Seguinos en nuestras redes

Economía

Dólar post elecciones: experto del mercado proyecta tres escenarios

Existen muchas variables “sin rumbo” y pocas pistas sobre la dirección que tomará el oficialismo en los dos años restantes de su gestión

Puntos a considerar en materia financiera. El Gobierno pensaba llegar a las elecciones del 14 de noviembre con el dólar en calma y el riesgo país en niveles aceptables. Nada de eso ocurrió.

Según indica iProfesional, las estimaciones giran en torno a que, en base a la situación actual tan delicada y escasa de divisas, el Gobierno no tendría más que tres escenarios para decidir y que no le “explote” la economía.

Los desequilibrios macroeconómicos llevan a que el Gobierno establezca restricciones y controles cambiarios, justamente, para evitar una corrida hacia la compra masiva de divisas por parte de ahorristas y empresas.

“A diferencia de otras crisis previas, ahora considero que no existe un problema de un tipo de cambio ´escandalosamente atrasado´. A modo de ejemplo, el tipo de cambio real bilateral calculado por el Banco Central, se encuentra en niveles no muy lejanos al promedio que hubo en la posconvertibilidad de 2002. Lo mismo se puede apreciar con el tipo de cambio real bilateral con Estados Unidos”, resume el economista Roberto Geretto, portfolio manager de Fundcorp.

Publicidad

Ahora bien, en cuanto a la mirada sobre lo que puede ocurrir en el corto plazo, después de las elecciones de mediados de noviembre, este economista considera que puede haber 3 escenarios posibles: devaluar, desdoblar o reprimir.

“Al momento, el Gobierno ha elegido esto último, reprimir, donde sistemáticamente se han puesto trabas a la compra de dólares, dado los costos sociales e inflación de una devaluación”, analiza Geretto.

Economía

Aumentazo de fabricantes tras el llamado a un acuerdo de precios y salarios

La misma tarde en la que el Presidente lo anunció, las firmas alimenticias subieron entre 9 y 12 por ciento con el objetivo de “cubrirse” por un supuesto congelamiento

Con una inflación disparada a niveles complejos, hay un dato que le muestra al Gobierno que llegar a un acuerdo político de estabilización con sectores del poder económico será una tarea titánica y un juego de confianzas y desconfianzas con pocas posibilidades de éxito. El martes último, en un acto en Lomas de Zamora, el presidente Alberto Fernández anunció que el Ejecutivo -luego de una charla del primer mandatario y el ministro de Economía, Sergio Massa– busca edificar un acuerdo de precios y salarios con empresarios y sindicatos, con el objetivo de alinear expectativas y cubrir uno de los varios flancos que le ponen peso a la inflación.

Esa misma tarde posterior al anuncio, un grupo muy importante de empresas de consumo masivo mandaron al sector comercial y del supermercadismo listas con “aumentos preventivos” de precios cubriéndose del posible congelamiento de variables que generaría ese pacto de estabilidad perseguido por el oficialismo. Todo cuando sólo había habido una mención presidencial, sin convocatoria formal ni mucho menos detalles de qué se buscaría con la iniciativa y cuál sería el aporte de los diferentes sectores.

Las listas con subas llegaron la tarde del martes y algunas el miércoles por la mañana, con aumentos de entre 9 y 12 por ciento de una sola vez. Y sorprendieron a todo el mundo. Todas esas alzas se dieron de parte de empresas que en el año llevan aumentos acumulados muy superiores a la inflación.

Las subas del 9 por ciento pertenecen a las empresas Mastellone (La Serenísima), Unilever, Arcor y Molinos; mientras que Mondelez subió un 12 por ciento. Esas firmas producen bebidas, farináceos, dulces y hasta productos de limpieza e higiene. Todas ya acumulan en el año incrementos por encima de la inflación proyectada para todo el año, en algunos casos incrementos que están por encima del 70 por ciento.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

Día del Niño: los juguetes subieron hasta un 70% en comparación con el año pasado

Los regalos para los más pequeños elevaron su costo debido a la escalada inflacionaria, el precio del dólar y las trabas a las importaciones.

La imparable suba de precios que golpea cotidianamente el bolsillo de los argentinos, se hace notar no solo en el sector alimentos y servicios, también en aspectos más mundanos, y en este mes de agosto, con la llegada del Día del Niño, el foco de atención está puesto en los juguetes.

Es que aquellos que puedan y quieran hacerles un regalo a los más pequeños de la familia, deberán desembolsar hasta un 70 por ciento más que el año pasado, según estimaciones de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).

Para el Gerente de Comercio Exterior y Relaciones Institucionales de la CAIJ, Julián Benítez, el Día del Niño es la fecha más importante para el sector porque las ventas representan el 60% de la ganancia anual. En este sentido, remarcó que vienen de “un año malo, con gran baja de la demanda y que ponen muchas expectativas” de cara al próximo 21 de agosto.

Poniéndolo en números, el juguete de origen nacional aumentó al menos un 50%, motivado por la inflación, por lo que Benítez afirmó que los incrementos están “muy por debajo” del índice de precio al consumidor, pero hay que tener en cuenta que “la poca variación de precios responde a la falta de demanda”, ya que es un rubro utilizado solo en ocasiones especiales.

Publicidad

En ese sentido, detalló que hay categorías en donde los aumentos rozaron el pico máximo del 45 al 48%, y otros casos en los que escalaron solo un 25%. Otros, en cambio, como las masas o slime, patines, e incluso triciclos, no registraron incrementos.

Muy distinto es el panorama respecto de los juguetes importados, que registraron subas de hasta un 70 por ciento, que según explicó el empresario está ligado al precio del dólar, “como no todos pueden acceder al tipo de cambio oficial, lo aplican al precio”.

Además, “impactan otros componentes como el del flete, que con la pandemia pasó de 2.500 a 10 mil dólares. O el costo de los estudios jurídicos y medidas cautelares que interponen para poder ingresar productos”, explicaron desde la Cámara.

En el sector remarcaron que sostener la actividad en un contexto económico tan adverso se les ha hecho difícil, ya que “hubo mucho consumo postergado por parte de las familias, que optaron por las salidas turísticas y gastronómicas pospandemia”, en lugar de la compra de juguetes.

Publicidad

Sin embargo, para esta fecha proyectan un repunte en la actividad, considerando que el juguete es el regalo que se trata de hacer a costas de reducir algún otro gasto. “Hay buenas expectativas para alcanzar las ventas del año pasado, que fueron buenas”,  afirmó Benítez.

Es que a la hora de adquirir regalos para los niños, los clientes deberán desembolsar casi el doble de dinero que el año pasado. Por su parte, las cámaras empresarias tratan de adaptarse a la difícil situación económica que atraviesa el país y lanzan promociones y facilidades de pago, para amortizar el costo.

Continuar leyendo

Economía

La nueva secretaria de Energía advirtió que las subas de luz y gas podrían llegar hasta los $5000

Flavia Royón adelantó que los incrementos se darán por tramos y puso el foco en la necesidad del ahorro.

Flavia Royón, la flamante secretaria de Energía, dio detalles de las nuevas tarifas de luz y gas que se vienen en la Argentina. La funcionaria del equipo de Sergio Massa dijo los aumentos se conocerán “en los próximos días, no tiene que pasar de la semana que viene”.

La secretaria de Energía expresó: “Queremos que el sistema sea más justo y que de hablar de subsidios pasemos a hablar de eficiencia. No solo en el consumidor, sino también en las casas. Que concienticemos que la energía es un bien preciado, que hay que cuidarlo”.

Flavia Royón señaló sobre el lanzamiento de las nuevas tarifas: “Estamos trabajando contra-reloj, la expectativa era hacerlo este jueves, pero no es un tema sencillo. La base de datos es importante y la premisa es que esta es una actualización de tarifas para quien realmente la pueda afrontar“.

Flavia Royón

Queremos que el subsidio llegue al que más lo necesita y que tengamos un sistema más justo. Esto es una prioridad, entendemos que no tiene que pasar de los primeros días de la semana que viene. Si no reducimos el déficit termina siendo el impuesto más injusto, que es la inflación”, agregó la secretaria de Energía en diálogo con Radio Mitre.

Respecto a las cifras de los aumentos, Flavia Royón indicó: “El primer tramo va a ser, si uno quiere, el más importante. Las últimas dos cuotas, por decirlo de alguna manera, van a ser menores”. La funcionaria añadió que las subas “pueden ir de $1200 a $4000 o $5000”.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR