Seguinos en nuestras redes

Política

Victoria de Cristina Kirchner pero con “control de daños” en el armado de listas del Frente de Todos

El primer lugar de la lista para Tolosa Paz en Provincia tuvo un alto costo para el Presidente que perdió mucho peso en el resto de la boleta

Luego de unos últimos días frenéticos en el oficialismo y la oposición con el cierre de listas, sin antes negociar cada ubicación y hasta la posibilidad de “limar asperezas” para evitar tener que ir a una interna y no mostrarse hacia afuera como un bloque unido, el plazo de entrega en la Justicia Electoral finalizó y el electorado argentino ya tiene a quienes se precandidatearán como diputados y senadores. Una vez que las listas se encontraron presentadas surge el análisis de quiénes fueron los ganadores y perdedores en las duras negociaciones que llevaron adelante el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

En el oficialismo, la conformación de las listas evidenció el peso que ejerció la vicepresidenta, Cristina Kirchner, aunque el mandatario, Alberto Fernández logró algunas victorias que maquillaron la influencia de su compañera de mando. En Provincia de Buenos Aires, el mandatario se reservó el primer lugar de la lista para Victoria Tolosa Paz, esposa de su intimo amigo Enrique “Pepe” Albistur. A cambio, la acompañará en el encabezado de la lista el actual ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan. Un hombre del gobernador, Axel Kicillof, y de Cristina Kirchner.

Buenos Aires es “la madre de todas las batallas” y la vicepresidente no iba a permitir que nadie le “meta mano” en el armado de las listas. Nadie, implica a Alberto Fernández. Es así que del resto de los 14 precandidatos la mayoría responden a ella: La Cámpora se reservó los lugares 9 y 14 para la concejal de Chivilcoy Constanza Alonso y el concejal de Tandil Rogelio Iparraguirre. A su vez el 6 y el 7 fueron para dos ultracristinistas como Leopoldo Moreau y Vanesa Siley.

Otra de las derrotas de Fernández fue la colocación en el quinto lugar de la senadora bonaerense Agustina Propato. Es esposa del ministro de seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien hizo una campaña de posicionamiento con críticas ásperas hacia el Presidente. La pata sindical que responde a Cristina también se aseguró los lugares 4 y 8 para el líder de La Bancaria, Sergio Palazzo, y el titular de la CTA, Hugo Yasky, respectivamente.

Fernández tampoco pudo evitar la salida de su gente del gabinete ya que el ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo, formará parte de la lista del Frente de Todos en el lugar 12. Esta es una dura derrota ya que tampoco logró posicionarlo mas arriba en la lista y ahora el lugar que deja vacante en su gabinete será ocupado por un hombre de Cristina. “Funcionarios que no funcionan”, dijo alguna vez la vicepresidente que en estas elecciones legislativas ya se sacó a un hombre más de encima.

No obstante, el mandatario si retuvo en su cargo al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien también querían mandar a competir en territorio bonaerense. De cumplirse, hubiera sido una derrota total del presidente, pero el hecho de que retenga su cargo y que haya logrado posicionar primera a Tolosa Paz merma en parte todo lo cedido en la conformación de la lista. Derrota con control de daños.

En la Ciudad de Buenos Aires es otro el cantar y el mandatario logró una lista que mas se asemeja a su gusto: el territorio porteño es de los más antikirchneristas del país por lo que la influencia de la vicepresidente es menos notoria. En este sentido, el primer lugar quedó para Leandro Santoro, de origen radical y amigo personal de Alberto Fernández. Su acompañante como cabeza de lista será para Gisela Marziotta, ubicada allí por el peronismo porteño de Victor Santa María. Recién en el tercer lugar comienza a vislumbrarse el cristinismo con la candidatura de Carlos Heller, principal vocero económico del gobierno en la Cámara de Diputados, y que cuenta con el apoyo de Maximo Kirchner.

La influencia cristinista se consuma en el cuarto puesto con Lorena Pokoik, una mujer de La Cámpora mientras que en la quinta posición quedó Matías Tombolini, hombre del massismo y vicepresidente del Banco de la Nación.

Política

Martín Guzmán se reunió con dirigentes del Movimiento Evita, organización enfrentada a La Cámpora

El ministro de Economía se mostró junto a Emilio Pérsico, otro funcionario cercano a Alberto Fernández.

En un nuevo capítulo de la interna en el Frente de Todos, Martín Guzmán tuvo una sugestiva reunión con los principales dirigentes del Movimiento Evita. La reunión se desarrolló en el partido de Almirante Brown y contó con la presencia de Emilio Pérsico, líder de la organización que está enfrentada con La Cámpora.

El ministro de Economía visitó la sede de la Federación Unión Nacional de Cooperativas Argentinas de Trabajo, junto a su par de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. “Buscamos fortalecer la construcción de un futuro en donde la economía popular tiene un rol importante”, expresó Martín Guzmán.

Emilio Pérsico es otro de los funcionarios que tiene protagonismo en la interna del Frente de Todos. El líder del Movimiento Evita se desempeña como secretario de Economía Social y está alineado al presidente Alberto Fernández.

Harto con Cristina Kirchner, Alberto Fernández mantiene a Guzmán y piensa en cambios

Martín Guzmán prometió al Movimiento Evita avanzar en lo que denominó como “el Régimen de Promoción de la Economía Popular”, un proyecto que “apunta a poner en valor al empleo en el sector facilitando la formalización de trabajadores, y que estos actores tengan también acceso al crédito”.

Por otra parte, quien intentó poner paños fríos en medio de tantas diferencias entre albertistas y kirchneristas fue Juan Zabaleta. El ministro de Desarrollo Social manifestó que la salida de la crisis del Frente de Todos “es con Alberto y con Cristina”, según indicaron fuentes consultadas por La Nación.

Continuar leyendo

Política

Olivosgate | El fiscal que admitió la donación de Alberto Fernández explicó: “No tiene menos derechos que el resto de las personas”

Fernando Domínguez dio los motivos por los que se aceptó el sobreseimiento del Presidente.

El fiscal federal Fernando Domínguez aceptó la donación de $1.6 millones ofrecida por el presidente Alberto Fernández para cerrar la causa por la fiesta en Olivos. También fue aceptado el acuerdo económico propuesto por la primera dama, Fabiola Yáñez.

“Frente al Derecho Penal, el Dr. Alberto Angel Fernández no tiene menos derechos que el resto de las personas por ser presidente de la Nación”, argumentó Fernando Domínguez. Además también se aceptaron las donaciones de otros tres imputados en la misma causa: Fernando Consagra, Emmanuel López y Santiago Basavilbaso.

El dictamen firmado por el fiscal señala: “No se juzga la gestión de un gobierno, ni siquiera la gestión de una pandemia. Se evalúa en esta causa la realización de una conducta antinormativa. La responsabilidad es personal por el hecho, y el reproche no es moral, ni ético, ni político; es un reproche jurídico por un hecho antijurídico”.

Fiesta VIP en Olivos: la fiscalía también aceptó el acuerdo económico de Fabiola Yáñez

El texto remarca que “el monto ofrecido en concepto de reparación cubriría el precio de un respirador para ser utilizado en módulos de atención UCI de pacientes con COVID 19 más cuatro días de internación en un módulo de atención en UCI con ARM con pacientes con COVID-19, o un total de cuarenta días de internación en modulo de atención UCI con ARM de paciente con COVID 19″.

Fernando Domínguez  propuso que el dinero vaya a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán. “No es para que el Malbrán compre un respirador o solvente una internación, puede aplicarlo a sus tareas”, aclaró una fuente judicial.

Continuar leyendo

Política

Lacalle Pou marcó las diferencias entre Argentina y Uruguay: “Los uruguayos no permiten excesos a sus políticos”

El presidente uruguayo agregó que en su país “los gobiernos empiezan y terminan”.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, participó en el ciclo de charlas “Democracia y Desarrollo” organizado por Clarín en el Malba. El mandatario uruguayo enumeró las principales diferencias entre su país y la Argentina.

Lacalle Pou expresó: “Primero, en Uruguay después de la dictadura los gobiernos empiezan y terminan. Segundo es que las transiciones son muy civilizadas, apenas se conoce quién gano la elección empiezan los equipos a ver cómo se recibe el país, y tercero es que hay un respeto irrestricto a la separación de poderes“.

“No se espera que un miembro del Ejecutivo opine del Poder Judicial, ni que el Judicial opine del Ejecutivo, obviamente la interacción lógica. Y cuarto es que hay políticas nacionales que se continúan“, agregó el presidente uruguayo.

Lacalle Pou se reúne con Boris Johnson y analiza habilitar vuelos a Malvinas

Otro de los puntos fundamentales que remarcó Luis Lacalle Pou fue que “los uruguayos no permiten excesos a sus políticos, son muy duros y contundentes electorálmente y en la critica”. También indicó que tienen discusiones y diferencias pero “la sangre no llega al río”.

“Las discusiones son firmes, duras, pero hay que cuidar cada momento, porque la foto más grande se constituye de momentos y sobre todo cuando estás en el Gobierno. Hay que aprender a ganar. El que está arriba debe inclinarse hacia el que está abajo y el diálogo desde el Ejecutivo y el oficialismo es importantísimo con los otros partidos y las fuerzas sociales, hasta para no ponernos de acuerdo”, concluyó el mandatario uruguayo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR