Economía

Alerta sobre el dólar: la balanza comercial de junio encendió las luces amarillas

Los festejos por el récord de u$s16.659 millones que ingresaron en el primer semestre por exportación del sector agrícola quedaron atrás

jueves 22 de julio de 2021 - 9:00 am

Puntos a considerar en materia financiera. La balanza comercial de la Argentina registró en el mes de junio un saldo positivo de 1.067 millones de dólares, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), un dato inferior al esperado por analistas.

Un sondeo realizado por la agencia Reuters estimaba un superávit comercial de 1.274 millones de dólares en promedio para el Intercambio Comercial Argentino (ICA) del sexto mes del año.

Según indica el sitio iProfesional, las cifras del saldo comercial de junio prendieron las primeras luces amarillas sobre el peligro que acecha al plan oficial.

Si bien la foto de ese mes no es mala (la diferencia entre exportaciones e importaciones bajó abruptamente desde los u$s1.623 registrados en mayo), y en definitiva dejó un saldo comercial que ayudó al Banco Central a recomponer sus reservas, lo que pone nervioso al mercado es la película del segundo semestre, donde los factores que movieron las exportaciones empezarán a decaer, mientras que los que empujan las importaciones ganarán más fuerza.

Este pesimismo se debe en parte a cuestiones estacionales -lo mejor de la soja ya pasó-, en parte a la consecuencia de la política de subsidios del Gobierno -están subiendo fuerte las compras de gas- y en parte a las restricciones del mercado cambiario.

“Si aumentase la percepción de que sobrevendrá una devaluación del tipo de cambio oficial luego de las elecciones, los exportadores tratarán de no liquidar cobros y los importadores harán lo contrario, anticipar pagos”, indicó un reporte de la consultora Quantum, que dirige Daniel Marx.

En la misma línea, Marcelo Elizondo, presidente de la International Chamber of Commerce en Argentina, advierte sobre el efecto de la brecha entre el dólar paralelo y el oficial: además del desaliento en la exportación, se generan las condiciones para la subfacturación, a la vez que se corre el riesgo de la sobrefacturación de importaciones.

En ese marco de pesimismo hacia el futuro, algunos expertos le ponen cifras al desinfle del “efecto soja”. Por ejemplo, Martín Redrado advierte que la exportación agrícola, que entre marzo y julio aportó divisas por un promedio mensual de u$s3.150 millones, bajará a sólo u$s2.300 millones entre agosto y diciembre.

Viéndolo desde el foco financiero, pronostica que el Banco Central no sólo dejará de comprar dólares sino que comenzará a vender.

COMENTARIOS