Seguinos en nuestras redes

Política General

Alberto Fernández abandonó la Casa Rosada y el futuro del Gabinete es incierto

El presidente de la Nación se fue de la casa de gobierno y, luego de un día muy conflictivo en la interna oficialista, todavía se desconoce si se aceptará o no la renuncia de los ministros nacionales

Alberto Fernández ha vivido uno de los días más alborotados de su gobierno desde su asunción el 10 de diciembre de 2019. Luego de la derrota en las elecciones legislativas del último domingo, ministros y funcionarios del oficialismo pusieron a disposición su renuncia de sus cargos. Eduardo “Wado” de Pedro, Martín Soria, Luana Volnovich, Fernanda Raverta, Roberto Salvarezza, Paula Español, Tristán Bauer, Juan Cabandie, Martín Sabbatella y Victoria Donda Pérez son todos los funcionarios que tienen en duda su continiudad.

Luego de un día intenso, el presidente abandonó la Casa Rosada sin comunicar una decisión acerca de las renuncias de sus funcionarios y el futuro del Gabinete. Se sabe que ha tenido varias reuniones, como por ejemplo con Anibal Fernández, pero no ha transcendido nada de lo que se habló en esas asambleas.

 

Sin dar declaraciones, Alberto Fernández se fue de la casa de gobierno en helicóptero rumbo a la quinta de Olivos. Apenas unos minutos después, llegó a la residencia presidencial, donde se encuentra en este momento y dará fin a un día muy intenso para su gestión.

En los medios se habla de un enfrentamiento entre Alberto Fernández y los ministros con más llegada a Cristina Fernández de Kirchner, quienes actuaron en modo de protesta en contra del presidente y en apoyo a la vice. Seguramente mañana habrá novedades de una situación que parece apenas haber comenzado.

Política

Grave denuncia contra Gerardo Zamora por secuestrar y torturar a un político opositor y su esposa

El ex intendente de La Banda Eduardo Chabay Ruiz dio una extensa entrevista en la que cuenta la persecución política, orquestada por el gobernador Zamora, que vive en Santiago del Estero

En una entrevista, el político opositor Eduardo Chabay Ruiz denunció que el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, ordenó secuestrar y torturarlo a él y a su esposa Anahí con el objetivo de retirarlo de la carrera política.

El ex intendente de La Banda, aseguró que las hostilidades contra su persona comenzaron en diciembre de 2014 cuando, de regreso a su provincia desde Buenos Aires, tres policía se comunicaron con él para advertirlo sobre lo que le esperaba en Santiago del Estero: “Hacete humo, Eduardo, te quieren matar”. Incluso uno de ellos fue más contundente en su pedido ara que no vuelva, “me dieron orden de que te mate”.

No habiendo hecho caso a la advertencia, Chabay Ruiz asegura que cinco patrulleros lo fueron a buscar a su casa ubicada en la Ruta 5. Consultado por el entrevistador acerca de la razón por la que estaban en la puerta de su vivienda, no dudo en responder: “Había orden del gobernador Zamora de matarme para sacarme del ruedo político”. Como, afortunadamente logró escapar, inmediatamente se le labró una orden de detención, pese a que tenía fueros, a raíz de trece causas que le habían armado. En adición intentaron por todos los medios embargarlo y quitarle sus bienes para dejarlo sin posibilidad de continuar en la política.

Ante la imposiblidad de ver a su hija, su esposa, Anahí optó por volver a Santiago del Estero y desde ese momento vivió una incesante persecución por parte de las fuerzas de Zamora: “sentía que nos seguían y nos sacaban fotos”, aseguró. Las sospechas se materializaron cuando un día volviendo del supermercado la policía la detuvo en la puerta de su casa, pese a que no tenía orden de detención: “esperamos cuarenta minutos adentro del auto hasta que llegó la orden”, destacó.

Ya en la comisaría, en ningún le aseguran por que la detienen, hasta que llegan dos mujeres a golpearla incesantemente mientras le preguntaban por el paradero de su esposo. Y agregó un dato escalofriante: “se notaba que no era la primera vez que lo hacían”. Como con la golpiza no lograron que hablara, la tortura escaló al entrar un hombre que le puso una bolsa en la cabeza “dos o tres veces”. El fin era el mismo, que diera información de su esposo. Tras una hora de tortura con “golpes y bolsas” ingresa otro policía, esta vez “por las buenas”, según afirma, para que les diga donde estaba escondido Chabay Ruiz.

Anahí también denunció el silencio de todos los medios de comunicación que alteraban la información para defender al Gobierno de Zamora y ensuciar al matrimonio. A su vez, agregó que su control de todos los poderes es absoluto ya que, pese a que se realizó la denuncia en la justicia por lo ocurrido, “el expediente no avanzó”.

El domingo cuatro de enero de 2015 finalmente, la Policía Bonaerense irrumpe en la quinta donde se encontraba escondido en un “brutal allanamiento” con uniformados de Santiago del Estero esperando en la puerta ya que no tenían jurisdicción allí. Según denuncia, los policías estaban dispuestos a matarlo ahí mismo, ya que uno de los policías había desenfundado el arma, pero se salvó porque la mujer de la pareja que lo hospedaba era funcionaria judicial.

Tras detenerlo fue trasladado a Santiago, privado de su libertad, pese a que tenía fueros. En paralelo Chabay Ruiz había presentado un recurso ante la Corte Suprema para hacer valer sus fueros, por lo que Zamora buscó acelerar las causas con un juicio abreviado y que si no aceptaba esto iban a matar a los hijos y después a él. Todo esto transcurría con un dato curioso que revela el armado de las causas y la intencionalidad con que se hicieron: la abogada defensora otorgada por el Estados es hoy funcionaria del zamorismo.

Finalmente el 18 de febrero Chabay Ruiz tras declararse culpable en un juicio abreviado por abuso sexual, deja la cárcel. Sin embargo, un dato más revela la complicidad de Gerardo Zamora: el oficial que coordino el secuestro y la tortura de Anahí fue ascendido como “premio”.

Sobre la causa en la que se declaró culpable, el político afirma que todas las medidas de prueba pedidas por la Justicia revelaron que no hubo abuso.

 

Mira la entrevista completa

Continuar leyendo

Política

El Frente de Todos cerró la campaña de las PASO en el microestadio de Tecnópolis pagando un tercio del costo habitual

La información surge de un pedido de acceso a la información pública; qué respuesta dio el ministerio de Cultura

Tres días antes de sufrir una dura derrota electoral en las PASO, el 9 de septiembre el Frente de Todos cerró su campaña con un acto en el microestadio de Tecnópolis con una gran polémica luego de que se conociera que el oficialismo pagó por el uso de dichas instalaciones un tercio de su valor real.

La información surge a raíz de un un pedido de acceso a la información pública realizado por TN: el predio cuesta $630.000 por día pero el Frente de Todos pagó solo $220.000.

Tras consultar al ministerio de Cultura sobre esta situación, desde la cartera de Tristán Bauer manifestaron que ese fracción de precio se debe a que para el acto solo se utilizó un sector del microestadio y que el evento fue solo de medio día. La explicación solo deja más dudas ya que en la disposición 123/2021 (donde figuran los precios actualizados) no menciona en ningún momento que el predio pueda ser rentado por partes o por menos de un día entero. Sobre esto último aclara que el valor a pagar puede ser “diario o mensual”.

La polémica no termina allí. El precio pagado por el Frente de Todos es más bajo aún ya que el precio no contempla los días de armado y desarmado, según contempla el articulo 4 de dicha disposición. Al respecto, el ministerio de Cultura respondió que no se cobró por ello ya que “la gente del Frente de Todos lo hizo de noche” y que por ende el parque estaba cerrado.

En la respuesta oficial al pedido de acceso a información pública no se especifica en porcentaje o metros cuadrados cuánto representa “ese tramo” que solo se usó del estadio para el cierre de campaña. En este sentido se cobró $220.000 sin especificar cómo se llegó a dicho monto. Nuevamente, la respuesta desde el ministerio solo dejó más dudas ya que afirmaron cobrar un proporcional en función de las 1000 personas que asistieron al acto. Por último, acorralados por las preguntas, afirmaron que para más detalles se formule un nuevo pedido de acceso a la información pública.

Continuar leyendo

Política

La oposición pide que Aníbal Fernández y Juan Cabandié vayan al Congreso por el conflicto mapuche

Tras el cruce entre Casa Rosada y la gobernación de Río Negro, los diputados de Juntos por el Cambio intentarán que el martes se trate el proyecto de interpelación a los dos ministros.

En medio de un agravamiento de la situación en el sur con la violencia mapuche que ha generado criticas hacia el Gobierno por su postura pasiva en relación al conflicto, la oposición pidió que tanto el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, como el de Medioambiente, Juan Cabandié concurran a la Cámara de Diputados para ser interpelados sobre los sucesos.

El pedido fue hecho por el legislador de Juntos por el Cambio Pablo Torello quien presentó un proyecto de resolución para citar a Fernández y Cabandié a que “brinden de manera verbal y ante el pleno de esta Cámara, un informe sobre el estado de situación de los constantes actos de violencia hacia la sociedad, toma de tierras públicas y demás delitos cometidos en el sur de nuestro país, por parte de comunidades autodenominadas mapuches”.

En sus fundamentos, el texto plantea que “grupos autodenominados ‘mapuches’ son responsables directos de usurpaciones, vandalismo, ataques hacia las autoridades policiales y ciudadanos”, y que “parecen controlar la zona, generando desconcierto y abandono de quienes honestamente pretenden convivir en paz”.

Incendio en el Club Andino Piltriquitrón provocado un grupo de mapuches

Diputados de Juntos por el Cambio mencionaron que el foco de los conflictos “está puesto en El Bolsón y en Villa Mascardi, en Río Negro, y en Loma Campana, en Neuquén”. Plantearon que “los actos de violencia incluyeron panfletos con amenazas para el intendente de El Bolsón Bruno Pogliano y para la gobernadora de Río Negro Arabela Carreras”.

señalan su preocupación por ver que “el Gobierno nacional desoye los reclamos de los compatriotas y autoridades de la región”. Incluso acusan a la gestión de Alberto Fernández de realizar “acciones que fomentan a que los grupos autodenominados mapuches continúen con su raid delictivo en territorio argentino”.

Denuncian puntualmente tres. Que en septiembre de 2020 la policía retuvo al vicepresidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Luis Pilquimán, cuando llevaba sin registro de conducir a “una familia de cuatro integrantes -dos de ellos niños- hacia la toma de terrenos en Villa Mascardi” en un vehículo oficial que tampoco tenía seguro.

La última semana ha sido de convulsión en el Gobierno respecto al conflicto mapuche a raíz de las denuncias de la gobernadora e intendentes Rio Negro sobre la falta de acción de la Casa Rosada. Al respecto, la tensión política escaló a su punto máximo cuando Alberto Fernández le envió una carta Arabela Carreras (gobernadora de Río Negro) desestimando el pedido de envío de fuerzas nacionales para garantizar la seguridad allí ya que no era función del Gobierno.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR