Seguinos en nuestras redes

Política

Con las horas contadas en la AFA: La IGJ anularía la reelección de Chiqui Tapia y ya suenan candidatos para reemplazarlo

La Inspección General de Justicia invalidaría el proceso eleccionario que ungió a Tapia como presidente y la AFA deberá llamar a nuevos comicios para elegir autoridades para el período 2021-2025

Por Guillermo Guerra

No son días fáciles para el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, quien, pese a disfrutar los laureles del primer titulo de la Selección Argentina luego de 28 años, paradójicamente tendría picado el boleto de salida. Es que la semana próxima la Inspección General de Justicia (IGJ) deberá dictaminar si la la asamblea que lo reeligió como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino es válida.

La relación entre Tapia y el Presidente, quebrada pese al triunfo en la Copa América

Se espera que la IGJ reconozca que hubo irregularidades por lo que la AFA se verá en la obligación de celebrar nuevas elecciones para elegir autoridades para el período 2021-2025.

En el 2020 Tapia fue reelegido para continuar al mando de la AFA en una una asamblea virtual avalada por la autoridad fiscalizadora. Sin embargo, nunca validó posteriormente lo resuelto en ella, esto es, la elección de forma remota del actual presidente.

La decisión responde a una denuncia realizada por los equipos del ascenso Nueva Chicago y San Martín de Tucumán por ineficacia del acto eleccionario. Según consigna Infobae, los denunciantes apuntan a que la convocatoria no detalló cómo debían conectarse los representantes de los clubes y que los delegados no dejaron constancia de haber recibido la misma. Al mismo tiempo, remarcan que no existen referencias a los miembros ausentes –algo que estipula el artículo 42 del reglamento general de AFA donde se especifican las votaciones. Y subrayan que la votación fue por aclamación tras una moción de un directivo y en el acta no surge “ninguna descripción de la modalidad bajo la cual se adoptó la decisión de pasar a votación por aclamación ni la cantidad de votos con la cual se configuró la mayoría absoluta”. Todos motivos que podrían darle herramientas a la IGJ para dar por caída la elección.

Con un pie en la AFA y el otro en la Justicia, peligra la presidencia de Chiqui Tapia

La resolución no encontraría resistencia de ningún sector en defensa de Tapia que se ha quedado sin apoyos; tanto la política como los clubes le soltaron la mano. De confirmarse la anulación de su reelección, la entidad deberá realizar un nuevo llamado a elecciones y ya son varios los nombres que suenan para ocupar uno de los sillones más poderosos del país.

No obstante, para poder acceder a la presidencia de la entidad de fútbol se debe satisfacer a las cuatro patas que le darán la gobernabilidad: clubes de fútbol, Alberto Fernández, Cristina Kirchner (representada por Máximo Kirchner) y Sergio Massa.

Marcelo Tinelli

El conductor de televisión es el actual presidente de la Liga Profesional de Fútbol y desea dar el salto a Viamonte 1366. Para ello, en diciembre rompió su relación con Tapia y comenzó a construir un vínculo con el presidente, Alberto Fernández, que ve con buenos ojos su candidatura aunque no intercederá para que sea elegido. Sin embargo, es resistido por un importante grupo de equipos de fútbol del ascenso y de primera división, con Boca Juniors a la cabeza. A su vez, tanto el kirchnerismo como Sergio Massa aún no están convencidos con su candidatura y apuestan por otros nombres.

Rodolfo D´onofrio

El actual presidente de River Plate finaliza su mandato en diciembre y por estatuto no podrá volver a presentarse. Ante este escenario, el mando de la AFA es a donde apunta D´onofrio que ya expresó su intenciones de meterse en la política. Según consigna Infobae, como aspecto positivo, tiene buen vínculo con Alberto Fernández y cuenta con el visto bueno de Massa. Sin embargo, carece de relación con Cristina y Máximo Kirchner.

A su vez, su candidatura presentaría la reticencia de varios equipos de fútbol que rechazan que tanto River como Boca estén al mando de la AFA por el poder que ya de por sí tienen como clubes.

Nicolás Russo

El actual presidente de Lanús es precandidato a diputado provincial por el Frente de Todos aunque no está claro que cuente con el aval de Alberto Fernández y Máximo Kirchner. Sin embargo, sí sería el favorito de Sergio Massa.

Juan Sebastián Verón

El ex jugador y presidente de Estudiantes de La Plata sería el único que tiene el visto bueno de las tres fuerzas del oficialismo a raíz de su bajo perfil y la buena gestión que lleva adelante en el club pincharrata.

Satisfechas tres patas, presenta flaquezas en la cuarta: los clubes de fútbol. Verón no es bien visto por sus pares ya que nunca concurre a las reuniones en AFA, la Liga Profesional o Conmebol.

Victor Blanco

El empresario y dueño del Savoy Hotel es un hombre del kirchnerismo y el favorito de Cristina y Máximo. Incluso cuenta con buena relación con el gobernador porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en caso de una hipotética presidencia en 2023. Blanco es el actual Secretario de General de la AFA y en su cargo ha sabido tejer correctamente relaciones con diversos dirigentes del fútbol y posiblemente sea el que mayor consenso tiene dentro de esta pata.

Cristian Malaspina

El presidente de Argentinos Juniors es también el vicepresidente de la Liga Profesional de Fútbol y mantiene buena relación con Alberto Fernández. Sin embargo, es una incógnita el apoyó que tiene dentro del mundo del fútbol: no tiene buena relación con Boca y con San Lorenzo se ha desgastado en los últimos meses.

Un dato de color: Fernández en hincha de Argentinos Juniors.

 

Con información de Infobae

Economía General

Moreno: “A esta altura, Argentina necesita un Gobierno sin Cristina Kirchner y Alberto Fernández”

El ex Secretario de Comercio volvió a criticar a la dupla presidencial y, sobre el Presidente, dijo: “No es apto”

El ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno volvió a presionar al Gobierno Nacional al mencionar que “a esta altura Argentina necesita un Gobierno sin ella y sin él”, en referencia al tándem presidencial.

En diálogo con HTH por Metro 95.1, el precandidato por Principios y Valores en las primarias que no perforó el piso mínimo de votos cuestionó el rumbo político del país. “El presidente no es apto. Cuando usted tiene a alguien que no es apto como como Alfonsín o De La Rúa estás en problemas. Es un problema del presidente. A esta altura del partido, Argentina necesita un Gobierno sin ella y sin él”.

A días de haber pedido “adelantar las elecciones”, el ex funcionario de Cristina Kirchner repitió su intención de remover al actual Gobierno a través de canales institucionales: “Hay que hacer una asamblea legislativa, elegir un gobierno peronista, de consenso, poner un gabinete peronista, negociar con el FMI el pago de la deuda sin que caiga sobre las espaldas del pueblo”, manifestó el dirigente peronista esta mañana.

Quien tampoco escapó a las críticas de Moreno fue el nombre del actual gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Lo hizo al momento de referirse a la posibilidad de que el Gobierno aplique la Ley de Abastecimiento.

“La Ley de Abastecimiento de 1974 fue modificada por Axel Kicillof en 2014 que de esto entiende poco y nada”, criticó. Desde la perspectiva del ex Secretario de Comercio “hoy el insumo que falta en Argentina es el dólar” y nuevamente se refirió a los máximos referentes del Frente de Todos. “Este Gobierno está lleno de gente que no tiene idea como el Presidente. Y a esta altura también la vicepresidenta”, sostuvo.

Continuar leyendo

Política

Faltazo de Alberto Fernández al acto por el Día de la Lealtad: Ferraresi había confirmado su presencia pero nunca apareció

El clima hostil al que debería concurrir lo motivó a bajarse del acto

Tras un año de ausencia por la pandemia, el peronismo volvió a convocar a las calles en un nuevo Día de la Lealtad Peronista a todos los militantes. El evento se había anunciado con bombos y platillos, hasta hubo publicidad en los estadios de fútbol, y se esperaba que el presidente hablara con los seguidores del partido, pero nunca apareció.

Su ausencia generó mas sorpresas ya que desde la organización oficial se comunicó dos veces que el mandatario estaba en camino. Incluso el mandatario se había mostrado listo para dirigirse a la Plaza de Mayo pero desde su circulo más íntimo le recomendaron que no vaya ya que el escenario que se iba a encontrar no era el ideal.

En primer lugar, Fernández iba a llegar a un ambiente hostil donde algunos sectores de los presentes se resistían a su presencia en el acto: cuando se lo nombró por los parlantes recibió un tibio aplauso. El rechazo también venía de los propios oradores del acto con quienes compartiría escenario: La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini,  no tuvo reparos en afirmar que se juntaba con “los ricos de IDEA y los gordos de la CGT” y que lo volverían a votar “solo si se comporta como debe”.

También fue criticado por el intendente de Ensenada, el ultra k Mario Secco, que cerró su discurso con “respetos” a la que lo “conduce”: “Cristina Fernández de Kirchner”. Tanto Hebe como el nombre de Cristina se llevaron las ovaciones más grandes del evento.

En segundo lugar, durante la mañana del día del acto, Fernández estuvo reunido con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, para que este último le comentara sobre su reciente viaje a Estados Unidos en el que mantuvo encuentros con inversores y acompañó al ministro de Economía, Martín Guzmán, en sus negociaciones con el FMI.

Casualmente sobre este punto versó el acto del 17/11 cuyo lema era “no al pago de la deuda” y por el que muchos de los oradores hicieron hincapié al respecto. Hubiera sido muy controversial que el presidente se hiciera presente allí cuando su intención es pagar la deuda.

En segundo lugar, al presidente se le recomendó no asistir ya que la convocatoria no era tan masiva como se la esperaba pese a que era la primera vez que el peronismo salía a las calles desde el comienzo de la pandemia. Hacerse presente a un acto que se había convocado desde su propio partido y en el que no había tanta gente hubiese mostrado debilidad en un mandatario y Gobierno que sufrió una dura derrota en las últimas PASO.

“Alberto va a venir ahora en un ratito a hablar con su gente”, había adelantado el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, en Radio 10, pero nunca apareció.

Continuar leyendo

Política Internacional

Murió Colin Powell, ícono de la cuestionada invasión de EE.UU. a Irak en 2003

El representante de la diplomacia estadounidense durante la presidencia de George W. Bush se encontraba completamente vacunado, pero falleció por consecuencias del Covid-19

El ex Secretario de Estado de los Estados Unidos Colin Powell murió por complicaciones del Covid-19, según anunció en las últimas horas su familia. El ex funcionario estadounidense tenía 84 años y trabajó con presidentes demócratas y republicanos en la guerra y la paz, pero su reputación se deterioró cuando compareció ante la ONU e hizo afirmaciones imprecisas para justificar la guerra en Irak.

Antes de convertirse durante el mandato de George W. Bush en secretario de Estado, Powell fue el primer afroamericano en ocupar el puesto de jefe del Estado Mayor Conjunto.

Luego, desempeñó el cargo de Secretario de Estado durante las “guerras contra el terror” que Estados Unidos lanzó en respuesta a los atentados del 11 de Septiembre.

“Estaba completamente vacunado. Queremos agradecer al personal médico del Centro Médico Nacional Walter Reed por su atento tratamiento. Hemos perdido a un esposo, padre, abuelo y un gran estadounidense extraordinario y amoroso”, dijo su familia en una publicación en Facebook.

El exsecretario de Estado falleció en el hospital Walter Reed, en la periferia de Washington, donde suelen ser atendidos los presidentes estadounidenses.

Powell fue confirmado por unanimidad como secretario de Estado en 2001, y en ese cargo le tocó lidiar con los atentados del 11 de Septiembre. Como principal diplomático de Bush, se le encomendó la tarea de generar apoyo internacional para la guerra contra el terrorismo, incluida la guerra de Afganistán, pero su mandato quedaría marcado por el apoyo que dio a la invasión de Irak.

Powell siempre estará asociado con su controvertida presentación ante el Consejo de Seguridad de la ONU el 5 de febrero de 2003, cuando pronunció un largo discurso sobre las armas de destrucción masiva que supuestamente poseía Irak. Sus argumentos fueron la base para justificar la invasión de ese país poco después.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR