Seguinos en nuestras redes

Economía General

La AFIP reglamentó la suba de Ganancias: ¿quiénes dejarán de pagar el impuesto?

Las modificaciones entran en vigencia con los salarios de junio y el pago del Sueldo Anual Complementario (SAC). Lo retenido entre enero y mayo se devolverá en 5 cuotas mensuales, consecutivas e idénticas a partir de julio

La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, firmó este lunes la resolución que reglamenta los cambios al Impuesto a las Ganancias para trabajadores en relación de dependencia. De esa manera, la exención del impuesto comenzará a regir para los salarios de junio, que se pagan el mes próximo, y para el medio aguinaldo.

“Los cambios en el Impuesto a las Ganancias ofrecerán un importante estímulo al mercado interno. La medida permite recomponer ingresos y apuntalar el consumo. Alrededor del 90% de las trabajadoras y los trabajadores no pagarán el impuesto”, aseguró Marcó del Pont.

Según estima el Gobierno, la ley que se aprobó en abril pasado y que termina así de ser reglamentada hoy, beneficiará a 1.200.000 trabajadores. El impuesto pasará a alcanzar a las personas con salarios superiores a $150.000 brutos o jubilaciones por encima de 8 haberes mínimos.

Además, el grupo de personas con remuneraciones de entre $150.000 y $173.000 brutos experimentarán una significativa reducción en su carga tributaria.

Por último, para los sueldos de $185.000 y $200.000 (aquellos que quedaron fuera de los beneficios de esta iniciativa), no hay modificaciones en este proyecto, por lo que continuarán sufriendo la misma retención mensual del impuesto.

Se excluye del cálculo el pago del aguinaldo, se exime al personal de salud de pagar el impuesto por horas extras o guardias hasta septiembre, se elimina el tope de edad para deducir a los y las hijas por incapacidad para el trabajo y se permite la deducción por pareja conviviente, antes reconocida sólo para cónyuges.

Economía General

A días de las elecciones, el Gobierno dará $ 15.000 a artistas: “Resulta necesario contenerlos”

El pago se hará efectivo en la primera semana de octubre, horas antes de que los argentinos se acerquen a las urnas para votar legisladores; la semana pasada, la Justicia prohibió un subsidio que el Gobierno Nacional planeaba entregar a jóvenes por $ 5000

En un nuevo capítulo del plan de gastos que el Gobierno Nacional soltó a la calle tras la derrota en las PASO de septiembre pasado, el Estado entregará un bono de $ 15.000 a artistas, con el objetivo de “contenerlos” pese a que la situación epidemiológica ya permite la realización de shows y todo tipo de actividades artísticas.

El pago se realizará en la primera semana de octubre, a días de las elecciones generales.

En una resolución que lleva la firma del ministro de Cultura, Tristán Bauer, indicaron: “Si bien la situación epidemiológica ha mejorado como consecuencia del avance en el plan de vacunación nacional que el Estado argentino está llevando a cabo, aún persisten medidas y disposiciones de distanciamiento social, preventivo y obligatorio ante la aparición de nuevas variante del virus Sars Cov 2 que impactan en las actividades del sector cultural”.

Tristán Bauer, ministro de Cultura

Y agrega: “Por ello -se añade en el texto- resulta necesario contener a los trabajadores y trabajadoras del ámbito de la cultura mediante el otorgamiento de un quinto pago de pesos quince mil ($15.000) a todos los beneficiarios de la convocatoria al ‘Apoyo extraordinario cultura solidaria’ que mantengan su condición de vulnerabilidad”.

Esta medida se da a días de que la Justicia Electoral prohibiera la entrega de un subsidio de $ 5.000 a jóvenes de entre 18 y 24 años para que usen en diferentes actividades culturales por considerar que violaba el Código Electoral. El subssidio estaba apuntado a beneficiarios de todos los niveles del Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (Progresar) y a titulares de la Asignación Universal por Hijo/a (AUH). Según el anuncio oficial, el crédito era para utilizar en cines, teatros, espectáculos musicales, ferias y festivales, librerías, entre otros lugares.

Continuar leyendo

Economía General

Feletti defendió el congelamiento: “¿Los trabajadores no tienen derecho a tomarse un vinito?”

Así respondió a quienes cuestionaron la decisión gubernamental de incluir 42 variedades diferentes de vino, 4 de fernet, 23 de cerveza, 8 licores y espirituosas más 7 aperitivos con alcohol en el listado de congelamiento de precios

Muchos de los 1400 productos incluidos por el Gobierno Nacional en el listado de precios que deberán ser retrotraídos al 1 de octubre y congelados hasta enero del 2022 son bebidas alcohólicas. El hecho generó enojo y críticas entre empresarios del sector e integrantes de la oposición, que cuestionaron la necesidad de incluir bebidas alcohólicas en el programa.

Puntualmente, la lista incluye 42 variedades diferentes de vino, 4 de fernet, 23 de cerveza, 8 licores y espirituosas más 7 aperitivos con alcohol.

Desde el Gobierno Nacional salieron a defender la decisión de incluir cervezas y vinos entre los productos congelados. El encargado de ponerle voz a esa defensa fue el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, quien se preguntó: “¿Los trabajadores no tienen derecho a tomarse un vinito?”.

Y acotó: “La política alimentaria no es sólo arroz y fideos, en la Argentina el consumo es diversificado y hay que asegurar el acceso”, agregó.

El funcionario criticó además las reticencias de los empresarios que objetan este tipo de políticas para frenar la escalada de precios. Dijo que la canasta incluida en la lista representa el 10% de la oferta total de productos en las góndolas y que las compañías tienen “capacidad ociosa” como para aumentar la producción y ganar por cantidad de ventas y no por precio.

Continuar leyendo

Economía

Dólar hoy: la cotización libre trepó a los $195 y alcanzó su récord histórico

La divisa marginal subió cuatro pesos respecto al cierre del valor del jueves y la brecha cambiaria superó los 94 puntos porcentuales.

En materia económica, la última rueda de la semana vuelve a desarrollarse con la misma tendencia que las jornadas anteriores. En se sentido, durante este viernes el dólar “blue” mantuvo el alza en sus operaciones y fue ofrecido a $195, un nuevo récord para el 2021 que iguala al anotado durante el mismo período el año pasado.

La divisa marginal subió cuatro pesos respecto al cierre del valor del día de ayer. En lo que va de octubre, el billete estadounidense que se negocia en el mercado paralelo escaló más de siete pesos, mientras que anota una ganancia de 16,56% en lo que va del año.

Las alarmas han vuelto a encenderse luego de que el precio del dólar informal alcanzara su máximo nominal histórico de $195, registrado en octubre del 2020.

Respecto al oficial mayorista, la moneda norteamericana sumó cinco centavos, a $99,42, por lo que al día de hoy, la brecha cambiaria con el “blue” superó el 94 por ciento.

Desde la aplicación de nuevos controles cambiarios durante el pasado martes 5 de octubre que tuvieron como objetivo iniciar un proceso de recomposición de reservas, el Banco Central suma compras netas por USD 498 millones.

De esta manera, por ocho jornadas consecutivas, logró acumular compras netas (desde el miércoles 6 hasta el martes 19) por unos USD 715 millones, hecho que pudo concretarse a partir de nuevas restricciones para la demanda de importadores.

“Hay que tener presente que el dólar es un negocio de brechas, por eso cuando lo que se viene el ajuste del más bajo, que es el que se mira y no se toca porque no puede comprar ni atesorar, lo que tenemos que tener en cartera son activos que replican ese comportamiento o que se van a asemejar a él en materia de rentabilidad”, afirmó el economista Walter Morales, presidente de Wise Capital.

“El dólar físico, que es el verdaderamente libre (MEP y contado con liquidación) o los Cedears (ajustan por contado con liqui) son los que tienen chances de no ganar hasta que el ajuste en el mayorista se consuma o se descuente de los precios de los activos”, agregó Walter Morales.

Por su parte, el economista Gustavo Ber aportó que “sigue la dinámica de compra de divisas del BCRA – a un ritmo bastante constante desde las últimas restricciones – pero aún así se percibe como una etapa transitoria y por ello no se despeja la incertidumbre”.

“Esto se ve reflejando en la gradual escalada de los tipos de cambio implícitos más libres, que van generando una ampliación de la brecha al ritmo que crecen los temores de aceleración de la inflación, lo cual activa múltiples coberturas, tanto en dólares como en títulos ajustados -CER y dollar-linked-”, añadió el titular del Estudio Ber.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR