Seguinos en nuestras redes

Fútbol

D’Onofrio salió a calmar la ansiedad por la posible llegada de Cambiasso y Aimar

Cuando se le preguntó si traerán a Esteban Cambiasso, quien no seguirá en Inter, o Pablo Aimar, el presidente del club pidió a los periodistas y a los hinchas bajar la ansiedad y no perder el objetivo

El presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, salió hoy a pedir “calmar la ansiedad” y apagar las expectativas en torno a incorporaciones de renombre, al advertir que tras los festejos por el título hay que volver a la realidad y superar “los problemas económicos y financieros” que siguen golpeando al club.

“Las burbujas de champán duran hasta las 2..3 de la mañana y a la mañana se empieza con el café. En River hay que calmar la ansiedad y solucionar los problemas económicos financieros del club”, reclamó D’Onofrio, quien logró celebrar un título como presidente a los seis meses de haber asumido en reemplazo de Daniel Passarella. [pullquote position=”right”]D’Onofrio salió a calmar la ansiedad tras lograr el campeonato[/pullquote]

D’Onofrio asumió en diciembre con un pasivo que ronda los 400 millones de pesos, y con vencimientos diarios de entre 4 y 5 millones, aunque hoy la situación está mas calma gracias a la formación de un fondo fiduciario.

Por eso cuando se le preguntó si traerán a Esteban Cambiasso, quien no seguirá en Inter, o Pablo Aimar, pidió a los periodistas y a los hinchas bajar la ansiedad y no perder el objetivo. Al hablar por radio Mitre, D’Onofrio dejó en claro que con el entrenador Ramón Díaz fueron sintonizando a medida que empezaron trabajar juntos.

Aseguró que nunca puso en duda la continuidad de Ramón, aunque admitió que “la duda fue la principio con un contrato a destiempo que no correspondía con valores que no se podían pagar y Ramón entendió”.

La referencia es al contrato millonario que le hizo Passarella antes de irse y Díaz aceptó reformular ante el reclamo de D’Onofrio. Hoy abrevan en la misma senda y según el dirigente, acompañó a Ramón en traer a Fernando Cavenaghi, a quien consideró “un líder desde lo modesto, líder porque los demás lo ven como tal”.

Así como el vicepresidente segundo, Matías Patanian, ejemplificó lo difícil que resultaba a los chicos ir a la escuela en épocas en que River transitaba “la mala”, D’Onofrio comparó esta satisfacción a los festejos de 1975 cuando quebró los 18 años sin títulos.

“Me acordé de cuando era chico, y si bien no fueron 18 sino seis pero fueron eternos por lo que tuvimos que vivir”, sintetizó D’Onofrio.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PUEDE INTERESAR