Seguinos en nuestras redes

Latinoamérica

En el inició de la sesiones de la Asamblea General de la ONU Joe Biden advirtió que “no busca una Guerra Fría” con China

En su primer discurso como mandatario de Estados Unidos, alertó sobre el cambio climático y defendió la retirada caótica de Afganistán

Como todos los 21 de septiembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas da inicio a su periodo de sesiones ordinarias con la presencia de cientos de mandatarios de todo el mundo que brindan un discurso expresando los intereses de su país y su visión de la política internacional.

Se trata de una sesión que tendrá la particularidad de ser la primera que tendrá Joe Biden como presidente de Estados Unidos con los aditivos de la reciente finalización de la guerra en Afganistán y el mundo pos pandémico que comienza a encarar el mundo.

En su discurso, el mandatario norteamericano advirtió que es una “década decisiva para el mundo” por lo que es necesario trabajar “juntos”. Sobre la relación cada vez más hostil con China, aseguró -sin mencionar al Gigante Asiático- que no busca “una nueva Guerra Fría” y que la diplomacia signará la política exterior de su Gobierno.

Para Biden, los desafíos que hoy requieren una respuesta unida incluyen “poner fin a esta pandemia, abordar la crisis climática, gestionar los cambios en la dinámica de poder global, dar forma al papel del mundo en temas vitales como el comercio, la cibernética y las tecnologías emergentes y enfrentar la amenaza del terrorismo”.

Uno de los momentos más esperados fue su referencia a la caótica salida de Estados Unidos de Afganistán la cuál no vio como un fracaso, sino que hizo hincapié en haber terminado la guerra contra los Talibán: “Hemos puesto fin a 20 años de conflicto en Afganistán y a medida que cerramos esta era de guerra sin fin estamos abriendo una era de diplomacia sin fin”, dijo Biden.

A su vez, en su discurso tuvo un apartado el cambio climático, una de las políticas centrales en su Gobierno y alertó que el mundo está en “alerta roja” y que se acerca a “un punto sin retorno”.

El primer mandatario en dirigirse a la asamblea fue el barsileño, Jair Bolsonaro, quien lo hizo en forma desafiante: “Brasil estaba al borde del socialismo y ahora nuestras empresas estatales son lucrativas”, afirmó al inicio de su exposición. “Vengo aquí para mostrar un Brasil diferente a lo que señalan los medios de comunicación. Brasil ha cambiado mucho desde que asumimos el mandato. No hay casos de corrupción”, subrayó.

Y siguió: “Brasil tiene un presidente que cree en Dios, respeta la constitución, y los valores y la familia. La credibilidad de Brasil se ha recuperado en el mundo”.

Sobre el cambio climático, mencionó los logros bajo su gestión en reducir la tala de arboles en el amazonas: “Quiero recordar que la Amazonía es equivalente a toda Europa occidental. Hemos redoblado los esfuerzos para eliminar la deforestación ilegal. Se redujo en un 32% la deforestación en agosto de este año respecto a agosto del año pasado”, remarcó.

Por último, sobre la pandemia manifestó que apoya “los esfuerzos de vacunación” pese a que aún no se ha inoculado.

TE PUEDE INTERESAR