Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Tragedia en Uruguay: se estrelló una avioneta argentina y no hay sobrevivientes

Lo confirmó la Fuerza Aérea del vecino país. La aeronave perdió contacto minutos antes de las 13 y a partir de allí mandaron helicópteros para intentar un rescate

Una aeronave argentina se desplomó en suelo uruguayo. Se trata de un avión Piper PA-24 Comanche y según confirmaron desde la Fuerza Aérea del vecino país, tras el impacto en la localidad de Maldonado, fallecieron sus dos tripulantes.

En su cuenta de Twitter, la Fuerza Aérea precisó que “la aeronave había despegado del aeropuerto de San Fernando y se dirigía al aeropuerto de Laguna del Sauce”.

“El vuelo, que estuvo bajo control del radar, desapareció del mismo a las 12:43 hora local iniciándose un operativo de búsqueda y rescate por parte de un Aviocar y un helicóptero de la Fuerza Aérea”, agregó el comunicado.

La aeronave fue hallada cerca de las 17 en la Sierra de las Ánimas y “al descender el helicóptero en el lugar constató el fallecimiento de los dos tripulantes”, cuya identidad no fue divulgada.

Hasta el trágico hallazgo, la aeronave proveniente de San Fernando estaba en “fase de incertidumbre”, según informó el vocero de la Fuerza Aérea, Coronel Marcelo Lorenze, al diario El País.

El último contacto lo había tenido con la torre de control de Montevideo, en el cual le avisaba que tenían problemas para aterrizar.

Kevin Alonso Raggio (27) y Franco Pamboukdjian Acevedo (22) son los dos tripulantes que viajaban a bordo la aeronave con matrícula argentina que cayó este domingo en las Sierras de las Ánimas, en el departamento de Maldonado de Uruguay. Así lo confirmaron fuentes de la investigación a Infobae.

Salud

De qué se trata el movimiento Plant Based

Qué caracteriza a este tipo de alimentación sustentable

El movimiento Plant Based promueve una dieta a base de plantas, entre los cuales fomenta el consumo de vegetales y frutas de estación principalmente, como parte de su concepto sustentable y orgánico. A diferencia del veganismo, no se caracteriza por tener una filosofía tan estricta, sino que más bien invita a todo tipo de público a incorporar este estilo de vida con platos con una impronta moderna, estética y nutricionalmente diseñados para aprovechar los beneficios de las plantas.

Este término data de los años 80, cuando el bioquímico Thomas Collin Campbell lo inventó el marco de su estudio sobre esta corriente; sin embargo, no es hasta la actualidad que este movimiento se ha extendido por el mundo y sus cocinas, como una alternativa de alimentación flexible frente al veganismo.

El chef estadounidense Matthew Kenney -referente mundial de la cocina plant based- lo considera como un estilo de vida que va más allá de una moda; planteándolo como la comida del futuro, apuntando a sorprender a sus comensales a través del paladar, y al mismo tiempo siendo bio amigable y produciendo un menor impacto ambiental.

Cada vez se pueden encontrar más productos “plant based” en diferentes tiendas, pero desde hace un tiempo esta tendencia se ha apoderado del ámbito gastronómico, ya que cada vez son más los restaurantes que tienen una o varias opciones a base de plantas en sus cartas o que se dedican con exclusividad a esta corriente.

Está basado en la cocina a base de plantas, y no tiene una base filosófica la cual en algunos casos podemos ver algún tipo de extremismo como el veganismo u otras corrientes, ya que es un concepto que es amplio y funciona para todo el mundo, para los que consumen todo tipo de alimentos, lo que es una gran ventaja porque no tiene ninguna restricción.

Hoy es un concepto que está asociado a lo sustentable, saludable y orgánico, es una alimentación consiente que tiene la fortaleza de estar asociada con un camino con mayores beneficios en la alimentación. El resultado es un balance a nivel alimenticio entre nutrientes, proteínas, grasas y carbohidratos. Está asociada también a la estética de la presentación de los platos y de este tipo de productos, generando sensaciones visuales.

Fuente: La Bioguía

Continuar leyendo

Salud

Qué son los puntos rojos en la piel y por qué aparecen

Lo que tenés que saber acerca de estas lesiones cutáneas

Los puntos rojos de la piel son unas marcas que aparecen en la cara y en el tronco generalmente, a veces en las extremidades, de color rojo o morado. También conocidos como microangiomas, angiomas, angiomas seniles, angiomas capilares o puntos de Campbell–De Morgan, se pueden describir como dilataciones de pequeños capilares.

Muchos presentan puntos rojos o de color rubí, de pequeño tamaño, unos 2 mm de diámetro, aunque pueden alcanzar hasta 7 o más milímetros. Las protuberancias pueden ser elevadas o planas y, si bien normalmente las encontramos en el torso, también pueden desarrollarse en brazos, piernas y cuero cabelludo.

No deben preocuparnos, ya que son benignos y la mayor parte de ellos desaparecen solos, aunque siempre es recomendable acudir al médico para que sea quien diagnostique si se trata de otro tipo de lesión o de un angioma. En general el pronóstico es muy bueno y lo único que pueden producir es una alteración de la estética, sin influencias sobre la salud.

Si aparecen muchos de forma repentina, debemos consultar con un profesional, aunque no reflejen ninguna enfermedad subyacente, en principio. Estos probablemente podrían ser angiomas de araña. También debemos controlarnos si un angioma empieza a sangrar, sentimos incomodidad o cambia su apariencia.

El principal motivo de la aparición de estas lesiones es propio proceso de envejecimiento, por ello suelen desarrollarse a partir de los 40 años (por lo general, aumentan en número con el paso de los años). Además, estos problemas relacionados con los vasos frecuentemente se transmiten en las familias y por ello, el motivo genético es uno de los más destacados.

Se pueden diagnosticar con un examen visual y, por lo general, no requieren ningún tratamiento. Dicho esto, estas manchas se pueden eliminar de forma no invasiva si su apariencia molesta, normalmente por motivos estéticos. El médico puede recomendar una técnica de eliminación relativamente indolora que incluye láser o nitrógeno líquido.

Fuente: 65 y más

Continuar leyendo

Salud

Doce errores a la hora de organizar tu cocina

Trucos para hacer más práctico este sector de tu hogar y aprovechar el espacio

Si en tu cocina reina el caos y querés reorganizarla, tomá nota de algunos trucos  que pueden servirte y de ciertos errores que deberías evitar cometer.

1. Almacenar elementos donde hay espacio

Uno de los errores es guardar los elementos donde hay espacio, y no donde son más prácticos. Siempre que hablamos de organización, es indispensable hacerlo por categorías y similitudes.

Por eso, colocá los tuppers juntos, las bandejas y moldes del horno en un mismo espacio y los productos para el desayuno en el mismo cajón. Y así con todo. Será mucho más fácil encontrar las cosas.

2. Dejar espacio vertical sin usar

Es importante aprovechar al máximo el espacio vertical y para ello, ajusta los estantes para ocupar todo el espacio disponible:

– Mové las estanterías si son ajustables para aprovechar más el espacio.

– Agregá estanterías elevadoras paras las tazas, especias, latas, entre otros.

– Colocá ganchos para las tazas en la parte inferior de las estanterías.

– Añadí estantes adicionales​.

3. Usar los cajones como cajón de sastre

Cada producto y herramienta tiene su función y, por eso, también debe tener un lugar adecuado para guardarlo. Asimismo, deberías evitar tener un cajón de sastre –tan típico en las cocinas–, donde guardamos todo aquello que no sabemos donde ponerlo.

Todo lo que acaba siendo aparcado en ese cajón está menos a la vista, y acabás olvidando su existencia. Intentá reorganizar tu cajón “chatarra” y te llevarás una sorpresa con todo lo que tenías olvidado.

4. Invertir en recipientes no adecuados

La funcionalidad y practicidad de los recipientes donde guardamos las especias, salsas y demás es importante. Puede ser tentador comprar un producto menos “caro” a pesar de que sea menos funcional y no cubra exactamente las necesidades.

Es mejor invertir en recipientes cómodos y útiles de buena calidad, con tapas seguras y materiales respetuosos con el medio ambiente, que no en recipientes económicos, pero hechos de un material cuya vida será más corta y protegerá menos los alimentos. Optá recipientes de cristal en vez de plástico.

5. Apilar en lugar de archivar

No deberías apilar todo lo que vas usando. Es mejor buscar un organizador de tapas para que estas queden bien “archivadas”, en vez de tenerlas apiladas una encima de la otra. Esto también es extensible para las sartenes o los tuppers.

6. Mantener todo en su embalaje original

Con tal de ganar espacio, es importante desechar y tirar todos aquellos embalajes de cartón, plástico u otros materiales que ocupan espacio útil. Transferí el contenido a recipientes o tarros para mantener el contenido fresco por más tiempo. Así estarás ahorrando espacio y será más fácil identificar que lo que deberías ir consumiendo y lo que debe ser reemplazado. Además, la estética de tu cocina sumará puntos.

7. Tardar en reponer lo que vas consumiendo

Verificá las fechas de vencimiento durante la limpieza de tu cocina. Hacé un control cada dos meses aproximadamente de la despensa y congelador y descartá lo que caducó.

8. Tener la encimera llena de cosas

Dejala libre de utensilios y encontrá un espacio para cada cosa, lo que mejorará la sensación de orden.

9. No apostar por la calidad

Elegir elementos de calidad es fundamental, aunque tengamos que hacer una mayor inversión.

10. Tomar atajos

El mayor error es no vaciar completamente los armarios y cajones cuando los ordenamos. Sacar todo antes de empezar a reorganizar permite clasificar los artículos en grupos para empezar a sentar las bases de tu estrategia organizativa y tambié determinar si tenés cosas innecesarias que están ocupando espacio.

11. Olvidar la heladera

Puede que esté todo a puerta cerrada, pero organizarla puede ofrecer un rendimiento de la inversión en organización. La visión de un frigorífico superorganizado puede aliviarte en las mañanas más frenéticas y la comida no se estropeará tanto solo porque no puedas verla.

La visibilidad es la clave: usá recipientes transparentes y apilables para guardar las sobras y tarros transparentes y etiquetados para meter productos como el queso o la carne. Dado que accedés a la heladera todos los días, se trata de una práctica continuada, no de una vez al año.

12. Mantener demasiados electrodomésticos en la encimera

Pueden acumularse y hacer que tu cocina parezca más pequeña de lo que es. En su lugar, guardá los aparatos juntos en un armario, colocando los de uso frecuente delante y en el centro para que sean fáciles de sacar (y guardar). Luego, colocá pequeños envases etiquetados para sus piezas.

Fuente: El mueble

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR