Seguinos en nuestras redes

Mundo

Una ciudad superó a Buenos Aires y ahora posee la cuarentena más larga del mundo

Con 246 días repartidos en seis periodos, Melbourne le arrebata un triste récord a la Ciudad

La pandemia del Coronavirus motivó a los gobiernos de ciudades y países a imponer cuarentenas estrictas a fin de evitar una mayor propagación del virus. Al respecto, Buenos Aires se había transformado en el distrito con el confinamiento más largo del mundo, sin embargo, en el día de ayer fue superada por Melbourne, Australia.

La localidad australiana, capital del estado de Victoria, cumplió este lunes 246 días confinada y supero al distrito gobernado por Horacio Rodrgíuez Larreta que en los 18 meses de pandemia había acumulado 244 días con una prohibición de circular desde el 20 de marzo hasta el 11 de noviembre de 2020, y sumó un bloqueo más corto entre el 21 y el 31 de mayo de este año.

La ciudad Australiana amasó esa cantidad de días en la sumatoria de seis periodos distintos de cuarentena en los que los habitantes de Melbourne estuvieron obligados a permanecer en sus hogares en todo momento, con algunas excepciones como ir a comprar o hacer deporte, con una limitación de tiempo y distancia. Tampoco podían abandonar la ciudad, y la mayoría de establecimientos y sectores estaban cerrados al público.

El último confinamiento comenzó el 5 de agosto y se espera que se levante el 26 de octubre si las estadisticas epidemiológicas mejoran para esa fecha, por lo tanto, Melbourne superará ampliamente a Buenos Aires como la ciudad con la cuarentena más larga del mundo. Sin embargo, los nuevos casos en el estado Victoria, cuya capital es Melbourne, siguen en ascenso y en las últimas 24 horas se registraron 1.377 infectados y 4 nuevos decesos por lo que todavía no hay certezas sobre la fecha del levantamiento de las restricciones.

Además de Melbourne, las autoridades locales también mantienen bajo confinamiento a la ciudad de Sídney (desde el 26 de junio), su ciudad más poblada, y el Territorio de la Capital (desde mediados de agosto).

La duración de la cuarentena pese a los bajos números que registra el país (1377 infectados en una población de 5 millones de personas) ha despertado el descontento de miles de personas que han salido ha protestar a las calles en manifestaciones que terminaron con enfrentamientos con la policía y decenas de detenidos.

Australia se ha caracterizado por las medidas extremas adoptadas a lo largo de la pandemia para evitar la propagación del virus; meses atrás el condado de Bourk Shire, en el estado de Nueva Gales del Sur, ordenó la ejecución de una decena de perros que debían ser trasladados a la ciudad de Cobar ante el temor de que los responsables del traslado se contagien en el trayecto y generen un brote a su regreso.

TE PUEDE INTERESAR