Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo elegir el mejor shampoo para tu tipo de pelo

Cuáles son los productos indicados para cada caso

Cuando el pelo se ve opaco, con frizz, maltratado, seco y en algunas veces hasta con caspa u otro padecimiento; es momento de pensar en un cambio de shampoo y ver cuál es el más adecuado según nuestro tipo de cabello.

Cabello normal

No importa si es lacio u ondulado. El punto acá es que es normal porque está en un término medio. No es graso, ni seco. No tiene las puntas abiertas y a simple vista está bien definido. No se rompe con frecuencia y cae cuando debe caer. Se ve brillante y cuando lo cepillás no tiene frizz. Se puede o no lavar a diario, ya que su balance es saludable.

Qué shampoo usar

Uno que indique en su etiqueta que es para cabello normal. De preferencia que sea un producto de apariencia transparente, ya que ésta es más ligera que las cremosas y por lo tanto hace que el pelo conserve sus propiedades al natural. Lo idea también es elegir uno que tenga ingredientes naturales.

Seco

Le hace falta brillo y sedosidad. Al tacto se siente poroso y sus puntas pueden estar abiertas. El cuero cabelludo se siente acartonado y en la temporada invernal esto va en incremento. Si has usado en exceso o de forma regular tratamientos químicos para el pelo, así como técnicas de peinados que involucren calor, es probable que lo padezcas o que estés por hacerlo.

Qué shampoo usar

El mejor aliado, a diferencia del cabello normal, es un shampoo nutritivo y de consistencia cremosa. Buscá uno que en su etiqueta tenga la leyenda que indique que es para pelo seco o que sirve para hidratar. Como sugerencia, trata de despuntarlo cada dos meses y para que no pierda sus propiedades naturales, lavalo cada dos días, excepto si sudaste demasiado o lo sentís sucio.

Graso

Con este tipo hay que tener mucho cuidado, pues si no se le da el tratamiento adecuado y la limpieza indicada, es un hecho que se verá cero higiénico y desagradable. Al tacto como su nombre lo indica se siente graso. A la vista se ve en exceso brillante y seboso. Es aquel que si te ponés una gorra o vincha se queda marcado hasta que lo volvés a lavar.

Qué shampoo usar

No hay mejor producto que un shampoo ligero, de apariencia transparente. Que no sea cremoso, sino el problema se hará más grave y la grasa más visible. Lavalo a diario y lo ideal es que trates de manejarlo lo menos posible para no activar las glándulas sebáceas.

Con frizz

Su apariencia es muy fácil de identificar, ya que parece como si hubieras rozado un globo contra él y éste lo hubiera dejado electrizado. Cuando lo cepillás ya sea después de lavarlo o sobre todo si ya está seco, el problema se hace más fuerte y evidente. Aunque usás cremas y demás productos para controlarlo, el problema no cede por completo.

Qué shampoo usar

Aquel que esté indicado para combatir el frizz de raíz a puntas y que bien podés y debés complementar con shampoo, acondicionador y tratamiento para que el efecto de control sea duradero y efectivo.

Con caspa

Tener caspa no es precisamente signo de un mal hábito de higiene. Es más bien un cambio dermatológico en el cuero cabelludo, en donde aparece la dermatitis seborreica. Lo identificás porque con ella la descamación normal se hace excesiva, produciendo hojuelas blancas que pueden caer a tus hombros. Produce mucha comezón y hace que se presente irritación y zonas enrojecidas.

Si lo lavás con productos no adecuados o con aquellos que fomenten la hidratación, el problema se hace más persistente y visible. Puede ser un padecimiento más propenso en los cueros cabelludos grasos.

Qué shampoo usar

Al ser un problema de raíz dermatológico, lo ideal es acudir con un especialista para erradicarlo. Pero si el problema apenas está empezando, intentá con un sistema anticaspa de uso común. Es necesario que uses todo el tratamiento de shampoo y si lo deseás acondicionador, ya que de está forma lo erradicarás de raíz.

Con tendencia a caer

Se puede presentar por varios factores:

– Ya sea por herencia, cuando los genes de tu familia tienen esta carga sin importar si eres hombre o mujer o por cuestiones de edad.

– Por algún problema hormonal o dermatológico que está causando que el bulbo piloso o los folículos se tapen, o por tendencia a padecer alguno de los tipos de alopecia.

– Por estrés, ya que cuando nos preocupamos de más algo ocurre en nuestro interior que hace que se caiga de más.

– En algunos casos también se presenta caída por quiebre. Es decir, no se cae desde raíz, sino que puede ser que al cepillarlo éste se rompa y caiga.

Qué shampoo usar

La mayoría de los comerciales detienen la caída por quiebre. Sólo algunos tratan la caída por cuestiones dermatológicas. Si al usar alguno de los dos te das cuenta de que tu problema persiste, primero que nada relajate, pues la preocupación hace que más pelo caiga. Después acudí con un dermatólogo para que te indique si debés usar algún producto en específico, o tal vez hasta tomar algún complejo vitamínico que te ayude a reforzar tu cabellera.

Dañado

Este tipo ha estado expuesto bajo diversos tratamientos químicos, de color o calor y ahora se encuentra dañado. Puede estar dentro de los tipos anteriores, pero su mayor debilidad es que al estar bajo diversos procesos, su renovación, crecimiento y desarrollo, ya no es tan natural y debe ser intervenido por productos específicos.

Qué shampoo usar

Deberás buscar uno que esté indicado para este tipo de pelo, ya que lo que necesitás es nutrir desde la raíz hasta la punta y ayudar al proceso de renovación natural.

Teñido o tratado

Este tipo de es muy fácil de definir, ya que te ubicarás en su rango, si has usado algún tipo de tintura, decoloración o cualquier otro tipo de proceso químico que haya alterado su estado natural.

La tendencia después de usar alguno de estos métodos y no tener los suficientes cuidados o usar los productos adecuados, es una nula o baja duración de color, quiebre, resequedad, opacidad y en algunos casos hasta caída.

Qué shampoo usar

El indicado será aquel que vaya de acuerdo a tu tipo de pelo, ya que podés estar entre alguno de los anteriores, pero también tenés un factor más que cuidar que es el color o la permanencia de algún tratamiento.

Fuente: Toque de mujer

TE PUEDE INTERESAR