Seguinos en nuestras redes

Política

“Un pabellón está por derrumbarse”: la carta de los trabajadores del hospital provincial de Quilmes a Mayra Mendoza

Le exigieron un “compromiso con la salud pública” luego de que la intendenta camporista se operara en el Hospital Austral, de Pilar

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recibió el alta tras operarse en el Hospital Austral de Pilar de un tumor benigno en el cuello. Sin embargo, la dirigente recibió una dura carta de los trabajadores autoconvocados del hospital de Quilmes en la que le piden “diálogo” para solucionar la precariedad de su situación laboral. Y le exigieron un compromiso “con la salud pública”.

En una carta abierta publicada en redes sociales, los trabajadores denuncian que en el hospital Isidoro Iriarte, -que depende del Ministerio de Salud bonaerense, hay “equipos de de salud incompletos, falta de personal y recursos escasos”.

A su vez, aseguran que “ya no existen márgenes para trabajar en estas condiciones” y apelan a los gobernantes a reaccionar “antes de que el hospital de Quilmes termine siendo una cáscara vacía”.

En la misiva, dijeron querer confiar en que “exista algo de veracidad” en los dichos de la dirigente camporista cuando se refiere al “esfuerzo que están haciendo todos los días para cuidar la salud de la comunidad quilmeña”. Pero alertaron que hasta sufren por el peligro “de derrumbe” de un pabellón.

El posteo que despertó el repudio en las redes

Muchos usuarios tomaron la foto de Mayra Mendoza en Twitter para manifestar su repudio contra Cristina Kirchner, que si bien fue inoculada con la vacuna rusa Sputnik V, cuestionaron la falta de protocolos.

Entre los médicos que aparecen está también Pedro Saco, el prestigioso especialista en cirugía de cabeza y cuello que operó a la intendenta, que además intervino quirúrgicamente a la vicepresidenta, en el año 2012. También sin barbijo, en la misma imagen con la compañera de Alberto Fernández.

La carta completa de los trabajadores autoconvocados del hospital de Quilmes:

“Quilmes tiene una población que supera los 600.000 habitantes y el principal hospital del distrito es el Hospital Zonal General de Agudos Dr. Isidoro Iriarte que, a pesar de depender del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, tiene un rol central en la comunidad, tanto en la asistencia de salud cotidiana, como en especialidades y guardia las 24 horas.

Las deficiencias de los Centros de Atención Primaria en Salud (CAPS) o Unidades Sanitarias, o del Hospital Oller de Solano, con equipos de salud incompletos, falta de personal y recursos escasos, llevan las prestaciones de salud a su mínima expresión, causa directa de que -por ejemplo- los planes de atención básicos se centralicen en el Hospital de Quilmes y no donde debe ser.

Sin embargo, esta realidad -que relega a la población del acceso real y universal a la salud- se convierte en un problema secundario frente a los graves problemas que aquejan al Hospital de Quilmes.

Esta breve introducción sirve para exponer un informe general de la situación de nuestro hospital.

Asimismo, Intendenta Mayra Mendoza, confiamos que exista algo de veracidad en sus dichos, cuando refiere: “Sabemos del esfuerzo que están haciendo todos los días y por eso, desde el Estado, trabajamos todos los días para cuidar la salud de la comunidad quilmeña. En este 25 de Mayo, unámonos bajo la misma bandera de solidaridad y no olvidemos que la patria sigue siendo el otro”.

Pasamos a contar nuestra realidad:

1- Se van a cumplir dos meses con el tomógrafo roto, una herramienta esencial para detectar la neumonía por Covid y otras patologías o lesiones. Agregamos que se trata de una maquinaria anticuada, al igual que toda la aparotología (no digital), cuyo componente roto se debe al gran uso que se hizo por la pandemia, con el personal mínimo, lo que deriva en una desproporcionada sobrecarga laboral del servicio de diagnóstico por imagen.

2- Hay graves faltantes de insumos, medicación e instrumental: pañales, guantes, yeso, agujas, antibióticos, insulina, anticoagulantes, anticonvulsivantes, saturómetros, termómetros, estetoscopios y tensiómetros. Además, aún no se ha entregado ropa de trabajo a diferentes servicios, a pesar de haberse pedido talles hace meses.

3- De los cinco quirófanos solo funcionan tres. Además, una parte del equipo de anestesiología está averiado y existen graves faltantes de relajantes, inductores y analgésicos. El Videolaringoscopio donado que fue robado hace tiempo atrás, nunca fue repuesto.

4- Las ambulancias que posee el hospital están en mal estado por falta de mantenimiento. La última adquirida no tiene sirena ni luces. A esto se agrega que, por el tomógrafo roto, las ambulancias están en permanente movimiento para llevar pacientes a otras instituciones para realizar tomografías, lo que derivó en faltante de combustible.

5- El sistema de turnos está colapsado por no contar con las herramientas digitales adecuadas ni con la planificación para dar turnos por teléfono o Whatsapp. Además, se posee solo dos computadoras funcionales, y el resto funciona mal.

6- Existen zonas con peligro de derrumbe que siguen utilizándose normalmente. Por ejemplo, el área de residuos patogénicos se encuentra bajo las viejas estructuras de traumatología, al igual que sectores de descanso de diferentes servicios, a pesar de que el director ejecutivo, Juan Fragomeno, y el Director Provincial de Hospitales Dr. Juan Sebastián Riera, realizaron un anuncio de puesta en valor por varios millones de pesos el año pasado. Todavía no hemos descifrado qué sector del hospital se puso en valor.

7- Los baños para el público están clausurados hace meses, como los de guardia, hall central y pediatría. El acceso al baño, de pacientes en espera a ser atendidos y de sus acompañantes, es un derecho que no es respetado.

8- Del inicio de la pandemia hasta acá, en el Hospital de Quilmes desaparecieron las especialidades de otorrinolaringología y alergista. Penden de un hilo los servicios de dermatología y endocrinología (un solo médico).

9- La guardia del hospital funciona a cama caliente, casi siempre al 100%, por lo que hablar de un 92% de ocupación es desconocer la realidad y una grave falta de responsabilidad.

10- El salario del personal de salud está por debajo de la línea de la pobreza, hundido cada vez más por bonos en negro que se otorgan para cerrar paritarias en caída libre y que ni siquiera se pagan en las fechas anunciadas. El año pasado, por la desidia de la que nadie habla, el personal del Hospital de Quilmes no recibió el bono estímulo durante el primer tramo del año.

11- Desde el inicio de la pandemia, están suspendidas las vacaciones y las licencias. La falta de nombramientos en áreas estratégicas hace que los servicios funcionen siempre mal y que el personal termine colapsado.

12- El poliempleo (dos o tres trabajos, en general mal pagos y precarizados) es una de las razones principales del agotamiento y del estrés cónico del personal de salud.

13- La farmacia está en un primer piso, lo que impide la accesibilidad de personas con movilidad reducida. Debemos bregar por el cumplimiento pleno de las políticas de inclusión y derechos humanos.

14- El jardín maternal no tiene el personal suficiente, ni recursos, y los proyectos pedagógicos planteados no son tenidos en cuenta, a pesar de ser un área fundamental para los trabajadores del hospital.

Esta carta abierta, con connotación de informe -que se puede detallar mucho más porque cada servicio es un mundo, sostenido por el esfuerzo del personal de salud, cuyos problemas necesitan ser atendidos urgentemente- surge por la falta de respuestas de parte de la Dirección Ejecutiva del hospital y porque ya no existen márgenes para trabajar en estas condiciones.

Apelamos a su sensatez, como parte de las estructuras políticas que hoy gobiernan el país, la provincia y el municipio, antes de que el hospital de Quilmes termine siendo una cáscara vacía y con las mínimas prestaciones de salud, lejos de lo que alguna vez fue.

Los trabajadores autoconvocados del Hospital de Quilmes no solo luchamos por las necesarias demandas salariales (no está de más decir que desde diciembre de 2015, hasta hoy, los trabajadores del Estado perdimos un 42,4% de poder adquisitivo), sino también por un sistema de salud universal, de calidad y gratuito, que garantice un verdadero acceso y esté a la altura de las demandas de la población.

Señora Intendenta Mayra Mendoza, esperamos su respuesta, atentos a buscar soluciones y a construir espacios que permitan el diálogo, espacios que hasta ahora han sido negados”.

Política

Causa Vialidad: Roberto Lavagna confirmó que había cartelización en el gobierno de los Kirchner

El ex ministro de Economía declaró en el juicio oral por direccionamiento de la obra pública en favor de Lázaro Báez.

Roberto Lavagna, ex ministro de Economía, declaró como testigo en el juicio por supuesto direccionamiento de la obra pública vial a favor de Lázaro Báez en Santa Cruz. El ex funcionario durante el mandato de Néstor Kirchner, afirmó que en el 2005 hubo “cartelización”.

El ex ministro de Economía se presentó en los tribunales federales de Retiro ante el TOF2 que juzga a Cristina Kirchner, Julio De Vido y Lázaro Báez, entre otros. Los mencionados están siendo investigados por ser parte de una supuesta asociación ilícita que direccionó USD 3.500 millones a la obra pública vial en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

Roberto Lavagna afirmó ante el fiscal Diego Luciani que el Banco Mundial, que financiaba obras viales en Argentina, probablemente iba a iniciar un análisis de “cómo marchaba este proceso de rutas” en el último trimestre de 2015.

“No clarificaron el motivo y fue de manera informal. Por eso el Ministerio de Economía tomó la decisión de hacer algún análisis preliminar por parte de la Secretaría de Política Económica. La primera conclusión fue que había algunos elementos preliminares que hacían suponer la posibilidad de la cartelización de la obra publica, un acuerdo entre las empresas participantes de las licitaciones”, indicó el ex funcionario.

Roberto Lavagna dijo que la ejecución de las obras dependía del entonces ministro de Planificación Julio De Vido y que las sospechas sobre una posible cartelización se daban en distintos lugares del país.

Al ser consultado sobre si había logrado constatar la cartelización, el ex ministro declaró: “Específicamente no. Supongo que el informe tiene que estar disponible, hay un listado de obras. En general el Banco Mundial salvo muy grandes obras, como puede ser Yacyretá o una central nuclear, en algo que es relativamente corriente y sencillo no interviene”.

Por otra parte, Roberto Lavagna también confirmó que antes de las elecciones legislativas del 2005 había pedido que Defensa de la Competencia comience una investigación completa sobre el tema de la cartelización. Y admitió que se lo había dicho personalmente a Néstor Kirchner.

Continuar leyendo

Política

¿Caja K? La Justicia investigará subsidios multimillonarios a ONG relacionada a altos funcionarios de gobierno

El proceso de investigación se llevará a cabo luego de que el sitio de noticias “El Disenso” expusiera la ruta de más de 153 millones de pesos que el Estado destinó en apenas 9 meses a la ONG “Seamos Libres”.

El Gobierno Nacional se sumerge en una nueva polémica judicial tras una denuncia penal realizada a funcionarios del oficialismo por la posible comisión de los delitos de malversación e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Concretamente, la Justicia abrió una investigación para esclarecer cómo en tan solo 9 meses el Estado destinó más de 153 millones de pesos a la ONG “Seamos Libres” y demás organizaciones dependientes. La decisión se toma a partir de un informe publicado por el sitio El Disenso en el que se revelan detalles exclusivos de quiénes otorgan de manera indiscriminada varios subsidios.

Una de las entidades que ha generado ruido es el INAE, el instituto de la economía social encargado de repartir ayudas económicas para cooperativas. En este sentido, durante los primeros 3 trimestres del 2021 la “Asociación Civil Seamos Libres para el Fomento de la Cultura Popular en los Barrios” recibió subsidios por $153.553.118, según los datos provistos por el ministerio de Economía.

De acuerdo al escrito presentado el viernes por el abogado Santiago Dupuy de Lome, por el momento los denunciados son: Jonathan Thea, Jefe de Gabinete en el INAES y Secretario General del Movimiento Evita, Laura Daniela Ledesma, Agente de la AFI – Agencia Federal de Inteligencia, ex empleada del INAES y Presidente de la ONG beneficiada, Elizabeth Gómez Alcorta, Ministra de la Mujer, y Gabriela Carla Cerruti, Vocera presidencial. Tras el sorteo, la denuncia recayó en el Juzgado del Dr. Sebastián Ramos.

Ledesma es quien preside la cooperativa “Seamos Libres”, mientras Thea dirige el partido “Seamos Libres”, según consigna el mismo medio.

Respecto a la labor que ejerce la actual agente de la AFI, administra además el Centro Social y Cultural El Surco, el Centro Social y Cultural La Senda, el Espacio Cultural la Quince, FM 88.1 Boedo, entre otros.

En agosto de este año, la organización en cuestión se integró al Movimiento Evita, que tiene a uno de los miembros de la mesa de Economía del organismo como presidente del INAES, desde donde se bajó al Centro Cultural La Quince una ayuda económica por un monto de $3.200.000.

Así mismo, “Seamos Libres” se encarga de la organización de eventos donde a través de múltiples sellos partidarios y alianzas temporales se promueven figuras políticas del mismo equipo, que luego pasan a integrar el Gobierno nacional. La ONG es parte de la UTEP, que a su vez se vincula a la CTEP, organización que tiene como uno de sus referentes a Juan Grabois.

Por otra parte, de acuerdo a documentos oficiales, la sede de Seamos Libres/La Senda/etc. funciona en lo profundo de una demolición de Thorne y Directorio.

Continuar leyendo

Política

Polémica: Patricia Bullrich propone buscar “casa por casa” a los no vacunados

La ex ministra de Seguridad se preguntó por qué el Gobierno, al que acusó de usar Big Data para conocer quién votó y quién no, no usa la misma tecnología para hacer un seguimiento detallado de los no vacunados

La ex ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich propuso “ir casa por casa” a controlar a aquellos ciudadanos que no se han vacunado contra el coronavirus.

Lo hizo durante una entrevista con LN+, y por sus palabras, la ex funcionaria y presidenta del PRO fue muy criticada en las redes sociales.

“En la campaña electoral fueron a los padrones a mirar quién no había votado y los fueron a buscar casa por casa. Lo hicieron en muchos distritos. ¿No pueden ir a buscar casa por casa a buscar a la gente que no se vacunó?”, propuso Patricia.

Y continuó: “¿Mucho microdato para la elección y poco microdato para la salud de los argentinos? A ver, ¿qué es más importante? ¿Para esto no usan el microdato?”.

“Si todos tenemos acá (en el teléfono) cuándo nos dieron las dosis, quién se la dio, quién no se la dio… ¿Por qué no hacen una campaña masiva de ir a buscar a todas y cada una de las personas que no se vacunaron?”, continuó la presidenta del PRO.

En sintonía con sus palabras, su segundo en el Ministerio, Gerardo Milman, anticipó que presentará un proyecto de ley de vacuna obligatoria. 

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR