Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo cuidar las articulaciones del uso excesivo de la tecnología

Ejercicios y hábitos para que no sufran lesiones

La gran cantidad de horas de uso de dispositivos tecnológicos puede favorecer la aparición precoz de muchas patologías. Para evitar o disminuir estos síntomas, es importante seguir una serie de pasos para un correcto uso de los mismos.

– Respetar el límite de dolor. Mientras sea posible, evitar actividades que lo generen, así como también disminuir las que provoquen dolor y que no se puedan interrumpir permanentemente.

– Prevenir al máximo el uso prolongado de una misma articulación, sobre todo las de menor tamaño y fomentar el uso de las más fuertes por sobre las pequeñas. Por ejemplo, en el caso de las compras, es recomendable apoyar las bolsas del supermercado sobre el antebrazo y no colgarlas de las manos.

– El tiempo de descanso es fundamental. Se deberá generar un equilibrio en los de reposo y de actividad. Armar previamente una rutina de trabajo, haciendo hincapié en el equilibrio y evitando sobregastos de energía.

– Reconocer la fatiga muscular, para evitar que provoque dolor o inflamación que puedan traducirse posteriormente en una disfunción. También evitar posturas que conducen a deformidad.

Otra manera de cuidar las manos es mantener una rutina de elongación de manos, muñecas y antebrazos, logrando también así el fortalecimiento de dichas partes. Realizar ejercicios como apertura y cierre de puños, separar los dedos y volver a juntarlos y marcar las pinzas (formar un círculo con cada dedo y el pulgar) son algunos ejemplos.

Los medios físicos, como baños de parafina, calor o baños de contrastes, mejoran la circulación y generan una sensación de relajación en las manos. Las almohadillas térmicas son otra alternativa. Respetar los tiempos de descanso de la musculatura de la mano y del antebrazo, armar un plan de ejercitación y evitar realizar de manera continuada y sin cuidado los ejercicios.

Una posible rutina podría comenzar con un baño de parafina (se pueden suplir con almohadillas térmicas o inmersión en agua tibia), luego seguir con una elongación del antebrazo y muñeca tanto en flexión como en extensión, y continuar con movimientos de cierre y apertura de puño y dedos de la mano. Se puede comenzar con unas pocas repeticiones, hasta que la mano y el antebrazo se acostumbren y ahí agregar más.

De ser posible, repetir la rutina 2 o 3 veces al día dándole tiempo de descanso. Siempre es aconsejable la consulta con un médico especialista para el correcto diagnóstico y derivación a rehabilitación en caso de ser necesario.

Fuente: Conbienestar

Salud

Coronavirus en Argentina | Confirman 35 muertes y 2332 nuevos contagios en el último día

Así lo reportó este martes el Ministerio de Salud de la Nación; con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.330.748.

El Ministerio de Salud de la Nación reportó un total de 35 muertes y 2332 nuevos contagios de coronavirus en la Argentina en las últimas 24 horas.

Con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.330.748. Son 116.589 los fallecidos a causa de la enfermedad desde el brote de la pandemia en el país. A la fecha, se registran 20.468 casos activos en la Argentina.

Por su parte la ocupación de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) está en 35,5% a nivel nacional, mientras que en el AMBA el número es de 40,5%. En estos momentos hay 617 personas internadas en UTI. Según informó el Ministerio, se realizaron 48.969 testeos en las últimas 24 horas.

Los distritos que más casos registraron fueron: Provincia de Buenos Aires (900); Ciudad Autónoma de Buenos Aires (405); Tucumán (361); y Córdoba (137). En cuanto a las muertes, las provincias más afectadas fueron Tucumán (12) y Buenos Aires (11).

Continuar leyendo

Salud

La relación entre las enfermedades cardíacas y la mala salud periodontal

Cómo se vinculan ambos problemas

Existe un mayor riesgo de enfermedad cardíaca asociado a una mala salud periodontal. Por eso, se aconseja hacer frente a factores de riesgo que son comunes y coincidentes, como el tabaquismo, el sedentarismo, el sobrepeso o la hipertensión.

Las personas con enfermedades de las encías (y, especialmente aquellas con periodontitis) tienen un mayor riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares, como infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares.

Además, los pacientes que sufren al mismo tiempo de periodontitis y enfermedades cardiovasculares pueden tener un mayor riesgo de complicaciones sistémicas. La periodontitis es la enfermedad de las encías más frecuente, por su parte, la enfermedad cardiovascular es responsable de 17,9 millones de muertes al año en todo el mundo.

Se aconseja evitar o hacer frente a factores de riesgo que son comunes y coincidentes tanto en la enfermedad cardiovascular como en la periodontal, como el tabaquismo, sedentarismo, sobrepeso, presión arterial elevada o dietas altas en grasas saturadas y azúcares refinados; se trata de factores de riesgo habitualmente asociados con el desarrollo de eventos cardiovasculares y también con la aparición y/o agravamiento de enfermedades de las encías.

También hay un incremento del riesgo de enfermedad periodontal y cardiovascular en los pacientes con síndrome metabólico, que es un cuadro patológico que engloba a aquellos que padecen obesidad, hipertensión arterial, cifras elevadas de glucemia y triglicéridos, y niveles reducidos de colesterol HDL (colesterol bueno).

Fuente: Cuidate Plus

Continuar leyendo

Salud

Trucos para limpiar la cama de tu perro

Cómo dejar su cucha libre de suciedad y bacterias

Una cama del perro sucia afecta de forma negativa a la salud del animal, ya que que estará durmiendo y descansando sobre una cantidad de bacterias que podrían provocarle enfermedades.

Lo principal para que tu perro esté saludable es mantenerlo limpio y bañarlo según la frecuencia recomendada. Esto es fundamental para mantenerlo sano y para asegurar que tu hogar se mantenga limpio y libre de bacterias.

En general, la cama de un perro puede ser de dos tipos: de espuma o de mimbre con colchón. No obstante, el modo de limpieza será el mismo en ambos casos, ya que los colchones de las de mimbre también están rellenos de espuma.

Lo primero es separar todas las partes de la cama y quitar la funda que cubre la espuma de la cama y la que cubre el colchón. Por lo habitual, tienen un velcro o una cremallera que permite sacar la espuma, es un paso importante para limpiar las fundas y las espumas por separado.

Una vez que hayas separado todas las partes, empezará por limpiar las fundas, que estarán probablemente repleta de pelos, así que primero tendrás que deshacerte de ellos. Podés hacerlo usando una aspiradora, un rodillo especial con cinta adhesiva para quitar los pelos de las mascotas, o usando algún truco casero que pueda simplificar esta tarea.

Luego, debés encargarte primero de las manchas más difíciles en caso de que las tenga. Para ello, identificá el tipo de tela y el origen de la mancha para saber qué productos emplear. A continuación, cuando hayas eliminado todas las manchas, introducí la funda en el lavarropas.

Lo ideal es que uses agua caliente para desinfectarla mejor, a no ser que en la etiqueta de lavado indique lo contrario, y un detergente suave. Entonces, mientras las fundas se están lavando, pasá a limpiar la espuma de la cama.

Para ello, hay dos opciones. La primera y más sencilla, consiste en meterla en el lavarropas, después de lavar las fundas, con agua tibia y un detergente suave. La segunda y más complicada, es lavar la esponja a mano.

Si optás por lavarla a máquina, tené en cuenta que, si el relleno del colchón es espuma picada o de fibra de poliéster, tendrás que meter dos o tres pelotas de tenis con el lavado, según el tamaño del colchón, para que la espuma mantenga su volumen.

No obstante, en caso de que en la etiqueta de lavado especifique que no se puede lavar en la lavadora, tendrás que hacerlo a mano. Solo necesitás un recipiente algo más grande que la cama, llenarlo con agua caliente, añadir un chorrito de detergente suave e introducir la espuma.

Dejá en remojo la espuma de la cama bastante rato para que se limpie y desinfecte por completo. Después, frotala con las manos para quitar toda la suciedad, pues si usás un cepillo podrías dañarla. Cuando termines, enjuagá con agua tibia y dejala secar al aire donde no haya humedad. Evitá usar secadora, pues podría dañar el material o reducir el volumen del colchón.

Por último, si tiene alguna manta encima, tendrás que seguir estos mismos pasos: retirá todos los pelos antes de lavarla, dejala en remojo con agua caliente para deshacerte de las bacterias, eliminá las manchas complicadas siguiendo los trucos explicados más arriba y, por último, introducila en el lavarropas para limpiarla con un detergente suave.

Ellos también pueden sufrir alergias. Por este motivo, es imprescindible que el detergente que uses no dañará su piel. También evitá los productos con amoniaco, ya que la orina de los canes contiene amonio, de manera que los productos con amoniaco podrían incitarlos a a hacer sus necesidades en su cama. Además, si mordisquea su cucha, es necesario que recurras a un detergente que no contenga sustancias dañinas para evitar que las ingiera.

Fuente: El español

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR