Seguinos en nuestras redes

Salud

Qué función cumple el hierro en el organismo y cómo obtenerlo

Cómo cubrir la recomendación diaria y cómo facilitar su absorción

El hierro es un mineral fundamental para formar los glóbulos rojos y la sustancia que ellos contienen, la hemoglobina, que tiene la capacidad de combinarse con el oxígeno y transportarlo a los diferentes tejidos.

El organismo contiene de 3 a 4 g de hierro, que se distribuyen: 55-60% en la hemoglobina, 30-35% almacenado en los depósitos del hígado, bazo, riñón y médula ósea, el resto es constituyente de numerosas enzimas.

El que incorporamos los humanos en la alimentación se diferencia en hierro hémico y hierro no hémico.

Hémico: de origen animal, tiene mejor absorción orgánica (alrededor del 18% de su existencia se incorpora al organismo) porque no se ve afectado por factores externos como el consumo de cafeína, lácteos, fibra y cacao.

No hémico: de origen vegetal, se aprovecha en menor medida (sólo se incorpora del 3 a 8% de su existencia) ya que se ve afectado por los alimentos que lo acompañan y las características de los individuos.

Además la absorción de hierro va a depender de los niveles corporales del mismo. Ante una deficiencia, su absorción va a estar aumentada. Para aumentar su absorción, se puede combinar estos alimentos con otros que contengan vitamina C (frutas cítricas, frutilla, kiwi, tomate, ají, espinaca), preferentemente crudos, o con carne. Por ejemplo: lentejas con ensalada de tomates ó arroz integral con jugo de naranjas recién exprimido como bebida ó guiso de legumbres con vegetales y trocitos de carne.

Para cubrir la recomendación diaria es necesario consumir una de estas dos opciones:

A: Una porción mediana de carne.

B: Un plato playo de legumbres + 1 porción de vegetales de hoja verde acompañados con jugos de cítricos.

La carencia puede presentarse cuando se realiza una pobre ingesta de hierro o un bajo consumo de los alimentos que ayudan a mejorar su absorción o dietas hipocalóricas sin control nutricional. En estos casos aumenta el riesgo de anemia por falta de hierro.

Cuánto necesitamos por día

De 4 a 8 años= 10 mg*.

De 9 a 13 años= 8 mg.

De 14 a 18 años= mujer 15 mg** | Varón 11 mg.

De 19 a 50 años= mujer 18 mg* | Varón 8 mg.

más de 50 años= 8 mg.

*Durante períodos de rápido crecimiento (lactancia, 1° infancia y adolescencia) aumenta el requerimiento de hierro.

**Las mujeres en edad fértil necesitan más hierro debido a las pérdidas menstruales y el embarazo.

Sugerencias para facilitar la absorción de hierro no hémico:

– Rociar legumbres y hortalizas de hoja verde oscuro con limón.

– Mezclar las verduras con trozos de carnes magras.

– Elegir como postre una fruta cítrica o un kiwi.

– Disminuir la combinación los alimentos fuente de hierro no hémico con lácteos, salsa blanca o queso.

Fuente: Web Dr. Cormillot

Salud

Qué son y cómo funcionan los hilos tensores

Cómo es el tratamiento estético que evitar pasar por el quirófano

Los hilos tensores o hilos mágicos son un tratamiento mínimamente invasivo que produce un efecto lifting o levantamiento del rostro sin la necesidad de pasar por el quirófano. La rapidez con la que se realiza y la inmediatez y naturalidad de los resultados son algunas de las razones por las que se han vuelto populares.

La técnica funciona mediante la introducción de hilos especulados (espinas) que una vez que se adhieren a la piel, generan una tracción en diferentes sentidos generando una tensión. Brindan el sostén necesario para el estiramiento de la piel, lo que causa un rejuvenecimiento de las facciones faciales.

Son especialmente usados en papada, arrugas, bolsas debajo de los ojos, párpados caídos, pliegues nasolabiales, “doble mentón” y en otras partes de la cara donde sea visible la flacidez de la piel.

Se aplica en un periodo de dos horas contando la aplicación de anestesia local, colocación y la tracción con los hilos. Los tratamientos post aplicación para disminuir la inflación generada son vía oral, estos mismo previenen la aparición de infecciones moretones y reacciones inflamatorias no deseadas.

El periodo de recuperación es de tres días, con resultados visibles a los ocho días posterior a la aplicación. La duración de los mismos depende del tipo de hilos tensores que apliquen; entre los más usados están los de polidioxanona (PDO) y los de ácido poliláctico. Los de PDO son absorbidos en unos tres meses y su efecto dura entre nueve y 12 meses
Los de Polilácticos son reintegrados por el organismo en alrededor de seis meses y su efecto dura entre un año y medio a dos años.

Los hilos tensores pueden usarse con los siguientes propósitos: disimular las arrugas del contorno de los ojos, elevar las mejillas, reafirmar el cuello, elevar las cejas, dar simetría a la cara, reafirmar el contorno facial y difuminar las arrugas de la frente.

Fuente: Actitud fem

Continuar leyendo

Salud

Cómo limpiar el hígado de forma natural

Consejos para depurar este órgano que tiene múltiples funciones

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, además de ser unos de los de mayor tamaño. A diferencia de otros órganos, sus funciones son múltiples e incluyen procesos tan variados como purificar la sangre eliminando toxinas, facilitar la absorción de determinados nutrientes o fabricar bilis, sustancia que sirve para facilitar la digestión de las grasas.

Dadas las condiciones de vida actuales, cuando se satura de toxinas por la ingestión de alcohol y medicamentos, así como por una alimentación inadecuada a base de productos ultra refinados, la salud se resiente y es necesario tomar medidas para contribuir a su salud. Purificarlo reduce el riesgo de enfermedades hepáticas y cáncer, eleva los niveles de enzimas antioxidantes y ofrece protección contra toxinas dañinas.

Consejos para tener tu hígado en óptimas condiciones:

– Evitá el exceso de bebidas alcohólicas, principales factores de riesgo para el hígado.

– Si sos fumador, eliminá el tabaco, ya que el consumo de esta toxicidad puede alterar a la larga las células hepáticas.

– Alimentate siguiendo una dieta saludable y hacé ejercicio regularmente.

– Evitá, en la medida de lo posible, los medicamentos que pueden dañar las células hepáticas. Si no podés hacerlo, tratá de no tomar alcohol durante el tratamiento.

– Algunos productos de limpieza, productos en aerosol e insecticidas contienen sustancias químicas que pueden dañar el hígado. Evitá la exposición directa o la inhalación.

– Consumí con moderación ciertos suplementos dietéticos. Determinadas sustancias naturales que aparentemente son inocuas pueden resultar perjudiciales cuando se consumen en cantidades masivas. Consultá siempre a tu médico al respecto.

En cuanto a los alimentos, estos son algunos que podés incluir:

– El ajo activa las enzimas hepáticas y favorece la eliminación de toxinas.

– Vegetales crucíferos como la coliflor y el brócoli son ricos en clorofila y contienen “glucosinolato”, un compuesto natural que produce enzimas capaces de eliminar toxinas y metales pesados.

– El té verde contiene catequina, un antioxidante polifenólico que favorece la función hepática.

– La cúrcuma es una especie exótica que incrementa la producción de bilis, favoreciendo la digestión. Además, es rica en antioxidantes que tienen un efecto depurador.

– Los cítricos en general ayudan a eliminar agentes tóxicos, por ejemplo los pomelos, limas y limones, incluso consumidos en cantidades reducidas, ejercen un profundo efecto de limpieza en el entorno hepático.

– Otros alimentos beneficiosos incluyen nueces, zanahorias, paltas, remolachas y manzanas, todos contribuyen a mejorar la actividad digestiva.

Señales de que tu hígado necesita una desintoxicación:

– Fatiga excesiva

– Síndrome premenstrual o desequilibrio hormonal

– Gases e hinchazón del abdomen

– Alteraciones del sueño

– Alergias y alteraciones de la piel

– Problemas digestivos

– Cambios marcados de humor, confusión o problemas cognitivos

– Sudor excesivo y maloliente

Si no está funcionando al máximo de su capacidad, es posible que estéa experimentando uno o más de estos síntomas. En este caso es necesario un tratamiento específico para inducirlo a eliminar todas las grasas, depósitos de colesterol viejos, cálculos biliares, venenos, residuos de medicamentos y desechos tóxicos almacenados a lo largo de los años.

Fuente: El español

Continuar leyendo

Salud

¿El estrés incide en la aparición de canas?

Qué sugieren investigaciones al respecto

Las canas son un signo del envejecimiento y, aunque se ha investigado, el mecanismo sigue sin estar totalmente clarificado. Respecto a los motivos, uno de los tantos de los que se hablan es el estrés. Pero, ¿pueden las emociones influir en esto?

La cabeza contiene cientos de miles de folículos (pilosos) y cada folículo está encargado de producir un pelo. Las células conocidas como queratinocitos forman la queratina que se convierte en el cabello (la piel y las uñas también están compuestas de queratina). Sin embargo, antes de que el pelo emerja del folículo, otras células conocidas como melanocitos inyectan en la queratina un pigmento llamado melanina. Cuando se vuelve gris, se debe a una menor cantidad de melanina, y cuando es completamente blanco, es porque no la tiene por completo.

La opinión tradicional es que el encanecimiento se debe al agotamiento del potencial pigmentario de los melanocitos sobre los bulbos pilosos. Este agotamiento, que también genera disfunción de dichos componentes celulares, puede atribuirse a los efectos negativos y tóxicos de ciertas sustancias (”Especies Reactivas de Oxígeno”: ERO) sobre los núcleos de dichos melanocitos. Estas ERO, entre otras múltiples causales, podrían generarse a partir del estrés, induciendo y perpetuando el daño sobre las células madre de los folículos pilosos.

En ese sentido, aunque investigaciones indican que se podría detener el daño eliminando los factores estresores, los científicos estiman que las células de los mamíferos están expuestas a innumerables factores de estrés lo que haría dificultoso evitarlo por completo.

Otra teoría ignora por completo las células madre. Investigadores europeos afirman que el pelo se vuelve gris porque la cantidad de peróxido de hidrógeno (producto de desecho metabólico celular) en los folículos se acumula con el tiempo e impacta de manera “toxica” sobre el cabello. El siguiente paso es averiguar si el estrés puede aumentar estos niveles de peróxido de hidrógeno o si es impulsado por otros productos químicos y/o situaciones biológicas específicas.

Fuente: Conbienestar

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR