujeres en la sociedad vuelve a ser cada vez más marginal: un informe de la ONU reveló que “desde el 15 de agosto de 2021, ha habido una inmediata y dramática reversión de los derechos de las mujeres y sus libertades fundamentales, particularmente impactando en su derecho al trabajo, el acceso a la educación, la salud básica y protección de servicios, y la participación de las mujeres y las niñas en la esfera pública y los mecanismos de toma de decisiones”.

Este es solo el comienzo, en las últimas horas volvió a regir una vieja disposición: las mujeres no podrán trasladarse largas distancias sin estar acompañadas por un hombre. “A las mujeres que viajan por más de 45 millas (72 kilómetros) no se les debe ofrecer transporte si no están acompañadas por un familiar cercano”, dijo el domingo a la AFP el portavoz del ministerio, Sadeq Akif Muhajir, y especificó que la escolta debe ser un pariente masculino cercano.

Esta medida forma parte de una guía emitida por el Ministerio para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, en la que también se incluyen otras restricciones como reproducir música en un vehículo o que en la televisión se dejen de proyectar dramas y telenovelas protagonizados por actrices.

Las mujeres que trabajaban en el Gobierno antes de la toma del poder el 15 de agosto no han podido volver a sus puestos de trabajo y es una incógnita si algún día podrán hacerlo.

TE PUEDE INTERESAR