Seguinos en nuestras redes

Economía

El dólar “blue” vuelve a subir y se vende a $180

La divisa marginal se ofrece con un incremento de un peso y la brecha cambiaria que mantiene con el dólar oficial se acerca a los 90 puntos porcentuales

En el arranque de la anteúltima semana de julio, la cotización libre vuelve a operar a la alza y es ofrecida en cuevas de la city porteña a $180, contabilizando una ganancia de doce pesos durante el corriente mes. En un reducido mercado paralelo, la divisa marginal anota su valor más alto en lo que va del año y vuelve a generar preocupación ante la posibilidad de alcanzar nuevamente el récord de los $195 a los que llegó a negociarse el pasado 23 de octubre.

La tendencia alcista con la que se ofrece el dólar “blue” se da en el marco de las restricciones cambiarias que dispuso el Gobierno Nacional siete días atrás, donde quedaron limitadas las compras de determinados bonos y se establecieron plazos más extensos para liquidarlos en el mercado, y así poder acceder a la dolarización.

El economista Salvador Di Stéfano había advertido días atrás al sitio iProfesional que “estas restricciones por ahora no afectan a las acciones argentinas que cotizan en el exterior (ADRs), ni a los Cedears (extranjeras que cotizan en Argentina) ni a la compra de dólares locales vía bonos (dólar MEP) pero es probable que provoque una suba en el dólar paralelo porque habrá muchos agentes económicos que tendrán que buscar los dólares en ese mercado”.

Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones, sostuvo que “las restricciones nunca son bien vistas por el mercado. Claramente, el objetivo de las últimas medidas implementadas por la Comisión Nacional de Valores y el Banco Central, tienen que ver con evitar arbitrajes inconsistentes. En este marco, es lógico que las demás cotizaciones suban ante este tipo de noticias. Porque cuanto más difícil sea conseguir algún tipo de cambio puntual –sea MEP o contado con liquidación-, la demanda saldrá a buscar la oferta por otra vía”.

El economista Gustavo Ber explicitó que “más allá de las preocupaciones que despierta la estacionalidad de la oferta del campo, el BCRA sigue aprovechando cada una de las ruedas de esta última etapa a fin de reforzar la acumulación de reservas de la primera parte del año”.

 

El dólar “blue” salta a $180 y la brecha cambiaria se arrima a los 90 puntos porcentuales.

 

“El Banco Central en la semana acumuló adquisiciones por más de USD 530 millones, en medio de una menor demanda autorizada ante la implementación de la nueva normativa. En lo que va de julio el BCRA ya acumula compras por más USD 900 millones y supera lo adquirido en todo el mes anterior”, puntualizaron los analistas de Research for Traders.

En el transcurso del 2021, la divisa que se ofrece en el mercado paralelo ha avanzado un 8,4% -desde los $166 del cierre de 2020-. En el mismo período, el oficial mayorista se encarece un 14,5%, con la suba de nueve centavos que registra durante este lunes para venderse a $96,30. De esta manera, la brecha entre los tipos de cambios se estira a 86,9 por ciento, todavía muy por debajo del récord de los 150 puntos porcentuales anotados a mediados de octubre del año pasado.

Por otro lado, las paridades bursátiles, contado con liquidación y dólar MEP, operan estables a $167 y $166, respectivamente.

Negocios

Argentina abrió una licitación para comprar trenes nuevos y acomodó el terreno para que Rusia sea adjudicataria

Después de tres años de abrir la oferta, la compañía rusa Transmashholding (TMH) cerró un millonario negocio con el Gobierno para fabricar trenes en el país, tras dejar en el camino a dos competidoras

En 2018, el Ministerio de Transporte de la Argentina abrió una licitación para reemplazar un lote de trenes chinos que hasta hoy acumuló algunos claroscuros. Es que el tres de junio pasado, la megaempresa rusa Transmashholding (TMH) anunció que estaba todo listo para firmar un contrato en el que proveerían a la Argentina con 560 trenes eléctricos. Sin embargo, de este lado del charco nunca anunciaron la adjudicación de la inversión.

El proceso fue iniciado por el entonces ministro de la administración Macri, Guillermo Dietrich, que llamó a licitación para reemplazar los trenes chinos que actualmente corren por las vías del ramal San Martín. Se buscaba cambiar los coches adquiridos durante la gestión de Florencio Randazzo al frente de la cartera de Transporte, en 2013, porque eran tecnología vieja y ni siquiera contaban con aire acondicionado.

Al negocio de la compra de 70 formaciones eléctricas por 880 millones de dólares se postularon tres empresas: la argentina Vemerkiper Ingeniería, la francesa Alstom y la rusa Transmashholding (TMH). En 2019 se conocieron las ofertas de cada una, pero no se resolvió quién sería la adjudicataria.

Llegado el cambio de gobierno, la operación continuó: “Nos pareció que lo mejor era seguir con aquel proceso, ya que estaba bien encarado y, además, para ganar tiempo y no generar rumores de que anulamos el llamado para hacer otro a medida de alguien. Creímos que era lo más transparente”, dijeron a LA NACION fuentes de la empresa ferroviaria estatal.

La oferta de la empresa argentina se dio de baja, quedando sólo en competencia la compañía rusa, estrechamente ligada al presidente Vladimir Putin, y la francesa. Con un jugador menos, la orden de compra se mantuvo.

El pasado 3 de junio, el presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, viajó a Rusia a una exposición de vehículos auspiciada y financiada por THM. En el sitio web de la empresa lo presentaron como invitado, y después publicaron un comunicado oficial: “Transmashholding se prepara para firmar un importante contrato para el suministro de trenes eléctricos a la Argentina. El volumen es de 880 millones de dólares, unos 560 coches. Este será un análogo del Ivolga, que se opera en Moscú”, dijo el director general de TMH, Kirill Lipa. Entonces, el titular de la empresa agregó: “Se espera la firma del contrato en los próximos días”.

Aunque en la Argentina ni siquiera se había avanzado en la adjudicación, durante los días subsiguientes la francesa sería descalificada por una cuestión de diseño: Argentina pedía tres puertas por vagón en lugar de dos, como ofrecía Alstom. De esa manera, THM se convertía en la única en carrera.

En octubre, fue el propio Lipa quien se embarcó en un viaje relámpago el día 13 a territorio austral para que le dieran una respuesta. Aunque no se asentó en el Registro de Audiencias, el ruso se reunió con el Ministro de Transporte, Alexis Guerrera; con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y con Marinucci. Volvió satisfecho a Rusia con el informe IF 2021 98425581 bajo el brazo, fechado el 15 de ese mes. Allí se dejó por escrito que las otras ofertas ya habían sido descartadas y que TMH se ganaba la inversión. También se describió el crédito que se tomará al Eximbank de Rusia -por hasta US$850 millones- con un período de gracia de 48 meses y un plazo de 108 meses mínimos de repago de la deuda, con un interés en dólares de Libor seis meses más 2,5% anual.

Días previos a las elecciones de medio término en nuestro país, la Casa Rosada le abría las puertas al representante diplomático de Putin. “El 2 de noviembre el Embajador de Rusia D. Dmitry Feoktistov se reunió con el Jefe de Gabinete de Ministros D. Juan Luis Manzur. Se abordaron las perspectivas del desarrollo de la cooperación bilateral económica y comercial, incluyendo la esfera de transporte ferroviario”, se puede leer en la cuenta de Twitter oficial de la embajada.

Con este escenario parece que, lobby mediante, finalmente se reactivarán los talleres de Mechita, en la provincia de Buenos Aires, para poner en marcha una nueva formación de trenes made in Rusia.

Continuar leyendo

Economía General

Fondos de inversión liquidan a precio de default los bonos argentinos de su cartera

Ante la falta de un plan económico que acompañe un posible acuerdo con el FMI y el sugestivo silencio de la vicepresidenta, los bonistas extranjeros comenzaron a pasar los bonos argentinos en sus carteras a pérdida y venderlos a precio de default

El nivel de confianza del mundo financiero en el Gobierno de Alberto Fernández se encuentra en uno de sus peores momentos. Con el riesgo país marcando una suba interdiaria del 2,9% a 1875 puntos básicos, los fondos de inversión comenzaron a vender a precio de default los bonos argentinos canjeados que aún tenían en su cartera.

Así lo confirmaron fuentes financieras al periodista Carlos Burgueño, quien reveló la novedad en Ambito.com.

Según explicó el periodista especializado en economía, existía una suerte de “pacto de caballeros” entre el Gobierno Nacional y los grandes fondos de inversión que consistía en “aguantar” los papeles de deuda locales renegociados hasta que los mismos recuperaran su valor tras un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París. Sin embargo, en las últimas horas, los encargados de manejar los fondos de inversión decidieron pasar a pérdida los papeles de deuda argentina y venderlos a precio de default.

La venta de bonos comenzó en la previa a las elecciones legislativas del pasado 14 de noviembre y de profundizó en la última semana, marcando un récord de ventas en las últimas dos jornadas.

El denominado “pacto de caballeros” había comenzado la jornada posterior al cierre de la operación de canje de deuda soberana en títulos públicos de agosto pasado del 2020. Según acordaron entonces, los tenedores de los nuevos papeles los sostendrían durante un tiempo determinado, hasta que el país termine de negociar con el resto de los acreedores.

Sin embargo, ese pacto se quebró en la última semana. Al analizar las razones, los analistas esgrimen dos principales factores: la posibilidad de que Argentina no presente al FMI un plan económico concreto de reducción del gasto, y la ausencia sugestiva de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, luego que el presidente, Alberto Fernández, y su ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaran que la titular del Senado acompañaría un acuerdo con el organismo comandado por Kristalina Georgieva.

Continuar leyendo

Economía

El otro golpe que le propició el Gobierno al turismo: desde ahora sacar el pasaporte sale un 150% más caro

El valor del documento pasa de $ 1500 a $4000; la medida rige a partir de hoy

Las últimas 24 horas fueron letales para el turismo argentino en el extranjero luego de que el Banco Central impidiera la compra de pasajes en avión al exterior en cuotas. Sin embargo, el Gobierno también dispuso un aumento en el precio para sacar el pasaporte: en su tarifa normal, pasa de $ 1500 a $4000, lo que implica un incremento de casi el 70%. La medida entró en vigencia este viernes 26 de noviembre.

Desde el ministerio del Interior confirmaron el aumento pero aclararon que el pasaporte argentino sigue siendo uno de los más baratos de la región. En Uruguay, el costo es de USD 92,3 y para la renovación USD 62,5. En Bolivia es de USD 82. En Brasil USD 97 si no se presenta el pasaporte anterior o USD 48,6. En Chile, USD 113; en Colombia, USD 43,8 y en Ecuador, USD 90.

La Disposición que fue publicada en el Boletín Oficial ya entró en vigencia desde este viernes 26 de noviembre. El Registro Nacional de las Personas (Renaper) justificó el aumento “con el propósito de continuar asegurando los mejores estándares en términos tecnológicos, de diseño y de seguridad de los documentos de viaje argentinos, y en sintonía con valores de referencia para documentos análogos en países de la región”, de acuerdo a lo que establece la medida en la publicación oficial.

De tal manera, según el aviso sostiene: “deviene necesario actualizar los aranceles correspondientes a la expedición del Pasaporte Ordinario para Argentinos de entrega regular y el adicional a aplicar a los trámites de Pasaporte exprés, determinar el adicional a aplicarse a los trámites de Pasaportes de resolución inmediata en una suma fijada en PESOS, moneda de curso legal en la REPÚBLICA ARGENTINA y establecer el arancel a percibir para la expedición del Documento de Viaje para Apátridas o Refugiados y del Pasaporte Excepcional para Extranjeros”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR