Seguinos en nuestras redes

Campo

Exportaciones de carne a China: Uruguay desplazó a la Argentina como segundo proveedor

Según datos de Juan Manuel Garzón, el país pasó de abastecer un 23% de las necesidades de ese mercado a un 11%; la administración de Lacalle Pou incrementó su participación de 11 a 14%

Datos que preocupan en materia de campo: Uruguay desplazó a la Argentina como segundo proveedor de carne en China.

Según Juan Manuel Garzón, economista del Ieral de la Fundación Mediterránea, la administración de Alberto Fernández pasó de abastecer un 23% de las necesidades de ese mercado a un 11%; el país vecino incrementó su participación de 11 a 14%. Brasil, en tanto, creció de 40 a 46%.

“Son números. Mientras el año pasado, con un 23% el país estaba en segundo lugar como proveedor de carne a ese país asiático, detrás de Brasil que tenía el 40%, en septiembre pasado, se ubicó en tercer lugar con solo el 11% y donde fue superado por Uruguay (solo poseía el 11% en el 2020) con el 14% del mercado chino”, indicó le protagonista al diario La Nación.

Para el economista, cuando se analiza cuáles podrían haber sido los factores que llevaron al país a bajar sus exportaciones de carne, primero se debe buscar los motivos externos. Ese ejercicio arroja una sorpresa.

“Podría haber ocurrido una contracción de la demanda externa, de China por ejemplo. Sin embargo, cuando uno mira los países competidores y ve que continuaron creciendo con buenos volúmenes, automáticamente te hace descartar el factor de demanda y te lleva a mirar los factores internos”, detalló.

En este contexto, explicó que en los últimos cuatro años las exportaciones locales del producto venían creciendo a una determinada velocidad pero en junio se bajó un cambio y todo se frenó: “Se empezó a restringir los volúmenes y entramos en una autorrestricción. Se pasó de un esquema de libre comercio a un comercio administrado y regulado por el Gobierno”.

Campo

Campo: la Sociedad Rural y la CRA se van del Consejo Agroindustrial Argentino

La medida fue pocos días después que el Gobierno anunciara el cierre de la exportación por dos años de siete cortes de carne ‘populares’ y un fideicomiso compensatorio para los precios de algunos cereales

Luego que el Gobierno anunciara la prohibición de exportar siete cortes de carne hasta el año 2023, la Sociedad Rural Argentina (SRA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) anunciaron su salida del Consejo Agroindustrial Argentino, el ente que nuclea a distintas organizaciones del agro y la industria junto con el Gobierno para idear políticas en el mediano y largo plazo.

“Entendemos que el funcionamiento adoptado en las últimas semanas no es el que aspiramos los productores”, declaró Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural.

Desde la institución aseguraron que van a “seguir bregando por reglas claras y de largo plazo con el objetivo de darle sostenibilidad a la producción agropecuaria”.

En tanto, la CRA publicó un comunicado en el que dice: “Habiendo analizado los hechos transcurridos y las medidas anunciadas en los últimos 18 meses por parte del Gobierno, algunas de ellas siendo tratadas previamente con representantes del CAA, entendemos que los perjuicios que recayeron sobre los productores representados legítimamente por nuestra entidad ameritan que nos desvinculemos de dicho Consejo”.

“Poco se trabajó para poder tener institucionalidad en los mercados granarios en cuanto la formación de los precios. El precio justo que deviene de los mercados internacionales no es recibido por los productores agropecuarios por las grandes distorsiones locales, las cuales muchas cámaras que integran el CAA avalan”, afirma el texto.

Y cierra: “Por todo ello, el Consejo Directivo de Confederaciones Rurales Argentinas ha decidido desvincularse del Consejo Agroindustrial Argentino y retirar a sus técnicos y representantes en las mesas de trabajo”.

Continuar leyendo

Campo

Cepo para la carne: el Gobierno prohibió por dos años exportar siete cortes

La medida salió por Boletín Oficial y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023; también liberó las ventas de las categorías de vacas D y E, con destino a China

Por medio de un decreto y dos resoluciones publicadas en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional prohibió la exportación de siete cortes de carne. La medida tiene una duración de dos años, hasta el 31 de diciembre de 2023 y entró en vigencia este lunes.

Se establece que no se podrá exportar asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, nalga, paleta, y vacío. A estos cortes los llama “Cortes Preferidos”, en la modalidad de frescos, enfriados o congelados

El objetivo de la medida, según consta en los considerandos del decreto, es construir una política pública para la cadena de la carne con el objeto de aumentar la producción, la existencia ganadera y el peso promedio de faena, generando previsibilidad al productor, e incrementar asimismo los volúmenes exportables.

A su vez, el decreto considera que “es necesario construir una política pública para la cadena de la carne con el objeto de aumentar la producción, la existencia ganadera y el peso promedio de faena, generando previsibilidad al productor, e incrementar asimismo los volúmenes exportables”.

Además, mediante dos resoluciones publicadas en la misma edición del Boletín Oficial, 301 y 302, el Ministerio de Agricultura libera las exportaciones de cortes provenientes de las categorías de vacas D y E –llamadas de manufactura-, entre otras medidas, y crea un Observatorio de Producción de la Carne Vacuna que será presidido por Julián Domínguez (ministro de Agricultura) e integrado por representantes de los gobiernos provinciales, las entidades de producción y de la industria, entre otros.

Continuar leyendo

Campo

“El Estado me robó más de $16 millones”: el cálculo de un productor rural que se hizo viral

Jorge Esponda aseguró que el estado se quedo con $63.910 de los $102.910 que vale cada tonelada de soja que vendió

Un productor agropecuario de Roldán, Santa Fe, mostró de forma irónica cómo el estado se queda con una importante parte de las ganancias de su producción a partir de las retenciones, la brecha cambiaria.

Se trata del agricultor Jorge Esponda, que en un mensaje de Whatsapp difundió esta cuenta: “Vendí 252 toneladas de soja, me robó el Estado $16.105.320. Me pagó ayer el Ministerio de Agricultura $38.587″. Descontando esto último a lo que le “robó” el Estado, quedan a manos del Gobierno 16.066.733 pesos.

A ese cálculo, se llegó tomando un tipo de cambio paralelo a un promedio de $205, cuando el oficial mayorista apenas supera los $102, y descontando el 33% de las retenciones que le quedan a la soja.

“Ayer, Día de los Inocentes, el Gobierno me devolvió $38.587. Me robó $16.066.733. Es lo producido en 93 hectáreas”, señaló en un mensaje. Explicó que son $172.760 por hectárea. “Si cobramos hoy la tonelada a $39.000, el socio Estado se queda con 4,43 toneladas por hectárea del precio nacional y popular”, señaló el productor que integra la Red Nacional de Productores Autoconvocados. Dicho de otra manera, el Gobierno le devolvió el valor de una tonelada.

En línea con el cálculo de Esponda, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) publicó su índice trimestral que mide la recaudación fiscal sobre la producción de cultivos: en diciembre de cada $100 de la renta agrícola (ingresos menos costos), $63,20 son para los gobiernos nacional, provincial y municipal.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR