Seguinos en nuestras redes

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Martín De Ambrosio: cambio climático, trabajo en pandemia y el rol del periodismo científico

En diálogo con Nexofin, el comunicador recuerda sus mayores obstáculos, detalla sobre sus coberturas en la ONU, el armado de sus escritos y comparte su objetivo en el programa Hablemos Todo Hoy en Radio Metro

Desde chico, en su La Pampa natal, Martín De Ambrosio sabía que quería dedicarse al periodismo o alguna actividad relacionada como la docencia o la escritura. Al terminar sus estudios secundarios, Martin decidió estudiar Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

A lo largo de su prometedora carrera, el protagonista trabajó en los diarios Pagina/12 (2000-2005) y Perfil (2005-2013); y hoy es colaborador del diario La Nación y del sitio SciDev.Net, entre otros. También ha participado como columnista de diferentes programas de radio (Planeta Azul; Entretapas) y ha trabajado en televisión (Científicos Industria Argentina, entre otros).

Es autor de varios libros, entre los que se encuentran El mejor amigo de la ciencia, El deportista científico, Por qué corremos, Guardapolvos, Mentes brillantes en cuerpos enfermos y Todo lo que necesitás saber sobre el cambio climático.

Un punto a destacar es que cubrió las cumbres de cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de Cancún (2010), Lima (2014), París (2015), Bonn (2017) y Madrid (2019). También fue vicepresidente (de 2015 a 2017) de la Red Argentina de Periodismo Científico.

“La RADPC es horizontal y se arma ese esquema de autoridades por un requerimiento legal de las entidades del estilo que tiene la organización de las personas jurídicas en el país”, explica De Ambrosio a NEXOFIN.

Desde 2021 sumó un nuevo desafío: forma parte del equipo del programa Hablemos Todo Hoy (lunes a viernes de 6 a 10 de la mañana) liderado por Nacho Otero en Radio Metro.

Al detallar su experiencia en el medio ubicado en el barrio porteño de Colegiales, el comunicador explica: “Es interesante toda la dinámica de la primera mañana; el objetivo es que la gente que está despertándose o desplazándose por la ciudad tenga un panorama de lo más importante que está pasando y acaso tenga algunas herramientas para la toma de decisiones”.

En diálogo con Nexofin, el comunicador recuerda sus mayores obstáculos, detalla sobre sus coberturas en la ONU, el armado de sus escritos y comparte su objetivo en el programa Hablemos Todo Hoy en Radio Metro.

Nexofin (N): Naciste en la provincia de La Pampa, ¿qué actividad te imaginabas desarrollar?

Martín De Ambrosio (MDA): Es curioso, pero desde chico sabía que quería dedicarme al periodismo o alguna actividad relacionada (docencia, escritura).

De hecho, en el secundario había que elegir una orientación a los 13 años y a pesar de que había una de “laboratorio”, que era la que habían elegido casi todos mis amigos, me incliné por la de “medios de comunicación”. Así que eso, un tipo empecinado.

N:¿Cuáles recordás como los mayores obstáculos que debiste sortear en la vida?

¿En la vida en general? Muchísimos. La vida debería venir con instrucciones de uso, como aquella novela de Georges Perec. Por eso lo que conviene es, de algún modo, mantener el espíritu de aprendizaje que es la base de la niñez y de la ciencia.

N: ¿Cómo fue el cambio al llegar a Buenos Aires?

Posiblemente, de las mejores cosas que me pasaron en la vida. Salir de un secundario apático en Santa Rosa y encontrarme de repente con la Universidad de Buenos Aires, toda la juventud, todo el tiempo.

Desde ya, hubo algunos impactos en el cambio del estilo de vida. Pero en balance, me resultó maravilloso. Bueno, y de hecho no dejé de vivir en esta ciudad nunca más.

N: Hablemos sobre la profesión, ¿cómo evalúas la calidad del periodismo científico en la Argentina?

Estamos trabajando desde la Red Argentina de Periodismo Científico (RADPC) para que cada vez esté más jerarquizada. Y aunque siempre hay una cierta tendencia a ver el vaso medio vacío, creo que el nivel es razonablemente bueno; ojalá entre todos podamos mejorarlo.

En ese sentido, la pandemia generó un montón de luces sobre la especialidad que hay que aprovechar. La receta no es mágica: estudiar (leer, hablar con expertos) y trabajar mucho.

N: Fuiste vicepresidente de la Red Argentina de Periodismo Científico, ¿qué recuerdos tenés de esa etapa?

La RADPC es horizontal y se arma ese esquema de autoridades por un requerimiento legal de las entidades del estilo que tiene la organización de las personas jurídicas en el país.

De todos modos, junto con Matías Loewy que era el presidente durante esos dos años y el resto de la comisión directiva, tratamos de hacer lo que hace la Red: impulsar la profesión, capacitaciones, talleres y demás.

Te puede interesar:

N: Estuviste en varias cumbres de cambio climático de la ONU, ¿una historia del detrás de escena que te haya quedado?

Muchas. Pero te cito una en particular de la primera de ellas, en Cancún en 2010.

Fui a uno de los eventos paralelos, como se los llama a los actos que no forman parte de la agenda oficial de las negociaciones, en el que un grupo de científicos veganos hacían una cuenta que resultaba en apariencia fácil: si todo el mundo dejaba en pocos meses de comer carne se acababa el problema del cambio climático.

Primero me hizo reír, después me shockeó el planteo, pero la moraleja es que me permitió ver -como si fuera una parábola- lo complejísimo que es el asunto del cambio climático, que incluye no sólo esquemas, gráficos y ecuaciones sino dimensiones humanas y culturales profundas. ¿Cómo iba yo, pampeano al fin, aceptar el fin de los asados?

N: Debido a la pandemia, ¿qué cambios hubo en tu forma de trabajo?

Como decía antes, la pandemia puso al periodismo científico con un foco inédito; cambiaron asuntos relacionados con cómo tratar los resultados de una investigación.

En particular con los artículos publicados directamente en línea y difundido a través de redes sociales, sin tener el aval de la revisión de pares (un proceso que se da antes de que vea la luz en revistas especializadas, como Science, Lancet o Nature, por ejemplo).

N: Siguiendo el hilo, ¿algo olvidado qué aprendiste con el aislamiento?

El valor del esfuerzo del trabajo durante horas y horas. Pero asimismo la necesidad de frenar en algún momento, hacer alguna actividad física (llegué a correr media hora en el interior de mi departamento, rebotando contra las paredes) y alguna actividad distractiva.

Mantener la salud mental es clave, se vio, no sólo para nuestra profesión.

N: ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Además de la radio y la escritura de notas periodísticas, sigo editando libros de colegas. Algo que me gusta y entusiasma.

Ojalá pronto vean la luz porque merecen tener sus lectores (te lo digo yo que me estoy divirtiendo al leerlos y editarlos).

N: En 2021 te sumaste a Hablemos Todo Hoy en Radio Metro, ¿cuál es tu objetivo al comunicar en los medios masivos?

Es interesante toda la dinámica de la primera mañana; el objetivo es que la gente que está despertándose o desplazándose por la ciudad tenga un panorama de lo más importante que está pasando y acaso tenga algunas herramientas para la toma de decisiones.

También divertirse y, ocasionalmente, llevarse alguna idea de qué pasa en el terreno de la ciencia y la salud.

N: Has escrito varios libros, ¿tenés pensado realizar otro y sobre qué trataría?

Por ahora, no. Ojalá más adelante tenga el tiempo y alguna que otra idea contundente.

N:¿Cómo te llevás con ese proceso de escritura?

Me gusta, pero es muy absorbente: casi casi 24×24 y la verdad es que no tiene el retorno material adecuado.

Lo que le digo a la gente que quiere escribir y publicar: hay que tener muchas ganas.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿libro que recomiendes?

Ficciones de Jorge Luis Borges. Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson.

N: ¿Club de fútbol?

Boca Juniors, Boca Juniors, gran campeón del balompié.

N: ¿El gol que más gritaste?

Uh, también muchos. No sabría decir en toda mi historia de hincha cuál es el más más más de todos. Pero te cito dos, relativamente cercanos en el tiempo.

Tevez a Gimnasia para ser campeón justo antes de la pandemia (ese día fue completo, porque Maradona estuvo por última vez en la Bombonera y se lo despidió como merecía).

Y Maxi Rodríguez de penal a Holanda en Brasil para llegar a la final del Mundial (tuve la suerte de estar en la cancha).

N: Para cerrar en un concepto, ¿Martín De Ambrosio es…?

¿Un periodista de ciencias? Ponele.

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Leandro Dario: formación profesional, redes sociales y la comunicación internacional de la Argentina

En diálogo con Nexofin, el periodista de Forbes Argentina y el Canal de la Ciudad comenta sobre sus referentes en el exterior, detalla sus primeras experiencias en los medios y opina sobre las cosas que más y menos le gustan de la política local

Leandro Dario se define a sí mismo como un periodista de vocación y profesión. Es un apasionado por la política internacional y se formó como Licenciado en Ciencia Política e Internacionalista.

Desde que inició como pasante en un programa periodístico de América TV, el protagonista trabajó en todas las plataformas: radio, televisión, diario impreso y medios virtuales.

Una clave de su trabajo, según explica, es seguir de cerca a diferentes referentes del exterior. “El secreto es mirar de todo un poco. Y elegir de acuerdo a temas y autores”, explica Leandro a NEXOFIN, en el ciclo “Charlas de WhatsApp”.

En el presente se desempeña como editor en Forbes Argentina y columnista de Economía y Política Internacional del programa Hoy Nos Toca, en el Canal de la Ciudad.

“En el Canal aprendí muchísimo. Si bien yo ya había trabajado en televisión, no había tenido tantas horas frente a cámara. Fue un entrenamiento intensivo de primera línea, rodeado de muy buenos compañeros de trabajo”, afirma Dario sobre su rol en el medio ubicado en la zona del Abasto.

En diálogo con Nexofin, el periodista de Forbes Argentina y el Canal de la Ciudad comenta sobre sus referentes en el plano internacional, detalla sus primeras experiencias en los medios y opina sobre las cosas que más y menos le gustan de la política local.

Nexofin (N): Empezaste a estudiar periodismo en el año 2001, ¿te imaginabas desarrollar otra carrera?

Leandro Dario (LD): Sí. Estudié periodismo en 2001 en TEA (Taller Escuela Agencia) y al mismo tiempo Comunicación en la UBA.

Finalmente, opté por cambiarme de Comunicación a Ciencia Política, una carrera muy interesante que disfruté mucho.

Luego, cursé una maestría en Relaciones y Negociaciones Internacionales. Si bien mi pasión es el periodismo, también soy politólogo e internacionalista.

N: Dentro del espacio internacional, ¿quiénes son tus referentes?

Me gusta mucho leer a periodistas extranjeros: Jon Lee Anderson, y David Remnick, que hizo una muy buena biografía de Barack Obama.

En cuanto a analistas, suelo seguir a varios referentes de las Relaciones Internacionales: me gustan los artículos y libros de Joseph Nye, John Mearsheimer, John Ikenberry y Ngaire Woods.

N: ¿Cuáles fueron tus primeras experiencias en el medio?

Por suerte, trabajé en todas las plataformas: radio, tele, diario impreso, medios virtuales. Empecé como pasante en un programa periodístico de América TV.

Trabajaba toda la noche y de día cursaba. Dormía muy poco, pero fue una experiencia que me formó.

Luego fui productor de varios programas de televisión y de radio. Y finalmente ingresé al Diario PERFIL, una redacción con grandes colegas y mucha libertad para trabajar

Ahora soy editor en Forbes Argentina y columnista de Economía y Política Internacional en Hoy Nos Toca, en el Canal de la Ciudad.

Te puede interesar:

Entrevista a Daniel Santa Cruz: su paso por el fútbol, recuerdo sobre Malvinas y un análisis político

Entrevista a Emi Pizarro: amor por Racing, periodismo en Todo Pasa y el uso de las redes sociales

Entrevista a Pablo de León: cultura del trabajo, docencia y los pasillos de la política

N: Precisamente que lo mencionas, ¿cómo fue el cambio al llegar al Canal de la Ciudad y a Forbes Argentina?

En el Canal aprendí muchísimo. Si bien yo ya había trabajado en televisión, no había tenido tantas horas frente a cámara. Fue un entrenamiento intensivo de primera línea, rodeado de muy buenos compañeros de trabajo.

En Forbes tengo la oportunidad de continuar profundizando la cobertura económica que había desarrollado en el último tiempo en PERFIL. Estoy muy contento.

Leandro Dario y Lina Ramírez García

N: A la hora de informarte sobre el exterior, ¿qué medios internacionales te gusta consultar?

The New York Times, Washington Post, Folha de S. Paulo, El País, RealClearPolitics y RealClearWorld, The Guardian, Project Syndicate…

Son muchos los medios internacionales de excelente nivel y cada vez menos el tiempo para leerlos. El secreto es mirar de todo un poco. Y elegir de acuerdo a temas y autores.

N: ¿Cómo ves el cambio que produce en los medios la competencia de las redes sociales?

Creo que no hay competencia, son dos cosas diferentes. Los medios de comunicación toman información y virales de las redes sociales para tener más tráfico o agregar elementos a una nota.

En algunas ocasiones, es un recurso que sirve y está bien. En otras, creo que se pierde el foco informativo. No todo lo que se publica en las redes es noticia. Para serlo, tiene que ser de interés público, novedoso, y agregar nueva información.

La crisis del modelo de negocios de los medios hizo que muchos sitios se terminaran “tuiterizando”, para mejorar las métricas. Creo que eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Te puede interesar:

Entrevista a Lourdes Marchese: casos policiales, la causa Cabezas y el rol de la Justicia

Entrevista a Darío Mizrahi: impacto de la pandemia, sociología y la política exterior de la Argentina

Entrevista a Antonella Punzino: sus inicios en el periodismo, análisis político y comunicación con perspectiva de género

N: Pasemos a la actualidad. Luego de los primeros dos años de gestión, ¿cómo ves la comunicación internacional del Gobierno?

Se cometieron muchos errores en materia de comunicación y de gestión en política exterior. El último que recuerdo es el de Ucrania.

No sólo Alberto Fernández dijo que “Argentina debía ser la puerta de entrada de Rusia en América Latina”, sino que en esa reunión el presidente cuestionó la dependencia con el FMI y con los Estados Unidos, cuando lo conveniente era sólo dialogar sobre la agenda bilateral entre la Argentina y Rusia.

Días después, cuando Putin proclamó la independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk, la Cancillería argentina emitió un comunicado desafortunado, en el cual no defendió el principio de integridad territorial, que en ese caso refería a Ucrania, pero que Argentina ha venido sosteniendo históricamente en su reivindicación de la soberanía.

N: ¿Cuáles son las cosas que más y menos te gustan de la política local?

La que menos me gusta es la grieta. Me parece que no tiene sentido. La Argentina es un país sin conflictos religiosos, étnicos, separatistas.

Tiene todo para que el diálogo y la convivencia política sean más razonables.

Tampoco me gusta que siempre la agenda pública sea dominada por la emergencia. Creo que debieran discutirse más políticas estratégicas para el mediano y largo plazo.

Lo que más me gusta es la libertad: en la Argentina se puede discutir sobre política en cualquier lugar y con cualquier persona sin temer represalias. Parece poco, pero no lo es.

Leandro Dario y Daniel Santa Cruz en Hoy Nos Toca (Canal de la Ciudad)

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿un político del exterior que te gustaría entrevistar?

Lula da Silva.

N: ¿Actividad o hobby cuando no trabajas?

Leer y mirar películas.

N: ¿Frase de cabecera?

No tengo.

N: ¿Canción favorita?

Muchas. Si tengo que elegir una, One de U2.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Leandro Dario es…?

Una persona muy curiosa que quiere aprender cosas nuevas.

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Claudia Salto: primeros pasos, reglas en el noticiero y el estudio de la Astrología

En diálogo con Nexofin, la periodista de C5N comenta sobre sus orígenes en el medio, detalla su trabajo en televisión como cronista y explica acerca de la investigación del vínculo de los astros con las personas

Claudia Salto conoce el mundo del periodismo desde chica, gracias al trabajo de su padre como fotógrafo. Las visitas a las editoriales (en especial a la Editorial Atlántida) fueron parte de su formación, aún cuando la definición de su profesión estaba en un horizonte lejano.

“Me acuerdo que cuando tenía que sacar fotos, me dejaba con las periodistas que me cuidaban y me enseñaban a usar la máquina de escribir; fue hace mucho tiempo atrás”, recuerda Claudia en diálogo con NEXOFIN, en el ciclo “Charlas de WhatsApp”.

Desde aquellas experiencias, y con la posibilidad de realizar otras carreras que tenían que ver con lo social, la protagonista giró la rueda y empezó su camino en los medios de comunicación.

En el año 2008, Hugo Ferrer le abrió la puerta a la pantalla de C5N. Actualmente se destaca como cronista y conduce los programas Bien de Sábado y Bien de Domingo (ambos de 6:30 a 9 de la mañana) con Nicolás Munafó y Cristian Romero.

Además de su carrera profesional, una faceta que viene desarrollando la oriunda de Tres de Febrero en los últimos años es el estudio de la Astrología.

“Siempre me gustó; me hice cartas natales, revoluciones solares… siempre tuve ese lado de lo esotérico muy vinculado a mí, pero esporádicamente. Hasta que en un momento tuve la posibilidad de empezar a aprenderlo”, afirma Salto sobre el estudio de la posición y los movimientos de los astros y su influencia en las personas y los acontecimientos del mundo.

En diálogo con Nexofin, la periodista de C5N comenta sobre sus orígenes en el medio, detalla su trabajo en televisión como cronista y explica acerca del estudio que investiga el vínculo de los astros con las personas.

Nexofin (N): Arranquemos por el principio, ¿cuándo nació tu pasión por el periodismo?

Claudia Salto (CS): Yo tengo a mi papá que es fotógrafo; el periodismo se mamó en mi casa, desde chica.

Iba a hacer diferentes coberturas, de chiquita lo miraba en la tele cuando le tocaba hacer partidos de fútbol (siempre detrás de uno de los arcos) y lo buscábamos con mis hermanos.

Me regaló una radio donde grabábamos y jugábamos a eso. Siempre estuvo metido la radio, la tele, la gráfica… de hecho, mi papá me llevaba a su trabajo que era en editoriales (él trabajaba en Editorial Atlántida).

Me acuerdo que cuando tenía que sacar fotos, me dejaba con las periodistas que me cuidaban y me enseñaban a usar la máquina de escribir; fue hace mucho tiempo atrás. Ahí empecé a mamar todo esto sin darme cuenta que iba a terminar siendo mi profesión.

N: Si no era la comunicación, ¿qué otro camino hubieras seguido?

Te soy sincera: estaba entre dos o tres carreras. Tenía ganas de hacer Periodismo, me interesaba. Tenía ganas de hacer Psicología y en el colegio (durante los últimos tres años) tuve Abogacía; el profesor me incitaba a seguirla.

Obviamente, uno empieza a analizar y me gustaba; terminaba diciendo “No podría justificar alguien que haya hecho mal algo”. No podría defenderlo; entonces, descartada la abogacía.

Me decían que podía ir por otras ramas; siempre hay uno que tiene que defender a otro y no me iba a sentir cómoda.

La psicología me gustaba… eran tres carreras que tenían que ver con lo social. Había estudiado algunos programas como de diseño como para el lado de Imagen y Sonido. Yo tenía ganas de contar historias.

N: ¿Cuáles fueron tus primeros trabajos por fuera del medio?

Todo tenía que ver con el medio. El primero que tuve fue página de internet que tenía que ver con lugares para conocer en Buenos Aires (buscaba algunos datos de la agenda para el fin de semana).

Después, me dieron una pasantía en Clarín (lo que eran los zonales). Fui directamente a donde yo vivía que es el partido de Tres de Febrero; me llenaba el corazón porque era hacer notas con mis vecinos.

Es una cadena que se va generando; en los zonales me recomendó un editor, pase a hacer otras cosas en el diario y salte a la televisión (me convocaron para ser productora de unos programas de cable; lo disfruté muchísimo). Era un mundo que no conocía.

Fue un engranaje y terminé en C5N, luego en prensa política, volví a C5N… todo tiene que ver con esa rueda que se empieza a generar cuando uno está en movimiento.

Te puede interesar:

Entrevista a Ignacio Bottaro: armado de libros, vocación por el periodismo y la situación de la educación argentina

Entrevista a Lucila Entin: atracción por la comunicación, coberturas periodísticas y el machismo en los medios

Entrevista a Sofía Barruti: cambio de vida, manejo de fuentes y la importancia de las redes

N: Sos uno de los primeros nombres en los inicios de C5N, ¿cambiaron las reglas en los noticieros?

¡¡Sí, un montón!! ¡¡Es otra televisión!! Por ejemplo, en nuestro trabajo de cronista, llegábamos y no había GPS; nos fijábamos en la guía fija. A veces, no llegábamos porque se terminaba.

Internet en el celular, poco y nada. Teníamos que estar en el auto escuchando la radio que tal vez salía la información antes hasta llegar al punto de la noticias o salir del canal con una cablera de alguna agencia.

Del 2008 a ahora, cambió un montón. También, como se daba la noticia (antes era mucho más rígida y todo era muy impoluto).

Lo que primero vimos en Crónica de manera informal se fue matizando en todos los canales; hoy por hoy es un equilibrio entre formalidad e informalidad.

N: ¿Cuál fue el momento que más te gustó cubrir?

Hay un montón de momentos que tienen sus condimentos. Para cualquier periodista que hace periodismo general, cubrir las elecciones es algo especial. Tiene que ver con la reivindicación de la democracia; uno va feliz a cubrirlo.

Después, hay cuestiones cotidianas que a uno le gusta cubrir; poder darle la mano a alguien que no la está pasando bien, te sentís un poquito mejor.

No es solo comunicar, es un servicio y tiene que ver con el ayudar desde mi punto de vista. Cuando termino siendo el nexo para ayudándolo en sí (tal vez con un abrazo), me es re gratificante.

N: En retrospectiva, ¿cómo evalúas tus trabajos en televisión?

Arranqué en C5N queriendo ser productora, nunca había estado delante de cámara. El jefe de ese momento me dijo que sólo había lugar de cronista y entré. No sabía cómo moverme y expresarme; me daba vergüenza, era súper tímida.

Ya no me pasa eso; creo que todos tenemos la posibilidad de aprender. Hoy me paro desde otra posición; fue lento pero fue un crecimiento constante que me encuentra en otro lugar.

N: Desde hace unos años te estás formando en Astrología, ¿para qué sirve estudiarla?

Siempre me gustó; me hice cartas natales, revoluciones solares… siempre tuve como ese lado de lo esotérico como muy vinculado a mí, pero esporádicamente. Hasta que en un momento tuve la posibilidad de empezar a aprenderlo.

Me di cuenta que la Astrología es muy necesaria y ojalá que con el tiempo evolucione (las cabezas de todos) para poder incorporarla al autoconocimiento.

Es una herramienta muy buena para conocerse y para poder entender un poquito de que se trata transitar en esta vida. No me encuentro con esa cuestión predictiva pero si evolutiva.

N: En el día a día, ¿cómo te ayuda a tomar decisiones?

Me muestra que energías se están moviendo en ese momento. No tomes decisiones emocionales y no racionales, cuando todo tiene que ver con algo emotivo.

Te plantea como las posibilidades que tenés para encauzar el camino a tu mejor manera. Busca el momento más equilibrado para tomar cierta determinación.

Te puede interesar:

Entrevista a Diana Deglauy: primeros trabajos, su paso por la agencia rusa RT y un presente promisorio

Entrevista a Agustina Bassi: carrera en los medios, historia de vida y el objetivo de Mujeres que sanan

Entrevista a Fernanda Arena: conducción, cine, viajes y un inesperado contagio de Covid-19

N: Para quienes no la conocen, ¿qué es la carta astral, más conocida como carta natal?

Es el mapa del cielo en el momento que nacimos. Las energías que estaban dispuestas en el cielo; para la Astrología se traduce en el cuerpo terrenal.

Esa energía te va marcar la energía de acá al resto de tu vida. Hay un DNI astrológico que es el que más resuena que tiene que ver con el Sol, la Luna y el Ascendente; esos tres ítems van a estar muy fuerte en el transcurso de tu vida.

Hay un Sol que es dónde vos brillas, una Luna que tiene que ver con el costado más emocional y un Ascendente que te dice cuáles son las pruebas/experiencias/situaciones que vas a vivir en esta vida.

Nicolás Munafó y Claudia Salto en Bien de Sábado. Claudia Salto y Cristian Romero en Bien de Domingo

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿conducir o hacer móviles en la calle?

Móviles en la calle.

N: ¿La mejor noticia/primicia que diste?

Ya ni me acuerdo jaja. Creo que tiene que ver con noticias del momento: encontrar al culpable de alguna situación, ir buscando y rastreándolo… tal vez son noticias menores que nadie se acuerde.

Esa búsqueda que hacemos nosotros de ir de un lugar al otro y finalmente encontrarlo en ese día fue como superante.

N: ¿Tu lugar en el mundo?

Mi casa.

N: ¿Una canción que te represente?

Jajaja Mis amigas siempre me gastan y me dicen que hay una canción de Thalía que dice “¿A quién le importa lo que yo haga? ¿A quién le importa lo que yo diga?”. Dicen que me representa porque siempre hago lo que yo quiero jajaja

N: ¿Club de fútbol?

Boca.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Claudia Salto es…?

¡¡Uhh, muchas cosas!! ¡¡Es mamá, periodista, astrologa y es una buena persona!! Jaja

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Daniel Santa Cruz: su paso por el fútbol, recuerdo sobre Malvinas y un análisis político

En diálogo con Nexofin, el periodista cuenta sobre su trabajo acerca del histórico conflicto armado entre la Argentina y el Reino Unido, detalla su objetivo como conductor en el Canal de la Ciudad y opina sobre los principales desafíos que tiene el Gobierno de Alberto Fernández por delante

Previo a insertarse en los medios de comunicación y durante su juventud, Daniel Santa Cruz tenía un sueño de vida: ser jugador de fútbol. Fue así como llegó a jugar en la 5ta División del Club Atlético Nueva Chicago, pero el destino quiso que su pluma no estuviera en el pie, sino en su mano.

“Siempre digo en broma que si soy malo en lo mío podría decir que es culpa del fútbol profesional que no me quiso y me depositó aquí”, explica Daniel a NEXOFIN, en el ciclo “Charlas de WhatsApp“.

Actualmente escribe columnas de opinión en el diario La Nación y hace radio en La Once Diez. Fue premiado en el año 2018 por la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) por la realización del documental “Malvinas, héroes con nombres”, emitido por el canal LN+.

“Fue una gran experiencia, pude viajar a Londres, Ginebra y a Malvinas varias veces para realizar ese documental que fue el primero y el único que hice”, recuerda Santa Cruz sobre una de las mayores satisfacciones en su carrera.

Desde octubre de 2021 se incorporó al Canal de la Ciudad como conductor el programa Hoy Nos Toca (lunes a viernes de 21 a 22) donde abordan lo que ocurre en el plano político y económico, tanto a nivel local como internacional.

Al detallar sobre su rol en el medio ubicado en la zona del Abasto, el comunicador explica: “Lo que me interesa es que me vean como un periodista creíble que informa y opina según sus convicciones y no opera para nadie”.

En diálogo con Nexofin, el periodista cuenta sobre su trabajo acerca del histórico conflicto armado entre la Argentina y el Reino Unido, detalla su objetivo como conductor en el Canal de la Ciudad y opina sobre los principales desafíos que tiene el gobierno de Alberto Fernández por delante.

Nexofin (N): Antes de estar en los medios jugaste en la 5ta división de Nueva Chicago, ¿cómo fue esa historia?

Daniel Santa Cruz (DSC): Era mi sueño, ser jugador de fútbol, pero me dio hasta esa división nomás. Me desilusioné mucho, pero encontré en el periodismo otra vocación.

Siempre digo en broma que si soy malo en lo mío podría decir que es culpa del fútbol profesional que no me quiso y me depositó aquí.

N: ¿Cuáles fueron tus primeros trabajos por fuera del periodismo?

De todo, trabajé en una fábrica de galletitas, de cadete, de cajero en un minimercado, de cartero, me recibí tarde, así que hice varios trabajos alternativos.

N: ¿Qué satisfacciones te ha dado esta profesión?

Todas, tener mi propio programa de radio o de TV, escribir opinión en La Nación o hacer entrevistas inolvidables como a Raúl Alfonsin o a Roger Waters.

Pero la mayor satisfacción fue cubrir la identificación de los cuerpos de los soldados caídos en Malvinas para La Nación y LN+, donde además pude hacer un documental que ganó un premio en 2018.

N: En octubre del 2021 te incorporaste al Canal de la Ciudad en el programa Hoy Nos Toca, ¿cuál es tu mayor desafío a la hora de salir al aire?

Hacer periodismo, informar y entretener. Y ser creíble, me parece que al público puede gustarle o no mi estilo, pero lo que me interesa es que me vean como un periodista creíble que informa y opina según sus convicciones y no opera para nadie.

Ese es el mayor valor que uno puede tener en esto.

N: También redactas columnas en La Nación y haces radio, ¿cómo te organizas con la rutina?

Es difícil, me tomo las mañanas para escribir y para producir con mi equipo los programas de radio y televisión, se hace el día largo porque arranco temprano y termino cerca de les 23 en el canal. Pero es mi pasión y me encanta.

N: Publicaste en el año 2012 la novela Kelperland, ¿cómo te llevás con ese proceso de escritura?

Tengo varios proyectos en ese sentido, escribir me encanta y me entretiene, no lo sufro, lo disfruto mucho.

N: Y con tu agenda actual, ¿encontrás tiempo para trabajar en otro libro?

Justo esta semana se publica “Malvinas. Identidad de Héroes” mi segundo libro, allí hablo y cuento la trama secreta sobre el proceso de identificación de los cuerpos de los soldados argentinos sepultados en Darwin. Un trabajo muy interesante.

Te puede interesar:

N: En 2019 estrenaste el documental “Malvinas, héroes con nombres”, ¿qué recuerdos tenés de aquel tiempo?

Fue una gran experiencia, pude viajar a Londres, Ginebra y a Malvinas varias veces para realizar ese documental que fue el primero y el único que hice.

Ganamos el premio a mejor documental de la ATVC. Gran experiencia, aprendí mucho.

Desde el 30/3 se puede encontrar en todas las librerías “Malvinas: Identidad de héroes”. El último libro de Daniel Santa Cruz cuenta la trama secreta sobre cómo se organizó la reparación histórica humanitaria para identificar los cuerpos de los soldados sepultados en Darwin desde el fin de la guerra

N: Hablemos de la actualidad política, ¿qué poder ostenta hoy Alberto Fernández?

El que le dieron cuando lo ungieron candidato, uno muy limitado que provocó que su gestión de gobierno sea pésima.

Un poco por su incapacidad pero en gran parte por la falta de poder real.

N: Además del acuerdo con el FMI, ¿cuáles son los principales desafíos que tiene el Gobierno por delante?

Varios, pero el más importante es comenzar a solucionar la tragedia educativa que ellos mismos provocaron cerrando las escuelas tanto tiempo.

Tienen que empezar ya a generar políticas para recuperar matrícula y calidad educativa. Aún no los veo muy activos con eso.

Daniel Santa Cruz conduce el programa Cara y Cruz en La Once Diez (lunes a viernes de 18 a 20)

N: Vamos con un pequeño ping pong, ¿virtudes y defectos?

Virtudes pocas, defectos muchos. Así me veo, pero como periodista me gusta que esa evaluación la hagan quienes me leen o me siguen en radio y TV.

N: Si estuvieras cara a cara con el Presidente, ¿qué le preguntarías?

Por qué aceptó ser un presidente sin poder.

N: ¿Radio o televisión?

Radio.

N: ¿Actividad o hobby cuando no trabajas?

Fútbol, lectura, escribir.

N: ¿Libro o película que recomiendes?

Libros todos los de Martin Amis (Cova el temible; Campos de Londres) y los de Roberto Bolaños (Putas asesinas y Los detectives salvajes) son mis preferidos. Películas me gustan mucho las de Alex de la Iglesia, Woody Allen y Quentin Tarantino, de este último todas.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Daniel Santa Cruz es…?

Un jugador de fútbol frustrado que se dedicó al periodismo y que encontró de grande una mujer que le dio su lugar en el mundo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR