Seguinos en nuestras redes

Salud

Trucos para acabar con el hipo

Algunos consejos caseros para controlar esta molestia

Aunque es común e inofensivo, y la mayoría de las veces desaparece sin la necesidad de un tratamiento, en algunos casos puede indicar la presencia de una afección subyacente o ser motivo de molestias.

El hipo ocurre a causa de una serie de contracciones involuntarias del diafragma, un músculo que cumple un papel clave en la respiración y separa el pecho del abdomen. Tras cada una de estas contracciones involuntarias sigue un repentino cierre de las cuerdas vocales, provocando el famoso sonido.

No existe una única causa. En algunos casos, generalmente cuando es agudo, puede deberse a:

– Beber demasiado alcohol o bebidas con gas.

– Comer en exceso o muy rápido.

– Comer alimentos picantes o muy calientes.

– Sufrir agitación o estrés emocional.

– Sufrir cambios bruscos de temperatura.

– Sufrir hinchazón estomacal.

– Tragar aire al mascar dulces.

Sin embargo, existen casos en los que el hipo es un síntomas de otra afección:

– Abuso de drogas.

– Lesión o irritación en los nervios.

– Trastornos del sistema nervioso central.

– Trastornos metabólicos.

Si persiste por mucho tiempo y no se atiende, puede dejar de ser una situación inofensiva y causar problemas para alimentarse, para dormir, para hablar, comunicarse e incluso socializar y para que las heridas cicatricen, especialmente tras una cirugía.

Para acabar con el hipo, en primer lugar, es necesario aclarar que la evidencia científica disponible es insuficiente para probar la efectividad de los remedios o prácticas que tradicionalmente se usan. Esto no significa que estas no sean eficaces, ya que ponerlas en práctica puede ayudar a relajar el diafragma o estimular los nervios vago o frénico (conectados al diafragma).

Alimentos y bebidas

Una forma de estimular el nervio vago o frénico, o impactar sobre el diafragma para detener los movimientos involuntarios que genera el hipo, es mediante la alimentación. Probá estas opciones:

– Beber agua tibia lentamente y sin respirar hasta terminar el vaso.

– Beber agua fría o con hielo.

– Beber del lado opuesto del vaso (inclinándolo hacia arriba pero debajo de la barbilla).

– Chupar cubos de hielo.

– Colocar un par de gota de vinagre sobre la lengua.

– Comer o dejar algo dulce sobre la lengua entre 10 y 15 segundos.

– Tomar jugo de limón o chupar una rodaja (procura enjuagar tu boca luego para evitar que su ácido dañe el esmalte dental).

Manejar la respiración

Debido a que es una afección relacionada a los pulmones, manejar la respiración puede resultar de ayuda Para ello, podés:

– Respirar lentamente, extendiendo los períodos de inhalación y exhalación.

– Contener la respiración entre 15 y 20 segundos, y luego exhalar lentamente.

– También podés ayudarte con una bolsa de papel, para respirar seguido dentro de ella.

Otra opción es realizar estos ejercicios de respiración, pero en diferentes posiciones que ayuden a ejercer presión sobre el diafragma, como agacharse para comprimir el pecho o sentarse y abrazar las rodillas.

Estimular mediante la presión

Los puntos de presión son áreas del cuerpo que al ser manipuladas de alguna manera específica pueden causar distintos efectos. Algunos de ellos no son agradables, como dolor, mareo, ardor e incluso desmayo. Sin embargo, otros resultan beneficiosos, disminuyendo el dolor de cabeza, promoviendo la relajación, calmando molestias estomacales o, en este caso, deteniendo el hipo. Para ayudar a relajar el diafragma o estimular los nervios vago o frénico podés:

– Apretar suavemente la nariz para cerrarla mientras bebs agua.

´-Jalar suavemente un par de veces la lengua sosteniéndola desde la punta.

– Presionar el diafragma (se encuentra justo debajo del extremo de tu esternón).

– Presionar la palma de la mano.

– Masajear suavemente con movimientos circulares las arterias carótidas (se encuentran en ambos lados del cuello).

– Masajear suavemente la piel de la parte trasera del cuello.

Otros consejos

Desde la medicina tradicional y el saber popular se destacan otras formas de hacerle frente al hipo:

– Someterse a prácticas alternativas o complementarias, como la hipnosis o acupuntura.

– Sufrir un buen susto, ya que este estado ayuda a detener el movimiento involuntario de manera súbita.

– Tocar el fondo de la garganta con un hisopo de algodón, ya que favorece la sensación de náuseas o el reflejo de toser, acabando con el hipo.

– Distraerte, ya que en algunos casos puede dejar de presentarse cuando no estamos pendientes de él.

Si bien estos consejos son útiles cuando sufrís un caso de hipo agudo, deberás consultar con un profesional si este es crónico, es decir, se extiende por más de dos días. En algunos caso, puede ser un síntomas de una afección que requiera tratamiento.

Fuente: Hola doctor

Salud

Seis cosas que pasan cuando no bebés suficiente agua

Qué sucede en el organismo cuando no nos hidratamos de forma correcta

Hidratarse es fundamental para la salud de nuestro organismo. Si no tomamos agua, el cuerpo nos lo hará saber. Estas son algunas de las consecuencias de no hacerlo, según estudios.

1. Es más probable tener problemas de salud

Beber más agua se asocia a menores probabilidades de piedras en el riñón, cánceres de riñón y de colon y ataques cardiacos.

2. El metabolismo se ralentiza

El metabolismo basal en reposo (las calorías que se queman estando en reposo) se acelera cuando en cuerpo se encuentra mejor hidratado.

3. Hay que pensar más para llevar a cabo las mismas tareas

Beber agua restaura el cerebro a su tamaño normal.

4. Se come más

Un estudio de 2010 sobre 45 adultos, financiado por el Institute for Public Health and Water Research, mostró que quienes bebían dos vasos de agua (de 220 ml) antes de cada comida ingerían entre 75 y 90 calorías menos. En un período de tres meses, los bebedores de agua adelgazaron 2,5 kilos más que los que no lo hacían.

5. Se arruga más la piel

El agua da volumen a la piel, rellena las arrugas finas y da más vida a una tez apagada.

6. Se está en peor forma

En 2009, investigadores de la Universidad de Tufts pidieron a voluntarios, mujeres y hombres, que realizaran entre 60 y 75 minutos de ejercicio intenso. La mitad de ellos, sin beber previamente, la otra mitad convenientemente hidratada. El grupo deshidratado reportó más fatiga, confusión, irritación, depresión y estrés.

Fuente: Netdoctor

Continuar leyendo

Salud

Cómo reacciona el cuerpo cuando se descubre una infidelidad

Los efectos en el organismo tras una traición

Las traiciones han sido causantes de grandes tragedias en la historia de la humanidad, pero las infidelidades amorosas pueden ser una de las que más dolor generan. ¿Qué le pasa al cuerpo cuando se descubre una traición de este tipo? ¿Se puede perdonar y recuperar la confianza en la pareja?

El cuerpo manifiesta esa decepción de diferentes maneras. Hay muchas maneras de ser infiel en la pareja. La que generalmente nos convoca es la que se genera con la aparición del tercero de la discordia. El primer impacto es emocional. Todo se entremezcla y el engañado puede manifestar una variedad de sentimientos: ira, odio, tristeza, angustia, vacío, sed de venganza y demás. Las reacciones van, dependiendo de la personalidad, desde la violencia física y/o verbal al mutismo total, conjuntamente con la huida.

“Una vez que el impacto inicial cede, puede ir apareciendo la racionalidad, la decisión más pensada y amigable, siempre y cuando la herida no haya sido mortal o la repetición de la misma herida ya no dé lugar a sanar más”, explicó al portal Con Bienestar la psicóloga Ana María Fusaro (M.N. 60.808).

La persona infiel en muchas ocasiones es reiterativa en sus patrones de comportamiento y dependerá de cuán codependiente sea la pareja y también de sus valores y sensaciones. La culpa es el motor que alimenta el arrepentimiento del infiel. Eso lo motiva a tratar de resarcir sus actos con otros que conoce muy bien y que serán efectivos para que su pareja lo perdone. Así, en muchos casos, es el camino hacia situaciones repetidas y displacenteras. En el caso de la situación única es diferente, hay un dejo de deslealtad más que de un tema sexual. La mente se conmociona y las emociones son un torbellino desconocido. Se genera confusión, seguida de una sensación de vacío existencial, indicó la especialista.

A nivel corporal, puede haber una gama de consecuencias ante el disparador de la infidelidad: “La deslibidinización, en términos más llanos, sería la falta de deseo sexual y atracción por el otro que nos lastimó. La desmotivación amorosa hacia el otro. Y por el lado opuesto, tal como en la mente, puede haber un deseo furioso de enmendar la situación a través de una relación sexual fortísima como prueba de que la llama del amor de esta pareja está viva. En el medio: un mundo. Aquí actúa el caso por caso. Siempre, eso sí, quedará la huella del dolor”, agregó.

La angustia, la tristeza, la ira, el dolor general desencadenado por cualquier problema de la vida -como puede ser una infidelidad, un duelo, etcétera- son emociones y sentimientos que repercuten en el organismo de muchas maneras distintas: ataques de pánico, palpitaciones, descompensaciones, problemas estomacales e intestinales, baja/alta presión, entre otras posibles patologías.

Fuente: Conbienestar

Continuar leyendo

Salud

Cómo elegir el mejor shampoo para tu tipo de pelo

Cuáles son los productos indicados para cada caso

Cuando el pelo se ve opaco, con frizz, maltratado, seco y en algunas veces hasta con caspa u otro padecimiento; es momento de pensar en un cambio de shampoo y ver cuál es el más adecuado según nuestro tipo de cabello.

Cabello normal

No importa si es lacio u ondulado. El punto acá es que es normal porque está en un término medio. No es graso, ni seco. No tiene las puntas abiertas y a simple vista está bien definido. No se rompe con frecuencia y cae cuando debe caer. Se ve brillante y cuando lo cepillás no tiene frizz. Se puede o no lavar a diario, ya que su balance es saludable.

Qué shampoo usar

Uno que indique en su etiqueta que es para cabello normal. De preferencia que sea un producto de apariencia transparente, ya que ésta es más ligera que las cremosas y por lo tanto hace que el pelo conserve sus propiedades al natural. Lo idea también es elegir uno que tenga ingredientes naturales.

Seco

Le hace falta brillo y sedosidad. Al tacto se siente poroso y sus puntas pueden estar abiertas. El cuero cabelludo se siente acartonado y en la temporada invernal esto va en incremento. Si has usado en exceso o de forma regular tratamientos químicos para el pelo, así como técnicas de peinados que involucren calor, es probable que lo padezcas o que estés por hacerlo.

Qué shampoo usar

El mejor aliado, a diferencia del cabello normal, es un shampoo nutritivo y de consistencia cremosa. Buscá uno que en su etiqueta tenga la leyenda que indique que es para pelo seco o que sirve para hidratar. Como sugerencia, trata de despuntarlo cada dos meses y para que no pierda sus propiedades naturales, lavalo cada dos días, excepto si sudaste demasiado o lo sentís sucio.

Graso

Con este tipo hay que tener mucho cuidado, pues si no se le da el tratamiento adecuado y la limpieza indicada, es un hecho que se verá cero higiénico y desagradable. Al tacto como su nombre lo indica se siente graso. A la vista se ve en exceso brillante y seboso. Es aquel que si te ponés una gorra o vincha se queda marcado hasta que lo volvés a lavar.

Qué shampoo usar

No hay mejor producto que un shampoo ligero, de apariencia transparente. Que no sea cremoso, sino el problema se hará más grave y la grasa más visible. Lavalo a diario y lo ideal es que trates de manejarlo lo menos posible para no activar las glándulas sebáceas.

Con frizz

Su apariencia es muy fácil de identificar, ya que parece como si hubieras rozado un globo contra él y éste lo hubiera dejado electrizado. Cuando lo cepillás ya sea después de lavarlo o sobre todo si ya está seco, el problema se hace más fuerte y evidente. Aunque usás cremas y demás productos para controlarlo, el problema no cede por completo.

Qué shampoo usar

Aquel que esté indicado para combatir el frizz de raíz a puntas y que bien podés y debés complementar con shampoo, acondicionador y tratamiento para que el efecto de control sea duradero y efectivo.

Con caspa

Tener caspa no es precisamente signo de un mal hábito de higiene. Es más bien un cambio dermatológico en el cuero cabelludo, en donde aparece la dermatitis seborreica. Lo identificás porque con ella la descamación normal se hace excesiva, produciendo hojuelas blancas que pueden caer a tus hombros. Produce mucha comezón y hace que se presente irritación y zonas enrojecidas.

Si lo lavás con productos no adecuados o con aquellos que fomenten la hidratación, el problema se hace más persistente y visible. Puede ser un padecimiento más propenso en los cueros cabelludos grasos.

Qué shampoo usar

Al ser un problema de raíz dermatológico, lo ideal es acudir con un especialista para erradicarlo. Pero si el problema apenas está empezando, intentá con un sistema anticaspa de uso común. Es necesario que uses todo el tratamiento de shampoo y si lo deseás acondicionador, ya que de está forma lo erradicarás de raíz.

Con tendencia a caer

Se puede presentar por varios factores:

– Ya sea por herencia, cuando los genes de tu familia tienen esta carga sin importar si eres hombre o mujer o por cuestiones de edad.

– Por algún problema hormonal o dermatológico que está causando que el bulbo piloso o los folículos se tapen, o por tendencia a padecer alguno de los tipos de alopecia.

– Por estrés, ya que cuando nos preocupamos de más algo ocurre en nuestro interior que hace que se caiga de más.

– En algunos casos también se presenta caída por quiebre. Es decir, no se cae desde raíz, sino que puede ser que al cepillarlo éste se rompa y caiga.

Qué shampoo usar

La mayoría de los comerciales detienen la caída por quiebre. Sólo algunos tratan la caída por cuestiones dermatológicas. Si al usar alguno de los dos te das cuenta de que tu problema persiste, primero que nada relajate, pues la preocupación hace que más pelo caiga. Después acudí con un dermatólogo para que te indique si debés usar algún producto en específico, o tal vez hasta tomar algún complejo vitamínico que te ayude a reforzar tu cabellera.

Dañado

Este tipo ha estado expuesto bajo diversos tratamientos químicos, de color o calor y ahora se encuentra dañado. Puede estar dentro de los tipos anteriores, pero su mayor debilidad es que al estar bajo diversos procesos, su renovación, crecimiento y desarrollo, ya no es tan natural y debe ser intervenido por productos específicos.

Qué shampoo usar

Deberás buscar uno que esté indicado para este tipo de pelo, ya que lo que necesitás es nutrir desde la raíz hasta la punta y ayudar al proceso de renovación natural.

Teñido o tratado

Este tipo de es muy fácil de definir, ya que te ubicarás en su rango, si has usado algún tipo de tintura, decoloración o cualquier otro tipo de proceso químico que haya alterado su estado natural.

La tendencia después de usar alguno de estos métodos y no tener los suficientes cuidados o usar los productos adecuados, es una nula o baja duración de color, quiebre, resequedad, opacidad y en algunos casos hasta caída.

Qué shampoo usar

El indicado será aquel que vaya de acuerdo a tu tipo de pelo, ya que podés estar entre alguno de los anteriores, pero también tenés un factor más que cuidar que es el color o la permanencia de algún tratamiento.

Fuente: Toque de mujer

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR