Seguinos en nuestras redes

Salud

Siete señales corporales que pueden decirnos algo de nuestro organismo

Cómo puede avisar el cuerpo de que algo no está funcionando de forma adecuada

El cuerpo es un sistema muy complejo en el que todo está conectado de alguna manera. Y por eso, cuando algo no va como debería, envía mensajes a otras partes como señal de alarma. Está en nuestro poder ser capaces de reconocer estas señales.

1. Baja porosidad del pelo

La forma de comprobar si tenés una baja porosidad capilar es dejando caer un solo mechón de tu pelo lavado y seco en un vaso de agua. Si se hunde hasta el fondo del vaso, tu porosidad es muy alta. Esto significa que absorbe muy rápidamente todos los productos que usás y se seca al aire en un instante. Sin embargo, suele sentirse muy seco y tiende a encresparse.

Para tratar la alta porosidad, tenés que encontrar los mejores productos posibles, que tengan ingredientes más “pesados”, como aceites y mantecas. También añadir un tratamiento de acondicionamiento profundo a tu rutina semanal.

2. Arrugas profundas del cuello

Son un signo de que los huesos se están volviendo más frágiles y menos densos. Esto significa que el peligro de fractura de los huesos es mucho mayor en mujeres posmenopáusicas.

También podrían estar diciéndote que debés comprobar el funcionamiento de tu tiroides. Si la afección sigue empeorando y no se trata, puede empezar a manifestarse en el cuello, entre otras zonas. Una piel escamosa es otro de los signos.

3. Úlceras en la boca y lengua

Las razones más comunes son el tabaquismo, las alergias, morderse accidentalmente la lengua y la inflamación. Sin embargo, si nada de lo anterior se aplica a tu caso, podrías tener una deficiencia de vitamina B12, hierro o ácido fólico. Estas lo hacen progresivamente a lo largo de un periodo prolongado.

Otros signos de alerta pueden ser la fatiga, los mareos, los latidos irregulares del corazón y la debilidad muscular. Si experimentás todo esto, tendrás que hacer algunos cambios en tu dieta y empezar a tomar los suplementos necesarios.

4. Uñas y cutículas descamadas y manchas blancas en las uñas

Las razones más comunes de la descamación de las uñas y las cutículas son la falta de hierro y la deshidratación. Si la carencia de hierro no se trata a tiempo, puede provocar anemia, que a su vez puede dar lugar a otros problemas de salud, como dolor en el pecho. Otros motivos de tus uñas en mal estado pueden ser tu tiroides poco activo, una enfermedad pulmonar o incluso una renal. La mejor manera de tratar tus uñas en casa es llevando una dieta rica en hierro y manteniéndolas hidratadas.

Ahora bien, si empezás a notar manchas blancas en tus uñas, hay cuatro posibles razones: alergias, infección por hongos, una lesión o deficiencia de minerales. Prestá más atención a la última, ya que deberá ser tratada con especial cuidado. El zinc y el calcio son los culpables más comunes de esta carencia, y lo primero que debés hacer es un análisis de sangre.

5. Talones agrietados

Pueden deberse a la sequedad de la piel, al clima frío o a que permanecés de pie muchas horas al día. Sin embargo, pueden ser indicadores de problemas más graves, como eczema, hipotiroidismo y diabetes. Podés tratarlos sumergiéndolos en agua jabonosa durante 20 minutos y frotándolos con una piedra pómez. A continuación, aplicá una crema hidratante fuerte que incluya ácido láctico, aceite de jojoba o manteca de karité.

Si los tratamientos caseros no mejoran el estado de tus talones, acudí a un médico. Hay muchos tratamientos que tu podólogo puede hacer o prescribir, como una crema hidratante mucho más fuerte. Lo que sí podés hacer a diario es revisar tus talones, lavarlos bien y usar calzado con buen apoyo.

6. Enrojecimiento alrededor de la nariz, las mejillas y la frente

La rosácea es la principal causa de enrojecimiento de estas zonas. Los mayores de 30 años y con piel clara son más propensos a desarrollarla, ya que rara vez afecta a los niños. Algunos de los signos más comunes son el rubor, el enrojecimiento persistente, las protuberancias y los granos, y los vasos sanguíneos visibles. Otros signos menos comunes son la irritación de los ojos, el engrosamiento de la piel y la hinchazón.

El tratamiento suele consistir en medicamentos tópicos y orales que te recetará tu médico. En los casos más graves, pueden usar tratamientos con láser para eliminar los vasos sanguíneos visibles.

7. Ojos hinchados o incluso inflamados

Si no tenés una infección y no sos alérgico a nada y seguís teniendo los ojos hinchados, entonces la causa más común es el consumo excesivo de sal, que hace que se acumule más agua en el cuerpo y en la cara, incluida la zona de debajo de los ojos. Deberás reducirla y tal vez aumentar la ingesta de potasio. Otras causas pueden ser la enfermedad de Graves-Basedow, un conducto lagrimal obstruido, el tabaquismo y no dormir lo suficiente.

Una vez que conozcas el origen de tu problema, tendrás que empezar a tratarlo. Las compresas frías, las bolsas de té y los masajes faciales son algunas de las cosas más fáciles que podés hacer por vos mismo. Si la hinchazón no desaparece hagas lo que hagas, acudí a un médico.

Fuente: Genial gurú

Salud

Tres universidades públicas exigirán el pase sanitario para asistir a las clases presenciales

Se trata de la Tecnológica Nacional, La Matanza y La Plata; qué dicen desde la UBA

De cara al comienzo del próximo ciclo lectivo, tres universidades públicas ya adelantaron que exigirán a sus alumnos el pase sanitario como requisito para tener clase de forma presencial. Se tratan de la Universidad de La Matanza (UNLaM), la Universidad de La Plata (UNLP) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Según informaron las tres casas de altos estudios, se pedirá a los estudiante que tengan, al menos, dos dosis de alguna de las vacunas contra el coronavirus. A su vez, se evaluarán los casos de aquellos que no se hayan inmunizados por cuestiones médicas. En tanto, los no vacunados deberán presentar un “test con resultado negativo” para poder asistir a clases de forma presencial.

Lo cierto es que no hay una disposición del Gobierno que obligue a las universidades a proceder de esta manera ya que las mismas gozan de autonomía. A su vez, se trata de una decisión tomada de forma individual ya que ni el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) de las universidad públicas ni el CRUP (Consejo de Rectores de Universidades Privadas) de las privadas afirmaron que sea una medida que se este analizando de forma colectiva. De todos modos, conforme se acerque el inicio de clases y los números de contagios sigan altos, se espera que otras universidades se sumen en las próximas horas.

Por lo pronto, la UBA (universidad con la mayor masa de alumnos del país) adelantó que acatará lo que dispongan las autoridades nacionales: Si ni el gobierno nacional ni la Ciudad nos exigen pase sanitario, nosotros no lo vamos a pedir de forma independiente”.

El gobierno nacional ya adelantó que el pase sanitario no regirá para las escuelas ya que la vacunación no es obligatoria, pero tampoco pondrán trabas a que las universidades, que gozan de autonomía, puedan solicitarlo.

Continuar leyendo

Salud

Diez signos que advierten de una amistad tóxica

Algunas señales a las que conviene estar atentos

La toxicidad en una relación no solo se observa en las parejas románticas, sino en otros ámbitos, entre ellos la amistad. Estas son diez señales que te advierten de ello:

1.No se muestra interesado en vos

Le hablás y apenas te escucha u ocurre algo importante en tu vida y se olvidó completamente. Solamente habla de sí mismo, y cuando hablás sobre vos parece aburrirse y rápidamente busca cambiar de tema.

2. Te juzga constantemente

Siempre encuentra fallas en tus decisiones, critica tus elecciones de vida, no comprende tus acciones y te lo hace saber. Constantemente comienza sus frases con “Si fuera vos, yo …” con un lado moralizador, porque no respeta tus decisiones, tus opiniones o tus valores.

3. Parece celoso de tus logros

Cuando te sucede algo bueno, dudás en decírselo porque temés su reacción. No se alegrará por vos, sino que buscará ver el lado negativo, encontrar críticas fáciles, etc. Un amigo de verdad se alegra con las buenas noticias y apoya en las malas.

4. Ejerce poder sobre vos para influenciarte a hacer cosas negativas

Un verdadero amigo no debe ejercer ningún poder, como mucho puede ser una buena influencia, pero de ninguna manera una mala. Si te está presionando para que actúes de manera irresponsable o peligrosa. Si no busca tu felicidad sino la suya en las acciones que te empuja a realizar, es mejor cortar contacto.

5. No respeta compromisos

Te decepciona con regularidad, sentís que siempre tiene mejores cosas que hacer que estar con vos y no te senís como una persona importante. Olvida sus citas con regularidad.

6. No se comunica con vos

Las amistades en la edad adulta no son las mismas que en la adolescencia en las que podíamos pasar horas charlando por teléfono. Las obligaciones con la familia y el trabajo dejan poco espacio para la amistad. Sin embargo, un verdadero amigo siempre encontrará el tiempo para pedir noticias tuyas.

7. No busca soluciones por sí mismo

Que te pida tu opinión es algo normal y halagador, pero cuando se vuelve sistemático, puede dar la sensación de que no puede arreglárselas sin vos. Cuando surgen los reproches porque no les ofrecés soluciones es que existe una dependencia emocional, que rápidamente puede volverse insalubre.

8. Constantemente necesita que hagas cosas por él

Te necesita para cualquier cosa. Si la reciprocidad en los favores está a la orden del día, todo está bien, pero si hay un desequilibrio, es hora de poner límites.

9. No tenés ganas de verlo

No sabés por qué, pero no respondés a sus llamadas y postergás sus salidas. Tenés una sensación de malestar cuando hablas con él y / o cuando lo ves. Y ver a un amigo normalmente debería ser una fuente de placer… Ya hay muchas obligaciones en la vida, no hace falta que sumes más.

10. Te hace sentir culpable

Él siempre tiene la razón, te hace dudar de tus elecciones, te hace preguntas llenas de insinuaciones, y siempre te culpa por todo. Este vínculo le permite reforzar su mala autoestima, pero destruye la tuya en el proceso.

Fuente: Mente asombrosa

Continuar leyendo

Salud

Cinco formas de identificar la carne en mal estado

Factores que delatan que no se encuentra en condiciones óptimas para su consumo

Resulta fundamental conservar correctamente la carne, ya que las posibilidades de enfermarse debido a una intoxicación alimentaria aumentan exponencialmente cuando esta no es fresca o no se ha guardado de manera adecuada.

Cómo saber si está en mal estado:

1. Verificá la fecha de caducidad

Antes de comprar cualquier bandeja de carne, comprobá la fecha de caducidad que se especifica en el envase. En el caso de que la fecha ya se haya pasado, entonces no debés comprarla, no importa lo bajo que sea su precio, pues podría estar en mal estado y ser un riesgo para tu salud.

Así mismo, si el envase no tiene fecha de caducidad, lote o fecha de envasado, tampoco la lleves, más que nada por seguridad. Lo mejor que podés hacer es elegir la carne completamente fresca.

2. Comprobá el color

Es otro de los principales elementos que te alertarán, y es que no tiene por qué haber pasado de su fecha de vencimiento para estar en mal estado. Tené en cuenta las siguientes indicaciones:

– La carne de aves de corral puede ser desde un color blanquecino azulado a un tono más amarillo.

– La carne cruda de cerdo, en condiciones óptimas, debe presentar un color grisáceo-rosado.

– Normalmente, se asocia la carne picada con un color rojo brillante; sin embargo, este no es su color natural y se produce debido a que está expuesta al aire. Si la carne picada fresca ha sido envasada al vacío y se mantiene a partir del oxígeno, su color debería ser una especie de rojo púrpura. Por otro lado, contrariamente a lo que se cree, cuando se vuelve algo marrón, no significa que esté en mal estado, sino que pertenece a animales de mayor edad. Además, en muchas ocasiones la propia iluminación de la tienda puede causar una variación en el color, dándole un tono marrón-rojizo.

3. Olela

Es quizás la forma más fácil de saber si está en mal o buen estado. Así, sea cual sea el tipo, en el caso de que huela mal o a rancio no es comestible y debés deshacerte de ella. Especialmente, la de aves de corral desprende un olor muy distintivo que alerta que no se encuentra en buenas condiciones, se trata de una especie de olor pútrido que rápidamente puede identificarse.

4. Comprobá su consistencia

Tomá el tiempo que necesites para inspeccionarla al detalle y no olvides que la podrida, normalmente, presenta una textura viscosa que delata que las bacterias ya han empezado a multiplicarse sobre su superficie. Es posible que la carne en mal estado también esté algo pegajosa y cuente con áreas verdosas o ennegrecidas, signo de que los hongos ya han empezado a proliferar y crecer.

5. Comprobá el sabor

Si a pesar de tener sospechas decidís cocinarla y al probarla notás un sabor que difiere a como debería es evidente que es mejor que no te la comas.

Fuente: El español

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR