Seguinos en nuestras redes

Política

Diputados: presentaron un proyecto para prohibir el lenguaje inclusivo en el Estado y las escuelas

La iniciativa, que fue elaborada por dos abogadas, sostiene que su uso “desnaturaliza” el idioma y obstaculiza la “lectoescritura y la comprensión” para los chicos

Durante las últimas horas, dos abogadas presentaron un proyecto de ley ante la Cámara de Diputados para prohibir el uso del lenguaje inclusivo en los tres poderes del Estado. La iniciativa también apunta a que no se utilice en los actos oficiales y en las escuelas.

“Prohíbase el uso en documentos y actos oficiales y en establecimientos educativos del comúnmente denominado ‘lenguaje inclusivo’, en cualquiera de sus formas (”x”, “e”, “@”, etc.), empleadas para reemplazar el uso del masculino cuando es utilizado en un sentido genérico, así como de cualquier otra forma diferente a la lengua oficial adoptada por la República Argentina”, plantea el primer artículo del proyecto.

La iniciativa fue elaborada y presentada en la Cámara Baja, no por legisladores, sino por las abogadas Cynthia Ginni y Patricia Paternesi, y cuenta con una carta de adhesión del constitucionalista Félix Lonigro.

El proyecto apunta contra lo que considera “alteraciones gramaticales y fonéticas que desnaturalicen el lenguaje” y sus autoras sostienen que la “mala utilización” del lenguaje obstaculiza la “lectoescritura y la comprensión” para los chicos en sus primeros años de vida, además de suponer “una barrera para aquellos que tienen dificultades”.

Cynthia Ginni y Patricia Paternesi también sustentaron su presentación en los criterios de la Real Academia Española (RAE).

En uno de sus últimos pronunciamientos sobre le lenguaje inclusivo, la RAE sostuvo: “El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical (‘chicos’) ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”.

Economía General

Moreno: “A esta altura, Argentina necesita un Gobierno sin Cristina Kirchner y Alberto Fernández”

El ex Secretario de Comercio volvió a criticar a la dupla presidencial y, sobre el Presidente, dijo: “No es apto”

El ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno volvió a presionar al Gobierno Nacional al mencionar que “a esta altura Argentina necesita un Gobierno sin ella y sin él”, en referencia al tándem presidencial.

En diálogo con HTH por Metro 95.1, el precandidato por Principios y Valores en las primarias que no perforó el piso mínimo de votos cuestionó el rumbo político del país. “El presidente no es apto. Cuando usted tiene a alguien que no es apto como como Alfonsín o De La Rúa estás en problemas. Es un problema del presidente. A esta altura del partido, Argentina necesita un Gobierno sin ella y sin él”.

A días de haber pedido “adelantar las elecciones”, el ex funcionario de Cristina Kirchner repitió su intención de remover al actual Gobierno a través de canales institucionales: “Hay que hacer una asamblea legislativa, elegir un gobierno peronista, de consenso, poner un gabinete peronista, negociar con el FMI el pago de la deuda sin que caiga sobre las espaldas del pueblo”, manifestó el dirigente peronista esta mañana.

Quien tampoco escapó a las críticas de Moreno fue el nombre del actual gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Lo hizo al momento de referirse a la posibilidad de que el Gobierno aplique la Ley de Abastecimiento.

“La Ley de Abastecimiento de 1974 fue modificada por Axel Kicillof en 2014 que de esto entiende poco y nada”, criticó. Desde la perspectiva del ex Secretario de Comercio “hoy el insumo que falta en Argentina es el dólar” y nuevamente se refirió a los máximos referentes del Frente de Todos. “Este Gobierno está lleno de gente que no tiene idea como el Presidente. Y a esta altura también la vicepresidenta”, sostuvo.

Continuar leyendo

Política

Faltazo de Alberto Fernández al acto por el Día de la Lealtad: Ferraresi había confirmado su presencia pero nunca apareció

El clima hostil al que debería concurrir lo motivó a bajarse del acto

Tras un año de ausencia por la pandemia, el peronismo volvió a convocar a las calles en un nuevo Día de la Lealtad Peronista a todos los militantes. El evento se había anunciado con bombos y platillos, hasta hubo publicidad en los estadios de fútbol, y se esperaba que el presidente hablara con los seguidores del partido, pero nunca apareció.

Su ausencia generó mas sorpresas ya que desde la organización oficial se comunicó dos veces que el mandatario estaba en camino. Incluso el mandatario se había mostrado listo para dirigirse a la Plaza de Mayo pero desde su circulo más íntimo le recomendaron que no vaya ya que el escenario que se iba a encontrar no era el ideal.

En primer lugar, Fernández iba a llegar a un ambiente hostil donde algunos sectores de los presentes se resistían a su presencia en el acto: cuando se lo nombró por los parlantes recibió un tibio aplauso. El rechazo también venía de los propios oradores del acto con quienes compartiría escenario: La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini,  no tuvo reparos en afirmar que se juntaba con “los ricos de IDEA y los gordos de la CGT” y que lo volverían a votar “solo si se comporta como debe”.

También fue criticado por el intendente de Ensenada, el ultra k Mario Secco, que cerró su discurso con “respetos” a la que lo “conduce”: “Cristina Fernández de Kirchner”. Tanto Hebe como el nombre de Cristina se llevaron las ovaciones más grandes del evento.

En segundo lugar, durante la mañana del día del acto, Fernández estuvo reunido con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, para que este último le comentara sobre su reciente viaje a Estados Unidos en el que mantuvo encuentros con inversores y acompañó al ministro de Economía, Martín Guzmán, en sus negociaciones con el FMI.

Casualmente sobre este punto versó el acto del 17/11 cuyo lema era “no al pago de la deuda” y por el que muchos de los oradores hicieron hincapié al respecto. Hubiera sido muy controversial que el presidente se hiciera presente allí cuando su intención es pagar la deuda.

En segundo lugar, al presidente se le recomendó no asistir ya que la convocatoria no era tan masiva como se la esperaba pese a que era la primera vez que el peronismo salía a las calles desde el comienzo de la pandemia. Hacerse presente a un acto que se había convocado desde su propio partido y en el que no había tanta gente hubiese mostrado debilidad en un mandatario y Gobierno que sufrió una dura derrota en las últimas PASO.

“Alberto va a venir ahora en un ratito a hablar con su gente”, había adelantado el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, en Radio 10, pero nunca apareció.

Continuar leyendo

Política Internacional

Murió Colin Powell, ícono de la cuestionada invasión de EE.UU. a Irak en 2003

El representante de la diplomacia estadounidense durante la presidencia de George W. Bush se encontraba completamente vacunado, pero falleció por consecuencias del Covid-19

El ex Secretario de Estado de los Estados Unidos Colin Powell murió por complicaciones del Covid-19, según anunció en las últimas horas su familia. El ex funcionario estadounidense tenía 84 años y trabajó con presidentes demócratas y republicanos en la guerra y la paz, pero su reputación se deterioró cuando compareció ante la ONU e hizo afirmaciones imprecisas para justificar la guerra en Irak.

Antes de convertirse durante el mandato de George W. Bush en secretario de Estado, Powell fue el primer afroamericano en ocupar el puesto de jefe del Estado Mayor Conjunto.

Luego, desempeñó el cargo de Secretario de Estado durante las “guerras contra el terror” que Estados Unidos lanzó en respuesta a los atentados del 11 de Septiembre.

“Estaba completamente vacunado. Queremos agradecer al personal médico del Centro Médico Nacional Walter Reed por su atento tratamiento. Hemos perdido a un esposo, padre, abuelo y un gran estadounidense extraordinario y amoroso”, dijo su familia en una publicación en Facebook.

El exsecretario de Estado falleció en el hospital Walter Reed, en la periferia de Washington, donde suelen ser atendidos los presidentes estadounidenses.

Powell fue confirmado por unanimidad como secretario de Estado en 2001, y en ese cargo le tocó lidiar con los atentados del 11 de Septiembre. Como principal diplomático de Bush, se le encomendó la tarea de generar apoyo internacional para la guerra contra el terrorismo, incluida la guerra de Afganistán, pero su mandato quedaría marcado por el apoyo que dio a la invasión de Irak.

Powell siempre estará asociado con su controvertida presentación ante el Consejo de Seguridad de la ONU el 5 de febrero de 2003, cuando pronunció un largo discurso sobre las armas de destrucción masiva que supuestamente poseía Irak. Sus argumentos fueron la base para justificar la invasión de ese país poco después.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR