Seguinos en nuestras redes

Política

Un nuevo informe de la ONU sobre los Derechos Humanos en Venezuela pone en jaque la política exterior del Gobierno argentino

El documento publicado identifica nuevas detenciones arbitrarias, violaciones a los Derechos Humanos y muertes a manos de las fuerzas de seguridad

En una nueva asamblea del Consejo de Derechos Humanos, la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachallet, presentó un informe en el que actualizó un informe oral sobre los abusos en Venezuela días después de publicar un reporte sobre el deterioro de la situación en el país.

En su alocución, Bachellet alertó por el continuo deterioro del costo de vida de los venezolanos quienes continúan protestando “ante un acceso cada vez más difícil a los servicios básicos”. En este sentido, destacó que pese a las manifestaciones hubo una tendencia a la baja en las victimas fatales aunque fue contundente: “una sola muerte ya es demasiado“.

Bachelet también reclamó por la detención de presos políticos. “Sigo instando a que se liberen a todas las personas detenidas arbritrariamente”, expresó. En ese sentido, se refirió a la reciente detención de tres activistas de la ONG Fundaredes, que venía denunciando la connivencia entre el régimen y las disidencias de las FARC en la frontera colombovenezolana. “El arresto de tres miembros de Fundaredes hace tan solo tres días es sumamente preocupante. Aprovecho para solicitar el acceso urgente de los abogados defensores”, dijo.

Semanas atrás el presidente argentino, Alberto Fernández, había aseverado que “las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela fueron desapareciendo”, sin embargo, el informe presentado por Bachellet demuestra que las mismas persistieron.

Con respecto a las muertes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) registró al menos 17 decesos “presuntamente ocurridas en el contexto de operaciones de seguridad o de protestas, que coinciden con los patrones de ejecuciones extrajudiciales”. A su vez, en 12 de los casos documentados por el ACNUDH, los autores irrumpieron en los hogares de las víctimas y los testigos informaron de que “los agentes de seguridad utilizaron la violencia, incluida la violencia de género, para controlar a los testigos y separar a las víctimas de sus familiares”. En muchos de esos se denuncio abusos y violencia sexual.

El informe subraya que la mayoría de las muertes documentadas fueron atribuidas a funcionarios de algunos de los cuerpos policiales del Estado venezolano.

En cuanto cuestiones referidas a la integridad física y moral, “el ACNUDH continuó recibiendo denuncias creíbles de tortura o tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Recibió algunos informes de golpizas, descargas eléctricas, violencia sexual y amenazas de violación”. En este sentido, se documentaron nueve desapariciones forzosas a quienes se mantuvo incomunicado y sin informar de su paradero a los familiares. Las mismas duraron “unas horas y varios meses”.

La ACNUDH denunció la violación sistemática de los derechos de las personas acusadas a la libertad, a un juicio sin dilaciones indebidas, a un juicio imparcial y a la asistencia jurídica. En el informe documentan al menos doce casos en lo que se detuvo a personas sin que se presentara una orden de detención y en ausencia de flagrancia.

La política exterior del Gobierno sobre Venezuela, en jaque

En los últimos meses el Gobierno había mostrado un giro a favor del país caribeño ante las denuncias de la Comunidad Internacional sobre la situación política y de Derechos Humanos en el país caribeño. Tras no desconocer los comicios legislativos llevados a cabo a fines de 2020,  durante el 2021 se retiró del Grupo de Lima (foro de países con el objetivo de dar seguimiento y acompañar a la oposición venezolana para buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela) y retiró la denuncia contra el régimen de Maduro por la violación a los derechos humanos en Venezuela, presentada en conjunto con otros países en la Corte Internacional de La Haya.

Tras la contundencia del informe, que se suma a actualizaciones anteriores igual de duras, el Gobierno no poseía mucho margen para hacer silencio frente al resto de las delegaciones como si lo hizo en la OEA en reiteradas ocasiones. En este sentido, retomó su postura ambivalente en la que declara según el ámbito en el que se encuentre y en la Comisión de Derechos Humanos, el embajador argentino Federico Villegas presionó al Gobierno venezolano a que cesen las detenciones políticas, las violaciones a los Derechos Humanos y que genere las condiciones para poder celebrar elecciones libres.

“Instamos al gobierno de Venezuela a implementar las recomendaciones hechas por la Alta Comisionada, que incluyen realizar investigaciones rápidas, exhaustivas e independientes sobre las denuncias de violaciones a los Derechos humanos, incluyendo aquellas sobre ejecuciones extrajudiciales (…), llevar a los perpetradores ante la Justicia y garantizar una reparación adecuada a las victimas, así como poner fin a los ataques contra miembros de la oposición, medios de comunicación y defensores de derechos humanos“, indicó.  Y agregó: “la plena vigencia de los Derechos Humanos es una condición esencial para que los venezolanos puedan expresarse políticamente a través de elecciones libres, justas, pacíficas e independientes que incluyan a las voces disidentes”, añadió.

El informe completo

Política Internacional

Uruguay y un duro cuestionamiento a Argentina por no condenar crímenes en Nicaragua

Washington Abdala, representante uruguayo ante la OEA se mostró furioso con el rechazo de algunos países a condenar al gobierno de Daniel Ortega: “Muchos se hacen los distraídos”

El representante uruguayo ante la Organización de Estados Americanos (OEA) cuestionó en duros términos la decisión argentina de no condenar los actos de violencia política protagonizados por el gobierno de Nicaragua encabezado por Daniel Ortega.

El representante argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, expresó: “No consideramos pertinente acompañar esta declaración, la consideramos improcedente y extemporánea”.

Luego de Raimundi habló el represéntate diplomático de Uruguay, Washington Abdala, que no ocultó sus críticas hacia la postura de Argentina. “No se si estoy en otra sintonía; no termino de comprender a los países que no entienden que la dictadura nicaragüense es de un grado de violencia extrema”.

Y, visiblemente ofuscado, agregó: “¡¿Qué se necesita para comprender que no se les está permitiendo a los candidatos ser libremente candidatos, que hay un pueblo desesperado clamando por libertad!? ¡¿Qué pruebas hay que ofrecerles para que adhieran a un razonamiento que hacemos todos para enfrentar a este tipo de dictaduras?!”.

Raimundi, además, puso como elemento para justificar la abstención de Argentina la proximidad de las elecciones en Nicaragua, que se celebrarán el 11 de noviembre.

Ante esto, Abdala señaló: “¿Qué es esto de la injerencia? Sean claros. Lo único que estamos haciendo en el plano internacional es expedirnos, razonar, algo que no hace la dictadura, que mata, asesina y priva de la libertad”.

Se trata de la segunda resolución de estas características que la OEA aprueba para insistirle a Nicaragua que libere a candidatos presidenciales y presos políticos, urgirle a que inicie reformas electorales. El posicionamiento es una advertencia sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos del país.

Continuar leyendo

Política

Argentina se abstuvo de exigir en la OEA la liberación de presos políticos en Nicaragua

El Gobierno se negó a apoyar una resolución en la que expresa “grave preocupación” por el accionar del régimen de Daniel Ortega; Para Argentina la misma era “improcedente y extemporánea”

En una nueva polémica decisión relativa a la política exterior del país, argentina le dio un implícito respaldo al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua al abstenerse de votar sobre la liberación de presos políticos en el país caribeño: una maniobra del oficialismo para garantizarse la victoria en las elecciones de noviembre al ir deteniendo a todos los candidatos que competirían con Ortega en los comicios.

La resolución en cuestión contó con el voto afirmativo de 26 países, 7 abstenciones (Argentina, Barbados, Bolivia, Guatemala, Honduras, México y San Vicente y Las Granadinas) y 1 negativo (Nicaragua).

Se trata de la segunda resolución que la OEA aprueba para insistirle a Nicaragua que libere a candidatos presidenciales y presos políticos, urgirle a que inicie reformas electorales. El posicionamiento es una advertencia sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos del país. En aquel momento Argentina también se abstuvo de votar junto con los mismos países y optó por elaborar una estrategia conjunta con México por fuera del organismo que cuenta con la presencia de Estados Unidos y con cuyo secretario General, Luis Almagro, la cancillería mantiene diferencias irreconciliables.

En un comunicado publicado por ambos países sí hablaron de “persecución política” pero no de presos políticos: “Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta. No estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia. Tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”.

La resolución votada en la OEA en la mañana de hoy el documento expresa su “grave preocupación” por el hecho de que Nicaragua haya ignorado los esfuerzos del Consejo Permanente de la OEA para que se comprometa a la celebración de elecciones “libres y justas”.

Además, el bloque resuelve en “urgir con vehemencia al Gobierno de Nicaragua a poner en práctica sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como de todos los estándares internacionalmente reconocidos” a fin de garantizar una competencia electoral “creíble”, y bajo observación internacional.

Al respecto, el embajador argentino ante el organismo, Carlos Raimundi, manifestó: “Más allá de que podemos coincidir con algunos tramos del texto, no consideramos pertinente acompañar esta declaración. La consideramos improcedente y extemporánea. Punto”

Continuar leyendo

Política

Un intendente K criticaba al Gobierno en un acto oficial y Casa Rosada cortó la transmisión

El intendente de Trelew aprovechó la presencia de las autoridades nacionales en la reunión del gabinete federal en Chubut para plantear de forma directa sus reclamos

El presidente, Alberto Fernández, sufrió un incomodo momento en Chubut cuando se encontraba presente junto con su gabinete en una reunión abierta llevada a cabo Comodoro Rivadavia en el marco de la iniciativa Capitales Alternas. Lo que se esperaba que sea más un acto político para anunciar obras en dicha provincia y apoyar a los candidatos del Frente de Todos, el Gobierno recibió las criticas de un intendente K lo que motivo dar de baja la transmisión para evitar que los reclamos sean escuchados por quienes estaban mirando la acto por streaming.

Quien expresó las criticas fue el intendente de Trelew, Adrián Maderna, quien en primer lugar se mostró molesto por la ausencia de funcionarios nacionales en su municipio donde el Frente de Todos perdió la elección algo que si hicieron en Juntos por el Cambio para apuntalar las candidaturas provinciales y municipales: “Los principales candidatos que nos ganaron la elección son de Trelew: el presidente de la UCR (Alfredo Cornejo), (Patricia) Bullrich, todo Juntos por el Cambio, estuvieron en Trelew”.

Luego prosiguió con sus reclamos y se quejó por la falta de respuestas del Gobierno a un sinfín de propuestas no atendidas por los diversos ministros a quienes le correspondían las mismas.

“He presentado carpetas en todos los ministerios: en Ambiente, tenemos carpetas en Obras Públicas que se han recibido y agradecemos al señor Katopodis (Ministro de Infraestructura); tenemos carpetas en Turismo, con Matías (Kulfas, ministro de Producción) hemos estado y no hemos podido concretar”.

Recordó además que entre los proyectos “también tenemos gimnasio municipal, otro tipo de proyectos, pero bueno, quizás mi ímpetu o mi forma de proceder no ha sido los adecuados para que la ciudad tenga los recursos que realmente necesitamos. Esto no es crítica, no es enojo, pero si pedimos Matías (Kulfas), justo compete a tu área y no es cuestión personal ni nada por el estilo, que enfoquen en las pymes: presentamos carpetas con alternativas, no es que tiramos la idea y queda en la nada”.

Fue en ese momento cuando se perdió el sonido de la transmisión y segundos después se corta la imagen, dándole fin a la transmisión.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR