Seguinos en nuestras redes

Campo

Alberto y CFK, juntos en un acto: “Necesitamos exportar y que entren divisas, a pesar de la deuda que nos dejaron”

El ministro de Agricultura encabezó el acto junto a los máximos líderes oficialistas y anunció un proyecto de ley que pretende fomentar el desarrollo integral del sector agroindustrial a partir de la inclusión de biotecnología

El ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez, presentó un proyecto de ley que enviará al Congreso con el fin de poner en discusión una ambiciosa reestructuración del sector agropecuario. En el acto que tuvo lugar en Casa Rosada estuvo el presidente Alberto Fernández acompañado de su vice, que aunque esta vez no fue oradora, tenía que mostrar la -debilitada- unidad del Frente de Todos, a 45 días de las elecciones de medio término.

El flamante ministro Domínguez propuso llamar al proceso productivo del campo, de ahora en más, “agrobioindustrial”. Es decir, incluir la biotecnología a la cadena de valor, de cara al 2030 y en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. En ese sentido, Domínguez sostuvo que las decisiones que tomen estarían basadas en el conocimiento de las universidades, el know-how del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de los productores.

“El Presidente me pidió que atendiera la seguridad alimentaria de los argentinos”, manifestó Domínguez, que a su vez promocionó la idea de posicionar al país como “líder agrobioindustrial en la producción de alimentos”.

El anuncio de semejante modernización del sector que menos apoyo electoral le brindó al gobierno no debe sorprender cuando, justo hoy, oficialmente se reanudaron las campañas. De esta manera, el oficialismo busca agradar al campo luego de un año y medio de tensiones, en especial con los exportadores de carne.

Más tarde fue el Presidente el que tomó la palabra, y sus argumentos no fueron muy diferentes a discursos anteriores. Celebró la ley, felicitó a Domínguez y dijo que era el resultado del trabajo del pasado año y medio. “Es una ley que ayuda al desarrollo integral de la Argentina. Nadie quiere un país en el que pocos ganen y millones pierdan”, sostuvo.

Y enseguida apuntó contra la pesada herencia del macrismo: “No hace falta que todos pensemos igual, pero tenemos que acordar en tener el país que nos merecemos. Necesitamos exportar para que entren divisas, a pesar de la deuda que nos dejaron. Lo que queremos es un campo con más industria y más tecnología, no es una o la otra”. Esto último, en referencia a la “grieta” interna rural, productores-industriales, y el sector de ciencia y tecnología que emerge como nuevo actor.

Del otro lado toman el anuncio con pinzas: “Tenemos que ver hechos, acciones concretas y resultados para estar seguros de que realmente todo esto va por un camino de progreso, de diálogo y trabajo conjunto y de definiciones de estrategias. Es lógico que uno sea cauteloso, porque son tantas medidas en contra que uno necesita ver que las cosas se concreten para ver si realmente hay otro modo de relacionamiento con el oficialismo”, le dijo hoy a Infobae el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes.

Los funcionarios publicitaron esta ley como un impulso de industrialización, fomento de nuevas inversiones en la cadena de valor y valor agregado desde el origen del proceso productivo, sentando las bases de un desarrollo sostenible con el objetivo de generar empleo de calidad y propiciar un escenario para la llegada de inversiones. Un mundo color de rosa.

Campo

Con un Congreso renovado, el Gobierno busca poner en agenda temas “estratégicos”

Con el reordenamiento de las Cámaras, el Gobierno busca tratar algunos frentes estratégicos como el desarrollo de un marco regulatorio para la industria del cannabis

El Gobierno empieza a dejar atrás la derrota electoral y con los últimos recuentos definitivos el Congreso se perfila con 118 bancas del Frente de Todos y las 116 que reunirá Juntos por el Cambio, a partir del 10 de diciembre. Con esa fecha en mente, el Presidente ya armó una hoja de ruta de temas “estratégicos” para tratar en el verano.

Así lo anunció en el discurso grabado que transmitió el domingo 14 tras conocerse el resultado de los comicios, cuando se refirió a un “Programa económico plurianual para el desarrollo sustentable en la primera semana de diciembre”.

Aquello requerirá una intensa actividad de los legisladores oficialistas, que deberán impulsar el tratamiento de los proyectos de ley resultantes de los diálogos en Casa de Gobierno entre autoridades nacionales y el Consejo Económico y Social de los últimos días.

Entre ellos, según dijo Fernández, están la nueva ley de Hidrocarburos, de Electromovilidad, de la Industria Automotriz, de Compre Argentino y la Agroindustrial.

Otro de los frentes que promete un gran consenso entre las fuerzas es el desarrollo de la industria del cannabis y del cáñamo, que ya tienen dictamen de la Comisión de Agricultura y Ganadería. La iniciativa contempla un marco regulatorio para todo el proceso de producción, distribución y exportación de las semillas. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, estimó que la iniciativa puede generar más de 10.000 nuevos puestos de trabajo y exportar 50 millones de dólares por año.

Fernández explicó el alcance de la ley de Compre Argentino, Desarrollo de Proveedores y Compras para la Innovación: “el 13 por ciento del PBI argentino está representado por compras del Estado, y cuando el Estado compra, compra de todo. A veces compra autos, a veces compra vacunas, a veces compra medicamentos, a veces compra sillas, a veces compra inmobiliario, a veces compra ladrillos, a veces compra construcciones. Y entonces, si tenemos semejante volumen en la capacidad de compra del Estado, cómo no le vamos a prestar atención y cómo no vamos a priorizar el capital argentino, que produce en Argentina, que da trabajo en Argentina”, detalló el mandatario.

Continuar leyendo

Campo

Exportaciones de carne a China: Uruguay desplazó a la Argentina como segundo proveedor

Según datos de Juan Manuel Garzón, el país pasó de abastecer un 23% de las necesidades de ese mercado a un 11%; la administración de Lacalle Pou incrementó su participación de 11 a 14%

Datos que preocupan en materia de campo: Uruguay desplazó a la Argentina como segundo proveedor de carne en China.

Según Juan Manuel Garzón, economista del Ieral de la Fundación Mediterránea, la administración de Alberto Fernández pasó de abastecer un 23% de las necesidades de ese mercado a un 11%; el país vecino incrementó su participación de 11 a 14%. Brasil, en tanto, creció de 40 a 46%.

“Son números. Mientras el año pasado, con un 23% el país estaba en segundo lugar como proveedor de carne a ese país asiático, detrás de Brasil que tenía el 40%, en septiembre pasado, se ubicó en tercer lugar con solo el 11% y donde fue superado por Uruguay (solo poseía el 11% en el 2020) con el 14% del mercado chino”, indicó le protagonista al diario La Nación.

Para el economista, cuando se analiza cuáles podrían haber sido los factores que llevaron al país a bajar sus exportaciones de carne, primero se debe buscar los motivos externos. Ese ejercicio arroja una sorpresa.

“Podría haber ocurrido una contracción de la demanda externa, de China por ejemplo. Sin embargo, cuando uno mira los países competidores y ve que continuaron creciendo con buenos volúmenes, automáticamente te hace descartar el factor de demanda y te lleva a mirar los factores internos”, detalló.

En este contexto, explicó que en los últimos cuatro años las exportaciones locales del producto venían creciendo a una determinada velocidad pero en junio se bajó un cambio y todo se frenó: “Se empezó a restringir los volúmenes y entramos en una autorrestricción. Se pasó de un esquema de libre comercio a un comercio administrado y regulado por el Gobierno”.

Continuar leyendo

Campo

Más trabas a las exportaciones: el Gobierno limitó la venta de maíz

Los productores tomaron la noticia con preocupación: “Es una pésima señal que trae desconfianza”.

El Ministerio de Agricultura limitó las exportaciones de maíz luego de completarse un saldo de 38,5 millones de toneladas fijas.

Además, el comunicado oficial expresa: “A partir del día de la fecha, sólo se aceptarán para su registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior dentro del régimen especial denominado DJVE-30 establecido por el Artículo 13 de la citada Resolución N° 128/19, siempre que las mismas correspondan con operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”.

Ante este anuncio, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, manifestó: “Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una pésima señal que trae desconfianza en los productores. Ya lo vivimos desde abril con la carne y ahora con el maíz. Nuestro país necesita que todos podamos trabajar libremente para producir sabiendo que vamos a poder vender”.

Por su parte, desde el Ministerio de Agricultura señalaron: “Queremos hacer el esfuerzo de que todo lo que se pueda exportar se exporte, pero al mismo tiempo asegurar que quede disponible el maíz que se necesita para abastecer el consumo interno. No hay ni limitaciones ni nada para comercializar al mercado externo, el mercado exportador está abierto y hay prioridad para el otorgamiento de declaraciones juradas de ventas al exterior para aquellos que ya tienen un negocio cerrado”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR