Seguinos en nuestras redes

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Zuca Conti: anécdotas, pasión por el rugby y un deseo para Los Pumas

En diálogo con Nexofin, el periodista de ESPN y Scrum recuerda sus tiempos como jugador del SIC, repasa sus mejores coberturas, su vida fuera de las canchas y detalla sobre los desafíos que tiene por delante el rugby argentino

Ramiro “Zuca” Conti es graduado de la Escuela Superior de Ciencias Deportivas y, desde siempre, le apasionaron el periodismo y los deportes.

No es para menos: el protagonista viene de una familia identificada con el rugby, hijo de Marcelo Conti, un emblema del scrum y del San Isidro Club (entrenador del tricampeón de la URBA entre los años 2002 y 2004 que logró el récord de partidos invicto).

Hasta los 25 años, “Zuca” jugó en ese club como apertura. Fuera de las canchas, el joven trabajó en varios lugares, entre ellos, la Editorial Perfil, Artear, Radio Cooperativa y el Poder Judicial de la Nación (como escribiente).

Actualmente, en la señal deportiva ESPN (desde el año 2016) es el cronista exclusivo de Los Pumas, siguiendo la actualidad del seleccionado argentino, y realizando los trabajos de campo de juego en sus partidos en el país, como así también, en las giras y torneos por el exterior. También es conductor del ciclo SCRUM ATR, y columnista en SCRUM.

Al destacar su más recordada cobertura para el medio ubicado en la localidad bonaerense de San Isidro, el protagonista menciona: “La final del Súper Rugby 2019 en Christchurch cuando Jaguares jugó frente a Crusaders… por lo que representaba ese momento para la historia del rugby argentino”.

Fuera del aire, Conti desarrolla un podcast con el hooker Agustín Creevy llamado Está mal, pero no tan mal! (cuya segunda temporada se estrena en septiembre), donde comparten momentos con amigos del deporte, la música, el espectáculo y la vida en general.

En diálogo con Nexofin, el periodista de ESPN y Scrum recuerda sus tiempos como jugador del SIC, repasa sus mejores coberturas, su vida fuera de las canchas y detalla sobre los desafíos que tiene por delante el rugby argentino.

Nexofin (N): Venís de una familia identificada con el rugby, ¿el periodismo también viene de sangre?

Zuca Conti (ZC): No tengo antecedentes de mi familia. Todos tenemos una facilidad para la comunicación; de a poco fue mutando y combinando con mi fanatismo por el deporte dio periodismo.

N: Jugaste como apertura hasta los 25 años en el SIC, ¿a qué jugador te parecías más?

Es una pregunta complicada. Mi nivel fue mucho mejor afuera de la cancha que adentro. Siempre fui un apertura que le gustó patear mucho; me fanatizaba el tema de la patada y obviamente el tema de jugar.

¿Si me tuviese que comparar con alguno de ahora? (obviamente diciendo todo que es una falta de respeto) Sería una especie de Dan Biggar.

N: ¿Una anécdota que siempre recuerdes de esa etapa?

De la etapa de jugador tengo un montón; es la mejor etapa que puede tener uno vinculado al rugby.

Una vez jugando contra Deportiva Francesa en un scrum se levanta el octavo (yo pensé que había avanzado más de lo que había avanzado) y cuando me pasa la pelota a mí directamente desde la base, corro dos metros, apoyo, festejo el try y ahí me doy cuenta que había apoyado en los cinco metros y no era el in-goal… automáticamente todo el equipo se empezó a reír y se generó una carcajada tremenda.

Otra: me gustaba mucho patear drops. En un partido que tiré un par de drops, después vino el entrenador entresemana y me dijo “No tires más drops. ¿No entendés que no va por ahí?”. Al domingo siguiente volví a tirar otros drops que claramente los erré.

N: ¿En un futuro te imaginas como entrenador?

Ya entrené divisiones juveniles en el SIC en su momento; dándole una mano a mi padre que fue entrenador durante muchos años y también a otras divisiones.

Por el momento, hoy no lo veo posible. Por mi trabajo (por suerte) me toca viajar bastante, trabajar tanto sábado como domingo… no podría asumir el compromiso.

No tengo la menor duda: cuando mi trabajo me lo permita, voy a entrenar. Es algo que me apasiona y todo lo que sea por dar una mano en mi club lo voy a hacer.

N: ¿Qué es lo mejor que te dio este deporte?

Sin lugar a dudas, mis amigos. No solamente mi grupo sino los amigos que vas haciendo en el camino (conociendo otros clubes y gente en el trabajo).

El deporte tiene algo vinculado con la salud; tener la cabeza y cuerpo activo que es importantísimo.

Te puede interesar:

N: A lo largo de tus años en ESPN, ¿cuál es el momento que más te gustó cubrir?

Tengo dos momentos. Uno: la final del Súper Rugby 2019 en Christchurch cuando Jaguares jugó frente a Crusaders… por lo que representaba ese momento para la historia del rugby argentino.

Después, el otro: Pumas-All Blacks en el 2020 que fui el único periodista argentino en estar en esa cancha para la pantalla de ESPN cubriendo el primer triunfo en la historia frente a los All Blacks; con el contexto de la pandemia (los jugadores entrenando en sus casas; todos nosotros realizando diferentes cuarentenas en Uruguay y en Australia)

Un camino muy largo para llegar a ese día que la verdad fue muy emocionante.

N: ¿Cómo te preparas para hacer campo de juego en los partidos de Los Pumas?

La primera parte del trabajo arranca en la semana (viendo los entrenamientos, prestando atención, ver qué jugador se perfila para ser titular, qué entrenan y cada detalle que crea que me sirva en la transmisión).

Después, a partir del jueves (cuando ya se anuncia el equipo) el trabajo empieza a ser mucho más informativo: busco de cada uno de los jugadores datos y detalles interesantes (récords en números, partidos redondos, vínculos entre ellos y debuts).

Lo mismo para cuando son jugadores del otro equipo rival de Los Pumas y me toca hacer campo de juego de los dos.

Detalles que salgan de lo habitual. Mi plus es estar en el día a día; esa información me da un diferencial para volcarlo a la transmisión.

N: Se apaga la cámara de Scrum, ¿qué te gusta hacer cuando no trabajas?

Lo mismo que a cualquier persona: disfrutar de mi casa, mi mujer, mi perro, hacer un rico asado, juntarme con amigos, estar en mi club, entrenar mucho, hacer deporte (ahora le estoy metiendo mucho al padel y al fútbol)… creo que con esas cuestiones termino de completar mi vida dinámica y divertida que creo que tengo.

N: ¿Cómo surgió la idea del podcast #EstaMalPeroNoTanMal que realizas con Agustín Creevy?

Con Agus tengo una relación de muchos años; se fue profundizando porque nos tocaba viajar mucho (el como jugador y a mí como periodista).

Tenemos muchas cosas en común; siempre al aire siempre decíamos que cuando él se retire teníamos que hacer cosas juntos.

Cuando la tecnología apareció y se generó la posibilidad, no lo dudamos. Lo charlamos por un tiempo y tomamos la decisión de encararlo.

Me parece que tenemos personalidades que ven la vida de una manera muy similar en cuanto a cómo encararla, divertirse, disfrutar…

Disfrutamos mucho de charlar con deportistas, artistas, amigos… que nos cuenten sus experiencias; estamos recontra felices con lo que está pasando.

N: Hablemos de la medalla de bronce de los Pumas 7’s en Tokio 2020, ¿cómo la viviste?

Fue espectacular; me tocó hablar con los jugadores y con Santiago Gómez Cora (el entrenador) antes de que se vayan. Estaban convencidos de lo que iban a buscar.

Por la diferencia horaria, se vivió de una manera rara porque había que estar en silencio en casa. Con mucho nerviosismo y confianza.

Ver una combinación espectacular de unos jugadores con mucha experiencia con cuatro/cinco chicos muy jóvenes que aparecieron con todo.

Se disfrutó muchísimo y nos llenó de orgullo a todos los que formamos parte de la familia del rugby.

Te puede interesar:

N: Saliendo de la pandemia, ¿qué desafíos tiene por delante el rugby argentino?

Uff!!! Son un montón; si nos vamos a la estructura más grande que es por parte de la UAR, Los Pumas y el plan de desarrollo de los jugadores de acá… el gran desafío es encontrar una plataforma profesional para poder desarrollar a los jugadores (Jaguares no existe más y se perdió creo un eslabón importantísimo en la cadena).

Después, en la vida de clubes: volver a acomodarse después de la pandemia (perdieron jugadores y plata). Volver a generar ese atractivo en la gente para que regresemos todos en masa.

Hay con qué; los clubes son lo más importante en la base de nuestro rugby… hay que cuidarlos mucho.

Por parte de la UAR y de las uniones provinciales darles todas las herramientas posibles para que sigan creciendo; ojalá estén cada vez más abiertos a ir generando cosas (a nivel televisivo y comercial que seguro van a apoyar).

Siempre manteniendo el espíritu amateur que nos caracteriza y es importantísimo.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿el mejor jugador de rugby que viste?

Jonny Wilkinson.

N: ¿Ídolo de la infancia?

Enzo Francescoli.

N: Sacando el rugby, ¿otro deporte que te guste?

Fútbol, padel y ver la NBA!

N: ¿Frase de vida?

Valorar, agradecer y disfrutar. Mi lema. Y frase: sé tú mismo, los demás lugares están ocupados, de Óscar Wilde.

N: ¿Un sueño?

A nivel personal formar una familia con Juana; a nivel profesional cubrir un Mundial con Los Pumas campeones del mundo, se van a cumplir. Lo sé!

N: Para cerrar en un concepto, ¿Ramiro “Zuca” Conti es…?

Un buen tipo, que persigue sus sueños con alegría.

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Florencia Barragán: su primera oportunidad laboral, periodismo digital y las últimas medidas económicas

En diálogo con Nexofin, la periodista de la TV Pública y Ámbito Financiero recuerda sus comienzos, detalla su rutina de trabajo y opina sobre la tarea del ministro Martín Guzmán

Florencia Barragán siente que el periodismo es su vocación desde que cursaba la escuela secundaria. Se formó en TEA y luego cursó la maestría que tiene el diario La Nación, en conjunto con la Universidad Torcuato Di Tella.

Los primeros pasos fueron en el espacio digital en C5N y LN+. Hoy, Florencia cursa la licenciatura en Economía de la Universidad de Buenos Aires (UBA) para complementar la formación.

Todo el herramental económico hoy le permite hacer un análisis concreto de la actualidad que atraviesa el país: “Las anclas que está usando el gobierno para bajar la inflación, como el dólar y las tarifas, no están dando resultados, dado que está optando por una mejora en los ingresos y en la actividad”.

A lo largo de su carrera se destacó en varios medios de comunicación, entre ellos, Revista TKM, Radio y Punto, La Nación, iProfesional, iProUP y Página/12.

Actualmente trabaja en Ámbito Financiero, y como columnista de economía en el noticiero de la Televisión Pública (lunes a viernes, de 7 a 9). También realiza trabajos puntuales como crónicas para la Revista Anfibia.

Otro punto a destacar: durante los últimos días se incorporó al equipo rotativo del programa Desiguales (domingo a jueves, de 21 a 22 horas) liderado por Luli Trujillo y Pablo Caruso.

En diálogo con Nexofin, la periodista especializada en economía de la TV Pública y Ámbito Financiero recuerda sus primeros pasos, detalla su rutina de trabajo y opina sobre la tarea del ministro Martín Guzmán.

Nexofin (N): ¿En qué momento se cruzó el periodismo en tu vida?

Florencia Barragán (FB): El periodismo se cruzó en mi vida en el secundario, me gustaba literatura para leer y escribir.

N: ¿Por qué te inclinaste por la parte económica?

Me incliné por la parte económica porque todo el tiempo estamos en crisis y me interesaba entender por qué, y al mismo tiempo, poder explicar eso que ocurre de una manera fácil, para que todos los puedan entender y tomar las mejores decisiones económicas en sus propias vidas.

N: En un rubro que es dominado por hombres, ¿a quiénes destacas entre tus colegas mujeres del medio?

Estefanía Pozzo es sin dudas una referencia. Formada, honesta y lo más lindo, solidaria con sus colegas.

Florencia Barragán en Televisión Pública Noticias. En la emisión del horario de 7 a 9 conducen Silvia Fernández y Alejandro Puertas

N: De no haber sido la comunicación, ¿hubieras seguido otro camino de vida?

La economía me gusta mucho, así que hubiera explorado otros campos, como la investigación. Combinar economía con programación me parecería un rubro fascinante para explorar.

N: ¿Cuál es la importancia que le das a las redes sociales?

Las redes sociales son muy importantes para mantenerse informado y a la vez comunicar. Pero también te abren un abanico de oportunidades.

Mi primer trabajo a los 19 años, con solo 1 año de facultad, lo conseguí por contestarle en Twitter al periodista Nicolás Magaldi, que buscaba gente.

N: Hoy estás en Ámbito Financiero y la TV Pública, ¿cómo fue tu recorrido profesional hasta llegar acá?

Mis primeros trabajos fueron en televisión, pero detrás de cámara, en el área digital. Primero en C5N y luego en LN+.

Pero lo que más me gustaba era escribir, lo que pasa es que en todos lados pedían experiencia, pero nadie la daba.

El primero que me abrió las puertas fue la sección de economía de Página/12. Desde entonces surgieron muchas oportunidades. Es muy importante para un periodista especializarse.

Te puede interesar:

N: ¿Cuáles son los medios nacionales e internacionales que te gusta consultar?

Nacionales todos. Ámbito Financiero, Página12, El Cronista, La Nación, Clarín, Infobae y eldiarioAR. Internacionales sobre todo Bloomberg, el País y Financial Times.

N: ¿Cómo te organizas con la rutina?

Me levanto muy temprano porque de 7 a 9 tengo el noticiero de la TV Pública. Por la tarde me dedico a Ámbito Financiero. Y en el medio pueden ir surgiendo trabajos puntuales como crónicas para la revista Anfibia.

N: Pasemos a la actualidad, ¿cuál es tu mirada sobre las últimas medidas económicas del Gobierno?

El congelamiento de precios es sin duda la medida más destacada del último tiempo.

Si efectivamente se cumple podría dar algo de alivio en estabilizar los precios de una canasta de alimentos, pero no va a bajar la inflación, dado que la inflación es la suba generalizada de precios en toda la economía.

Las anclas que está usando el gobierno para bajar la inflación, como el dólar y las tarifas, no están dando resultados, dado que está optando por una mejora en los ingresos y en la actividad.

Se necesitaría un acuerdo más amplio con otras medidas para fijar expectativas, y sin duda eso involucra acordar con el FMI.

Te puede interesar:

N: Siguiendo la línea, ¿cómo observas la tarea de Martín Guzmán?

Creo que le tocó una situación muy difícil, con un país sobre endeudado, la inflación más alta de los últimos 30 años y una pandemia.

Le queda como tarea pendiente cerrar la brecha cambiaria, una de las mayores distorsiones para la economía, y bajar la inflación, que se mantiene en valores muy altos en los últimos 4 años, años en los que los salarios vienen corriendo de atrás.

N: Pasando al plano internacional, ¿qué puede pasar con el precio del Bitcoin luego de la prohibición de China a las criptomonedas?

Creo que el precio del bitcoin va a seguir subiendo, como una búsqueda de reserva de valor ante la inflación en todo el mundo. De todos modos, para quien le interese invertir, una máxima de la inversión es diversificar.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿virtudes y defectos?

La pasión por el trabajo como virtud y como defecto.

N: ¿Con qué periodista te gustaría trabajar?

Con varios, pero mejor no mencionarlos para no quemarlos.

N: ¿Club de fútbol?

Independiente.

N: ¿El gol que más gritaste?

El 1 a 1 que marcó Pusineri en el 2002 ante Boca en el minuto 42 del segundo tiempo, en la anteúltima fecha. Con el empate quedaba a nada de ser campeón.

El último partido contra San Lorenzo lo vi campeón en la popular, goleada por 3 a 0, tenía 9 años y estaba metida en las avalanchas con mis papás y mi hermano.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Florencia Barragán es…?

Curiosa.

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Darío Lopreite: historias en Olavarría, el valor de la lectura y la realidad de la Argentina

En diálogo con Nexofin, el periodista de Todo Noticias y Telenoche en Canal 13 recuerda su infancia en la localidad de Loma Negra, detalla sus primeras experiencias en los medios de comunicación y analiza la actualidad del país

Darío Lopreite siempre quedó fascinado con el mundo de la comunicación; de chico en su Loma Negra natal escuchaba mucha radio. Un aporte fundamental para que siguiera su profesión fue gracias a su familia.

Por ejemplo, su padre trabajó en la fábrica que pertenecía a Amalia Fortabat en Olavarría y su abuelo en quinto año de secundaria le traía todos los domingos dos diarios (Clarín y La Nación); comenzó a leer de todo.

Después de recibirse en la localidad bonaerense, el protagonista llegó a la Ciudad Buenos Aires para estudiar periodismo en el Instituto Grafotécnico. En los 90 dio sus primeros pasos.

A lo largo de su carrera se destacó en varios lugares, entre ellos, Radio Bs As (campaña de Vélez Sarsfield), Sólo Futbol, Radio Colonia, Del Plata y FM Blue.

Supo trabajar con nombres importantes como Santo Biasatti, Nelson Castro, Fernando Bravo, Alfredo Leuco y José Ricardo ‘Pepe’ Eliaschev.

Otro punto a destacar fueron sus corresponsalías para radios del interior desde el Congreso Nacional.

“Si al primer mes no te pagaban no salías más. Tenía mucho contacto con los diputados y senadores”, comentó Lopreite a NEXOFIN.

En el año 2000 le llego la oportunidad en la televisión: se incorporó a TN y Canal 13. Al detallar su mayor desafío en las señales ubicadas en el barrio porteño de Constitución, el protagonista explica: “Se trata de contar historias; siempre hay que buscarla”.

Hoy se lo puede ver cubriendo las calles en las tardes de TN y en las noches de Telenoche. También conduce los fines de semana en la señal de cable propiedad del Grupo Clarín.

En diálogo con Nexofin, el periodista recuerda su infancia en la localidad de Loma Negra, detalla sus primeras experiencias en los medios de comunicación y analiza la actualidad del país.

Nexofin (N): Sos oriundo de Loma Negra, Olavarría, ¿cómo fue tu infancia el Interior?

Darío Lopreite (DL): Fue hermosa; estuve hasta los 19/20 años en Loma Negra. Donde está la famosa fábrica.

Una adolescencia bárbara, mucho deporte, amigos y el club. Tengo recuerdos hermosos.

N: De no haber sido la comunicación, ¿qué otro camino hubieras seguido?

Me gusta el fútbol; todavía juego. No sé, profesor de Educación Física por ahí. Hice Perito Mercantil en la secundaria; por ahí encaraba algo administrativo.

Me gustaba escuchar la radio de chico. Cuando estaba en quinto año de secundaria, mi abuelo me traía dos diarios todos los domingos (Clarín y La Nación). Empecé a leer de todo (cosa que es muy importante; leer para los estudiantes de periodismo).

Tuve la suerte que mis viejos me pudieron pagar la carrera y también venirse a vivir a Buenos Aires (para los chicos del Interior es bastante común ir a estudiar a La Plata o Buenos Aires).

N: Tu papá trabajó en una fábrica de la localidad hasta finales de los 80, ¿quedó alguna anécdota con Amalita Fortabat?

Sí; ella iba mucho los fines de semana al campo (le decíamos ‘La estancia’) que tenía en Olavarría. Mi papá para tener un sueldo más iba a trabajar de mozo.

Era una persona muy querida (no solo ayudaba a los empleados de Loma Negra sino a Olavarría).

Cuando tenía 12 hubo una gran inundación donde el centro de la ciudad quedó bajo el agua; Amalita les pidió a sus obreros que fueran a ayudar con los volquetes y camiones de la fábrica.

Después, cuando bajo el agua, les regaló a los obreros y empleados los muebles.

N: En época de pandemia, ¿qué extrañas de allá?

Ver a mis viejos y a mi hermano que viven allá; recién pude ir en noviembre del año pasado. Había ido en febrero, antes que empezara todo. Mis viejos no usan celular y no podía hacer videollamada.

Cuando mi hermano iba podíamos hacerlo y los veía. Tampoco podían viajar porque son grandes y tenían miedo de contagio.

N: Hiciste corresponsalías para radios del interior desde el Congreso Nacional, ¿una historia del detrás de escena que te haya quedado?

Hice ese trabajo mucho cuando estaba estudiando; me enteré que había periodistas que hacían salidas para radios del Interior.

Un día me metí y me sacaron corriendo; después, volví y empecé a llamar hasta que alguna te dijeran que sí. Si al primer mes no te pagaban no salías más. Tenía mucho contacto con los diputados y senadores.

Me acuerdo mucho de Alfredo Bravo, Chacho Álvarez… hoy me aburre un poco la cobertura periodística parlamentaria; salvo que sea una ley muy importante.

Te puede interesar:

N: Santo Biasatti te dio la primera gran posibilidad en radio; para quiénes no lo saben, ¿cómo fue esa historia?

Siempre digo que hay ser atrevido; este mundo es bastante chico. Iba a empezar tercer año de la carrera (vivía en Once con dos amigos). Leía los diarios que traía mi abuelo y vi que Santo empezaba en Radio Colonia.

Fui y me presente en el estudio; lo veo parado (estaba con el brazo enyesado) y le digo que yo era estudiante de periodismo y quería colaborar en su programa.

Con esa cara que tiene me dijo ‘Bueno, venga cuando quiera’ y se fue. Al otro día fui y a los diez días ya me retaba (estaban sus dos hijos, dos productores y yo).

Aprendí mucho; después nos llevó a Radio del Plata (estuve siete/ocho años). Luego, surgió la oportunidad de TN; me gustaba mucho la imagen del canal.

Tenía la posibilidad de otros canales; en esa locura esperé que llamara el que a mí me gustaba (cosa que no lo recomiendo porque por ahí nunca pasa).

N: Luego de 20 años en El Trece y TN, ¿cuál es tu mayor desafío a la hora de salir al aire?

Se trata de contar historias; siempre hay que buscarla (no todas las cosas nos interesan).

Ese es el desafío: contar bien o buscar cosas diferentes que los demás colegas que estamos ahí no lo digan. Alguna palabra o detalle que pasó; pueden ser muchas cosas.

Con el tiempo se adquiere el oficio. No tiene que servir para que uno se achanche y lo cuente de memoria. A mí me gusta buscar algo diferente cuando se puede.

N: ¿Cómo te organizas con la rutina?

Trabajar en noticiero significa que estás dentro de una estructura; puede implicar que un rato me llamen para ir algún lugar dependiendo donde surja la noticia.

Eso lo hace lindo y divertido; a veces las que tocan no son las que yo quiero. Todos los periodistas en el canal tenemos un horario.

Yo trabajo a la tarde para lo que sería TN o Telenoche. Cuando hago conducción lo hago a la noche o los domingos a la tarde. En general, te podes organizar. Siempre supeditado a que te llamen.

Te puede interesar:

N: ¿Con qué frase definirías al periodismo?

Jaja hay una que yo digo en joda que es ‘Es esto o trabajar’. El periodismo es una profesión hermosa que nos permite ser testigos de la historia.

Viví cosas…. Tuve que anunciar la muerte de Maradona, el 2001, la caída del gobierno de Fernando de la Rúa… todo desde el lugar de los hechos. Eso hace muy atractiva la profesión.

N: Pasando a la actualidad, ¿qué tema consideras que faltó en la campaña durante las PASO?

Faltaron ideas, proyectos, cómo van a hacer para tratar la inflación, la pobreza… crecen a la par. No veo o escucho que haya propuestas claras. Hay otra cosa ligada: que la gente se eduque.

No solo con la pandemia que muchos chicos dejaron la escuela… sino antes: hay gente que no termina la primaria, secundaria… es una locura.

La educación es la base de todo; mirá el caso de Toyota (no podían tomar gente que no había terminado el secundario).

N: Vamos con un pequeño ping pong, ¿conducir o hacer móviles en la calle?

Las dos cosas.

N: ¿Algún blooper que recuerdes con gracia estando al aire?

Alguno hay andando vueltas; hace poco lo puse en Instagram. Fue en la redacción de TN; hacíamos unas columnas a la mañana (un rato antes nos daban las noticias) y las grabábamos. Creo que empecé y me equivoqué y le dije al camarógrafo ‘Para, para’.

Volvimos a empezar. Todavía usábamos discos; lo llevaron rápido al control y lo pusieron… no vieron que había empezado de vuelta. Me lo mandaron hace poco.

N: ¿Club de fútbol?

Boca Juniors.

N: ¿El gol que más gritaste?

Cuando le ganamos al Real Madrid.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Darío Lopreite es…?

Un tipo que trata de vivir la vida, disfrutarla… en todo sentido. En la profesión y en la vida familiar.

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Sofía Barruti: cambio de vida, manejo de fuentes y la importancia de las redes

En diálogo con Nexofin, la periodista y columnista de internacionales de C5N recuerda sus primeros trabajos por fuera del medio, el paso por la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona, detalla las rutinas que la pandemia le modificó y analiza la política exterior del Gobierno

Sofía Barruti es uno de los nuevos nombres que orbitan la cobertura de política internacional en los medios de comunicación. Sin embargo, su carrera comenzó en 2012, cuando decidió cambiar los libros de Derecho por la carrera de Comunicación en la Universidad Católica Argentina (UCA).

Desde ese momento, trabajó en varios medios, entre otros, el diario La Nación, Página/12, iProfesional, Infobae, LN+ y Crónica TV.

Otro punto a destacar en su carrera profesional fue su paso por la Universidad Pompeu Fabra (UPF), en Barcelona, donde cursó un postgrado en SEO y Social Media. Desde allí, hizo las veces de cronista para TN y A24.

Consultada por sus aprendizajes en España, la joven comunicadora explica: “De mi postgrado me llevo la diversidad cultural, la interconexión y la importancia de las redes en un mundo donde lo digital prevalece y el periodismo tiene que seguir muy de cerca ese mismo camino”.

Durante los últimos meses del 2020, la licenciada en Comunicación Periodística cambió su vida: regresó del Viejo Continente para sumarse a C5N.

“Volví con la convicción de que uno siempre logra reconectar con su pasión y la fortuna de reinsertarme laboralmente inmediatamente”, comenta Barruti a NEXOFIN.

Actualmente se la puede ver de lunes a viernes como cronista en la calle; y también está presente en el programa Argentina en vivo – Fin de semana (domingos de 9 a 13).

En diálogo con Nexofin, la periodista y columnista de internacionales de C5N recuerda sus primeros trabajos por fuera del medio, detalla las rutinas que la pandemia le modificó y analiza la política exterior del Gobierno.

Nexofin (N): ¿Cuándo y cómo comienza tu vida con el periodismo?

Sofía Barruti (SB): Siempre amé escribir. Pero mi carrera empezó en 2012 cuando decidí cambiar la abogacía por el periodismo.

Empecé un curso de pre ingreso en la UCA y ahí descubrí que era la carrera para mí.

N: ¿Cuáles fueron tus primeros trabajos por fuera del medio?

Tuve dos trabajos, antes de mi primera experiencia como pasante de periodismo. Uno como babysitter y otro haciendo pochoclos en un teatro. Sí, pochoclera!

N: ¿Y qué recuerdos tenés de tu posgrado en la Universitat Pompeu Fabra, Barcelona?

De mi postgrado en la Pompeu Fabra me llevo la diversidad cultural, la interconexión y la importancia de las redes en un mundo en donde lo digital prevalece y el periodismo tiene que seguir muy de cerca ese mismo camino.

N: ¿Cómo fue el cambio al llegar desde tus coberturas en Europa a C5N en 2020?

Una montaña rusa de emociones! Me fui con la convicción de tomarme un descanso de la tele pero en todo momento el periodismo volvió.

Desde un pedido de independentismo que inundó las calles de Catalunya hasta una pandemia que nos sorprendió a todos.

Volví con la convicción de que uno siempre logra reconectar con su pasión y la fortuna de reinsertarme laboralmente inmediatamente.

Te puede interesar:

N: A la hora de obtener información, ¿comunicar en donde trabajas te ha dificultado el acceso a alguna fuente?

Durante mi corta carrera trabajé en medios con distinto color político y, depende de dónde estés, más trabajosas se vuelven algunas fuentes.

Pero creo que mostrar la propia objetividad es lo que termina permitiendo acceder a la mayoría.

N: ¿Cómo llevás el vínculo redes sociales personales/periodismo?

Yo soy una sola. Y mi laburo es gran parte, pero no mi vida entera. Creo que muchas veces se pone el ojo en el periodista sobre qué y cómo debe comunicar incluso en sus redes.

Considero que uno puede ser profesional y mostrar ese costado y también otro más personal sin que eso sea motivo de disonancia.

N: Hablemos de lo personal, ¿qué rutinas te ha trastocado la pandemia del coronavirus?

La pandemia cambió toda mi vida. Desde la decisión de quedarme en España a transitarla ahí, hasta mi visión sobre la cosas.

Hoy en día mi realidad es totalmente distinta que en marzo del 2020 porque en mi vida cambió todo: el país en el que vivo, lo que hago todos los días, vivir con amigas y ahora vivir sola. Todo.

N: ¿Y en tu forma de trabajo?

Mi trabajo antes era independiente y remoto. Ahora es presencial y en relación de dependencia.

N: Pasemos a la actualidad, ¿cómo ves la comunicación internacional del Gobierno?

Pienso que no se puede concebir al mundo sin globalización. La pandemia nos demostró que hoy más que nunca lo que pasa afuera -por más que se vea cómo algo muy lejano- nos repercute directamente y puede tener consecuencias irreversibles para todas las naciones.

Y el gobierno de turno, sea cual fuere, no debe ignorar eso, ni en su comunicación ni tampoco en la gestión.

N: A 20 años del ataque a las Torres Gemelas, ¿qué recuerdos tenés de ese día?

Tenía 8 años y no dimensionaba todavía lo que implicaba eso. Solo sé que con mi hermana creíamos que era el fin del mundo. Y en ese sentido tan equivocadas no estábamos.

Porque aun siendo chicas entendimos que el mundo como lo conocimos después de ese día no volvería a ser el mismo.

Te puede interesar:

N: ¿Cuáles son las cosas que más y menos te gustan de la política local?

Las alianzas impensadas me resultan interesantes de analizar así como las jugadas de ajedrez.

Creo que lo más interesante en la política son los consensos y pactos y lo menos es el odio como motor.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿un político del exterior que te gustaría entrevistar?

Angela Merkel.

N: ¿La mejor noticia/primicia que diste?

El primer vuelo con las vacunas contra el COVID.

N: ¿Tu lugar en el mundo?

Barcelona.

N: ¿Una actividad cuando no trabajas?

Entrenar.

N: ¿Frase de cabecera?

Mereces lo que sueñas.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Sofía Barruti es…?

Una persona con ganas de sacarse todas las dudas.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR