Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Condenaron a Milagro Sala a tres años y seis meses de prisión por amenazas contra Gerardo Morales

La defensa de la dirigente de la Tupac Amaru había pedido la prescripción de la causa la semana pasada. Sin embargo, la Justifica rechazó el recurso, al mismo tiempo que Morales pidió una pena de siete años (3 por daños y 4 por amenazas)

La Justicia federal condenó este jueves a Milagro Sala a tres años y medio de cárcel por un escrache realizado contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, cuando todavía era senador nacional.

La dirigente jujeña, que cumple actualmente arresto domiciliario, ya había sido condena por el delito de daños. Sin embargo, la Cámara ordenó en 2017 revisar el fallo y dictar un nuevo veredicto, sumando la acusación de amenazas.

Este jueves, un nuevo tribunal, integrado por los jueces María Alejandra Cataldi, Marta Liliana Snopek y Mario Héctor Juárez Almaraz, condenó a Sala a tres años y seis meses de cárcel por ambos delitos.

El episodio, por el que ahora también fueron condenadas las dirigentes María López y Ramón Salvatierra, ocurrió en octubre de 2009, durante una visita del por entonces senador Morales por las instalaciones del Consejo de Ciencias Económicas de la capital jujeña, junto a personal de la Auditoría General de la Nación. Como Sala no se encontraba en el lugar en ese momento, el tribunal la condenó como “instigadora”.

Según reconstruyeron los jueces, en el lugar se encontraban María Graciela López (recibió la misma pena que Sala) y Ramón Salvatierra (recibió dos años y un mes en suspenso), quien lideró a un grupo de entre 10 y 20 personas, que increparon y amenazaron a Morales para que cesaran controles sobre los movimientos sociales allegados a Sala.

Este miércoles, antes de que se conociera el fallo, los abogados de Sala presentaron una denuncia ante el Consejo de la Magistratura de la Nación contra el Tribunal Oral Federal de Jujuy “por mal desempeño”.

La defensa de Sala esgrimió que el episodio “ocurrió hace doce años” y aseguraron que la dirigente social “no estuvo allí”. “Sólo fue mencionada por un testigo que mintió y quedó probado que trabajaba para el gobierno de Gerardo Morales”, dijeron.

TE PUEDE INTERESAR