Mundo Insólito

Insólito: un grupo de norteamericanos aseguran que las aves no son reales, sino drones espías

Muchos consideran que se trata de una extraña manera de marketinear una línea de merchandising, mientras que otros creen que se trata de una burla a otros conspiranoicos: ¿qué quiere la gente de "Birds aren't real?

lunes 19 de julio de 2021 - 8:18 pm

Un nuevo grupo de conspiranoicos salió a la luz en el último año en Estados Unidos, en lo que ellos consideran es una cruzada para difundir una nueva teoría de la conspiración: las aves no existen.

La teoría del grupo “Birds Aren’t Real”, que comenzó en la ciudad de Springfield (si, la misma que la de Los Simpsons) cuenta hoy con más de 800 mil seguidores en Reddit e Instagram. ¿Qué dicen? Afirman que no hay aves en los Estados Unidos, ya que las mismas vienen siendo exterminadas desde el gobierno de Dwight Eisenhower (1953-1961) para ser remplazadas por drones espías con apariencia de aves.

“¿Qué me hace pensar eso? Creo que la evidencia está a nuestro alrededor, los pájaros se sientan en los cables eléctricos, creemos que se están cargando sus baterías, creemos que la caca de los pájaros en los automóviles es un aparato de rastreo de líquidos”, aseguró el joven Peter McIndoe, el cerebro detrás de la más reciente teoría conspirativas. Afirma que las aves son “réplicas de robots sofisticados” con cámaras de cinco megapíxeles y sistemas de seguimiento.

McIndoe afirma que no fundó el movimiento, pero que fue el primero en poner en marcha la campaña en enero de 2017 durante una Marcha de Mujeres en Memphis. Mcindoe, estudiante de Inglés y Filosofía en la Universidad de Memphis en Tennessee, mostró un cartel en la manifestación que decía: “Los pájaros son un mito; son una ilusión; son una mentira. ¡Despierta América! Despierta”.

En su sitio web, el movimiento ofrece una larga historia y explicación de la teoría, que involucra a la comunidad de inteligencia estadounidense: “Los pájaros no son reales. Ellos solían serlo. Hasta que el gobierno de los EEUU los reemplazó con réplicas idénticas de drones diseñados para espiar al público estadounidense”, explica.

Según la organización ambiental sin fines de lucro National Audubon Society, Mcindoe en realidad usa su campaña para ganar dinero vendiendo productos inspirados en la marca “Birds Aren’t Real”. Para otros el movimiento en realidad busca burlarse de las principales teorías conspirativas, muy difundidas en tiempos de Donald Trump, como QAnon.

 

COMENTARIOS