Mundo Insólito

Atrapan a dos ladrones que fueron a renovar la oblea de GNC del auto que usaban para robar

Carlos Alberto Fleita y Diego Alejandro Gómez robaron una panadería y una parrilla en Moreno, quedaron filmados y después fueron encontrados

jueves 3 de junio de 2021 - 10:13 pm

Dos delincuentes con antecedentes que alquilaban un Fiat Siena negro a una empresa para supuestamente trabajar como Uber pero salían a robar fueron detenidos este jueves a causa de un insólito descuido: luego de robar una panadería y escapar en el vehículo, uno de los sospechosos se acercó a un taller mecánico en Munro a realizar la renovación de la oblea de GNC con su verdadera identidad.

Carlos Alberto Fleita, de 39 años, oriundo de Merlo y con varios antecedentes por robo, y a Diego Alejandro Gómez, de 37, vecino de Ituzaingó y con causas por abuso sexual, privación ilegítima de la libertad y robo agravado, fueron imputados por dos atracos y robo agravado por el uso de arma de fuego.

El 11 abril pasado, Gómez y Fleita, a bordo del Fiat Siena negro, estacionaron frente a la panadería “La Fábrica”, ubicada en la avenida Libertador al 400, en Moreno. Fleita se bajó, se acercó a la cajera y preguntó si tenían donas. La empleada le respondió y el hombre se levantó la remera para mostrarle que cargaba un revólver en el cinto.

“Dame todo lo que tenés o te cago a tiros”, le dijo. Ahí, el ladrón le entregó una bolsa en el que la joven colocó 10 mil pesos que había recaudado. Luego, salió del comercio, se subió al Fiat Siena y Gómez aceleró.

Tras el robo, los propietarios de la panadería realizaron la denuncia, y la fiscalía de Villalba accedió a las cámaras de seguridad de local y de las calles al momento del robo. Allí, se lo observa a Fleita de gorra ingresando al comercio, mientras el Fiat Siena lo espera afuera. Luego se reconstruyó el recorrido que hicieron para escapar, captando la patente del auto.

Con esa información, los investigadores hallaron en los registros que ese vehículo pertenecía a una empresa que alquilaba autos en la ciudad de Buenos Aires. Así, los fiscales emitieron una serie de oficios para obtener más datos y lograr identificar a los delincuentes. Uno de esos pedidos fue dirigido a Energas. Allí, se comprobó que Gómez había ido a renovar la oblea de gas a un taller mecánico en Munro dejando su verdadera identidad.

Rápidamente sus antecedentes saltaron en el sistema. Cargaba con una condena por los delitos de abuso sexual, privación ilegítima de la libertad y robo agravado. Gómez en ese momento quedó en la mira como el principal sospechoso. Aunque aún faltaba comprobar su participación.

Mientras la investigación transcurría, apareció otra denuncia de robo cometida con el mismo vehículo en la parrilla “Rey de Reyes”, ubicada en Corvalán al 1700 en Moreno. Al grito de “somos de la DDI de Catonas venimos a buscar la plata”, redujeron a los propietarios y los encerraron en un cuarto mientras robaron lo que había. Luego, se escaparon en el Fiat Siena a toda velocidad.

Ese robo también quedó filmado por las cámaras de seguridad del lugar. Los investigadores sospechan que uno de los que aparece en la filmación es Fleita.

Con toda la información, los fiscales ordenaron una serie de tareas de inteligencia sobre el domicilio de Gómez. Allí encontraron el auto, el Fiat Siena estacionado en la puerta de la vivienda. Tras el entrecruzamiento de antenas telefónicas, se comprobó también que Gómez se encontraba en la cuadra de la panadería a la hora del robo. Así, se pidió su detención y el personal policial se acercó al lugar y lo arrestó.

COMENTARIOS