Seguinos en nuestras redes

Economía

El Banco Central modificó su política cambiaria y se acerca a las exigencias del FMI

El cambio de estrategia se vislumbra luego de que la entidad que preside Miguel Ángel Pesce decidiera dejar de intervenir para controlar el tipo de cambio bursátil (conocido como dólar MEP).

Tal como había sido previsto en los días previos a las elecciones, el Gobierno Nacional implementó este martes una modificación en su política cambiaria con el objetivo de mantener la acumulación de reservas. El cambio quedó plasmado en la decisión que tomó el Banco Central de dejar de intervenir para controlar una de las paridades bursátiles (conocido como dólar MEP).

En consecuencia, el dólar bolsa subió desde $ 180 (que era el valor “subsidiado” por el Central) hasta $ 200, lo que implicó una fuerte devaluación.

De esta manera, la entidad que preside Miguel Ángel Pesce se acerca a las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyas premisas se han centrado en evitar la intervención de los bancos centrales para sostener un tipo de cambio artificial.

La implementación de esta lógica de operaciones podría contribuir con otra de las políticas clásicas del organismo cuando cierra un acuerdo con países miembro: promover la acumulación de reservas, que se transforman en una línea de contención ante eventuales crisis propias o externas.

El cambio de estrategia le permitió al Central finalizar con un saldo comprador de USD 50 millones. Y el objetivo sería continuar acumulando en diciembre, cuando ingresan los dólares de la cosecha fina, que podría llegar a un récord superior a los USD 3.000 millones.

Según consigna Pablo Wende, en un artículo publicado en Infobae, “acumular reservas, le permitiría al Gobierno avanzar con un ajuste suave del tipo de cambio oficial y evitar una devaluación brusca. El aumento en la tasa de ajuste del dólar oficial es algo que la mayoría de economistas y consultoras consideran inevitable en el corto plazo. Pasaría de 1% mensual que mantuvo a lo largo de 2021 a una tasa más cerca al 2,5% ó 3% por mes, acercándose a los niveles de la inflación minorista.”

Por otra parte, agrega que “uno de los puntos centrales del acuerdo con el Fondo incluirá el capítulo cambiario. Sin embargo, difícilmente se podrá satisfacer al organismo en la idea de ir hacia un tipo de cambio flotante y un mercado único, saliendo de los tipos de cambio múltiples que de hecho existen hoy”.

Con este giro estratégico, por primera primera vez en mucho tiempo los dólares alternativos quedaron alineados, por lo que en la práctica existirían dos cotizaciones. La oficial, reservada para operaciones de comercio exterior y pagos de deuda hasta los estrictos límites estipulados por el BCRA, y por otro lado el dólar financiero por el cual es posible atesorar y también girar al exterior.

Mundo

Phillip Morris quiere que 40 millones de fumadores dejen el cigarrillo tradicional de Marlboro

La corporación tradicionalmente dedicada a la producción de tabaco busca desincentivar el consumo de nicotina y la emisión de humo desarrollando un nuevo producto

Phillip Morris International (PMI) no necesitó un Don Draper que sabotee una estrategia de ventas. Fue la propia empresa la que anunció un proyecto que significaría una revolución de la industria tabaquera: que para 2025 cuarenta millones de fumadores abandonen el cigarrillo. La propuesta es una transformación sin precedentes en “materia de sostenibilidad social, medioambiental y de gobernanza”, y consiste en una alternativa de cigarrillo libre de humo.

Así lo anunció nuevamente su director de sostenibilidad, Miguel Coleta, quien reiteró en la cumbre empresarial South Summit 2021 el compromiso de la compañía por reducir el impacto que sus productos tienen en la salud. Ya lo habían informado a principios del año pasado en México junto a una espectacular campaña para desincentivar el consumo de tabaco que reza “Adiós” acompañado del hashtag #EligeElCambio.

“Queremos tener un impacto positivo en los 15 millones de fumadores en el país. Por ello, hemos decidido abrir paso a la ciencia e innovación a través de productos revolucionarios como IQOS, y alcanzar un futuro libre de humo en el país como parte de nuestros objetivos para 2030”, dijo Andrzej Dabrowski, CEO de Philip Morris México, en un comunicado.

Phillip Morris está sentando las bases para ingresar al mercado en auge de las finanzas sostenibles, ya que se enfrenta a una base en expansión de inversores que se niegan a financiar a las empresas tabacaleras. En la cumbre de la semana pasada entre empresas, pymes e inversores, Coleta reiteró que el objetivo para 2025 era que al menos 1.000 millones de dólares de sus ingresos procedan de los productos “más allá de la nicotina”.

En concreto, quieren abrir el negocio a otros productos como los dispositivos IQOS (“I Quit Ordinary Smoking” o “dejé de fumar cigarrillo tradicional“) en un contexto mundial de expansión de los modelos de sustentabilidad.

Estos son novedosos aparatos desarrollados por PMI y aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, que calientan el tabaco sin quemarlo y se cargan con un cable USB. Este cigarrillo genera menos olor y al mismo tiempo proporciona un sabor, aroma y experiencia similares a los obtenidos con los cigarrillos convencionales.

“Actualmente, 80 mil personas en México están interesadas en nuevas alternativas de consumo, particularmente en IQOS. Por ello, Philip Morris continúa con su iniciativa Elige el cambio, orientada a incentivar y brindar información relacionada con este nuevo portafolio libre de humo y ceniza”, afirmó Dabrowski.

La inversión en este sentido se produce al tiempo que Philip Morris se acerca a la adquisición de Vectura Group, un fabricante británico de medicamentos para el asma.

La iniciativa debe estar siempre acompañada de la respuesta de los consumidores, lo cual supone un cambio radical de paradigma para la industria tabacalera que desde la década del ’60 alimentó un negocio gigantesco de publicidad en torno a una práctica social perjudicial para la salud.

 

Continuar leyendo

Economía

Golpe al bolsillo en las fiestas: la canasta navideña aumentó un 64% con respecto al año pasado

El brindis de medianoche se encarece. Champagne, pan dulce y confituras son algunos de los productos que mayor alza registraron, además del asado

Consumidores Libres hizo un relevamiento de precios en supermercados de la Ciudad de Buenos Aires e informó que 24 productos seleccionados de la llamada “Canasta Navideña” percibieron un aumento del 64.64% con respecto al 2020.

El representante legal de la institución, Dr. Héctor Polino, describió que las canastas armadas que ofrecen las grandes cadenas de supermercados tienen precios que registran aumentos que van desde 33.36% al 80.08%, en relación al año pasado. En CABA, se evaluaron los números de DISCO, Carrefour y Coto.

Consumidores Libres es una cooperativa sin fines de lucro que ofrece educación y asesoramiento a la ciudadanía.

El mayor disgusto se lo lleva la hora del brindis: los frutos secos, las confituras, y el champagne acumularon un alza de 66.67; 64.29 y 126.19 puntos porcentuales respectivamente.

En cuanto a los tradicionales pan dulces, según la marca, variaron 56% (Canale 500 GRS – de $380 a $580.00), 60% (Marcolla con frutas 500 GRS – de $290 a $463) y 65% (Bagley con frutas 400 GRS de $230 a $380.00), mostrando un similar incremento que los budines.

Así, con un total de 24 productos que también incluyen pollo y asado el costo total de la “Canasta navideña” que se conseguía por $6.385 en 2020 alcanza los $10.512 este año, marcando un alza de 64.64%.

Continuar leyendo

Economía

Kulfas defendió la medida del BCRA: “La gente que viaja al exterior no es pobre, quien se quiera ir al exterior que se lo pague”

El ministro de Desarrollo Productivo se pronunció sin rodeos sobre la disposición del Banco Central de prohibir la financiación en cuotas de pasajes, hospedaje y compra de bienes y servicios en el exterior

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se refirió a la medida que adoptó el Banco Central de prohibir la financiación en cuotas de viajes al exterior, contemplando los gastos de pasajes, hospedaje y compras. “Quien se quiera ir al exterior que lo haga, pero que se lo pague”, sentenció el funcionario en declaraciones a Radio Continental.

“La gente que viaja al exterior no es pobre, seamos claros, y la clase media tiene muchas opciones dentro del país para el verano”, apuntó sin pelos en la lengua. De esta manera puso en jaque las declaraciones de la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, que ajustada al guion para cuidar la imagen del gobierno dijo que todos íbamos a poder “viajar y cumplir nuestros sueños”. Así se aseguran un crecimiento del mercado interno pero a costa de una restricción que frena a miles de ciudadanos que quieren salir del país, ya sea por ocio, trabajo o para visitar a algún familiar.

“La gente va a seguir viajando pero financiando las tarjetas de crédito de otra manera”, había dicho Cerruti al anunciar la disposición, pero incluso ante las preguntas en la rueda de prensa fue esquiva para reconocer que se limitaban las posibilidades de la clase media.

A contramano, Kulfas declaró hoy: “La cuestión es muy clara, estamos en un escenario de reactivación y tenemos que priorizar que continúe. Lamentablemente hay algunas medidas que pueden caer un poco antipáticas”.

Asimismo el ministro explicó que la decisión se enmarca en un esquema de planificación de las divisas, y no a una negociación con el FMI. “Las reservas tienen que estar robustas para sostener un plan económico consistente y que no se generen saltos abruptos de cambio”. Y enseguida ilustró comparando con la gestión anterior: “Esto ya lo vimos, Macri tuvo devaluaciones muy fuertes que llevaron a que haya inflación y aumento de la pobreza”, sostuvo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR