Seguinos en nuestras redes

Salud

Breve reflexión sobre los números del Covid-19 en la Argentina

Un análisis estadístico realizado por el Profesor José Luis Milessi intenta dar con respuestas sobre la respuesta que tuvieron los Gobiernos nacional y provinciales en la prevención y combate a la pandemia de Covid-19

José Luis Milessi – Profesor Titular Ordinario de Administración Financiera.

Amanezco todas las mañanas con una serie de números sobre infectados y fallecidos del COVID.  Los números horrorizan a todos los hombres de buena fe, y todos ya tenemos conocidos, amigos y hasta familiares fallecidos por esta pandemia.  Esos números horrorosos nos amargan pero nos dan muy poca información útil.

Dejo de lado el apresuramiento en sacar conclusiones al inicio de la pandemia que motivaron el año pasado conclusiones igualmente apresuradas.  Si estamos mejor o peor que Chile, los desastres en Italia y España, recuerdo la fenomenal impresión que me dio leer en marzo del año pasado el titular: “El Palacio de Hielo de Madrid ya funciona como morgue para los fallecidos por coronavirus” y la explicación que se dio un mes luego el 22/04/2020: “La morgue del Palacio de Hielo de Madrid cierra hoy tras acoger 1.146 muertos con coronavirus,  luego de un mes de utilización” y agregaba Gracias a esta iniciativa solidaria se logró descongestionar el trabajo de las empresas funerarias para garantizar así el servicio que prestan y mantener en todo momento la dignidad de los difuntos. Con esta acción, se ha buscado “aportar consuelo y tranquilidad a todos las familiares que han perdido a un ser querido en una situación tan compleja como dolorosa”.  Nuestro país no llegó a esas instancias de ver ataúdes uno al lado del otro, que –insisto- fue una fotografía del horror.

Desde el primer momento no he dudado que el indicador sobre la gestión adecuada de la pandemia sería el cociente entre fallecidos por COVID y habitantes, donde la valoración de sectores urbanos, mega ciudades y pequeñas localidades urbanas o rurales, darían material a los analistas para ubicar claramente cuestiones sanitarias de utilidad.  Por ello, si bien la pandemia no ha terminado, hice el viernes 24/9 y sábado 25/9 una evaluación en la que puse solamente los países por los que tengo afecto y que además en mayor o menor medida conozco.  Es así que mi país (Argentina) fue confrontado con Uruguay; Chile; Paraguay y Brasil y todos ellos con España.

Comparto con Uds. el siguiente cuadro, aclarando que he puesto los habitantes en las fuentes más cercanas en el tiempo, pero he confrontado su razonabilidad con datos de CEPAL (datos 2020) para los países latinoamericanos.  Respecto de los fallecidos son las fuentes disponibles, que he confrontado con información periodística y datos de los organismos oficiales.

Mis conclusiones (con humildad, quizá hay otras):

 1- Si nuestro país, hubiera manejado la pandemia en el mismo nivel de eficiencia (o impericia eso se verá después) que España (86.229 muertos), hubiera tenido 83.050 fallecidos contra los 114.128 que se informan, es decir 31.778 fallecidos indican una clara diferencia negativa en nuestra eficiencia.

2- Nuestro país, tomado como base entre los comparados, solo fue superado por la impericia de Brasil, aunque debo decir que esperaba una mayor diferencia, Brasil tuvo un 9.23% más fallecidos que nuestro país en términos relativos a su población, es decir nuestro país tuvo 2.52 muertos cada mil habitantes y Brasil 2.77 muertos por cada mil habitantes.

3- El indicador que relaciona fallecidos con causa en COVID y habitantes indica que el mejor indicador lo tiene Uruguay (1.74 cada mil habitantes), le sigue España (1.82 cada mil habitantes)*, y Chile (1.95 cada mil habitantes). Paraguay, Argentina y Brasil en ese orden están por encima de 2 cada mil habitantes.

4- No tengo la seguridad de datos para agregarlos formalmente a este cuadro, pero las diferencias entre Santa Fe y Córdoba me sorprenden pues somos Provincias gemelas en muchos aspectos, hubiera esperado de ambas un desempeño parecido al de Uruguay (el de Córdoba es más cercano a eso).   Los aproximadamente 1.700 fallecidos más en Santa Fe que en Córdoba indican ya,  un mejor manejo de la Pandemia en un lado que en otro.

5- Un pedido santafesino: Dado el desempeño errático –por lo menos- en la compra de vacunas centralizadas en el Estado Nacional, ruego a Obras Sociales, Cajas de Jubilación, Farmacias, empresas estatales y privadas, incluyendo Municipalidades y Comunas, y el Gobierno Provincial que podría coordinar los esfuerzos con inteligencia.; que así como accedemos a las vacunas de la gripe o la neumonía, podamos hacerlo con la del COVID, no hay razón técnica, jurídica ni política que nos genere un impedimento para hacerlo.  Honraremos así a nuestros hombres de Estado que como Silvestre Begnis (y el entrerriano Uranga), hace mas de 60 años, hicieron el Túnel a Paraná, pues la Nación quería un Puente, ese espíritu es plenamente aplicable a las vacunas y sugiero respetuosamente, empezar ya.

 

*Estos días deja el poder la Sra. Merkel  (Dra en Física), quien se va del Gobierno de Alemania con 93.409 fallecidos sobre 83 millones de habitantes eso es aproximadamente 1.13 fallecidos cada mil habitantes.  (equivalentes a tener unos 51.500 fallecidos en nuestro país).

Salud

Coronavirus en Argentina | Confirman 400 nuevos contagios y 3 muertes en el último día

Así lo reportó este domingo el Ministerio de Salud de la Nación; con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.272.551

El Ministerio de Salud de la Nación reportó este domingo un total de 3 muertes y 400 nuevos contagios de coronavirus en el país en las últimas 24 horas.

Sala de Situación Coronavirus online – Ministerio de Salud de la Nación

Con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.272.551 y son 115.666 los fallecidos a causa de la enfermedad desde el brote de la pandemia en Argentina.

A la fecha, se registran 17.270 casos positivos activos en todo el país y ya 5.139.615 pacientes se han recuperado de Covid-19.

Continuar leyendo

Salud

Los riesgos del mal uso de los lentes de contacto

Cómo evitar infecciones

Los lentes de contacto son un tratamiento corrector de la visión, muy seguro, pero no exento de provocar alguna infección ocular. La queratitis (inflamación de la córnea), producida generalmente por la acanthamoeba, es la infección más frecuente, aunque hay otros factores que favorecen la aparición de infecciones:

– Uso prolongado. Si bien se suele tener muy interiorizado que hay que dejar descansar el ojo por la noche, no se es tan consciente cuando las horas de vigilia se alargan. Es recomendable retirarlos al final de la jornada, aunque no sea la hora de acostarse, y usar unos lentes convencionales. De la misma manera que al ir a dormir realizamos un ritual como retirar el maquillaje, quitar los lentes de contacto también ha de incluirse como hábito ineludible.

– No limpiar adecuadamente las lentes, el estuche, reutilizar la solución limpiadora o no usar una de específica para lentes de contacto. Mantener una buena higiene de los elementos y de las manos a la hora de ponerlas o sacarlas del ojo es básica primero para no dañar la lente y segundo para no ser nosotros mismos la vía de la infección ocular.

– Factores ambientales que produzcan sequedad ocular.

– Presencia de microbios bajo la lente.

– Bacterias, hongos y parásitos.

– Virus del herpes.

Todo ello puede producir una sintomatología variada que se manifiesta principalmente por un enrojecimiento del ojo, picor y en ocasiones dolor, secreciones oculares y lagrimeo, sensación de la presencia de un cuerpo extraño en el ojo, así como fotofobia y visión borrosa. Toda una serie de síntomas molestos que se agravan con rapidez si no se tratan de manera específica.

Además, algunas de estas infecciones oculares, en especial las producidas por la acanthamoeba, muy habitual y de difícil tratamiento, pueden provocar, en los casos graves, cicatrización de la córnea y requerir un trasplante debido a los problemas de visión. Por este motivo ante cualquier sospecha, acudir al oftalmólogo para que haga una revisión y aplique el tratamiento adecuado evitando.

Si bien el uso de lentillas está cada vez más extendido no siempre en el tratamiento corrector más indicado, por ejemplo, en personas que:

– Tienen alergias graves.

– Son propensas a las infecciones oculares.

– Tienen tendencia a la sequedad ocular.

– Trabajan en espacio con mucho polvo.

– No son capaces o no pueden llevar un estricto control de higiene y cuidado de los ojos y de los lentes.

Para evitar cualquier infección es necesario revisar periódicamente las lentes para detectar cualquier imperfección que pudiera producir un rasguño o la aparición de vasos sanguíneos en la córnea. Estas revisiones se harán en función del tipo de ojo, el problema que se presente y las necesidades visuales. Evitar adquirir lentes cosméticas de colores o para disfraces en establecimientos no especializados, ya que no gozan de las supervisión de un oftalmólogo que pueda garantizar la seguridad de su uso.

Fuente: 65 y más

Continuar leyendo

Salud

“Síndrome del domingo”: cómo trabajar esta angustia

Cómo se manifiesta y qué se puede hacer al respecto

La transición del fin de semana a la semana laboral es algo que puede provocar ansiedad. Entonces, cuando llega el domingo, es común experimentar algunos sentimientos desagradables.

El término popular acuñado para estos sentimientos es el “Síndrome del domingo por la tarde”. Psicológicamente, el temor que siente antes de que comience la semana laboral es una respuesta a la percepción de algún tipo de amenaza. La sociedad nos anima a trabajar duro, lo que resulta en que muchos trabajen a todas horas del día y de la noche para sentirse seguros en su trabajo o para poder llegar a fin de mes.

Para algunos de nosotros, el trabajo es nuestra identidad y, por lo tanto, nos volvemos adictos al mismo, un término que a menudo se conoce como Workaholic. A menudo luchamos por lograr un equilibrio entre éste y la vida personal y, como resultado, la transición brusca de un fin de semana relajado a una semana laboral intensa es difícil.

Cuando llega el fin de semana, muchos pasan el sábado poniéndose al día con las tareas domésticas y mandados, dejando el domingo como el único día para relajarse y divertirse. Es normal tener algo de ansiedad sobre la próxima semana laboral; después de todo, hacer malabares con una carrera, una vida personal y otras responsabilidades puede ser complejo. Para algunos, sin embargo, podría estar indicando un problema subyacente más profundo.

Quizás no disfrutás de tu trayectoria profesional actual. Tal vez no se estés cuidando lo suficientemente bien y tu estrés y tu vida personal se estén filtrando en tu vida laboral. Tal vez odiás tu trabajo o estás en un ambiente laboral tóxico. Tomarse el tiempo para reflexionar sobre tus sentimientos para descubrir si algo está sucediendo debajo de la superficie que está desencadenando esta ansiedad y miedo, puede ayudar a diferenciar entre un caso simple de “Síndrome del domingo” y algo más serio que requiere una atención significativa.

Algunas formas de manejar la ansiedad:

Dormir lo suficiente

Es beneficioso para la salud física y mental. Muchos no dormimos durante la semana laboral y trataremos de ponernos al día los fines de semana, un término conocido como “falta de sueño”, lo que provoca un aumento de la depresión, ansiedad y cambios de humor. Aunque no podemos deshacer el impacto del sueño corto tratando de dormirnos demasiado los fines de semana, podemos intentar conseguir un poco más de tiempo para dormir por la noche durante la semana y mejorar los comportamientos que conducen a un mejor sueño.

Creá un ambiente cómodo para dormir: invertí en una cómoda cama y ropa de cama y asegurate de que tu dormitorio sea relajante, oscuro y fresco. Guardá y apagá todos los dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarte.

Evitá o limitá la cafeína y el alcohol durante el día: evitá beber cafeína por la tarde y el alcohol un par de horas antes de acostarte. La cafeína puede evitar que duermas y el alcohol disminuye la latencia del sueño, lo que significa más despertares nocturnos.

Qué hacer cuando termina la semana laboral

Cuando llegues del trabajo durante la semana, tomate un tiempo para relajarte del estrés y luego concentrate en su vida hogareña, ya sea pasar tiempo con la familia, hacer mandados, terminar las tareas de la casa, disfrutar del tiempo al aire libre o preparar una cena nutritiva. Cuando salgas del trabajo, ya sea que eso signifique salir de la oficina o apagar la computadora de tu casa, dejá el trabajo mentalmente y dedicate completamente su tiempo personal.

Alejate de la electrónica

Los fines de semana son su momento para relajarse y descansar, pero a menudo estamos pegados a los teléfonos, revisando correos electrónicos de trabajo, lo que puede crear estrés innecesario. Aunque es tentador estar al tanto de cualquier problema importante y prepararse para la semana siguiente, es una tarea que te dejará sintiéndote agotado. A muchos les resulta útil desactivar todas las notificaciones de trabajo durante el fin de semana para evitar que su teléfono se convierta en una fuente de ansiedad.

Planificá algo divertido para el domingo por la noche

Puede ayudarlo a dejar de pensar en regresar al trabajo el lunes. Intentá cocinar una nueva receta todos los domingos por la noche (y prepará muchas sobras para el resto de la semana), unite a un gimnasio y asistí a una clase de entrenamiento o hacé planes para la cena o planes para la noche de juegos con amigos para ayudarte a dejar de pensar en la próxima semana.

Fuente: Urgente 24

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR