Bomba del día

Embargan a San Lorenzo por un mutuo que firmó Lammens y nunca devolvió

Matías Ferrari

Jefe de Redacción en Nexofin. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social (UBA).

El actual ministro había prometido poner de su bolsillo el dinero prestado en caso de que el club no devolviera en el plazo de un año los 30.000 dólares que un socio vitalicio -muy cercano a él- había confiado de buena fe al club; a cuatro años de aquel mutuo, el socio no logró cobrar ni una sola de las 12 cuotas y la Justicia comenzó a actuar en consecuencia

jueves 17 de junio de 2021 - 2:03 pm

Pese a estar alejado del día a día del club por su rol de ministro de Turismo y Deportes, el aún vicepresidente 2° de San Lorenzo, Matías Lammens, volvió a estar en voz de los socios del “Cuervo”, luego que la Justicia ordenara en los últimos días embargar parte de los derechos audiovisuales que percibe la institución como respuesta ante la falta de pago a un socio vitalicio que en 2017 prestó 30 mil dólares al club y jamás recibió el dinero de regreso.

El contador y socio vitalicio de San Lorenzo Alberto Castro mantuvo durante décadas una relación muy cercana a Lammens, con quien llegó a compartir viajes de fútbol y al que lo unía un vínculo casi familiar. En 2017, inspirado por la confianza que tenía con el por entonces presidente y guiado por el sueño de “volver a Boedo”, Castro prestó 30 mil dólares al club. “Tenía la palabra de Matías, a quien conozco desde hace décadas y a quien me ataban vínculos afectivos más allá de lo futbolístico, de que el préstamo me lo devolverían, pasara lo que pasara, aún con su dinero personal, antes de que venciera su mandato en diciembre 2019″, contó Alberto en diálogo con este sitio.

Alberto Castro junto a un Lammens adolescente, en 2007

El mutuo se firmó el 30 de marzo del 2017, y el documento cuenta con dos firmas, la de Alberto Castro y la del presidente del club, Matías Lammens. En el mismo documento -al que pudo acceder este medio en febrero del 2021- se dejaban en claro las condiciones de devolución: sería en 12 cuotas sin interés, y la primera de éstas se pagaría en mayo del 2017. Pasado el mes de mayo de aquel año, no hubo novedades sobre ningún pago, pero Castro decidió no hacer ningún reclamo ya que confiaba en que cobraría en cuanto el club pudiera devolverles el dinero. Esto finalmente nunca ocurrió. “No me pagaron nunca ninguna cuota”, comentó Alberto a este medio, en una entrevista realizada en febrero pasado.

Finalmente, tras varias promesas incumplidas, Castro se reunió el 5 de febrero del 2020 con Lammens en su despacho en el Ministerio de Turismo y Deportes, pero la misma no terminó bien: “El encuentro duró 10 minutos, me dijo que yo no le había prestado dinero a él sino a San Lorenzo, que le debía reclamarle a San Lorenzo o ‘hacerle juicio al club’ ya que, según él, ya no estaba en la gestión del club”. Además, le ofreció cheques diferidos a cambio de la deuda, una práctica muy consolidada durante su gestión, marcada por un alto porcentaje de cheques rechazados y jamás rescatados.

Rompe el silencio un hombre cercano a Lammens: “Me traicionó”

Finalmente, Castro no encontró otro camino que el de iniciar un juicio contra el club: “Por el incumplimiento moral y ético del ex Presidente Lammens, estoy iniciando un juicio al Club de mis hijos y nietos. Av. La Plata fue mi segunda casa y también la de mi hermano, esta es mi verdad que muchos amigos ya la conocían. Lammens me empujó cuando me dijo en febrero del 2020: ‘Reclamale a San Lorenzo, o hacele juicio’”, contó a este medio en febrero pasado.

A poco más de tres meses de haber hecho la denuncia, el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N° 11 trabó un embargo contra los derechos televisivos que percibe el club por un total de 30 mil dólares y 1.500.000 pesos, con el objetivo de poder reintegrar el dinero a Castro, tras cuatro años de espera.

Para cumplir con este embargo -y según se desprende de la resolución a la que tuvo acceso NEXOFIN- la Justicia libró oficios a la Liga Profesional de Fútbol y a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para que envíe ese dinero proveniente de los derechos audiovisuales a una cuenta judicial.

 

COMENTARIOS