Seguinos en nuestras redes

Política

Sorpresa: Fernán Quirós se posicionó en contra de un pase sanitario rígido porque “tiene mínimo impacto”

El ministro de Salud porteño aseguró que “las decisiones tienen que aplicarse cuando el beneficio de la política es mayor al perjuicio que genera”

Conforme avanza un nuevo rebrote de contagios, las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Río Negro y Santiago del Estero ya impusieron la obligatoriedad de poseer el pase sanitario que evidencie estar vacunado contra el coronavirus para poder acceder a distintas actividades consideradas de “riesgo epidemiológico”, pese a que a nivel nacional comienza a regir el 1 de enero.

En la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Salud, Fernán Quirós, sorprendió al no mostrarse a favor de un pase sanitario rígido y decidieron aplicarlo de manera parcial: “Es generar una tensión nueva a la sociedad para una medida que tiene mínimo impacto, no es apropiado”. “En otras jurisdicciones puede ser apropiado, lo que hemos aprendido es que las decisiones tienen que aplicarse cuando el beneficio de la política es mayor al perjuicio que genera”, aclaró en diálogo con Radio con Vos.

En territorio porteño solo será requerido “para espectáculos masivos y boliches bailables donde está el pequeño grupo que todavía puede tener alguna contemplación y el altísimo riesgo por el grado de aglomeración que tiene”.

En este sentido, aseguró que será “menos amplio y exigente” ya que lo considera más como una motivación a que quienes no están vacunados lo hagan. Así, recordó que en la Ciudad el porcentaje de vacunados es alto: “El 84% tiene las dos dosis, el 91% tiene la primera y está esperando el tiempo para la segunda y hay 3% de porteños que no se pueden vacunar porque son menores de 4 años”. En conclusión, solo el 5% de los porteños que podrían vacunarse no lo hacen, un número diametralmente inferior a Estados Unidos o países de Europa donde esa misma cifra puede llegar al 50%.

Sobre la efectividad de la vacuna consignó que “la doble dosis baja el 90% de llegar a terapia intensiva” y que se trata de “datos muy consistentes, son propios de la Ciudad que coinciden con lo que se mostró en el resto del mundo”. Para aclarar este punto, el ministro dijo que a pesar de haber aumentado “diez veces los casos”, el número de camas de terapia intensiva aumentó “sutilmente”.

Por último, destacó que la variante Ómicron es claramente más contagiosa que Delta, de 4 a 6 veces, evade parcialmente los anticuerpos generados por la vacuna, pero lo que no puede evadir es la inmunidad celular que te protege de la enfermedad en el pulmón”. E instó a que todos se inoculen: “con la segunda dosis esta variante evita la enfermedad grave y mortal y para evitar la enfermedad se requiere una tercera dosis”, sumó Quirós.

Ayer, el ministro pronosticó el fin de la pandemia en Argentina para el otoño del 2022, ya que allí “tendremos ya una situación más parecida a la de la gripe”.

TE PUEDE INTERESAR