Seguinos en nuestras redes

Salud

Causas de las hemorroides y cómo prevenirlas

Constituyen una de las dolencias más frecuentes. La prevalencia del síndrome hemorroidal se sitúa entre el 5% y el 36% de la población y aumenta hasta más del 50% en mayores de 50 años

El componente genético de las hemorroides es muy importante, pero no es el único factor de riesgo y la adopción de medidas de prevención puede ayudar.

Los principales motivos  son:

– Estreñimiento.

– Esfuerzo defecatorio prolongado.

– Ritmos intestinales irregulares.

– Diarrea.

– Embarazo.

– Herencia genética.

–  Postura erecta prolongada.

-Incrementos de la presión intraabdominal con obstrucción del retorno venoso.

– La edad.

– Anomalías del esfínter interno.

No todos estos factores tienen la misma relevancia. El estar de pie hace que se congestione mucho más todo lo que está por debajo de la cintura. Asimismo, influye el sobrepeso, el sedentarismo y el estreñimiento. Sin embargo, en este último punto no se trata tanto del estreñimiento en sí como de los hábitos defecatorios; es decir, hacer un esfuerzo defecatorio exagerado es lo que produce las hemorroides. De hecho, hay quienes son estreñidas pero tienen un horario de deposición muy estable y no hacen grandes esfuerzos. En ese caso, el riesgo de sufrir la patología no sería tan elevado.

El objetivo fundamental es minimizar el esfuerzo defecatorio. Una dieta equilibrada rica en fibra con aumento de la ingesta de agua disminuye la consistencia del bolo fecal, aumenta la frecuencia de las deposiciones y disminuye mucho el esfuerzo con la deposición. Los agentes formadores de bolo fecal (extractos de plantas que actúan como la fibra dietética) también favorecen el tránsito intestinal.

Otra medida para regular el ritmo intestinal es la práctica de ejercicio físico diario. Caminar una hora todos los días puede ser suficiente. En cuanto a las comidas y sustancias que a evitar, están los alimentos y bebidas irritantes para el conducto anal, como son la cafeína y los picantes. Las personas con más riesgo de hemorroides también deben evitar el tabaco y alcohol y limitar los alimentos astringentes, como el arroz y las manzanas.

Las cremas y pomadas de venta en farmacias que se emplean para tratar las hemorroides no sirven como prevención para el desarrollo de la enfermedad hemorroidal; solo tienen utilidad como tratamiento. Asimismo, no es recomendable usar las pomadas con corticoides durante largos periodos de tiempo porque producen atrofia mucosa, hipersensibilidad y prurito crónico intratable.

Fuente: Cuidate Plus

Salud

Tres aparatos para disfrutar de la aromaterapia

Dispositivos que se utilizan para esta técnica y podés poner en tu hogar

El uso de vaporizadores, difusores o quemadores es un método para incorporar el poder curativo de los aceites esenciales a tu vida diaria. El sentido del olfato se conecta directamente con el sistema límbico, la parte del cerebro que afecta las emociones; por lo tanto, algunos de estos dispositivos generan al instante una atmósfera especial para un festejo, crean la ambientación para una tarde de relax o bien disponen la mente y el cuerpo para la meditación.

También constituyen un complemento útil para tratamientos curativos con aromaterapia, como los masajes, las compresas, las inhalaciones, los baños de pies y los cosméticos.

Vaporizadores

Actúan calentando apenas los aceites con un elemento eléctrico para que liberen un suave vapor de microgotas aromáticas en el aire. Existen diferentes clases. En algunos se agregan los aceites, por lo general puros, en un plato o bowl, y luego se calientan. Otros vienen con una almohadilla reemplazable en la que se colocan los aceites esenciales; luego, un pequeño ventilador sopla sobre la misma y esparce las moléculas por el aire. El diseño y el tamaño también es variable: algunos son pequeños y se enchufan directamente a la pared; otros son más grandes y pesados. Como tienen menos riesgo de prenderse fuego que los quemadores, son una buena opción para la habitación, ya que pueden dejarse encendidos durante la noche.

Quemadores

Es el método más común para diseminar las fragancias de la aromaterapia. Solo hay que agregar unas pocas gotas de aceite esencial y un poco de agua en un plato o bowl, que se apoya sobre un estante que sostiene una vela chata. Tienen gran diversidad de formas, tamaños y materiales, incluida la cerámica, el vidrio y el acero inoxidable. Evitá usar quemadores con bandejas hechas de un metal que no sea acero inoxidable, ya que tal vez reaccionan con los aceites esenciales. Nunca lo dejes sin supervisión en una habitación, en especial, si hay niños.

Difusores

Un difusor de cerámica es una manera fácil de liberar el aroma de los aceites en una habitación. También podés usar un aro difusor, que viene con una cavidad para el aceite esencial, y se apoya sobre la esfera de una bombita de luz que apunta hacia el techo. Agregá en el aro difusor unas pocas gotas de aceite, siguiendo las instrucciones del fabricante (algunos recomiendan añadir un poco de agua), y apoyalo sobre la lamparita. La habitación se llenará de la fragancia cuando se caliente la bombita. Después de usarlo, el aro estará caliente; rellenalo solo cuando se enfríe.

Fuente: Selecciones

Continuar leyendo

Salud

Diez pasos para un maquillaje natural

Si querés arreglarte pero con un look sutil, seguí estos tips

Para maquillarse y lograr un look natural se requiere de una aplicación precisa y libre de errores. El uso de productos bien conservados, de buena calidad, adaptados a cada tipo de piel y con herramientas esenciales son la clave para lograrlo.

Lo fundamental es conseguir un estilo que sea atemporal, sencillo sin llegar a tener un efecto ‘no make up’ y a la vez elegante. Seguí estos tips si deseás lucir un maquillaje natural, especial para las horas de la mañana o simplemente para tu rutina diaria.

1- Usá cremas hidratantes para el rostro

Para obtener un maquillaje natural, tu cara debe verse muy limpia y sentirse descansada. Hay que usar bien las cremas hidratantes (o tus cremas específicas de rutina) ya que te proporcionarán la frescura que necesitás, suavizando tu piel y preparándola para la aplicación del maquillaje.

2- Las hidratantes con color son una alternativa

Si preferís una cobertura ligera, las hidratantes con color son para vos, ya que brindan la suavidad de las cremas con un toque de color. Las modernas fórmulas de las cremas CC hidratan, dan color y además, protegen del sol. Recordá que un buen cuidado de la piel es el aliado de cualquier maquillaje natural.

3- Aplicá una buena base de maquillaje

Vas a necesitar una que se asemeje al color de tu piel. Uno de los trucos más útiles es mezclar dos diferentes tonos de base para lograr una perfecta cobertura. No olvides esto a la hora de comprar tu base. Algunas de tienen la particularidad de brindarte corrección de tonos de piel.

4- Primer para ojos

Sobre unas cejas perfectas, nos vamos a centrar en los párpados. El primer o prebase de maquillaje para ojos es totalmente opcional. Si lo aplicás correctamente, te ayudará a fijar mejor las sombras y, por consiguiente, tu maquillaje se mantendrá intacto por largo tiempo. Usá una mínima cantidad a lo largo del parpado, hasta el hueso de tus cejas.

5- Usá el corrector adecuadamente

En un maquillaje natural debés ser muy sutil con el uso del corrector. Usalo solo en las áreas que realmente lo necesitan, como esquinas internas de los ojos, alrededor de la nariz y siempre aplicalo con ligeros “golpecitos” para evitar arrugas prematuras, especialmente en la piel que rodea al ojo.

6- Prestá atención a la sombra para ojos

Este paso es el que identificará tu look como natural. Necesitás tres tonos naturales de sombras mate para ojos:

1. Similar a tu tono de piel -los nude en sus diferentes gamas-, el cual debés aplicar en todo el parpado móvil y subir un poco hasta el hueso de tus cejas.

2. Una sombra de color medio te ayudará a definir la forma de tus ojos, aplicalo en el pliegue o arcada en forma de “V”.

3. Por último, usá una sombra iluminadora en el lagrimal y debajo de las cejas, esto permitirá que tus ojos se vean más despiertos.

7- Máscara de pestañas

Usá un rímel de larga duración que además tenga una fórmula que las proteja. Usalo en las pestañas de arriba, después de rizarlas. Si deseás enfatizarlas aún más, aplicalo con cuidado en las inferiores para evitar formar grumos.

8- El truco perfecto para un maquillaje de día

Con un delineador negro, preferiblemente en lápiz, trazá pequeños puntos en la parte interior de tus pestañas de arriba, rellenándolas lo más posible. Aunque no lo creas, estarás enfatizando tus ojos, de manera sutil, sin apostar por delineados fuertes.

9- Buscá un rubor natural

Es uno de los elementos claves en un maquillaje de día. Si lo hacés adecuadamente, tu rostro se verá más saludable que nunca y con los pómulos más altos. La versión en polvo o compacta es mejor aplicarla con una brocha diagonal, desde la sien hasta la mejilla formando una “C”. Si optás por la versión en crema, invertí en una que sea mate. Preferí los tonos duraznos o rosados que más se adapten a tu color de piel.

10- Maquillá discretamente tus labios

La exfoliación e hidratación de los labios es el primer paso para un maquillaje natural. Hay una amplia variedad de opciones, desde bálsamos labiales, bálsamos con color y labiales nude. Enfocate en encontrar uno que sea mate o semi mate y que más se asemeje a tu tono de piel. Descartá los de tonalidades naranja, ya que tus dientes podrían lucir amarillentos.

Fuente: About español

Continuar leyendo

Salud

Cómo distinguir un producto ultraprocesado de uno saludable

Son muchos los que piensan que comen de una manera saludable, cuando realmente es todo lo contrario

Aunque mucha gente crea saberlo todo acerca de la alimentación, la verdad es que siguen existiendo falsas creencias que conviene desmentir. Son muchos los que piensan que comen de una manera saludable, cuando realmente es todo lo contrario.

Por ejemplo, un yogur bajo en calorías o una barrita energética son ejemplos de productos ultraprocesados. A la hora de identificar un producto como poco saludable es importante el fijarse en la etiqueta y mirar una serie de elementos:

El producto en cuestión contiene más de cinco ingredientes y entre los mismos figuran azúcares, harinas, aditivos, sal o aceites vegetales. Mucha gente obvia el hecho de mirar la etiqueta y comete el gran error de comerlo creyendo que se trata de un alimento saludable que es perfecto para el organismo.

Se ha podido demostrar que el consumo habitual de alimentos ultraprocesados puede dar lugar a enfermedades de tipo cardiovasculares y favorecer el cáncer. Sustancias como las harinas refinadas o los azúcares provocan un gran desequilibrio dentro del cuerpo, lo que hace que se pueda desarrollar una diabetes o padecer problemas de tensión.

Consumir estos alimentos de manera habitual provoca problemas de peso dando lugar a una enfermedad tan común a día de hoy como es la obesidad. Se trata de comidas bastante adictivas y que a su vez contienen un gran número de calorías.

Otro aspecto negativo que se debe tener en cuenta de los productos ultraprocesados es que apenas aportan nutrientes al organismo. Es por ello que quien los consume no obtiene ningún nutriente, pero aporta un gran cantidad de calorías.

Hay algunos alimentos que a simple vista parecen saludables, pero no lo son tanto:

– Los yogures que tienen un 0% en materia grasa y con sabor a fruta contienen grandes cantidades de azúcares. Su consumo habitual no es aconsejable y son perjudiciales para la salud.

– Las famosas barritas energéticas son bajas en calorías pero tienen un poder adictivo. Se trata de alimentos ultraprocesados con pocos nutrientes que no aportan nada al organismo.

– Los cereales en su gran mayoría son productos ultraprocesados debido a que son ricos en azúcares y en hidratos de carbono de poca calidad. Es importante elegir unos integrales que tengan la menor cantidad de azúcares posibles.

– Las ensaladas envasadas son otro ejemplo. Pueden parecer saludables pero llevan aceites refinados y azúcares. Lo mejor es elaborar una sin aditivos y con productos naturales

– También hay que tener cuidado con las salsas de tomate y las cremas. En su gran mayoría, las salsas de tomate frito están elaboradas con una gran cantidad de azúcares y con aceites de poca calidad. Lo mismo ocurre con las cremas de verduras. La mejor opción es elaborar una saludable crema casera y la propia salsa de tomate.

– Los jugos envasados no son una opción saludable para el organismo. Son bebidas con una gran cantidad de azúcares y muy pocos nutrientes. No tienen comparación con un jugo recién exprimido. De todas maneras, lo mejor es optar por ingerir la fruta entera y aprovechar todas sus propiedades.

En definitiva, hay que tener mucho cuidado con lo que se compra en los supermercados. Es importante el fijarse bien en la etiqueta y cerciorarse de que se trata de un producto apto para la salud.

Fuente: Bekia

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR