Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo conservar el vino una vez abierto

Qué hacer y qué no para que no pierda sus propiedades

Para conservar una botella de vino que ya está abierta, debemos tener en cuenta algunos consejos para que su descomposición se retarde. Una vez descorchado, tiene una vida útil limitada antes de que pierda sus cualidades. Aunque una primera oxigenación al descorchar lo es positiva, porque ayuda a que libere sus aromas y sabores, al cabo de unas horas empieza su involución.

Además de los efectos negativos que ejerce el oxígeno en el vino, existen determinadas bacterias y levaduras que contribuyen con su alteración. Se trata de microorganismos que están en el ambiente y que, al situarse en la botella abierta, aceleran procesos de fermentación que afectan las características organolépticas.

En líneas generales, y siempre dependiendo de las condiciones de conservación, el blanco y rosado duran unos tres días. Un tinto joven podría llegar hasta una semana, mientras uno más añejado de 2 a 3 días. Si ha sido previamente decantado antes de beberlo, no se podrá guardar este tiempo porque ya fue oxigenado por un tiempo considerable.

Por otro lado, los orgánicos y el pinot noir son los más delicados y los que menos tiempo duran una vez abiertos. Finalmente, aquellos ejemplares más ricos en taninos se pueden conservar hasta una semana, siempre que se almacenen correctamente.

En cuanto a las condiciones generales de conservación, lo ideal es mantener la botella en un espacio fresco, cuya temperatura no sobrepase los 13 grados centígrados. En este sentido, la heladera suele ser la mejor opción para ralentizar el proceso. Siempre procurá que el lugar no reciba luz natural ni artificial.

Posición vertical: al guardarlo en posición horizontal, dejamos más superficie de vino en contacto con oxígeno, que es el enemigo principal en este caso. Es por esto que se recomienda mantenerlo de forma vertical, para reducir la cantidad afectada por el aire.

Botella cerrada: cuando vayas a guardarla, asegurate de que quede tapada de forma hermética. Si usás el mismo corcho, mejor. Su material está pensado para minimizar el oxígeno que el vino podría recibir.

La corteza del alcornoque ayuda a la óptima conservación. Si el corcho se rompió o se perdió, podés usar diversos tapones especiales que se venden en el mercado. Utilizá el lado del corcho que ya ha estado en contacto con el vino y ha quedado manchado. El otro extremo puede no estar limpio.

Botella más pequeña: con la ayuda de un embudo podés traspasar lo que te haya quedado de vino a una botella más chica, para reducir aún más el oxígeno presente en el envase. Dejá un par de centímetros de botella vacía entre la tapa y el líquido.

Bomba de vacío: es un dispositivo que se usa para extraer el aire de la botella y una herramienta ideal para quienes beben su copa de vino diaria. Permite su buena conservación en el refrigerador.

Dispenser de gas inerte: es un artefacto que libera gases, entre los que podemos mencionar al nitrógeno. Aunque es un producto costoso, vale la pena probarlo.

¿Qué evitar?

El aire, el calor y la luz no se llevan bien con el vino. A estos factores les vamos a agregar la vibración. Cuando debe ser transportado por grandes distancias, los movimientos que se generan en la botella perturban los sedimentos, lo que podría ocasionar una alteración en el sabor. Es decir, antes y después de descorcharlo, el mismo debe ser tratado con sumo cuidado, evitando que se oxigene de más.

Asimismo, si al destapar una botella ya sabés de antemano que no la terminarás, colocale el corcho nuevamente luego de servirte una copa y poné la botella en la heladera de inmediato. Muchas veces, la sobremesa se extiende y el vino ya ha comenzado su proceso de oxidación.

Lo que no es posible es saber con exactitud es cuándo se vence una botella que ha sido abierta. Todo depende del varietal, del año de la cosecha y de la calidad del vino. Sin embargo, si seguís los consejos anteriores, es probable que puedas extender sus propiedades.

Fuente: Mejor con salud

Salud

Consejos para incorporar el ejercicio cardiovascular a tu vida diaria

Los beneficios de hacerlo y algunos que podés poner en práctica

Los ejercicios cardiovasculares, también conocidos como aeróbicos, son pilares de una vida saludable ya que ayudan a tener una condición y resistencia física adecuada, que brindan beneficios a la salud.

Lo ideal es tener una constancia y frecuencia, encontrando un equilibrio que te invite a incorporar el ejercicio a diario y a partir de ahí comiences a disfrutar de los resultados. Determiná un tiempo y hora al día para llevarlo a cabo, sé realista en la planeación y gradualmente elevá tus rutinas.

Si es la primera vez, valdría la pena una prueba de esfuerzo o consultar con un médico del deporte o entrenador deportivo. Existen gran variedad y podés elegir el más apropiado para vos, dependiendo de tu objetivo, tus habilidades, preferencias, condición física, limitantes, el tiempo que disponés, la locación, entre otros factores.

Encontrá los más adecuados que te motiven para que te resulten prácticos en tu día a día. Algunos ejemplos son:

– Correr/caminar.

– Saltar la soga.

– Bicicleta.

– Natación.

– Bailar.

Existen algunas prácticas que pueden ayudarte a preparar el cuerpo y mente para el ejercicio, con ellas tu desempeño y resistencia serán mayores y te ayudarán a prevenir la fatiga.

– Comenzar con el estiramiento y calentamiento es ideal para trabajar la flexibilidad y oxigenación de los músculos y preparar al cuerpo para una mayor actividad.

– Cuidá tu respiración en todo momento e hidratate adecuadamente.

– Designar y dar forma a un espacio apto para hacer tus ejercicios es importante si planeás tener la frecuencia deseada.

– Si te es posible hacé ejercicio en exteriores y usá vestimenta deportiva que sea cómoda y adecuada para la actividad.

Da el primer paso y comenzá con tus ejercicios, podés alternarlos para hacer tu experiencia más variada. Con esto te sentirás mejor, más relajado y saludable. Recordá aumentar en forma gradual frecuencia y tiempo hasta alcanzar tus objetivos.

Fuente: Texas Heart Institute / Msn

Continuar leyendo

Salud

Dry scooping: los riesgos de esa práctica que se puso de moda en TikTok

Dé qué trata este nuevo desafío y por qué no es recomendable

El dry scooping es una nueva moda en TikTok que preocupa a los médicos, ya que es una práctica peligrosa que cada vez más jóvenes que entrenan llevan a cabo sin medir los riesgos para su salud. Consiste en ingerir suplementos proteicos en seco después de la actividad física, sin diluirlos en agua como recomiendan sus fabricantes.

Es sabido que los polvos proteicos contienen, en general, muchos aminoácidos, vitaminas y otros ingredientes, como la cafeína. En exceso, pueden generar irregularidades cardiológicas como palpitaciones y arritmias.

Una cucharada de polvo contiene la misma cafeína que cinco tazas de café. Si encima se lo ingiere en seco, existe el riesgo de que haya un aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que puede provocar alteraciones del ritmo cardíaco. A su vez, la inhalación del polvo puede causar asfixia y hasta generar una infección en los pulmones.

Investigadores analizaron cien videos publicados en TikTok, usando la etiqueta “preentrenamiento” para su búsqueda. Solo ocho de ellos mostraron el uso del polvo de la manera correcta, es decir, diluido con agua. Más de 30 mostraban su ingesta en seco, donde se ponían una cucharada de polvo en la boca, seguida de algunos sorbos de agua o líquido. Esos videos tuvieron más de ocho millones de “me gusta”, pese a los riesgos que eso implica.

En ese sentido, los expertos recordaron al influencer estadounidense de 20 años, Briatney Portillo, quien publicó un post en el que revelaba que había sufrido un ataque cardíaco tras ingerir el polvo en seco luego de entrenar. También hay que ser precavidos con los polvos para antes del entrenamiento, ya que generalmente contienen cafeína junto con otros ingredientes como creatina, aminoácidos y vitaminas.

Los niveles de cafeína en estos productos varían desde el equivalente de una a más de tres tazas de café de filtro, si se preparan de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Por lo tanto, existe el riesgo de consumir cafeína en exceso, especialmente si se usa más de una vez al día, o simplemente se consume el polvo, donde uno puede ingerir más de la cantidad recomendada.

Los suplementos de proteínas son un recurso valioso para complementar la dieta de quienes realizan ejercicio de dos a cuatro (o más) veces por semana. No hace falta ser un deportista de alta competencia para tener un requerimiento proteico más elevado que el habitual.

La elección de alimentos, el entrenamiento, la motivación, el estilo de vida y la ausencia de lesiones son factores que contribuyen a que quien hace ejercicio despliegue todo su potencial y alcance sus objetivos. En ocasiones, todo esto se complementa con suplementos nutricionales que contribuyen a mejorar el rendimiento deportivo.

Hasta hace poco, estos eran consumidos principalmente por atletas de competición o deportistas profesionales, pero en la actualidad eso ha cambiado y su uso crece cada vez más entre los que llevan una vida activa, cuidan su alimentación, realizan ejercicio dos, tres o cuatro veces por semana, pero con fines recreativos o en busca de una vida más saludable. Lo importante, en estos casos, es tomarlo según se indica en el envase y previamente consultar con un médico.

Fuente: Conbienestar

Continuar leyendo

Salud

Cómo limpiar correctamente tu plancha de pelo

Tips para alargar la vida útil de tu aparato

Las planchas también necesitan su rutina de limpieza y sus cuidados, sobre todo, si querés que funcione siempre como el primer día. La plancha de cerámica, sobre todo, después del uso de productos como sérum o cremas, requiere de una limpieza ya que estos aumentan la cantidad de residuos acumulados en las placas y pueden hacer que la plancha se queme o que su rendimiento disminuya.

Para empezar, debe estar desconectada y casi fría (tibia al tacto). Humedecer un paño limpio con agua caliente y escurrirlo bien previamente para evitar que el agua no entre en el sistema eléctrico y la estropee. Por otro lado, el trapo debe de ser de algodón, no uses uno sintético.

Frotá las placas con el paño húmedo. En caso de que cuente con un sistema basculante, hacé hincapié en los contornos del aparato, dado que la suciedad los puede atascar. En caso de que con el paño no sea suficiente para limpiar la placa de cerámica, usá un algodón mojado en alcohol. De este modo, acabarás con cualquier residuo que no hayas podido eliminar con el paño húmedo anteriormente.

La limpieza es fundamental para tenerla mantener su buen funcionamiento, lo ideal es hacerlo después de cada uso. No obstante, siempre dependerá de que las veces que la uses. Podés establecer una rutina de limpieza diaria, semanal, quincenal o mensual (si no la usás muy a menudo).

Para mantenerla en perfecto estado no se recomienda usar productos de limpieza abrasivos como desengrasantes o quitamanchas. Con la humedad del agua o el alcohol sanitario debe ser suficiente.

Para las placas, usá siempre paños que no rasquen las placas, el estropajo está prohibido. Apostá siempre por trapos suaves o algodón. No uses tu plancha al máximo de su temperatura. Es falso que cuanto más caliente esté, más rápido terminarás y mejor será el resultado. El regulador te permitirá elegir la temperatura perfecta para proteger tu pelo y para alargar la vida útil del aparato.

Presionar fuertemente las placas la una con la otra puede ser perjudicial porque generarás más roce, castigarás más al cabello y aumentarás el riesgo de quebrarlo. No la uses con el pelo húmedo, a no ser que el aparato disponga de esa característica. Eso sí, nunca debe estar completamente mojado, pues será perjudicial para tu cabello y para la plancha.

No la guardes de cualquier manera. Enrollá el cable en forma de zigzag y no sobre la propia plancha, ya que podrías quemar el cable o partirlo por dentro al tensarlo demasiado. Se recomienda guardarla en su funda térmica, diseñada para guardar el aparato aún estando caliente.

Antes de comprar una, tené en cuenta todas sus características y consejos del fabricante. Teniendo en cuenta estos consejos y llevando a cabo una limpieza frecuente del aparato, mejorarás el mantenimiento y rendimiento de tu plancha de pelo.

Fuente: Un cómo

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR