Seguinos en nuestras redes

Seguridad

Uno de los detenidos por matar de una puñalada a un adolescente en Quilmes estuvo preso por robo y lo liberaron a los 4 días

La información fue confirmada por el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Son tres en total los detenidos por el crimen

Tras la muerte de Lucas Cancino, un joven de 17 que fue asesinado de una puñalada en el pecho cuando salía de la casa de sus abuelos, en Ezpeleta, Quilmes, para ir a la escuela en su bicicleta, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, habló al respecto y confirmó que hay tres detenidos y apuntó contra la Justicia.

“Identificados por testigos, por filmaciones, todo indica que son los autores materiales del crimen”, aseguró el funcionario provincial durante una conferencia de prensa en la puerta de la comisaría 1ra. de Quilmes.

Allí añadió: “Nada nuevo, todas personas con antecedentes qua estuvieron presos. Uno el 26 de mayo por robo de una bicicleta; y otro de ellos entró detenido el 24 de julio por robo calificado por el uso de armas. ¿Saben cuándo salió en libertad? En menos de cuatro días“.

Berni responsabilizó a la Justicia por permitir que personas con antecedentes circulan con normalidad por la calle ya que lo ocurrido podría haberse evitado:  “El que sale a la calle con un arma es porque está dispuesto a matar. No puede quedar cuatro días en la cárcel y que salga como si nada. Y todo queda ahí, como si nunca hubiera pasado. Lo que pasó hoy es la crónica de una muerte anunciada“, se quejó Berni.

Luego dio detalles del crimen: “Por lo que he hablado con un testigo ni siquiera hubo resistencia. Hubo intención de matar por matar. Inmediatamente después planteó una breve reflexión:  “Esto es lo que tenemos que discutir en la Argentina, es decir, qué hacemos con estas personas. No podemos seguir tolerando esto, e interpelo a todos aquellos que se niegan a discutir esto”.

El crimen

El episodio ocurrió esta mañana cerca de las 7.50 cuando el estudiante, identificado como Lucas Iván Cancino, salía de la vivienda ubicada en la calle Combate Naval, entre Lugones y Ascasubi, donde vivía con sus abuelos y su madre.

El joven se dirigía al Colegio Papa Eugenio Pacelli cuando fue interceptado y atacado por un joven que lo apuñaló en el tórax con un arma blanca.

Tras el ataque la víctima intentó regresar caminando hasta su casa, ubicada a pocas cuadras, pero se desplomó en la entrada a causa de la gravedad de la lesión. Minutos después del hecho llegó una ambulancia del SAME al lugar pero Lucas ya estaba muerto.

La investigación está a cargo de la fiscal Karina Gallo, de la UFI 4 de Quilmes, quien está en el lugar del hecho que quedó caratulado como “homicidio en ocasión de robo”. Tras horas de busqueda, la policía logró dar con el paradero de los delincuente gracias a diversas cámaras del barrio y las declaraciones de testigos presentes en la escena.

“A dos los encontramos en un barrio muy cercano, y otro había huido a una zona cercana al río. Pero ya están todos a disposición”, indicó Berni.

Quilmes vive una de las peores olas de delincuencia al ser uno de los municipios más peligrosos del Conurbano Bonaerense, tan solo por detrás de La Matanza y Moreno. En respuesta, dos marchas de vecinos tendrán lugar a las 18 con un pedido de Justicia tanto por Lucas como por la inseguridad que se vive en esa zona del Conurbano bonaerense.

Política

Berni contradijo al Gobierno y aseguró que “es terrorismo” el accionar de los mapuches

El ministro de Seguridad bonaerense también se mostró a favor del envío de fuerzas a la zona para garantizar la seguridad

Mientras el conflicto mapuche en el sur continúa agravándose, el ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni, volvió a diferenciarse del Gobierno nacional y habló de “terrorismo” al referirse al asunto. A su vez, contradijo al presidente Alberto Fernández y a su par nacional, Aníbal Fernández, al afirmar que “es obligación del Estado enviar tropas” a la provincia para colaborar con la resolución del problema.

Al ser consultado en Radio Del Plata sobre la situación en Río Negro, Berni expresó: “El conflicto mapuche es un tema que viene arrastrándose desde hace años y que se va profundizando cada vez más, en donde obviamente no se han llevado a cabo las diligencias para frenar una situación que inevitablemente va a caer en esta violencia”.

Para asegurar que lo que ocurre en la provincia de Rio Negro es “terrorismo”, Berni explicó: “Acá se discute si es una acción vandálica o terrorismo. Cuando el bien vulnerado que se ha atacado es la vida, hablamos de homicidios. Cuando el bien vulnerado es la libertad, hablamos de secuestro… Y cuando el bien tutelado es la paz social, hablamos de terrorismo; no hay que siquiera que dudarlo”.

Incendio en el Club Andino Piltriquitrón provocado un grupo de mapuches

Fue allí que Berni aseguró que no tiene ninguna duda de que el Estado debe “poner todo el esfuerzo” para “terminar con este tipo de acciones”. “No tengo ninguna duda de que es obligación del Estado nacional enviar tropas y controlar el tema. Estoy totalmente convencido, porque lo he vivido y lo he visto. Conozco el grado de temor, no me lo contaron”.

La postura del ministro bonaerense es opuesta a la de su par de Nación y la del presidente quienes aseguraron que no era obligación del Gobierno nacional enviar fuerzas de seguridad a la zona para garantizar la seguridad. Durante la tarde del jueves, Alberto Fernández, le había mandando una carta a la gobernadora de Rio Negro, Arabela Carreras, consolidando la postura de Casa Rosada: “No es función del Gobierno Nacional reforzar el control en las rutas nacionales o brindar mayor seguridad en la región”.

Lo cierto es que esta diferencia se trata de un nuevo capitulo entre una serie de enfrentamientos entre ambas partes. Al respecto, Berni nunca tuvo relación con la ex ministra de Seguridad Sabina Frederic. A su vez, es sabida su postura a favor de las pistolas Taser, cuando en Nación es en contra.

Continuar leyendo

Policiales

Video: así mataban al Subcomisario, no se resiste pero ven que es policía y lo fusilan

Ya son cuatro los detenidos por el crimen del subcomisario de la Policía de la Ciudad, Rodrigo Guillermo Becker (41), en Caseros

El martes pasado Rodrigo Guillermo Becker (41), subcomisario de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 9 de la Policía de la Ciudad, fue asesinado a sangre fría por delincuentes que querían sustraerle la moto cuando salía de su casa, en Caseros.

Eran las 21:30 y Becker iba vestido de civil. Según se pudo comprobar por los registros de las cámaras de seguridad, la víctima no mostró resistencia al robo y sin embargo, los delincuentes efectuaron los disparos.

Luis Miguel Escobar, alias “Luisito”, fue detenido en el interior del barrio Ejército de los Andes; y Pablo Buera, de 24 años. Juntos habrían orquestado el feroz ataque al uniformado para sustraerle la moto marca Honda Tornado Xr 250, mientras que los otros dos aprehendidos Alberto Esteban Delfrate y Federico García Azrun, fueron arrestados por intentar vender el vehículo robado.

En el procedimiento participaron la seccional 4° de Villa Pineral, la Estación de Policía Tres de Febrero, la Policía de la Ciudad y detectives de la DDI San Martín y de Homicidios de la Policía Federal.

“Cuando salí, Rodrigo estaba tirado en la vereda y otros vecinos lo llevaron al hospital. Todo lo que fue es lo que se ve en el video que está dando vueltas”, declaró un vecino a los medios, y detalló que el crimen se cometió a unas diez cuadras de la Comisaría de Villa Pineral.

El video que trascendió en las últimas horas pertenece a una cámara ubicada en la vivienda particular del oficial asesinado. El material es elocuente sobre cómo los detenidos le disparan a corta distancia antes de darse a la fuga, y sobre cómo el policía en ningún momento opuso resistencia.

Desde su cuenta institucional de Twitter, las fuerzas de seguridad porteñas dieron el pésame públicamente a la familia y los compañeros del policía asesinado.

Continuar leyendo

Deportes

Analizan clausurar el estadio de River por no respetar el aforo del 50%: qué pasará con el partido de la Selección

Tras analizar nueva documentación que deberá aportar la dirigencia millonaria, el Ministerio Público Fiscal de CABA tomará una decisión; el domingo 10 el equipo de Lionel Scaloni juega en el Monumental contra Uruguay por la fecha 5 de Eliminatorias

A raíz de la investigación que se esta llevando adelante para determinar si no se respetó el aforo máximo de público dispuesto por el gobierno nacional en el contexto de la pandemia, el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires evalúa clausurar el estadio de River Plate en caso de conformarse dicha hipótesis.

En el día de ayer el Cuerpo de Investigadores Judiciales (CIJ) allanó las instalaciones de River y pidió que en el plazo de 48 horas el club presente más documentación (imágenes y videos) que no fueron entregados “por motivos técnicos”. Desde la fiscalía sospechan que calculan que el día del Superclasico estuvieron presentes en el estadio más de 50 mil personas cuando el máximo permitido eran 36 mil.

Al respecto, fuentes de la Comisión Directiva de River Plate dijeron a La Nación que el club cumplió con el aforo del 50% en el partido donde le ganó 2 a 1 a Boca Juniors. “Hubo situaciones excepcionales de gente que se agrupó sin tener el carnet y las autoridades policiales tomaron la decisión de dejarlos entrar para no tener que reprimir”, aseguraron. En la causa están imputados el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, y parte de la comisión directiva del club por violar el artículo 205 del Código Penal por violar medidas adoptadas para evitar la propagación de la pandemia.

De confirmarse la noticia, la medida no solo afectará a River Plate, sino también a la Selección Argentina que el próximo domingo 10 de octubre tiene previsto enfrentar a Uruguay por la 5ª fecha (suspendida por la pandemia) de las Eliminatorias. El jueves 14 también está programado otro partido de la “albiceleste” contra Perú por la 11ª jornada.

En el día de hoy también se realizaron allanamientos en el estadio de Velez Sarsfield porque en el partido entre el equipo de Liniers e Independiente, jugado el sábado pasado en el estadio José Amalfitani, tampoco se habría respetado el aforo máximo del 50%. En este caso, la fiscalía calcula que el aforo se excedió un 15% (en River fue un 25%).

Pese a las investigaciones en los clubes de la capital, las imágenes transmitidas por los canales de televisión evidencian que el aforo no se respetó en casi ninguna cancha en el primer fin de semana con público en los estadios luego 18 meses: Belgrano de Córdoba e San Martín de Tucumán jugaron sus respectivos partidos por el Torneo Nacional (segunda división) a cancha llena.

En primera división las tribunas llenas también se hicieron presente: así estaba el estadio de Colon de Santa Fe en su partido contra Banfield.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR