Seguinos en nuestras redes

Salud

Vitamina B5: los beneficios de este ingrediente para la piel

Incluila en tus tratamientos para un cutis hidratado y saludable

La vitamina B5 o ácido pantoténico desempeña un papel vital en la producción de glóbulos rojos y hormonas, así como en la conversión de grasas, proteínas y carbohidratos en energía.

En la piel, incluye una serie de beneficios generales: ayuda a mantener la piel suave, tersa y saludable. En sueros, ampollas, mascarillas y cremas, ayuda a restaurar el equilibrio de hidratación natural mientras repara el tejido cutáneo dañado.

Es sumamente amable con todo tipo de cutis, pero es especialmente favorecedor para secos y deshidratados. Los productos con vitamina B5 lo dejan con una sensación de firmeza, suavidad y elasticidad y mejora los efectos del humectante que habitualmente usás. En general, la piel luce más hidratada, saludable, radiante, descansada y rejuvenecida.

Ventajas:

– Efecto antiinflamatorio que puede ayudar a estimular los procesos de curación de la piel.

– Profundamente hidratante, ayuda a mantener la piel seca al absorber la humedad del aire.

– Da al cutis un aspecto saludable.

– Respalda la función de la barrera de la piel a través de sus procesos de hidratación.

– Calmante y reparador, es muy popular en productos “after sun” y cremas para después de tatuarte, así como en productos para irritaciones leves como picaduras de insectos y dermatitis del pañal.

Es frecuente encontrarla en combinación con otros componentes como el ácido hialurónico. En suero o serum facial, es ideal para recuperar volumen y elasticidad y tratar arrugas. También en cremas y bálsamos reparadores, que alivian la piel en caso de resequedad, procesos de cicatrización e irritaciones.

Si vivís en lugares muy fríos o con inviernos agresivos, incorporá estos tratamientos a partir de otoño para mantener tu piel hidratada y radiante.

Fuente: Actitud fem

Salud

Cómo tratar el dolor cervical

Síntomas de alama y qué hacer al respecto

La columna cervical está formada por un conjunto de estructuras que incluyen músculos, articulaciones, huesos y nervios. Tiene la importante función de dar soporte y movilidad a la cabeza y el dolor corresponde a una experiencia sensitiva y emocional desagradable que puede estar relacionada a una lesión de las estructuras antes descritas.

Para rebajar el dolor de la zona, se recomienda guardar reposo, aplicar frio/calor local, y realizar ejercicios de estiramientos y cambios posturales. En otros casos esto no será suficiente y requerirá incluir tratamiento médico con antiinflamatorios y relajantes musculares, fisioterapia o infiltraciones.

El dolor puede ser leve y no interferir con las actividades cotidianas, pero en ocasiones puede ser muy intenso y limitante, interfiriendo en la concentración, el sueño o actividades diarias como vestirse por la rigidez y menor rango de movilidad.

Por otro lado, puede ser intenso y localizado en un punto específico o puede ser de menor intensidad y abarcar una región más amplia. Se puede irradiar a la región cervical alta y asociarse a cefalea, calambres en región cervical baja y dorsal alta o a región periescapular. Ocasionalmente se puede asociar a dolor radicular en hombros, brazos y manos.

Hay síntomas de alarma que obligan a consultar con el médico especialista porque pueden reflejar otras patologías asociadas, como puede ser: fiebre, pérdida de peso inexplicable, comienzo súbito del dolor, debilidad o pérdida de sensibilidad, alteración en control de esfínteres, cefalea súbita de gran intensidad o dolor nocturno.

La causa más común de dolor cervical agudo es la sobrecarga mecánica o distención de la musculatura, ligamentos y tendones. Mecanismos frecuentes son las malas posturas, posiciones incorrectas durante el sueño, movimientos repetitivos o traumatismos. Estas lesiones habitualmente mejoran dentro de las dos primeras semanas.

Cuando el dolor se prolonga más de cuatro semanas o se hace repetitivo, la causa más frecuente es la patología degenerativa o espondilosis (discopatía degenerativa, hernia discal, artrosis facetaria).Otras causas pueden ser tan variadas como cuadros de estrés o ansiedad, dolor miofascial asociado o no a fibromialgia, tumores o infecciones.

Los factores de riesgo y donde debemos enfocar los esfuerzos para prevenirlo son evitar malas posturas, el tabaquismo y fortalecer la musculatura cervical (trabajando la fuerza muscular y los estiramientos frecuentes para mantener la movilidad).

Gran parte de los dolores se pueden manejar con tratamiento no quirúrgico. Se recomienda trabajar en el autocuidado, lo que conlleva evitar las malas posturas y actividades que generen sobrecarga muscular por períodos prolongados, aplicar frio/calor y realizar estiramientos suaves (si un movimiento específico produce dolor se debe evitar).

Otro de los puntos es realizar sesiones regulares de fisioterapia, especialmente durante la primera fase de tratamiento con ejercicios en casa en la etapa final. En caso de recurrir a los analgésicos, la primera opción son los antinflamatorios y el paracetamol y si el dolor no remite, relajantes musculares u opiáceos en pautas de corta duración (los tratamientos deben estar siempre supervisados por el médico).

En cuanto a los tratamientos alternativos, si bien tienen menor evidencia científica, son beneficiosos en muchos pacientes. Estos incluyen masajes, manipulación manual (quiropraxia y osteopatía), acupuntura, meditación y técnicas de mindfulness.

Las infiltraciones epidurales o facetarias con corticoides, radiofrecuencia o rizólisis facetaria (lesión térmica de rama sensitiva articular) e infiltración de puntos gatillo (punción seca / infiltración con pequeñas dosis de anestésico local) es otra opción y, como último recurso, la cirugía.

Fuente: Top doctors

Continuar leyendo

Salud

Qué son y cómo funcionan los hilos tensores

Cómo es el tratamiento estético que evitar pasar por el quirófano

Los hilos tensores o hilos mágicos son un tratamiento mínimamente invasivo que produce un efecto lifting o levantamiento del rostro sin la necesidad de pasar por el quirófano. La rapidez con la que se realiza y la inmediatez y naturalidad de los resultados son algunas de las razones por las que se han vuelto populares.

La técnica funciona mediante la introducción de hilos especulados (espinas) que una vez que se adhieren a la piel, generan una tracción en diferentes sentidos generando una tensión. Brindan el sostén necesario para el estiramiento de la piel, lo que causa un rejuvenecimiento de las facciones faciales.

Son especialmente usados en papada, arrugas, bolsas debajo de los ojos, párpados caídos, pliegues nasolabiales, “doble mentón” y en otras partes de la cara donde sea visible la flacidez de la piel.

Se aplica en un periodo de dos horas contando la aplicación de anestesia local, colocación y la tracción con los hilos. Los tratamientos post aplicación para disminuir la inflación generada son vía oral, estos mismo previenen la aparición de infecciones moretones y reacciones inflamatorias no deseadas.

El periodo de recuperación es de tres días, con resultados visibles a los ocho días posterior a la aplicación. La duración de los mismos depende del tipo de hilos tensores que apliquen; entre los más usados están los de polidioxanona (PDO) y los de ácido poliláctico. Los de PDO son absorbidos en unos tres meses y su efecto dura entre nueve y 12 meses
Los de Polilácticos son reintegrados por el organismo en alrededor de seis meses y su efecto dura entre un año y medio a dos años.

Los hilos tensores pueden usarse con los siguientes propósitos: disimular las arrugas del contorno de los ojos, elevar las mejillas, reafirmar el cuello, elevar las cejas, dar simetría a la cara, reafirmar el contorno facial y difuminar las arrugas de la frente.

Fuente: Actitud fem

Continuar leyendo

Salud

Cómo limpiar el hígado de forma natural

Consejos para depurar este órgano que tiene múltiples funciones

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, además de ser unos de los de mayor tamaño. A diferencia de otros órganos, sus funciones son múltiples e incluyen procesos tan variados como purificar la sangre eliminando toxinas, facilitar la absorción de determinados nutrientes o fabricar bilis, sustancia que sirve para facilitar la digestión de las grasas.

Dadas las condiciones de vida actuales, cuando se satura de toxinas por la ingestión de alcohol y medicamentos, así como por una alimentación inadecuada a base de productos ultra refinados, la salud se resiente y es necesario tomar medidas para contribuir a su salud. Purificarlo reduce el riesgo de enfermedades hepáticas y cáncer, eleva los niveles de enzimas antioxidantes y ofrece protección contra toxinas dañinas.

Consejos para tener tu hígado en óptimas condiciones:

– Evitá el exceso de bebidas alcohólicas, principales factores de riesgo para el hígado.

– Si sos fumador, eliminá el tabaco, ya que el consumo de esta toxicidad puede alterar a la larga las células hepáticas.

– Alimentate siguiendo una dieta saludable y hacé ejercicio regularmente.

– Evitá, en la medida de lo posible, los medicamentos que pueden dañar las células hepáticas. Si no podés hacerlo, tratá de no tomar alcohol durante el tratamiento.

– Algunos productos de limpieza, productos en aerosol e insecticidas contienen sustancias químicas que pueden dañar el hígado. Evitá la exposición directa o la inhalación.

– Consumí con moderación ciertos suplementos dietéticos. Determinadas sustancias naturales que aparentemente son inocuas pueden resultar perjudiciales cuando se consumen en cantidades masivas. Consultá siempre a tu médico al respecto.

En cuanto a los alimentos, estos son algunos que podés incluir:

– El ajo activa las enzimas hepáticas y favorece la eliminación de toxinas.

– Vegetales crucíferos como la coliflor y el brócoli son ricos en clorofila y contienen “glucosinolato”, un compuesto natural que produce enzimas capaces de eliminar toxinas y metales pesados.

– El té verde contiene catequina, un antioxidante polifenólico que favorece la función hepática.

– La cúrcuma es una especie exótica que incrementa la producción de bilis, favoreciendo la digestión. Además, es rica en antioxidantes que tienen un efecto depurador.

– Los cítricos en general ayudan a eliminar agentes tóxicos, por ejemplo los pomelos, limas y limones, incluso consumidos en cantidades reducidas, ejercen un profundo efecto de limpieza en el entorno hepático.

– Otros alimentos beneficiosos incluyen nueces, zanahorias, paltas, remolachas y manzanas, todos contribuyen a mejorar la actividad digestiva.

Señales de que tu hígado necesita una desintoxicación:

– Fatiga excesiva

– Síndrome premenstrual o desequilibrio hormonal

– Gases e hinchazón del abdomen

– Alteraciones del sueño

– Alergias y alteraciones de la piel

– Problemas digestivos

– Cambios marcados de humor, confusión o problemas cognitivos

– Sudor excesivo y maloliente

Si no está funcionando al máximo de su capacidad, es posible que estéa experimentando uno o más de estos síntomas. En este caso es necesario un tratamiento específico para inducirlo a eliminar todas las grasas, depósitos de colesterol viejos, cálculos biliares, venenos, residuos de medicamentos y desechos tóxicos almacenados a lo largo de los años.

Fuente: El español

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR