Seguinos en nuestras redes

Política

Incógnitas en el Frente de Todos en el día después de la derrota electoral

El escenario económico hasta noviembre y los cambios en el gabinete comienzan a discutirse en Casa Rosada. Mientras tanto, se minimiza el golpe electoral sufrido

Un escenario inimaginable. Ni el más pesimista en el Frente de Todos vaticinaba una derrota tan dura en las PASO del domingo, menos aún cuando los boca de urna les daban una cómoda victoria que los envalentonó para salir a festejar minutos después de que cerrarán las mesas a las 6 de la tarde. Hoy, a 12 horas de que se conozcan los primeros números, en el oficialismo empiezan a analizar en profundidad los resultados y a vivir el fatídico “día después”.

En la heterogénea composición que conforma al Frente de Todos la única coincidencia que hay por estos momentos es que algo tiene que cambiar si se quiere revertir el resultado, sin embargo las diferencias radican en el “qué”. Desde el Instituto Patria reflotarán su “funcionarios que no funcionan” y pedirán la cabeza de muchos de los ministros del albertismo: Santiago Cafiero (Jefe de Gabinete) y Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Producción) tienen todos las horas contadas y deberán demostrar porque permanecer en el cargo.

Otro punto que se deberá tratar es que pese a la gestión de la pandemia, el escándalo del vacunatorio VIP y la fiesta en Olivos, nada ello peso tanto en el voto del argentino como la perdida de su salario. Nuevamente, como le sucedió al expresidente Mauricio Macri en 2019, el electorado a la hora de votar termina inclinándose por el bolsillo y otra vez pone a flor de piel la disputa entre un Alberto Fernández ya con poco margen de acción y una Cristina Kirchner que quiere más protagonismo en el binomio presidencial.

En el escenario económico, desde el cristinismo pedirán la salida de Guzmán, incapaz de alcanzar un acuerdo con el FMI bajo los estándares de la vicepresidente, y a quien increíblemente critican por no poner plata en la calle para incentivar el consumo pese a que la expansión de la base monetaria fue una de las más altas de la historia; nunca hubo tantos pesos en la calle. Con Guzmán o sin él, si los deseos del kirchnerismo se cumplen, esto es acelerar la impresión de moneda, el Gobierno se compra un nuevo problema a mediano plazo y es la aceleración de la inflación que en agosto dio arriba del 50% interanual.

El escenario económico del Gobierno se encuentra en el peor de los dos mundos: si sigue ajustando los resultados en las elecciones generales de noviembre podrían ser un batacazo histórico, si, por el contrario, ponen más plata en la calle puede no ser suficiente para revertir el resultado adverso y comprándose un problema más grave de inflación para lo que queda de mandato.

La estrategia de campaña también es algo a rever, el oficialismo la apuntaló en una polarización con Juntos por el Cambio que le valió el concepto viralizado en redes sociales “ah pero Macri”. A partir de los resultados, el discurso basado en “evitar volver al pasado” y que la gestión del expresidente fue una pandemia paralela demuestra que al menos el electorado prefiere vivir en ese contexto que en el actual del kirchnerismo. La falta de logros de gestión lo llevó a estirar el discurso de la “herencia recibida” hasta estas elecciones, pero el efecto fue contraproducente: Juntos por el Cambio ganó a nivel nacional.

Sin una mejora real de la economía u otro logró trascendental en estos meses, el oficialismo tendrá pocas herramientas en las que apuntalar su campaña, lo que complica aún más las perspectivas de poder dar vuelta el resultado.

En el oficialismo siguen juntando los escombros de un tornado electoral que arrasó con todo el cuadro político del Frente de Todos, pero mientras se comienza a elaborar el día después, el oficialismo tuvo que salir a dar la cara en los medios para hablar de los resultados, algo que ya están haciendo aunque maquillando un poco lo que fueron los números.

Uno de los primeros en hablar fue Santiago Cafiero quien aseguro que “a pesar del resultado, la mayoría de los argentinos no quiere volver para atrás” y que “no está en tela de juicio la gobernabilidad”. En paralelo, en el reparto de culpas por la derrota, se buscará atribuir una parte a la pandemia y que todos los oficialismos en el mundo sufrieron en las elecciones post pandémicas. No por nada su lema de campaña era “La vida que queremos”, el oficialismo sabía que el coronavirus le iba a jugar en contra, por eso la frase, lo que no sabían era que sería tan fuerte.

Otra de las excusas “maquilladoras” estará en la baja participación pese a que estuvo dos puntos por debajo de los comicios de 2017. En un intento de generar motivación en su electorado, el oficialismo asegura que la merma en la participación afecto su intención de voto y que eso podría cambiar en noviembre. Esta razón contradice a lo dicho por el ministro de Interior “Wado de Pedro” quien en su primera aparición en el día de ayer en el centro de cómputos se mostró contento por la alta participación pese a la pandemia. Claro, en ese mismo momento en el bunker del Frente de Todos festejaban los fallidos bocas de urnas.

Política

Congreso: pidieron la exclusión de Fernanda Vallejos de la Cámara de Diputados

La legisladora kirchnerista había criticado con dureza a Alberto Fernández tras la derrota electoral en las PASO y había admitido que les “hicieron votar” una fórmula perjudicial para los jubilados

Fernanda Vallejos suma un nuevo problema: cuatro diputados nacionales de Juntos por el Cambio presentaron un proyecto para removerla de la Cámara Baja.

El pedido de exclusión de la diputada kirchnerista fue realizado por los diputados Jorge Enríquez, Luis Juez, Cristian Ritondo y Waldo Wolff, quienes consideraron que Vallejos debe ser excluida “por inhabilidad moral sobreviniente en los términos del artículo 66 de la Constitución Nacional”.

Durante los últimos días, la dirigente fue protagonista de los polémicos audios difundidos por la prensa días atrás en los que criticó duramente al presidente, Alberto Fernández, al que llamó “ocupa, enfermo y mequetrefe”.

En el segundo audio, en tanto, admitió: “Este gobierno ya fracasó”. En el comienzo de esa conversación sostuvo: “A ver, ¿qué vamos a hacer? ¿Nos ponemos en pelotas frente a la Casa Rosada y bailamos un malambo a Alberto? A este Gobierno hay que relanzarlo. Ya fue, fracasó. Ya está. Gestionaron la pandemia y ahora hay que dar vuelta la página y empezar un Gobierno nuevo, como ocurriría en un Gobierno de coalición institucionalizada y tenemos que lamentar tal vez el no haber institucionalizado mecanismos claros para dirimir los conflictos que se pudiera generar”.

Continuar leyendo

Política

Un Presidente con más hambre que su pueblo: Alberto volvió a gastar millones en equipar la cocina de Olivos

Desde jugueras hasta los aparatos de cocina más sofisticados, Alberto Fernández mandó a equipar la cocina de Olivos para calmar su ansiedad

El Presidente está preocupado por su apetito. La pandemia, la derrota electoral, la pesada herencia del macrismo son todas las angustias que hacen que Alberto Fernández se tiente con algo dulce. Por eso volvió a gastar millones en equipamiento industrial para que al chef de Olivos no le falte creatividad, y su plato no falte en la mesa.

“Estoy más hace más gordo porque como nos pasa a muchos de nosotros, la angustia de este tiempo la canalizo comiendo dulces”, había dicho el Presidente en el acto de cierre de campaña en Mar del Plata, antes del fatídico domingo que desató la crisis en el Frente de Todos.

Para tapar esa ansiedad, entonces, el primer mandatario compró una veintena de ornamentos que van desde una juguera hasta arrocera para sushi y cocedor de pastas. La lista es larga y la especificidad de los aparatos asombra, mientras el spot del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre cierra con la inscripción: “Frente a un contexto difícil, tenemos un Estado presente, con prioridades claras”.

Según pudo acceder El Disenso, las cuentas corren por la Secretaría de Julio Vitobello, que ya estuvo en la función pública durante el segundo período de Cristina Fernández como secretario de Ética Pública, Transparencia y Lucha contra la Corrupción de Argentina (2009–2015).

“Normalmente, como [el presidente] es muy simple en sus gustos, le suelo preparar la típica comida mediterránea italiana. Su pasta preferida son los papardelle a la crema de trufa“, expresó el chef Ariel Paoletti, encargado del paladar presidencial.

Continuar leyendo

Política

El curioso gesto de Jaime Perczyk en la jura de ministros que se hizo viral en las redes

El flamante reemplazo de Nicolás Trotta en la cartera de Educación abrió la polémica y polarizó el debate

“Iglesia y Estado, asunto separado”, un cántico famoso en las marchas feministas que se trasladó implícitamente a la jura de ministros esta tarde en el Museo del Bicentenario. Siete fueron los funcionarios que en el recambio de gabinete se integrarán a la gestión de Alberto Fernández y el turno de Jaime Perczyk dejó una perlita que se hizo viral en redes.

Es que el flamante ministro de Educación, al prestar juramento por Dios, la Patria y los Santos Evangelios apartó la Biblia de la Constitución nacional, un gesto con el que demuestra desde el minuto cero su postura pro-laica.

Esta intervención, lejos de pasar inadvertida, generó tanto muestras de apoyo como de repudio en las redes sociales.

Perczyk es licenciado en Educación Física por la Universidad Nacional de Luján (UNLu) y especialista en Ciencias Sociales y Humanidades por la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Además fue el primer rector de la Universidad de Hurlingham, una de las universidades del conurbano creadas durante el último gobierno de Cristina. Dentro del Ministerio de Educación nacional fue Secretario de Educación, Jefe de gabinete, Director Nacional de Políticas Socioeducativas y Vicepresidente del Directorio de Educ.Ar.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR