Seguinos en nuestras redes

Deportes

Facundo Conte sin pelos en la lengua: “Ganamos solos, no hubo apoyo de los dirigentes”

Una de las figuras del Seleccionado que ganó el bronce contó todos los imponderables que debió sortear el equipo

El apellido Conte seguramente sea el más importante en la historia del vóley argentino y uno de los más trascendentes dentro del deporte nacional. Es que Hugo padre y Facundo hijo, con 33 años de diferencia, obtuvieron una medalla cada uno.

Con la histórica victoria ante Brasil en cinco sets y más de dos horas de partido (25-23, 20-25, 20-25, 25-17 y 15-13), el punta de 31 años por fin pudo tener su propia presea y así dejar de “jugar”, como él mismo declaró, con la que su padre consiguió en Seúl 1988.

“Hemos trabajado mucho, hemos entrenado mucho sin el apoyo real de nuestra federación. Hemos pasado por momentos muy difíciles como jugadores, así que por eso estoy aún más orgulloso de este logro. Es nuestra victoria. Es nuestra”, remarcó.

Y agregó: “Espero que el voleibol argentino (la federación) utilice esta victoria para crecer y que los jóvenes, como nosotros, que hemos estado entrenando en los clubes, puedan llegar más lejos”, declaró tras la contienda el jugador del Warta Zawiercie CMC de Polonia.

Publicidad

En esta misma línea Hugo Conte, en su rol de comentarista para las transmisiones de TyC Sports, manifestó: “Esta es una posibilidad nuevamente enorme que le dan los jugadores a los dirigentes para generar cosas importantes. Hay que ver si los dirigentes están a la altura para acompañar, hubo muchos momentos que no lo tuvieron, espero que en este se pongan realmente los pantalones largos y empiecen a apoyar al deporte, los jugadores están muy solos, muy solos”.

Por su parte, el elegido por la Federación Internacional de Voleyball (FIVB) como uno los ocho mejores jugadores del siglo XX, completó: “Hace falta una política deportiva nacional y que los gobiernos, no importa los colores, porque la gente cada cuatro años se pone la camiseta argentina, prende la TV y se queda todo el día mirando. Algo pasa con la camiseta, a la agente le gustan los Juegos Olímpicos, ¿por qué no hay políticas? El deporte no es un gasto sino una inversión porque va de la mano de la salud, de la educación. Todos sabemos como está Argentina, los problemas sociales y económicos que hay, pero hay que sacar a los chicos de la calle, y el deporte es una herramienta para eso”.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR