Cuba

La periodista detenida por la dictadura cubana le habló a los argentinos: “Saben lo que es una dictadura, les pido solidaridad”

Camila Acosta pasó cuatro días detenida acusada de causar desorden público. Ahora en prisión domiciliara teme por el futuro de sus familiares

lunes 19 de julio de 2021 - 4:03 pm

Camila Acosta, corresponsal del medio español ABC, había sido detenida por la dictadura cubana luego de participar en las manifestaciones sociales contra el régimen el pasado domingo 11 de julio. Ahora, recluida en prisión domiciliaria, contó sobre sus días privada de su libertad en una comisaria y le habló a los argentinos que defienden al régimen castrista, pese a las detenciones arbitrarias, los más de 400 desaparecidos y la dura represión que se ejerce contra los manifestantes.

La dictadura cubana detuvo a una corresponsal del medio español ABC

Los argentinos que padecieron dictaduras saben de qué se trata, por favor no abandonen al pueblo”, suplico la periodista de 28 años. “Los argentinos saben lo que es una dictadura y por eso pueden solidarizarse. No se trata de ideologías, se trata de humanidad, estamos sufriendo por una ideología, les pido solidaridad y humanidad”, sostuvo en diálogo con Radio Mitre.

Y agregó: “Las personas que dicen que lo que sucede en Cuba se debe al embargo son cómplices de la represión”. Estas declaraciones apuntan contra la posición que tomó el Gobierno sobre lo que ocurre en la isla luego de que el presidente, Alberto Fernández, desestimara el problema al manifestar que no conocía “exactamente la dimensión del problema en Cuba” aunque sí se refirió sobre el “bloqueo” económico que ejerce Estados Unidos: “Lo que tengo claro, como dijo Manuel López Obrador, es que si realmente nos preocupa lo que pasa, terminemos con los bloqueos, le están haciendo un daño incalculable y también a Venezuela”.

Sobre la situación económica de la isla que sufren los cubanos, Acosta manifestó que en la isla faltan medicamentos, que con el carné mensual que el gobierno entrega no alcanza para comer y que mientras el pueblo padece la escasez las figuras del gobierno duermen en mansiones vigiladas y sin que les falte nunca nada.

Acosta estuvo detenida de forma arbitraria durante cuatro días y contó lo que padeció: “Permanecí incomunicada por cuatro días. Ahora hay muchas personas desaparecidas, son más de 10 los centros de detención en La Habana y todos están abarrotados de personas”, aseguró.

No obstante, pese a haber dejado la comisaria, el calvario que le hace vivir el régimen de Diáz-Canel no ha cesado: “Me confiscaron mi equipo de trabajo, también mi celular, no tengo acceso a redes sociales. Con muy poca gente me pude poner en comunicación. Desde el lunes que fui detenida no tuve acceso, por tres días. Ahora estoy en la casa de un amigo porque me quitaron mi renta. Acá cumplo la prisión domiciliaria. Las autoridades en los últimos días se vieron obligadas a poner Internet pero bajaron la velocidad para que la gente no pueda subir videos”, añadió.

Por último la periodista admitió que también tiene miedo por el futuro de sus seres queridos, ya que sus padres como la mayoría de los cubanos tienen trabajos que están vinculados al Estado. “Me preocupa lo que pase con mi familia. En más de un año fueron citados, amenazados, temo que pierdan sus trabajos”.

COMENTARIOS