Seguinos en nuestras redes

Salud

Consejos para que la convivencia no desgaste la pareja

Qué hacer para que esto no perjudique la relación

No solo circunstancias extraordinarias ponen a prueba el equilibrio de muchas parejas. En muchos casos, los problemas más habituales de la convivencia se intensifican al pasar mucho tiempo juntos e incluso algunos parejas piensan poner fin a su relación. Si en alguna ocasión te lo has planteado o crees que podés estar en crisis, tomá nota de los siguientes consejos.

Normalmente surgen muchos conflictos fruto de una realidad que no es igual a la expectativa idealizada de la vida en común. En una pareja, además, se unen dos formas de ver la vida, costumbres y educaciones distintas. La convivencia (si es muy intensa, más) hace aflorar cómo somos en realidad. Al convivir es imposible mostrar solo nuestra mejor cara, sino que las personalidades se desnudan al completo, y a veces hay aspectos del otro que se ignoraban y que no nos agradan.

Problemas más frecuentes de la convivencia

Tareas del hogar: uno de los problemas más frecuentes de la convivencia prolongada es que uno de los dos siente que lleva más carga que el otro en las tareas de la casa o el cuidado de los hijos. En general sucede porque uno se crea una expectativa (piensa que el otro miembro de la pareja se ofrecerá a ayudar, hará más…) y, si el otro no lo hace, aparecen la decepción y el enfado.

No pasar tiempo solos: la rutina y las obligaciones nos comen, y muchas parejas no pasan a diario tiempo solos. Hay que buscar un momento al día para estar juntos, sin nadie más (aunque sea quedar a la hora del café, comer, dar un paseo diario de una hora…) y poder mantener la relación sin injerencias del exterior.

Falta de intimidad o espacio propio: sentirse agobiado, ahogado por la relación. Es esencial tener aficiones y gustos propios y, aunque sea en el mismo piso, cada uno debe poder hacer lo que le guste, ver sus programas de televisión favoritos o estar realizando actividades diferentes en habitaciones distintas.

Desacuerdo en decisiones importantes: un cambio de trabajo, comprar o no una casa, el desempleo de uno de los miembros y, sobre todo, los hijos… Las discrepancias en cómo resolver estos problemas generan mucha tensión. Más grave es tener diferencias en los valores fundamentales.

Consejos para que la convivencia funcione

Hacerse cargo de las circunstancias: hay veces en las que estamos en una situación de crisis. Se puede haber tenido un trastorno de estrés postraumático o desarrollado un trauma si ha perdido a un ser querido o se ha quedado sin trabajo, por ejemplo. Cuando estamos atravesando malos momentos, hay que estar ahí como un equipo, demostrando comprensión y paciencia.

Concederse una oportunidad: si los complicados equilibrios de una pareja se han roto durante una convivencia prolongada, antes de optar por separarse, dejar las emociones a un lado y darse un tiempo para intentar recuperar la normalidad y ver si se consigue restablecer el cariño. Una pareja no es un sistema o sociedad aislados, sino que está en relación con el entorno.

Equilibrar espacios: cuando se está en pareja, se oscila entre el deseo de contacto y el de tener un espacio propio, por lo que una de las claves consiste en encontrar momentos para ambas cosas. Cada uno tiene que poner en común qué es lo que le agobia, qué es lo que quiere y poderlo pedir. Hay que tener en cuenta que el otro no es como yo y que, además, cuando está en pareja es “un otro distinto”.

Agradecer lo que se tiene: abrazarnos antes de irnos a dormir puede ser un pequeño ritual de bienestar. A veces perdemos de vista lo valioso que es tener a alguien al lado que nos agarre de la mano y nos ayude.

Darse una tregua: si estás en plena crisis, se recomienda no tomar ninguna decisión importante tanto en ese periodo como inmediatamente después. Reflexioná en conjunto sobre lo que está ocurriendo. A no ser que haya violencia –porque se trataría de otro escenario–, se recomienda esperar y trabajarlo. Saber posponer la resolución de conflictos en un síntoma de madurez.

Llegar a acuerdos: dos personas no encajan a la perfección, por lo que para mantener una pareja hay que estar dispuesto a trabajar y hacer esfuerzos para pactar. En caso de choque, poner los problemas encima de la mesa, ser flexible y colocarse en el lugar del otro.

Comunicación: que sea muy abierta y sincera, no con silencios castigadores que el otro no entiende o con lenguaje indirecto. Explicar lo que a uno le pasa de buenas maneras. Se puede hacer lista de todo lo que necesita del otro: “que me escuches”, “que no me hables de ese tema porque me duele”, “que me digas las cosas con más tacto”, “que cuando te escribo no tardes horas en responder…”.

Abordar los problemas a tiempo: un pequeño problema de pareja, si no se soluciona desde el principio, con el tiempo puede agrandarse y acabar en divorcio. A terapia de pareja a veces acuden personas cuya relación ya está muerta, pero no hay que esperar hasta ese punto.

Fuente: Eroski consumer

Salud

Cómo evitar que te queden manchas en la piel si tenés acné

Qué no debés hacer para empeorar tu cutis

Las manchas en la piel son una de las consecuencias más visibles que deja el acné en el rostro. Nosotros mismos podemos ser los culpables de dañar el cutis, incluso más que el propio acné.

La recomendación más importante es tratar el acné antes que ocultarlo. Esto impedirá que siga avanzando el brote y pueda provocar manchas. Debés evitar manipular las lesiones. No aplastes los granitos, ya que esto hará que las manchas sean mucho más notorias y demore en irse la lesión de color rojizo que suele aparecer. Mientras más oscuro es el tipo de piel, más se notarán.

Las manchas oscuras post inflamatorias son las cicatrices o residuos de la lesión. Si uno las manipula, demorarán más en desaparecer, como en tres o seis meses, o más tiempo, dependiendo de los cuidados.

Cosas que debés hacer:

– Tratá tu problema de acné con la ayuda de un especialista.

– No manipular las lesiones.

– Evitar la exposición solar: usar protector solar, cada dos o tres horas, dentro y fuera de casa.

– Evitar colocar en tu rostro productos naturales. A veces se piensa que pueden ayudar a desinflamar, pero pueden agravar la lesión y producir dermatitis de contacto.

– Acudí al dermatólogo para una evaluación.

Fuente: Msn

Continuar leyendo

Salud

Coronavirus en Argentina | Confirman 400 nuevos contagios y 3 muertes en el último día

Así lo reportó este domingo el Ministerio de Salud de la Nación; con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.272.551

El Ministerio de Salud de la Nación reportó este domingo un total de 3 muertes y 400 nuevos contagios de coronavirus en el país en las últimas 24 horas.

Sala de Situación Coronavirus online – Ministerio de Salud de la Nación

Con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.272.551 y son 115.666 los fallecidos a causa de la enfermedad desde el brote de la pandemia en Argentina.

A la fecha, se registran 17.270 casos positivos activos en todo el país y ya 5.139.615 pacientes se han recuperado de Covid-19.

Continuar leyendo

Salud

Los riesgos del mal uso de los lentes de contacto

Cómo evitar infecciones

Los lentes de contacto son un tratamiento corrector de la visión, muy seguro, pero no exento de provocar alguna infección ocular. La queratitis (inflamación de la córnea), producida generalmente por la acanthamoeba, es la infección más frecuente, aunque hay otros factores que favorecen la aparición de infecciones:

– Uso prolongado. Si bien se suele tener muy interiorizado que hay que dejar descansar el ojo por la noche, no se es tan consciente cuando las horas de vigilia se alargan. Es recomendable retirarlos al final de la jornada, aunque no sea la hora de acostarse, y usar unos lentes convencionales. De la misma manera que al ir a dormir realizamos un ritual como retirar el maquillaje, quitar los lentes de contacto también ha de incluirse como hábito ineludible.

– No limpiar adecuadamente las lentes, el estuche, reutilizar la solución limpiadora o no usar una de específica para lentes de contacto. Mantener una buena higiene de los elementos y de las manos a la hora de ponerlas o sacarlas del ojo es básica primero para no dañar la lente y segundo para no ser nosotros mismos la vía de la infección ocular.

– Factores ambientales que produzcan sequedad ocular.

– Presencia de microbios bajo la lente.

– Bacterias, hongos y parásitos.

– Virus del herpes.

Todo ello puede producir una sintomatología variada que se manifiesta principalmente por un enrojecimiento del ojo, picor y en ocasiones dolor, secreciones oculares y lagrimeo, sensación de la presencia de un cuerpo extraño en el ojo, así como fotofobia y visión borrosa. Toda una serie de síntomas molestos que se agravan con rapidez si no se tratan de manera específica.

Además, algunas de estas infecciones oculares, en especial las producidas por la acanthamoeba, muy habitual y de difícil tratamiento, pueden provocar, en los casos graves, cicatrización de la córnea y requerir un trasplante debido a los problemas de visión. Por este motivo ante cualquier sospecha, acudir al oftalmólogo para que haga una revisión y aplique el tratamiento adecuado evitando.

Si bien el uso de lentillas está cada vez más extendido no siempre en el tratamiento corrector más indicado, por ejemplo, en personas que:

– Tienen alergias graves.

– Son propensas a las infecciones oculares.

– Tienen tendencia a la sequedad ocular.

– Trabajan en espacio con mucho polvo.

– No son capaces o no pueden llevar un estricto control de higiene y cuidado de los ojos y de los lentes.

Para evitar cualquier infección es necesario revisar periódicamente las lentes para detectar cualquier imperfección que pudiera producir un rasguño o la aparición de vasos sanguíneos en la córnea. Estas revisiones se harán en función del tipo de ojo, el problema que se presente y las necesidades visuales. Evitar adquirir lentes cosméticas de colores o para disfraces en establecimientos no especializados, ya que no gozan de las supervisión de un oftalmólogo que pueda garantizar la seguridad de su uso.

Fuente: 65 y más

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR