Conmoción por la muerte de Lucas González, el futbolista baleado por la Policía de la Ciudad

Amigos y familiares se movilizaron a la comisaría del barrio porteño para exigir justicia y los carteles rezaban “basta de gatillo fácil”. La estación de policía había sido doblemente vallada y los tres efectivos involucrados fueron desafectados de la fuerza